Migración cambia la dinámica económica y comercial de Quisapincha

SITUACIÓN. La economía de la parroquia se reactiva con la migración de las familias.
  • Para Aida Salazar tener una ferretería ya no le representa una ganancia, sobre todo desde hace tres años que aparecieron 15 más en el centro de Quisapincha.

Esto debido a que la demanda creció debido a la proliferación de construcciones en las comunidades altas de la parroquia.

Ella recuerda que antes eran tres los almacenes que ofrecían estos artículos en mínimas cantidades, pero desde que la gente empezó a migrar, los mismos familiares de los viajeros arrendaron o compraron espacios en el centro parroquial para poner negocios similares o afines.

Carlos Mejía es morador de la parroquia y dice que los arriendos también tuvieron un alza considerable, esto beneficiando a los propietarios, pero no todos tienen para alquilar un sitio a ese precio.

 

EL DATO
Los negocios que más han proliferado en el centro parroquial son 
ferreterías por la cantidad de construcciones y tiendas de 
abarrotes.

 

Quienes alquilan un lugar en la localidad aseguran que el incremento supera el 80% a lo que antes pagaban y en algunos casos hasta se duplica.

Las tiendas de abarrotes son otros de los negocios que crecieron considerablemente en el centro parroquial, quienes se dedican a esta actividad dicen que es una forma de tener un negocio en casa.

Migrar desde las comunidades requiere de inversión que debe ser recuperada a través de los negocios que van proliferando en la parroquia”

Carlos Moreta

Líder comunero de Quisapincha

 

Las autoridades

Carlos Moreta, líder comunero de Quisapincha dijo que migrar desde las comunidades hacia el exterior, hacia el centro de la parroquia u otra parte del país requiere de inversión que debe ser recuperada a través de los negocios.

Manolo Manotoa, vocal de la Junta Parroquial de Quisapincha confirmó que la dinámica económica cambió desde hace tres años, nuevamente impactando en las comunidades al deshabitarlas, pero dándole vida financiera al centro de la parroquia.

 

CIFRA: 12 MIL HABITANTES Tiene la parroquia Quisapincha

 

Este fenómeno migratorio cambió no solo a las comunidades que están desoladas, sino que de cierta manera es positivo el impacto que ha dado en el casco urbano porque los edificios, han obligado a cambiar el panorama dijo Manotoa.

Según el representante parroquial, a medida que ha poblado el centro de Quisapincha, llegan las obras en vías y espacios públicos de forma que complementen los cambios basados en la migración.

La dinámica económica cambió desde hace tres años, nuevamente impactando en las comunidades al deshabitarlas, pero dándole vida financiera al centro de la parroquia”

Manolo Manotoa,

Vocal de la Junta Parroquial de Quisapincha

 

El análisis

Según la economista Paola Vaca, la migración provoca este fenómeno social y económico progresivamente, pues al abandonar los campos dejan de producir su principal fuente de sustento, el suelo.

El sociólogo Jorge Castro, en cambio dice que esto va más allá de la activación económica, pues al tratarse de culturas indígenas migrantes en el proceso pierden o guardan muchas de sus raíces para convertirse en citadinos que buscan las mismas oportunidades que los habitantes de la zona urbana.

 

La migración va más allá de la activación económica, pues al tratarse de culturas indígenas migrantes en el proceso pierden o guardan muchas de sus raíces para convertirse en citadinos”

Jorge Castro

Sociólogo

 

“El fenómeno migratorio debe ser observado, trabajado y acompañado por las autoridades locales y nacionales para que no haya un desequilibrio como el del abandono por un lado y la bonanza por el otro”, ratificó Castro.

Mientras tanto, entidades de gobierno articulan trabajo para socializar con las familias de Quisapincha sobre temas de migración, sus riesgos y consecuencias. (CNS)

Federación Chachi en busca de solucionar conflictos de territorio

ANÁLISIS. Asistieron delegados de la Gobernación, Consejo de la Judicatura, MAG, Vicariato Apostólico y universidad Luis Vargas Torres.

