Iván Duque: Confinar en pandemia fue la decisión más difícil de su mandato

El mandatario, que este 7 de agosto entrega el poder, resaltó la implementación de una amplia gama de programas sociales y su política de «paz con legalidad».

Iván Duque aseguró en su última alocución como presidente de Colombia que declarar el confinamiento y el cierre de fronteras durante la pandemia «fue la decisión más difícil de tomar en estos cuatro años».

«Declarar el aislamiento preventivo obligatorio y el cierre de nuestras fronteras fue la decisión más difícil de tomar durante estos cuatro años y con seguridad en toda la historia de nuestro país», dijo Duque, que el domingo 7 de agosto de 2022 pasará las riendas del país a Gustavo Petro.

El mandatario de derechas subrayó que de los 48 meses de Gobierno, 30 se desarrollaron con un «virus desconocido que en cuestión de días nos obligó a detenernos y a poner en pausa hasta las más sencillas actividades de nuestra vida cotidiana», lo que supuso «la peor crisis que ha tenido la humanidad en los últimos 100 años y que ha tenido que afrontar presidente alguno de Colombia».

«En nuestro Gobierno todas las decisiones se tomaron pensando en la totalidad del pueblo colombiano», aseguró el mandatario, quien destacó que el paso del huracán Iota a finales de 2020 por el archipiélago de San Andrés y Providencia acabó de agravar la crisis.

Sin embargo, aseveró que su gobierno desarrolló programas sociales, como el de garantizar la gratuidad de la educación superior para poblaciones desfavorecidas o «el programa más exitoso de empleo juvenil que ha tenido nuestro país», que ha permitido, mediante subsidios a la Seguridad Social, que «más de 500.000 jóvenes han encontrado empleo formal por primera vez».

Las protestas

También se refirió a las protestas sociales que comenzaron en 2019 y vivieron su máximo apogeo en 2021, cuando decenas de miles de personas salieron a las calles clamando contra la desigualdad y las políticas del gobierno y la violencia policial dejó decenas de muertos.

A pesar de eso, Duque dijo que tuvieron que enfrentar «la violencia de quienes pretendieron, sin representar a la mayoría de los colombianos, desestabilizar la institucionalidad causando destrucción en nuestras ciudades y bloqueando nuestras vías sin pensar en el daño que se causaba».

Durante su sobrio discurso final, de unos 15 minutos, también defendió su política de «paz con legalidad», que es la forma que su gobierno usó para implementar un acuerdo de paz que constitucionalmente tenía que aplicar pero que no defendía y del que su partido, el Centro Democrático, fue su máximo detractor.

«La política de paz con legalidad también es otro legado que garantizó el cumplimiento de la implementación de los acuerdos de paz», dijo escuetamente, a pesar de que la violencia se ha recrudecido en muchos territorios del país por el descontrol de grupos armados que intentan imponer su control en esas tierras.

«Enfrentamos a las bandas criminales con todo el poder legítimo del Estado y aunque el accionar de quienes continúan delinquiendo financiados por el narcotráfico aún causa la muerte de líderes sociales e infunde temor en distintos lugares del territorio, logramos obtener la tasa promedio de homicidios en este cuatrienio más baja en 40 años», destacó.

Y por último, hizo referencia al Estatuto Especial de Regulación Migratoria, aprobado a principios de 2021, para regularizar la situación de casi 2 millones de migrantes venezolanos que estaban en Colombia.

Este 7 de agosto, Gustavo Petro asumirá, junto a la vicepresidenta electa, Francia Márquez, como el primer presidente de izquierdas del país, en una ceremonia a la que asistirán una decena de jefes de Estado y decenas de miles de personas. EFE

Pekín emprende nueva ronda de test para evitar un confinamiento masivo

China mantiene desde hace dos años una política de tolerancia cero hacia el virus.

Uno de los objetivos es proteger a los adultos mayores, un segmento de la población en la que las tasas de vacunación son muy bajas.

PEKÍN.  Una nueva ronda de test se inició este 7 de mayo de 2022 a los residentes de Pekín, en un intento por frenar el avance de la covid y así evitar un confinamiento como el de Shanghái, donde millones de personas llevan sin salir de sus casas desde hace más de un mes.

