Escáneres dañados dificultan el control de armas en cárceles

CRISIS. Las cárceles viven una calma en la que no se puede confiar, según la Comisión.

Solo en la cárcel regional del Guayas se ha comprobado el uso de dos de estos dispositivos.

Tras dos meses de trabajo, la Comisión de Diálogo Penitenciario y Pacificación realizó una rueda de prensa, en Guayaquil, para señalar los avances y recomendaciones que tienen para evitar nuevas masacres penitenciarias y erradicar la creciente violencia.

La Comisión conformada por representantes de la sociedad civil, la Iglesia, la academia y expertos nacionales e internacionales en temas de Derechos Humanos  ha visitado nueve centros penitenciarios; entre estos, la Regional y la Penitenciaría en Guayaquil, consideradas las más peligrosas del país y donde han ocurrido las principales masacres que, en 2021 dejaron más de 300 personas privadas de su libertad fallecidas.

Disminuir la violencia no es una tregua

Nelsa Curbelo, miembro de la Comisión, dijo que en los dos meses  se ha notado una disminución de violencia, pero que esto no se puede entender como una tregua en el interior, donde “nadie confía en nadie” y donde existe una gran pugna de poderes que se ha trasladado a las calles.

Curbelo, antes de dar una radiografía más profunda sobre lo que han identificado dijo:  “no vamos a erradicar las muertes violentas y tampoco la crueldad; eso no será posible en tan poco tiempo”.

Para eso – explicó la Comisión– se requiere de un pacto entre los distintos actores que conforman estas bandas.

“Los enfrentamientos están al filo de la navaja”, avizoró Cubelo, a quien le preocupa que, pese a las a las labores con funcionarios administrativos, guías penitenciarios, con presos y con líderes de las bandas delictivas, el ingreso de armas no cesa. «Vimos armas y no cualquier arma”, destacó.

Siguen entrando armas

Metralletas, dinamita y más siguen ingresando a los centros penitenciarios del país. La Comisión destacó que el control se dificulta porque los escáneres están dañados.

Los que sí se usan son los dos escáneres de carga (similares a los de los aeropuertos), en la Cárcel Regional de Guayas; se pagó 3 millones de dólares, por cada uno.

Y aunque existe una tecnología sofisticada, Curbelo señala que existe corrupción entre quienes pueden ingresar a estos centros.

Sobre los planes de inversión, el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores del Ecuador (SNAI) ha guardado silencio. LA HORA ha solicitado una entrevista desde noviembre de 2021. La última respuesta dada por el SNAI fue que toda vocería se realizará luego del 14 de febrero, porque están enfocados en las actividades por su tercer aniversario.

 Presupuesto sin ejecutar 

La información del Ministerio de Finanzas muestra que en 2021, SNAI recibió $87’996.313; el rubro comprende los $8’829.352,00 para atender la crisis carcelaria que generó cuatro estados de emergencia; el 28 de diciembre de 2021 este estado terminó.

 Del rubro recibido, $41’559.325 se ha destinado al pago de personal y $34’090.278 en bienes y servicios para la inversión; ahí se contempla el rubro extra por emergencias, aunque la Comisión plantea que existen escáneres sin funcionalidad.

El SNAI no ha transparentado qué mejoras se hicieron en las cárceles donde existen problemas de infraestructura e incluso de abastecimiento de agua.

Se rehabilita infraestructura de ‘La Roca’

La Comisión señaló que se ha constatado el inicio de rehabilitación en las instalaciones de la excarcel de Guayas ‘La Roca’:

La Comisión recomienda no reubicar a los presos en este momento, cuando no se ha llegado a una tregua total, para evitar conflictos entre pabellones.

En noviembre de 2021, Fausto Cobo, en ese entonces director encargado del SNAI, señaló que el Centro de Privación de Libertad Zonal 8, denominado ‘La Roca‘, está siendo sometido a adecuaciones para el traslado de los reos más peligrosos.

“Está habilitada la parte baja de ‘La Roca‘ en donde se podría ubicar a 100 personas”, mencionó. (AVV)

«Vimos armas y no cualquier arma. Las armas no tienen patitas, alguien las lleva”: Nelsa Curbelo, miembro de la Comisión de Diálogo Penitenciario y Pacificación.

 «La realidad de las cárceles del país es que existe una pugna de poderes (…) nadie confía internamente en los demás», Nelsa Curbelo, mimebro de la Comisión de Diálogo Penitenciario y Pacificación.

‘Comisión de Diálogo Penitenciario y Pacificación’ se creó el 16 de diciembre de 2022.