Con la finalidad de analizar los conflictos de índole territorial y ambiental que afectan de manera irreversible la riqueza natural y biodiversidad en los territorios chachi, en la provincia de Esmeraldas, la Federación de Centros Chachi de Esmeraldas (Fecche), realizó este jueves 24 de marzo, la cuarta Mesa Territorial y Ambiental Chachi.

Del encuentro participaron autoridades, presidentes de centros, dirigentes de la organización y representantes de ONG   y cooperaciones. La reunión fue liderada por el presidente de la Fecche, Santiago Delacruz Añapa, cuenta con el apoyo del proyecto de fortalecimiento de la Gobernanza y Tejido Social de los Pueblos y Nacionalidades de la Zona Fronteriza-Ecuador-Colombia, apoyado por la GIZ y el financiamiento de la Unión Europea y ejecutado por la Fundación Altrópico.

La Universidad Católica, Vicariato Apostólico, Judicatura, Defensoría del Pueblo, fundaciones, Acción Ecológica y PROTOS EC; Secretaría de Tierras, Ministerio del Ambiente, Gobernación, entre otras, participan de la Mesa Territorial y Ambiental.

En la actualidad, de los 28 centros chachi, 14 están con problemas territoriales, situación que ha obligado a las autoridades de la Fecche, mantener activa la mesa, para ir buscando salida a los problemas territoriales de la nacionalidad Chachi.

RELATIVA

Resoluciones

  1. La Gobernación convocará la quinta mesa Territorial y Ambiental Chachi prevista para el próximo 5 de abril del presente año.
  2. Las acciones legales en defensa de los territorios ancestrales serán canalizadas a través del equipo jurídico de la universidad Luis Vargas Torres.
  3. La Comisión Técnica se reunirá el 30 de marzo del año en curso para coordinar el plan de acción.
  4. Los casos de minería ilegal que se tratarán en la quinta mesa serán planteados en la Mesa Provincial para su respectivo tratamiento.

Chinca afectada por las crecientes del río

AFECTACIÓN. Los agricultores que viven en las riberas del río son los más perjudicados al perder sus hogares y cultivos.

Debido a la creciente del río Esmeraldas producto de las lluvias, tres viviendas del recinto Estero Seco, de la parroquia Chinca, se han visto afectadas.

La población, carreteras y cultivos se han visto afectados por la crecida del río. La situación es grave debido a que el río se está llevando las tierras, especialmente de las zonas en las riberas habitadas por personas dentro de la parroquia Chinca.

Adolfo Alcívar, vocal de la Junta Parroquial de Chinca, informa que no se han hecho estudios sobre el crecimiento del nivel del río, sin embargo, durante el presente invierno se han perjudicado tres viviendas y en años posteriores se dañaron nueve hogares, de no tomar acciones pertinentes se verán afectaciones en el recinto Púmpula que damnificarán a los comuneros que viven en las riberas.

Hasta la actualidad las personas perjudicadas por la crecida del río no han recibido ayuda, inclusive sus cultivos se han perdido producto de la situación. “Hasta el momento no tenemos ayuda, nuestros amigos se han quedado sin nada, sin vivienda, sin nada”, dijo Alcívar.

Asamblea

El sábado 19 de marzo, estaba prevista una asamblea con las autoridades locales donde estarán representantes del MIES, delegados de la Prefectura, Alcaldía, junta parroquial y Defensoría del Pueblo.

El recinto Estero Seco ha sido uno de los sectores afectados porque más de 100 hectáreas de tierra se ha llevado el río Esmeraldas y producto de eso cerca de 30 agricultores se han quedado sin cultivos.

Por su parte Nelly Rodríguez, gerenta de la asociación de producción agropecuaria progreso Palma Real, indica que le tocó llegar a sacar la vida jurídica de la asociación y están trabajando a través de la Defensoría del Pueblo para recibir ayuda en el recinto especialmente para los agricultores que perdieron todo.

EL DATO
Cerca de 100 hectáreas del recinto Estero Seco, parroquia Chinca, fueron arrastradas por el río Esmeraldas.