Este sábado se contabilizaron en Shanghái 253 nuevos positivos y más de 4.000 infecciones asintomáticas, que Pekín no computa como casos confirmados a menos que manifiesten síntomas.

La urbe anunció también la suspensión de los exámenes de ingreso a la universidad, en principio durante un mes, decisión que se suma al aplazamiento de los Juegos Asiáticos, que debían celebrarse en la ciudad vecina de Hangzhou en septiembre.

Si bien en las últimas semanas algunas personas han podido salir de casa, la mayoría todavía siguen encerrados pese a que los contagios llevan disminuyendo desde hace más de una semana.

La dureza del encierro ha provocado innumerables quejas y vídeos de denuncia a través de las redes sociales pese a la censura, pero las autoridades ya han avisado de que «la situación aún no invita a relajar las medidas».

Han subrayado que es necesario apegarse al objetivo de «cero covid» que busca el Gobierno en la línea con lo expresado este jueves por el presidente del país, Xi Jinping, quien afirmó que «hay que mantenerse firmes» pese al descontento.

«Sin duda, la relajación conducirá a un número masivo de infecciones, casos críticos y muertes, lo que afectará gravemente el desarrollo económico y social y la vida y la salud de las personas», advirtió el gobernante.

Test masivos

A diferencia de la mayor parte del mundo que ya ha decidido convivir con el virus, China mantiene desde hace dos años una política de tolerancia cero hacia el virus bajo el argumento de proteger a la población mayor, que en un alto porcentaje no está vacunada, o evitar un hipotético colapso sanitario.

El país está en plena oleada de la variante ómicron del coronavirus, que está provocando cifras récord de contagios no vistas desde el inicio de la pandemia, y a la que el Gobierno ha respondido con su libreto habitual, que implica fuertes restricciones a la movilidad, las fronteras cerradas al exterior y confinamientos de ciudades enteras.

También con test masivos en decenas de ciudades, como Cantón (sur), que hoy anunció pruebas de ácido nucleicos en nueve distritos tras confirmar 6 casos y 1 asintomático en la víspera.

Mientras, Pekín, que hoy contabilizó 45 casos nuevos por los 55 del día anterior, emprende este sábado una nueva ronda de test a los residentes del distrito de Chaoyang, sede de embajadas a rascacielos de negocios, el más afectado por la oleada.

El país busca «normalizar» las pruebas masivas y para ello está construyendo puestos para realizar pruebas PCR en su afán por controlar la situación epidémica y así poder volver a un incierto día a día a nivel económico.

La capital china también ha cerrado más estaciones de metro, aconsejado el teletrabajo y prohibido la entrada en restaurantes, gimnasios, entre otros espacios de interior.

Y en los pocos establecimientos que quedan abiertos, es necesario mostrar un test negativo para poder acceder a ellos.

Los residentes recelan de las medidas pero esperan que al menos sean efectivas para evitar un confinamiento a gran escala como el que se está viviendo en Shanghái.

Entretanto, la prensa oficial del país enfatiza en la estrategia de covid cero, la cual ha sido puesta en duda por instituciones como la Cámara de Comercio de la Unión Europea en China, que ha trasladado a funcionarios chinos sugerencias como permitir que los casos leves y asintomáticos puedan confinarse en casa o preparar a la ciudadanía para convivir con el virus.

«China tiene una enorme población en edad avanzada y la tasa de vacunación en ella no es lo suficientemente alta», argumentó el jefe de la Comisión Nacional de Salud, Liang Wannian, para defender la política china, recoge hoy el diario China Daily.

Otros expertos y analistas consideran que las medidas están orientadas a garantizar la reelección de Xi en el 20 Congreso del Partido Comunista de China (PCCh), que tendrá lugar en otoño próximo.

En total, el número de contagiados activos en China es ahora de 9.975, de los cuales 587 en estado grave, según la Comisión Nacional de Salud del gigante asiático.

Según las cuentas de la institución, desde el inicio de la pandemia se infectaron 219.296 personas en el país y fallecieron 5.166.

