EE.UU. descarta reducir sanciones para que Rusia libere alimentos de Ucrania

La portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, habla en conferencia de prensa en Washington.

Washington señaló que las sanciones no impiden la exportación ucraniana de alimentos y que es el bloqueo naval ruso el que pone en riesgo la seguridad alimentaria del mundo.

WASGHINGTON. La Casa Blanca descartó que haya conversaciones con Moscú sobre el levantamiento de sanciones ante la propuesta del presidente ruso, Vladímir Putin, de realizar una «contribución significativa» para atajar la crisis alimentaria y de suministro.

Putin mantuvo el jueves (26 de mayo de 2022) una conversación telefónica con el primer ministro de Italia, Mario Draghi, en la que se se comprometió a una «contribución significativa» para superar la crisis alimentaria» solo si las potencias de Occidente levantan sus sanciones «políticamente motivadas», según comunicó el Kremlin.

El mandatario ruso también le ofreció a su homólogo italiano continuar suministrando gas al mismo precio que hasta la fecha y le dijo que hay una «falta de fundamento» de las acusaciones vertidas contra Moscú, a quien han responsabilizado de los problemas de suministro.

En este sentido, Putin señaló que este fenómeno se debe a «las interrupciones de las cadenas productivas y logísticas, así como en la política financiera de los países occidentales durante la pandemia del coronavirus».

«Han hablado en detalle sobre los pasos tomados para garantizar la navegación segura, incluida la apertura diaria de corredores humanitarios para la evacuación de embarcaciones civiles de los puertos del mar Negro y el mar de Azov«, explicó, además, el Kremlin.

En respuesta, la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, precisó en rueda de prensa que «Rusia bloquea activamente la exportación de alimentos desde los puertos ucranianos y está aumentando el hambre en el mundo». «Esto está en ellos», agregó.

Así, pidió a Moscú el cese inmediato de la violencia contra Ucrania, que «está devastando la seguridad alimentaria mundial» e impide «el libre flujo de alimentos ucranianos». «Hay toneladas de productos en silos en Ucrania y en barcos que no pueden zarpar debido al bloqueo naval de Rusia«, indicó.

«Las sanciones de Estados Unidos y sus aliados y sus socios no impiden la exportación de productos agrícolas ucranianos o rusos, incluidos alimentos y fertilizantes, ni tampoco las transacciones ordinarias que son necesarias para estas exportaciones, como la banca o el transporte marítimo», remarcó la funcionaria.  (EUROPAPRESS)

EE.UU. levantará algunas sanciones contra Venezuela

Washington dice que la medida no implica concesiones a Nicolás Maduro (foto) y que atiende pedido del Gobierno interino.

La Casa Blanca anunció que el objetivo de la medida es propiciar la reactivación del diálog entre la oposición y el Gobierno de Nicolás Maduro.

WASHINGTON. Estados Unidos levantará algunas de sus sanciones económicas contra Venezuela, entre ellas la prohibición a la petrolera estadodounidense Chevron de negociar con la estatal PDVSA, para tratar de reactivar el diálogo entre la oposición y el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Así lo anunció un funcionario de alto nivel de la Administración estadounidense durante una llamada con periodistas en la que explicó que el Gobierno de Joe Biden toma esta decisión «en respuesta a las conversaciones que están teniendo lugar entre el régimen y el Gobierno interino (de Juan Guaidó)».

«Todo esto responde a una petición del Gobierno interino«, enfatizó el estadounidense, «y es resultado de un acuerdo de ambas partes para volver a los diálogos que deberían anunciar muy pronto».

Las conversaciones que la oposición venezolana -agrupada bajo el nombre de Plataforma Unitaria- y el Gobierno del presidente, Nicolás Maduro, estaban teniendo en Ciudad de México se suspendieron el pasado octubre tras la extradición a Venezuela del supuesto testaferro de Maduro, Alex Saab.

Sobre el levantamiento de la prohibición de negociar entre Chevron y PDVSA, el funcionario aclaró que la decisión permite a ambas compañías petroleras «hablar», pero en ningún caso explotar o comerciar con crudo venezolano, por lo que no supondrá «ningún aumento de los ingresos del régimen».

La fuente apuntó también que el anuncio está completamente desligado de la polémica por el anuncio del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, de que no asistirá a la Cumbre de las Américas si EE.UU. no invita a Cuba, Nicaragua y Venezuela a participar.

El lunes, el Gobierno de Biden anunció otro cambio de postura respecto a uno de estos tres países al permitir la vuelta de todos los vuelos comerciales entre el país y Cuba, muchos de los cuales habían sido suspendidos durante el Gobierno de Donald Trump (2017-2021).

La Cumbre de las Américas se celebrará en Los Ángeles (California) del 6 al 10 de junio, la primera vez que es organizada por EE.UU. desde la edición de 1994. EFE

José Serrano aparece en más conversaciones dentro del caso Isspol

RECONOCIMIENTO. José Serrano condecoró a Jorge Chérrez luego del terremoto de 2016

Las actuales autoridades pidieron por escrito a la Fiscalía que llame a rendir versión al exministro del Interior y hombre duro del correísmo.