Quisapincha tiene casas nuevas y modernas, pero abandonadas

REALIDAD. Algunas de las construcciones están abandonadas por varios años, aunque cuentan con los servicios básicos.

Las casas de dos y tres pisos con vidrios laminados resaltan entre los cultivos que hay en la zona.

Estas también sobresalen de entre las viviendas tradicionales, de bahareque, con teja y techos de zinc que caracterizaban el paisaje de la Sierra.

Este panorama se visualiza en los caminos de segundo orden que parten desde el centro de Quisapincha hacia las comunidades altas de la parroquia.

La migración de los últimos años se refleja, no solo en las remesas que los migrantes envían, sino en el tipo de construcciones que tienen en sus terrenos.

Estas son grandes y con toques modernos, las construyen a su gusto, aunque no vivan en ellas y en su mayoría las abandonen.

María Poalacin vive en la comunidad de El Galpón y a sus 25 años, pasta a los borregos en medios de construcciones modernas que sus vecinos mandaron a construir, pero nadie vive en ellas.

 

TOME NOTA
La ola migratoria se siente con más fuerza 
en Quisapincha desde hace una década.

 

Autoridades

La joven asegura que los dueños de las casas mandan a construir las viviendas con la esperanza de algún día volver, pero muchos ya no lo hacen y las casas quedan en el abandono y por ahí algún familiar se encarga de darle mantenimiento de vez en cuando.

Esta misma historia se repite en varias comunidades de Quisapincha como Calguasig Chico, Calguasig Grande, Illagua Chico, Illagua Chaupiloma, Illagua Grande, Nueva Tondolique, Galpón, Putugleo, Ambayata, Pucará Chico, Pucará grande, Cachilvana Chico, Cachilvana Grande, Puganza, Santa Elena, Rumipamba, Condezán, Quindialó, Chumalica, así lo afirmó Marcelo Manotoa, vocal del Gobierno Parroquial.

Manotoa aseguró que el impacto migratorio desde hace 10 años golpeó a la comunidad y se evidenció mucho en las construcciones, pues los migrantes quieren mejorar sus condiciones para cuando regresen.

Añade que las mejoras que se realizaron en las vías de la zona rural, provocaron la subida de la plusvalía para adquirir un terreno y por ende con una vivienda moderna los migrantes creyeron poder obtener un mejor beneficio.

Sin embargo, la realidad es otra, pues el abandono de las casas es evidente.

Esta constante se hizo más fuerte sobre todo en 2020, con la pandemia, pues ese fue el detonante para que muchas familias partieron a Estados Unidos o España, para conseguir un mejor futuro.

Por ello las autoridades parroquiales afirman que la parroquia se queda despoblada y por eso han decidido llegar hasta las comunidades para explicar los peligros de migrar de manera ilegal a otros países, pues no todos cumplen el ‘sueño americano’.

 

CIFRA:
- 15 MIL habitantes se registraban en Quisapincha en 2018.
- 12 MIL personas, según el Gobierno Parroquial, serían las que actualmente habitan en la parroquia.

 

Los migrantes

Carmen Proaño está en New York desde hace 16 años y aunque tiene a su esposo y sus dos hijos con ella y sus padres le heredaron una casa en Quisapincha su sueño es tener una casa hecha con su esfuerzo.

Cuando le preguntan si volvería a Ecuador dice que por su condición de ilegal no podría hacerlo, aunque le gustaría ir y volver entre ambos países.

Comenta que quiere tener un inmueble en la parroquia que la vio nacer, aunque esta no funcionaría para que su familia viva en ella, sí podría generarle alguna entrada económica mediante un arriendo.

En cambio, Elizabeth Garza, otra migrante que vive en Estados Unidos desde hace 20 años, dijo que siempre vivió con carencias en su hogar y aunque definitivamente no volverá a Ecuador, quiere tener algún producto de su trabajo como la casa que empezó a construir.

 

Adaptación urbanística 

Segundo Moreta es constructor desde hace 20 años y en la actualidad tiene a su mando la construcción de tres casas en Quisapincha.