Hasta la fecha se ha realizado seguimiento médico a más de 3,6 millones de contactos cercanos con infectados, de los cuales 444.565 están ahora en observación. EFE

La guerrilla del ELN confina a 4 mil personas

CRISIS. La Defensoría del Pueblo pidió la intervención de las autoridades.

El frente Che Guevara del grupo insurgente prohibió la navegación por el río Tamaná a 900 familias de 25 comunidades.

Redacción BOGOTÁ

Cerca de 4.000 residentes en una zona rural llamada Nóvita, ubicada en el departamento colombiano de Chocó, permanecen en confinamiento debido a las amenazas realizadas por los integrantes de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Según denunció este miércoles la Defensoría del Pueblo de Colombia, el frente Ernesto Che Guevara del ELN prohibió la movilidad en la zona a unas 900 familias de 25 comunidades étnicas, seis de ellas indígenas, en el Medio y Alto Tamaná.

En un comunicado, la Defensoría indicó que las restricciones comenzaron el pasado lunes a las 18:00 locales y, en concreto, el ELN ha prohibido la navegación por el río Tamaná.

La oficina de la Defensoría del Pueblo en Chocó pidió a las autoridades «atender la nueva emergencia humanitaria» para mitigar los efectos de este confinamiento y para que se brinde asistencia de urgencia a la comunidad afectada. En este sentido, ofreció «toda su capacidad institucional y su experiencia» para liderar una misión humanitaria y atender a la población que vive una «clara vulneración» de sus Derechos Humanos. (EUROPAPRESS)

Confinamiento por covid causa hambre en China

La estrictez del encierro sorprendió a los propios ciudadanos chinos, que vivieron situaciones similares desde 2020.

Los habitantes de Shanghái se las ingenian para abastecerse de comida ante las prohibiciones y las fallas en los planes del Gobierno.

Redacción SHANGHÁI

Aunque China es el origen del coronavirus SARC-COV-2 y fue el país que primero se confinó por la pandemia del COVID-19, las restricciones impuestas en las zonas sometidas actualmente a nuevos confinamientos llaman la atención por su estrictez y sorprendieron a los propios ciudadanos chinos.

Esto ocurre, por ejemplo, en Shanghái, la ciudad más rica de esa nación, que enfrenta un nuevo encierro en medio de un reporte de 25 mil casos diarios de covid, la mayoría de ellos asintomáticos.

En esa metrópoli de 26 millones de habitantes, conseguir comida se ha convertido en una odisea. Y es que a diferencia de medidas similares anteriores, cuando se permitía salir de casa para abastecerse, en estos días en Shanghái es prácticamente imposible incluso efectuar pedidos a domicilio; en parte porque un buen número de los tenderos y repartidores también se encuentran confinados y, además, porque si los alrededores de 11.000 que aún trabajan ocasionalmente lo hacen, no pueden regresar a sus casas.

Soluciones de tipo comunitario

Una de las soluciones que los pobladores de Shanghái están aplicando es realizar compras conjuntas (group purchasing). Así, los habitantes de las urbanizaciones en las que se divide la ciudad han comenzado a organizarse en grupos de la popular red social WeChat -el equivalente chino de WhatsApp, censurado en China– en los que se ofertan alimentos a domicilio, pero únicamente en grandes lotes, convirtiendo así al habitual comprador minorista en un improvisado mayorista.

El hecho de que las compras conjuntas se organicen mediante ‘apps’ pone en una situación de vulnerabilidad a los ancianos que no saben utilizarlas, salvados por la solidaridad de los vecinos y voluntarios que se ponen en contacto con ellos para tratar de cubrir sus necesidades básicas.

Además, no todas las urbanizaciones tienen suficientes pobladores para realizar los pedidos y, en algunos casos, la inexperiencia de los proveedores hace que las provisiones se agoten antes de satisfacer a todos los clientes.

En todo caso, cualquier alternativa es mejor que el abastecimiento ofrecido por las autoridades y del que existen múltiples quejas. (EFE)

Niños pandemia, un resultado del confinamiento

Situación. Estrés, problemas de lenguaje, adaptación, entre otros son los efectos que presentan los niños.