Es el propio José ‘El Mago’ Chérrez, principal sospechoso del millonario desfalco lo a los fondos policiales, quien escribe. En un mensaje dice que “todo va bien” y que tiene “llegada al Ministro del Interior”. La persona con la que conversa es Jhon Luzuriaga, otro de los procesados por la posible red de corrupción que se tejió en torno a los fondos del Instituto de Seguridad Social de la Policía (Isspol).

Los datos fueron extraídos por investigadores de Estados Unidos. Ese país entregó las pruebas a la Fiscalía en el marco de la cooperación internacional sobre este caso y ya constan en un expediente abierto por presunto peculado. Hay miles de conversaciones recuperadas desde el teléfono de Luzuriaga, quien era el exdirector de riesgos del Isspol.

Según esos documentos, el 15 de enero de 2016, Cherrez, quien se identifica como Jorge Cerna, dice que tiene llegada directa al Ministro. Entonces se desempeñaba en esas funciones José Serrano, hombre fuerte durante el correísmo.

Este Diario buscó una versión de él para conocer qué tipo de relación tenía con Chérrez, pero no tuvo respuestas hasta el cierre de la edición.

Lo que dicen los chats

En la conversación del  chat, Luzuriaga le pide “auxilio” a Chérrez porque la Superintendencia de Compañías había solicitado toda la documentación que respalda una operación de bonos conocida como swap, por la que el Isspol cambió bonos de deuda interna por Global Depositary Notes (GDN). Hoy, esos movimientos están en investigación.

En varias ocasiones, Chérrez le pide a Luzuriaga estar tranquilo y enviar a la entidad de control “las liquidaciones de bolsa”, “el detalle del central” y “los ticket de fuera”, pero le hace una advertencia adicional: que no entregue “absolutamente nada más”.

Nueve días antes, un auditor de la Superintendencia de Bancos había pedido información sobre la operación swap. Y días más tarde, llegó al Isspol una carta de la Superintendencia  de Bancos “pidiendo todo el proceso de la operación”, según le informa Luzuriaga a Chérrez (ver gráfico).

POLÍTICA. José Serrano compareció ante la Comisión de Fiscalización de la Asamblea en noviembre del 2021.
POLÍTICA. José Serrano compareció ante la Comisión de Fiscalización de la Asamblea en noviembre del 2021.

El nombre de Serrano sale en otro chat

En otras conversaciones, que son parte del expediente penal, aparece el apellido Serrano.

Por ejemplo, Eduardo Borja, representante de una empresa que también se menciona en los chat, le informa a Luzuriaga, el 9 de enero de 2017, que por “fuente de José Serrano” conoce que está ratificada la cúpula del Isspol por dos años y también ratificado el comandante general.

Hoy, los directivos del Instituto de Seguridad de la Policía que estuvieron al mando de la entidad en ese año se enfrentan a las investigaciones. Las autoridades han prometido sanciones.

Chats de 2017, que forman parte de la investigación del caso Isspol.

Isspol pidió a la Fiscalía convocar a Serrano

Renato González Peñaherrera, actual director del Isspol, envió en diciembre de 2021 un pedido a la Fiscalía de la Administración Pública para que llame a rendir versión al exministro del Interior, José Serrano y al general inspector (sp) Lino Proaño.

En el pedido hace referencia a una carta firmada por Proaño. En ella, el general cuenta que él hizo, en 2015, una serie de peticiones al Isspol respecto a las inversiones realizadas por la institución y también por la adquisición de bienes inmuebles. Estos requerimientos los hizo cuando se desempeñaba como Jefe del Estado Mayor de la Policía.

El general inspector (sp) indica que no tuvo una respuesta por escrito. Más bien, fue llamado por el entonces ministro del Interior, José Serrano,  con quien tuvo un “altercado” y quien señaló que “dichas solicitudes eran atentar contra la estabilidad institucional”.

Además, existe inquietud entre las nuevas autoridades para conocer por qué había el interés en fusionar el Servicio de Cesantía de la Policía Nacional, que tiene cerca de $1000 millones, con el Isspol.

En un acta, del 26 de octubre de 2016, cuando se posesiona Serrano como director del Isspol, se resuelve fusionar a las dos instituciones que manejan los millonarios fondos policiales. Un mes después, el entonces Ministro insiste y se aprueba hacer la unificación en un plazo de cinco meses.

González, sostiene que, de haber ocurrido la fusión, el desfalco al Isspol hubiera ascendido a los $1.950 millones.

Cheque para María Paula Christiansen, exfuncionaria del Gobierno de Correa, firmado por Chérrez.

Un cheque relaciona al círculo de Serrano con el caso

El cheque es de enero 2018 y es por $230.000. Es de una cuenta en un banco de Estados Unidos y está firmado por Jorge Chérrez. La beneficiaria es María Paula Christiansen, exfuncionaria del Ministerio del Interior durante la gestión de José Serrano en esa cartera de Estado.

En la referencia, el cheque hace relación a «contrato spa store UIO». El documento fue presentado por el asambleísta Fernando Villavicencio el 22 de noviembre último al propio exministro, quien compareció desde Estados Unidos en el marco del juicio político contra el superintendente de Compañías que se tramita en la Comisión. El exfuncionario avanzó a responder que el cheque no evidenciaría “ninguna relación” entre Christiensen y el investigado Chérrez.