Él dice que los dueños están en New York y a través de fotos y videos controlan sus construcciones.

“Muchos incurren en gastos para que sus acabados sean modernos porque así dicen que lo vieron en donde están viviendo actualmente y por eso hay esta modernidad”, dijo.

Añade que algunos completan las obras, pero otros las dejan a medio terminar porque no hay nadie que guíe la obra y estas quedan, en el mejor del casos, en obra gris. (CNS)

 

Análisis social

Para la socióloga Viviana Mejía, la migración en comunidades como Quisapincha, cambian no solo el número poblacional y el paisaje urbanístico de  la zona rural, sino también la identidad poblacional.

“Esto pasa en todos los sectores rurales, en el caso de las viviendas, buscan urbanizar su área con la idea de dejar su propia señal de que se logró no solo salir de un pueblo sino llegar al extranjero pero que sepan que lo está haciendo bien”, comenta la experta.

Mejía añade que “en muchos casos no tienen ningún proyecto con la infraestructura, pero el afán de reflejar el trabajo que hacen en otro país, difícil en su mayoría, es un sueño que quieren cumplir”.

Este criterio es compartido con el arquitecto urbanista Jhonatan Chávez, quien dice que con estas construcciones se alteran los suelos, la producción agrícola, además de la forma de vivir de quienes ocupan estos espacios.

“No es preciso que vivan siempre en casas pequeñas de campo, pero es difícil para quien se queda al cuidado de estas casas nuevas darle el uso que se debe, lo que implica el desgaste de recursos y desaprovechamiento de mejorar su calidad de vida”, dijo Chávez.

En la actualidad, quienes se quedaron en las comunidades son capacitados sobre cómo mejorar su calidad de vida, aprovechar sus recursos y detener la migración ilegal.

Dirigentes de barrios se reúnen con alcalde de Quinindé

COORDINACIÓN. Alcalde Carlos Barcia Molina y presidentes de diferentes barrios coordinan trabajos.

Presidentes y representantes de 45 barrios de la ciudad de Quinindé, sostuvieron una reunión con el alcalde de Quinindé, Carlos Barcia Molina, con la finalidad de exponer las necesidades, reconocer los trabajos que se vienen ejecutando en beneficio de varios sectores y coordinar algunas obras básicas requeridas.

El encuentro se realizó en el despacho de la Alcaldía, donde el alcalde Barcia Molina, resaltó la presencia de los líderes barriales en esta reunión y la importancia y comprometimiento que esta implica para trabajar en conjunto para resolver los problemas existentes.

Clemente Hurtado, vicepresidente de la federación de barrios de la ciudad de Quinindé, dijo que el propósito es coordinar los requerimientos de cada uno de los sectores, principalmente en esta temporada invernal por los daños de las calles.

Los pedidos se centraban en la ejecución de un sistema de alcantarillado o drenajes de aguas lluvias en los sectores donde se presentan inundaciones a consecuencia de las continuas lluvias, para evitar que las aguas lluvias ingresen a las casas y rasanteo de las calles.

A más de los requerimientos presentados, también se resaltó el trabajo que la administración municipal viene desarrollando en favor de los sectores de la zona urbana y rural, como: asfaltado de varias calles de diversos barrios, construcción de puentes carrozable y peatonal obras que facilitan la movilidad, sistemas de agua potable, espacios recreativos y regeneraciones.

Los dirigentes de los barrios y el alcalde trazaron una nueva fecha para reunirse en la sede de la Federación, donde el municipio asistirá con su equipo técnico y se analizaran más a fondo las problemáticas de los barrios de la urbe quinindeña.

Agua potable llega a tres comunidades de Muisne

El Gobierno de Hungría donó la planta potabilizadora de agua para las familias del sector rural de Muisne.

Las comunidades Bellavista, 10 de Agosto y La Lora de la parroquia Daule del cantón Muisne, contarán con un sistema de agua potable que llegará directamente a los hogares de las familias de los tres sectores. La obra la ejecuta la Alcaldía de Muisne a través de la Secretaría de cooperación interinstitucional e internacional del Gobierno de Hungría.