Luego de más de dos años que inició la pandemia, las restricciones y el confinamiento han dejado consecuencias y efectos sobre todo para los niños.

De acuerdo con un informe emitido por la Unicef, de a poco se van identificando graves y cada vez peores consecuencias para los niños, en lo que tiene que ver en salud mental, emocional, alteraciones cognoscitivas, sociales, entre otras.

Casos

Ángel, tiene 4 años, él ya debería estar en Inicial 1 si todo fluyera de forma normal, sin embargo, el pequeño presenta serios problemas para relacionarse con otros niños.

Para Mayra, madre de Ángel, es una odisea el no saber cómo lidiar ante los efectos que ha dejado la pandemia en su hijo, pues el doctor lo calificó como un niño pandemia.

Se irrita fácilmente, no quiere hablar con nadie, tiene muchos temores, por eso no quiere ni jugar con otros niños”, dijo.

 

 

¿Qué hacer?

Entre las principales recomendaciones de los expertos constan el buscar ayuda profesional psicológica.

– Acompañar en un proceso de socialización.

– Dialogar con los pequeños.

– Permitir el juego y la recreación entre pares sin límite de tiempo.

– Generar principalmente autoconfianza, el desarrollo social y luego de ellos pensar en el área cognitiva.

 

Según el diagnóstico del médico, Ángel sufre trastornos sociales, debido a que pasó casi dos años confinado, sin relacionarse con sus pares y con el estrés de la pandemia.

Situación similar es la que vive Carmen Morejón, quien a pesar de los esfuerzos que ha hecho para acompañar a su hijo de 4 años no ha logrado que desarrolle su lenguaje y a pesar de su edad, el pequeño apenas balbucea unas palabras.

La madre mencionó que el médico también le indicó que su hijo es uno de los llamados niños pandemia, que son los niños que fueron afectados seriamente por el confinamiento, las restricciones y la falta de socialización con sus pares.

 

EL DATO
Desde la semana pasada se dio el retorno a las aulas y varios centros de 
desarrollo infantil, guarderías y estimulación temprana también retoman 
actividades.

 

 

Análisis

Claudia Tobar, directora del Instituto de Enseñanza y Aprendizaje de la Universidad San Francisco de Quito, explicó que los niños en la primera infancia tienen una fuerte necesidad física y psicológica de relacionarse con sus pares, así como también con sus familiares, lo cual no existió en la pandemia y si lo hubo no fue adecuada.

“Su desarrollo se enfoca en un 80% en la imitación y la socialización, aprenden a relacionarse con el mundo y con otras personas a través de esta prueba y error con sus pares”, aseguró.

La experta aseguró que se habla de los niños pandemia, puesto que fueron privados de su vida durante dos años y lo cual produjo un retraso significativo en sus habilidades sociales y cognitiva.

“Lo que se está viendo es que, en los centros infantiles, los niños de 2, 3 y hasta 4 años tienen escasas experiencias con sus pares, incluso a veces es la primera vez que ven a otros niños en una guardería”, comentó al tiempo de explicar que estos menores están presentando condiciones que solo se veía en niños ‘salvajes’ que no tenían exposición a otros niños.

Tobar indicó que es una muy sana decisión que los centros educativos al igual que las guarderías y centros de desarrollo infantil vuelvan a la presencialidad, porque eso ayudará a trabajar estas afecciones que tienen los niños, a la par de la ayuda profesional que los padres deben buscar.  (FCT)

 

¿Cómo identificar?

Algunos síntomas de los ‘niños pandemia’ son:

– Irritabilidad y enojo frecuente.

– Frustración al no poder hacer algo

– Temor a socializar

– No desarrollo del lenguaje

– Agresividad

 

La importancia en los primeros 1.000 días de vida de una persona

EFE SALUD · Fundevas, una ONG formada por mujeres del sector de la ginecología, psicología, y la educación, entre otras especialidades, tiene entre sus objetivos promocionar la atención integral al bebé y a su familia durante sus primeros 1.000 días de vida para garantizar un correcto desarrollo.

