En mulas y camiones pasa el contrabando de gas a Colombia

Tráfico. Por las ‘trochas’ y con animales de carga es una de las maneras que usan para que el gas llegue a Colombia.

La variación del precio del gas doméstico entre Ecuador y Colombia hace que aumente el tráfico de los cilindros por la frontera norte.

Redacción CARCHI

El contrabando de gas desde Ecuador a Colombia es un ‘dolor de cabeza’ no solo para las autoridades locales, sino también nacionales, pues miran cómo los traficantes se benefician del subsidio que el Estado ecuatoriano le otorga a cada cilindro.

Precio más atractivo

La diferencia del precio de un cilindro de gas de 15 kilos es seis veces mayor en Ipiales (Colombia) que en Tulcán (Carchi), por lo que contrabandear este producto resulta en un negocio redondo para quienes se dedican a esta actividad ilegal.

Hablando en cifras, el precio de un tanque de gas de uso doméstico en Colombia es de alrededor de $20, mientras que en Ecuador, el precio oficial en las distribuidoras, es de $1,60, alcanzando hasta los $3 en los carros distribuidores que llegan a la puerta de cada casa.

Esto, según la Policía Nacional, hace que los contrabandistas compren los cilindros en Ecuador y los trasladen a Colombia, a través de pasos ilegales que atraviesan montañas, ríos y fincas fronterizas, conocidos como ‘trochas’, en camiones, carros 4×4 o usando animales de carga, donde lo venden hasta en $15 o más.

Como otra de las estrategias de los traficantes, mencionan que los cilindros ecuatorianos, que son de color azul, llegan a ciertas propiedades ubicadas en la frontera, tanto en un país como en otro, donde se vuelven a envasar en tanques colombianos, que suelen ser verdes o negros, dependiendo el peso.

Detenidos. El 12 de enero de 2022 dos personas fueron capturadas en Carchi con 32 cilindros de gas en una camioneta.
Detenidos. El 12 de enero de 2022 dos personas fueron capturadas en Carchi con 32 cilindros de gas en una camioneta.

Pérdidas millonarias

A pesar de no exponer en cifras los decomisos de gas en los últimos meses en Carchi, desde la Unidad de Investigación de Delitos Hidrocarburíferos (UIDH) de la Policía mencionan que desde mediados de 2021, este tipo de casos han ido en aumento, representando anualmente para el país un promedio de pérdidas económicas que irían de $1’500.000 a $2’000.000 por concepto de contrabando de combustibles a nivel nacional.

Uno de los últimos casos registrados fue en la segunda semana de 2022, cuando se detuvo a dos personas, de nacionalidad ecuatoriana y colombiana, en un camino de tercer orden de Carchi, quienes pretendían transportar 32 cilindros de gas a territorio colombiano, en una camioneta.

Según la legislación local, las penas por contrabando de combustibles son graduales, es decir que dependen de la cantidad y forma de tráfico, variando en cuatro escalas, castigando los casos de dos meses a cinco años de prisión, más multas económicas.

Una de las medidas que se usa en Carchi, para intentar frenar en algo el contrabando, es que el gas se vende a través de cupos mensuales a cada cabeza de hogar.