De acuerdo con la responsable de la Secretaría de Cooperación interinstitucional e internacional del Municipio de Muisne, Denisse Santos, más de un año tardó la gestión para cristalizar que la planta de tratamiento llegue desde Hungría a Muisne; ahora los comuneros gozarán de agua potable segura y acta para el consumo humano.

Beneficiados

El alcalde Muisne, Tairon Quintero Vera, se mostró satisfecho debido a que estas comunidades y otras del cantón ya cuentan con el líquido vital. Agrega, durante su administración varias comunidades rurales han sido beneficias con la dotación de sistemas de agua; unas con el apoyo de varias ONG s y otras con recursos propios de la institución municipal.

La Alcaldía de Muisne dotó de agua potable a Galera con el apoyo de Cefodi; Estero de Plátano, Quingüe, San Francisco del Cabo repotenciación del sistema, El Salto con el apoyo de Ayuda en Acción y Cefodi, en Vilsa repotenciación del sistema, en el recinto La Tortuga se construyó el sistema con recursos propios de la institución Municipal.

De acuerdo con la presidenta de la Junta de Agua y dirigenta de estas comunidades manifestó que tuvieron que pasar varias administraciones municipales para tener el servicio de agua potable, y hoy gracias a la administración y gestión del alcalde Tairon Quintero Vera ya podrán contar con el líquido vital.

Por su parte el presidente de la comunidad de Bellavista, Fidel Sosa, hizo público su agradecimiento al alcalde de Muisne Tairon Quintero Vera y al Gobierno de Hungría por preocuparse por estas comunidades y hacer llegar el sistema de agua a su comunidad.

Mientras tanto el dirigente Ramón Esmeralda Castro del recinto La Lora se mostró satisfechó por la gran labor que viene realizando el Alcalde en beneficio de la ruralidad.

EL DATO
El presidente de la comunidad de 10 de Agosto, Mariano Vásquez, agradeció al Gobierno de Hungría y a la Alcaldía de Muisne.

Puente de Los Encuentros al servicio de la comunidad

PUENTE. Este puente cuenta con estructura tipo arco de acero, hormigón armado y metal.

Esta edificación beneficia de manera directa a las 19 comunidades de la parroquia Los Encuentros, así como a habitantes de otros cantones.

El equipo técnico de la Prefectura de Zamora Chinchipe representado por el director de Obras Públicas, junto a los directivos de la empresa minera canadiense Lundin Gold, recorrieron el puente de Los Encuentros, ubicado en la cabecera parroquial, donde verificaron el estado actual de la obra que fue habilitada al servicio de sus habitantes el pasado 17 de febrero de 2022.

Este puente tiene una capacidad de 48 toneladas, con estructura tipo arco, de acero, hormigón armado y metal, con una dimensión de 119 metros y un ancho de 9.55 metros, es de doble carril y cuenta con 2 aceras peatonales.

El monto de inversión (incluido IVA y obras complementarias) es de 3,026.219,26 dólares y fue financiado en su totalidad por la minera canadiense, mientras que su construcción estuvo a cargo del Gobierno Provincial a través de la contratación del Consorcio APE Constructores (profesionales zamoranos chinchipenses).

La institución provincial continuará con la ejecución de los trabajos complementarios para el asfaltado de los accesos e iluminación del puente, la construcción de un muro de protección en la base y la extracción de la estructura metálica del puente colapsado. José Rojas, director de Obras Públicas y Vialidad indicó que, “existe el compromiso de Lundin Gold para el cumplimiento de los mismos que son de fundamental importancia para la durabilidad de la obra, misma que superó la prueba de carga estática de 136 toneladas”.

Jorge Matailo, dijo que se dedica a la crianza de porcinos y antes tenía que salir por El Padmi en vehículo y era costosa la movilización. Para Ana Sharup de Nankais, el beneficio es para todos porque se sacan los productos y no se maltratan como antes cuando cruzaban en bote.