Su finalidad es poner el foco en la neurociencia y construir un futuro adecuado para los niños.

Influir de manera positiva en los 1.000 primeros días es una inversión en la salud, bienestar y felicidad a largo plazo del ser humano.

En esta etapa, el ser humano tiene una mayor plasticidad y desarrollo cerebral, por lo que es mucho más efectivo realizar intervenciones de detección y tratamiento de trastornos y optimización del desarrollo cerebral, según un estudio del Center of Developing Child de la Universidad de Harvard.

Esto supone una ventaja en términos de salud física, salud mental, desarrollo de memorias implícitas y conducta.

Así lo avalan diferentes informes de The Open University o Unicef, donde se demuestra que los resultados económicos, académicos y de salud de los adultos están influidos por esta etapa y piden una atención temprana adecuada.

La pandemia impulsó la creatividad de tres quiteños

El confinamiento en Ecuador duró desde marzo hasta junio de 2020. Así lucían las calles en ese entonces.

Con la pandemia provocada por la COVID-19, la crisis llegó a las vidas de Paulina Olmedo, Vicente Cárdenas y Pedro Guaoluisa, quienes decidieron emprender combinando lo que más les apasiona con sus ideas de negocio.

Como lo fue para todos los ecuatorianos, generar ingresos en medio de una crisis fue un desafío, pero los tres personajes cuentan cómo es luchar contra la corriente y superar dos años de pandemia.

Emprender, dicen, requiere de decisión y tiempo, pues los primeros meses son los más difíciles. Los tres coinciden en que la apertura de talleres y cursos virtuales durante el confinamiento les permitió tener más herramientas para impulsar sus economías.

Paulina Olmedo lleva un año en su negocio de golosinas para perros.
Paulina Olmedo lleva un año en su negocio de golosinas para perros.

Su amor por los perros la hizo emprender

Paulina Olmedo es contadora de profesión. Antes de la pandemia se dedicaba a vender bisutería, pero todo cambió cuando llegó el confinamiento por Covid-19. “Las empresas se cerraron y ya no tenía dónde vender la joyería”.
El compañero de pandemia de Olmedo fue Max, un perro que rescató y al que le empezó a preparar postres con la guía de un veterinario.
Así, en 2021, nació ‘Delicias Caninas de Max’, un emprendimiento que ya cuenta con una certificación de la carrera de alimentos de la Universidad de las Américas junto con el Municipio de Quito. Actualmente, Olmedo está buscando puntos de venta. Por ahora hace entregas a domicilio y hay un punto de atención en el parque Bicentenario.

“Vi que algo que a mi me apasiona como es cuidar y dar de comer a perritos podía ser un emprendimiento”, dice Olmedo. Ella prepara postres caninos como helados, galletas, pasteles, gomitas de colágeno y más. Hay productos desde 50 centavos.

Luis Vicente Cárdenas no se ha enfermado de COVID-19 pese a salir a vender sus productos.
Luis Vicente Cárdenas no se ha enfermado de COVID-19 pese a salir a vender sus productos.

La edad solo está en la mente

Luis Vicente Cárdenas tiene 73 años y aunque ya está jubilado (recibe $300) dice que trabajar lo mantiene activo. Por eso, produce y vende frutos secos. Algo que aprendió en el Centro de Experiencias del Adulto Mayor (CEAM).

“¿Si no trabajamos cómo sobrevivimos?, la situación económica está difícil”, dice Cárdenas, quien a pesar de sus andanzas ha logrado esquivar al coronavirus, tras dos años de pandemia. Aunque sale a vender sus productos en la calle tiene mucho cuidado. Cuando recibe dinero o entrega un producto, nunca se olvida de rociar alcohol.

Para Cárdenas no hay mayor satisfacción que impulsar su emprendimiento. Admite que los días de confinamiento fueron difíciles. “Era muy triste estar en la casa sin poder salir. Viendo en las noticias como se enfermaba la gente o lamentablemente morían”.

El hombre que tiene una esposa y un hijo espera poder tener un espacio para vender sus productos, por ahora recepta pedidos al 0990668924.

Pedro Guanoluisa ha perdido gradualmente la visión, pero no ha dejado de pintar.
Pedro Guanoluisa ha perdido gradualmente la visión, pero no ha dejado de pintar.

Pintar con los ojos del alma

Pedro Guanoluisa ha perdido la visión total de su ojo derecho y con el izquierdo apenas ve sombras. Eso, sin embargo, no le ha impedido plasmar paisajes quiteños y andinos sobre lienzos.

Hace cinco años tomó la decisión de dedicarse enteramente a la pintura. Si bien la pandemia evitó que pudiera salir y vender sus cuadros, aprovechó ese tiempo para aprender nuevas técnicas de pintura por internet.

“Tengo estrabismo, astigmatismo y miopía y, sin embargo, hago lo que me gusta: pintar”, cuenta con alegría.

Cuando le preguntan cómo logra seguir pintando, él responde que es “una manifestación de Dios”. Su familia le da apoyo en su camino por dedicarse al arte. Él tiene un taller en las calles Primero de Mayo y Cayambe, en el centro sur de la ciudad. “En el mejor barrio de Quito, donde hay un solo tren: Chimbacalle”, dice el hombre de 68 años mientras hace una demostración de pintura.

El Rey de España da positivo para COVID-19

La casa real informó que la familia cercana del monarca no está contagiada.

De acuerdo con información oficial, Felipe VI presenta síntomas leves de la enfermedad y cumple con las medidas recomendadas para estos casos.

MADRID. El rey de España, Felipe VI, ha dado positivo para COVID-19 en una prueba que se le ha practicado tras presentar desde la pasada noche (8 de febrero de 2022) «síntomas leves» de la enfermedad, informó este miércoles (9 de febrero) la Casa del Rey.

El positivo del jefe del Estado español obligará al monarca a permanecer en aislamiento durante siete días, durante los cuales quedarán suspendidas las actividades oficiales que tenía previstas.

La Casa del Rey detalló en un comunicado que el estado general de salud de Felipe VI «es bueno», de modo que podrá mantener su actividad institucional desde su residencia en Madrid, aunque haya suspendido los actos oficiales.

El contagio del Rey, que tiene 54 años, motivó la suspensión del encuentro que iba a mantener este miércoles en el Palacio de la Zarzuela en Madrid con el presidente de Bosnia y Hercegovina, Zeljko Komsic, así como el posterior almuerzo, en el que le iba a acompañar la reina.

En cuanto al resto de la familia real, ni la reina Letizia ni la infanta Sofía presentan síntomas, así que podrán seguir con sus actividades «con normalidad» siguiendo «las normas establecidas», aunque ambas «se someterán a los protocolos de seguimiento previstos en estos casos», según el comunicado.

La reina Letizia, no sujeta a confinamiento al no presentar síntomas, sí mantiene su agenda de trabajo, y el próximo viernes (11 de febrero) tiene previsto visitar un hospital en la región de Madrid (centro).

La princesa Leonor, heredera del trono, reside en Gales, donde estudia bachillerato internacional.

España acumula 94.931 fallecidos y algo más de 10,4 millones de contagios de COVID-19 desde el inicio de la pandemia, según datos oficiales, con una incidencia de 1.893 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos catorce días, considerada en el país como de riesgo muy alto ante la enfermedad, aunque con una tendencia a la baja. EFE

TE PUEDE INTERESAR:

Incierto futuro para los hermanos torturados en Naranjal

Ecuador ve a China más como socio comercial que como financista

Más de $8 millones para reparar daños del aluvión en Quito

Ciudad china de 9 millones es confinada parcialmente

Los 23 casos detectados en Ningbo, de 9 millones de habitantes, se hallaron en un taller de confección, informa el periódico Global Times, y corresponden a la variante delta del coronavirus.

Ningbo es la segunda ciudad de China en la que se establece el confinamiento. El país aplica la política de cero tolerancia al coronavirus.