Por su parte Ron Hochstein, presidente y director ejecutivo de Lundin Gold indicó que “para la Compañía es importante el diálogo social porque permite la articulación de una visión común que favorece el desarrollo del territorio local, mediante alianzas de cooperación entre el sector privado, público y las comunidades. El nuevo puente de Los Encuentros es una obra que aporta al bienestar de todos, principalmente a las comunidades cercanas a la operación minera Fruta del Norte”.

 

TOME NOTA

La institución provincial continuará con la ejecución de los trabajos complementarios.

Transportistas piden que los dejen trabajar en las parroquias

Pedido. Los transportistas esperan que el Municipio entregue los permisos para que puedan trabajar libremente.

Clementina Siza, a sus 65 años, tiene que movilizarse hacia Llantatoma, una comunidad alta de Martínez, la forma más cómoda y rápida es usar un taxi informal o las camionetas que llevan carga.

Ella cuenta que tomar este tipo de transporte no es una opción sino una necesidad, porque el bus que llega hasta cerca de su barrio pasa únicamente dos veces al día.

En algunas ocasiones le ha tocado buscar otra forma de llegar a su casa, esto cuando los agentes de tránsito sorprenden a los conductores de estos carros en medio de operativos.

Este no es el único caso, el regreso de los estudiantes a clases presenciales ha incrementado el movimiento y quienes viven en la zona rural de siete parroquias de Ambato deben pasar las mismas peripecias para llegar a su destino.

Esto mientras 200 transportistas del transporte mixto de Cunchibamba, Juan Benigno Vela, Huachi Grande, Montalvo, Martínez, Pasa y Quisapincha presentarán una medida de amparo para que se los deje laborar de forma legal.

 

TOME NOTA
La ANT concede la creación de las cooperativas y la Municipalidad 
el permiso de funcionamiento asignando una parada con el permiso de 
uso de suelo.

 

Un problema que no acaba

Los cooperados de este tipo de transporte buscan, con esta medida, una solución definitiva a la lucha que persiguen desde 2010.

Ellos quieren ser transportistas legalizados y así evitar ser perseguidos, multados y afectados por los agentes de tránsito.

Segundo Abril trabaja en las comunidades de Cunchibamba, donde los moradores buscan algún carro que los lleve hasta sus hogares, muchas veces arriesgándose a ser asaltados.

Frente a esto y en espera de que el Municipio de una solución definitiva, Abril junto a sus compañeros de lucha, dicen que llegarán hasta la última instancia porque siguen pagando multas por considerarse un transporte ‘pirata’.

 

Inversión que espera ser recuperada

Mientras el Municipio decide darles el permiso de uso de suelo, cerca de 30 transportistas que utilizan sus autos como ‘taxis piratas’ hacia las comunidades altas de Cunchibamba, Juan Benigno Vela, Huachi Grande, Montalvo, Martínez, Pasa y Quisapincha invirtieron en camionetas para cumplir con los requisitos pedidos por la ANT para brindar un mejor servicio.

Estos vehículos, que costaron entre 28 y 30 mil dólares, aún no pueden ser utilizados de manera legal por lo que los transportistas prefieren no sacarlos hasta que se dé paso a las paradas que piden.

 

 

La propuesta

Según Adriano López, dirigente de los transportistas en Martínez, las autoridades se contradicen por no permitir un servicio de transporte óptimo en el sector rural con la demora en los permisos.

“Ante la exigencia de las diferentes entidades hemos logrado a lo largo de 12 años conseguir los permisos, pero, en el Municipio, se estancaron las cosas pese a las mesas de trabajo», aseguró López.

 

EL DATO
Luego de dos horas de audiencia realizada el miércoles 16 de febrero de 
2022, los jueces manifestaron que entregarán los resultados del fallo el 
lunes 21 de febrero.

 

Es que los transportistas de esta parroquia han presentado alternativas como la creación de operadoras de transporte mixto mediante la formación de las compañías que ya han sido aprobadas por la Agencia Nacional de Tránsito (ANT).