PEKÍN. Las autoridades de China decidieron este martes (4 de enero de 2022) establecer un confinamiento partes de la ciudad portuaria de Ningbo, en la provincia oriental de Zhejiang, tras detectar un rebrote de covid que ha dejado 23 contagios en los últimos días.

Se trata de la segunda ciudad china que pone en marcha un confinamiento este invierno tras la de Xi’an, que acumula 1.663 contagios desde principios de diciembre del año pasado.

Los 23 casos detectados en Ningbo, de 9 millones de habitantes, se hallaron en un taller de confección, informa el periódico Global Times, y corresponden a la variante delta del coronavirus.

En consecuencia, las autoridades locales decidieron hoy que los residentes no podrán salir de sus casas en zonas específicas, como en el distrito de Beilun, mientras que en otras áreas el movimiento estará limitado.

«De los 23 casos, 19 presentan síntomas leves y los otros cuatro, moderados. La fuente de infección es aún desconocida», indicó este martes (4 de enero) un funcionario local de Ningbo, recoge la cadena estatal CCTV.

Hasta la fecha, China ha desarrollado una estrategia de tolerancia cero frente al coronavirus, lo que supone estrictos controles de entrada al país con cuarentenas de hasta tres semanas y numerosas analíticas de diversos tipos, además de la práctica de test masivos y confinamientos selectivos en los lugares donde se detecta un rebrote.

Según el parte emitido hoy por las autoridades sanitarias, China registró 175 nuevos casos confirmados este lunes (3 de enero) -108 por contagio local y 67 procedentes del extranjero-, y hay actualmente 3.256 contagiados activos, de los cuales 30 permanecen en estado grave.

De los 108 nuevos contagios locales diagnosticados el lunes, 8 se localizaron en Zhejiang.

Desde el inicio de la pandemia, las cifras oficiales indican que se han infectado 102.841 personas en China, de entre las que se han curado 94.949 y fallecido 4.636. EFE

TE PUEDE INTERESAR:

José Serrano aparece en chats de más actores del caso Isspol

Solo 24% de personas con empleo adecuado tiene contrato de trabajo

En Quito hay más de 300 puntos de pago del impuesto predial

Certificado de vacunación, obligatorio en lugares públicos

Guillermo Lasso, en el programa 'Encontrémonos con la Ciudadanía'.

El presidente Guillermo Lasso negó que vaya a establecerse un nuevo confinamiento en vísperas de las fiestas de Navidad.

En el programa Encontrémonos por la Ciudadanía, el presidente Guillermo Lasso se refirió este martes 21 de diciembre de 2021 al proceso de vacunación. Ahí anunció que se exigirá el certificado de vacunación en lugares públicos. Pero no especificó la fecha de vigencia de la medida a escala nacional.

“No hay que confiarse, hay que protegerse. En los centros comerciales, en los lugares públicos se va a exigir el certificado de vacunación como un mecanismo de protección de todos los ecuatorianos”, indico el Mandatario. Esta medida se aplicará desde mañana en la ciudad de Guayaquil. 

Según datos de la Presidencia, el número de vacunados con la primera dosis llega al 86%. Esto equivale a 13,4 millones de personas. El porcentaje de los vacunados a la segunda dosis alcanza el 76%. “Hay un 1,2 millones de ecuatorianos que están con una sola dosis y no han ido por la segunda dosis”, sostuvo el Presidente.

El refuerzo (tercera dosis) ya se ha aplicado 800.000 ecuatorianos. Por eso, el Presidente pidió a quienes ya cumplieron seis meses de haberse vacunado con la segunda dosis, que vayan por una tercera. “Hay suficientes vacunas. Todas son buenas”.

El Jefe de Estado descartó que exista la idea de aplicar un nuevo confinamiento en vísperas de Navidad. “No queremos dañárselas (las fiestas)”, pero pidió a la ciudadanía mantener la distancia social, usar la mascarilla todo el tiempo, lavarse las manos y evitar aglomeraciones. (DP)

TE PUEDE INTERESAR:

El Impuesto a la Salida de Divisas bajará gradualmente en 2022

La minería ilegal es una bomba de tiempo económica y ambiental

Expareja de Naomi Arcentales investigó casos de femicidio en Manabí