“Esto permitiría que las personas dejen de arriesgarse por viajar hasta en los baldes de las camionetas y tendrían un transporte a todas horas”, recalcó López.

Sin embargo, según los transportistas, el permiso de uso del suelo para determinar las paradas es un problema sin resolver desde el Municipio, pese a que no hay un número excesivo de unidades que interrumpan el trabajo de los llamados legales.

Gabriel Bombón representante de siete comunidades del noroccidente de Ambato, dijo que, en caso de no ser escuchados, los habitantes harán plantones hasta que el Municipio responda a una necesidad básica, como es el transporte.

 

CIFRAS :
- 200 TRANSPORTISTAS buscan ser legalizados en Ambato.
- 7 PARROQUIAS quieren la legalización de las cooperativas

 

Autoridades

Desde la ANT se comunicó que los transportistas han cumplido con los requerimientos solicitados y es responsabilidad del Municipio determinar el la autorización del área de estacionamiento (georreferenciada) para obtener la aprobación del lugar de parada necesario para la prestación de sus servicios.

Edison López, jurídico de la Dirección de Tránsito del Municipio, indicó que las mesas de trabajo con estas compañías se mantienen mientras esperan se presente un criterio técnico y legal que sustente su creación.

El funcionario aseguró que se trabaja en un Plan Maestro de Movilidad para saber las necesidades actuales y hacerlo de forma técnica, aunque no se habla de tiempos. (CNS)

 

TOME NOTA
El transporte mixto podrá llevar pasajeros en la cabina y carga en el balde.

Proyecto de agua potable en valle del Sade, en su fase final

SERVICIO. Moradores de las comunidades Santa Rosa, La Chorrera, Valle del Sade tendrán agua potable.

Más de mil 500 personas de las comunidades Santa Rosa, La Chorrera, Valle del Sade; serán beneficiadas con el nuevo sistema de agua potable.

Ha pesar de los inconvenientes presentados en el proyecto inicial para la realización del sistema de agua potable para la comunidad Valle del Sade en la parroquia Malimpia, sin embargo, luego de realizar los cambios y trámites necesarios se logró solucionar el inconveniente en el sistema de captación.

Orlando Loor, presidente de la junta administradora de agua potable de Valle del Sade, explicó de los cambios que tuvieron que realizar para obtener agua que será tratada y luego distribuida para las comunidades: Santa Rosa, La Chorrera, Valle del Sade que serán beneficiados.

Cree que este proyecto a pesar de no haber existido los recursos asignados por parte del estado el contratista responsable y el alcalde de Quinindé, han venido ejecutando la obra que será entregada en unos pocos días, aunque ya se está aprovechando el agua que se trata en la nueva planta.

Revisión

Concejales de Quinindé como Juan Baldeón, Leonel Quiñónez y José Guerrero, realizaron una revisión al cumplimiento de la ejecución de este y otros proyectos de agua potable para las comunidades rurales que se realizan por parte del gobierno municipal con recursos del Banco de Desarrollo.

En la visita realizada a la comunidad, indicaron que aprovecharon la oportunidad para dialogar con los líderes de cada zona beneficiada con estas obras para determinar el avance y cumplimiento de los contratistas.

Recordaron que el mayor problema presentado en varios sistemas de agua que dejó contratada la anterior administración se presentó en los estudios de los diseños iniciales para para los procesos de captación; y por ellos han existido retrasos en la culminación de las obras en el proyecto Joco Toco, El Mirador, Y de  La Laguna  de agua  y Valle del Sade, que tuvieron que ser modificados y otro de las factores han sido la falta de asignación de recursos desde el gobierno central hasta la municipalidad.

De su pate Danilo Macías, líder de la comunidad Valle del Sade, reconoce que han existido problemas para que esa comunidad pueda tener agua potable, pero se está trabajando en la planta de tratamiento y redes de distribución.

Desmintió algunos rumores que generan confusión en la población donde se ha difundido que ya se están emitiendo facturas de cobro por consumo sin haber inaugurado el sistema.