Informales pagan por usar las veredas en la Tomás Sevilla y la Primera Imprenta, en el centro de Ambato

SITUACIÓN. Comerciantes informales cobran por ocupar espacios entre ellos.

Como si fueran puestos asignados por alguna autoridad, los comerciantes de zapatillas y medias importadas o ‘piratas’, en las calles Primera Imprenta y Tomás Sevilla, hacen su propia feria y pagan uso de suelo a quienes serían los líderes y encargados de organizarlos.

Estos comerciantes, en su mayoría extranjeros, se establecieron para ubicarse en las veredas de la zona, algunos ya tienen puestos fijos, mientras que en feriados acogen a otros extranjeros que buscan un espacio.

Luis (nombre protegido) contó que, desde que migró de su país, hace ocho meses se dedica a vender esta mercadería en uno de los espacios que un compañero le dio, pero para obtener el sitio debe pagar obligatoriamente una tarifa diaria que, al finalizar la semana, suma por lo menos 15 dólares.

Uno de los comerciantes informales, que prefirió mantener su nombre en reserva, señaló que ellos deben hacer el pago quieran o no, pues este es el medio que han conseguido para subsistir y no pueden dejar de conseguir el pan de cada día para sus familias, aunque saben que el espacio de la vía es generar más informalidad.

 

TOME NOTA 
Son alrededor de 14 puestos los que se ubican 
en las veredas de las calles Tomás Sevilla 
y Primera Imprenta.

Malestar

Para los dueños de locales de calzado e insumos, que se ubican en la misma zona, este es un problema porque a más del desorden e inseguridad que se crea por la ocupación de las veredas, la venta ilegal los afecta directamente, pues ellos sí pagan impuestos.

Nicolás Padilla es vendedor de zuelas y manifestó que este problema, que empezó hace tres años, es un “mal sin remedio” ya que la falta de control va más allá del permiso de uso de suelo.

Padilla dice que han pedido reiteradas ocasiones a la Municipalidad que retiren a los informales, pero no ven ningún tipo de respuesta, pues los agentes pasarían por el lugar, y como pasa siempre, su retiro se convierte en un “juego del gato y el ratón”.

CIFRA:
15 DÓLARES Semanales llegaron a pagar 
los informales de zapato por ocupar 
las veredas de estas dos calles.

 

 

Temor en transeúntes

El pasado viernes Natalia Bustos caminaba por la Primera Imprenta y Tomás Sevilla con dirección a la Unidad Nacional para ir a tomar el bus a su casa y asegura que al pedir permiso para caminar por donde estaba uno de los comerciantes, este la habría agredido verbalmente y le dijo que camine hacia la calle.

Algo similar le pasa, de manera recurrente, a Elías Jaramillo, que vive cerca de la Rocafuerte y Eloy Alfaro y a diario debe ir a su trabajo en la Primera Imprenta.

“Esto es intransitable, no solo se ve a los vendedores de zapatillas sino a personas que van y vienen en motocicletas, y los días de feria el problema se agudiza y nadie dice nada”, sostiene.

 

EL DATO
En un mapeo hecho por la Municipalidad de Ambato 
se han detectado más de 3 mil informales en la ciudad.

 

 

Legalidad

El cobro de los espacios es una práctica ilegal que debería ser denunciada, pues nadie que vende en la calle y mucho menos cobrar por un espacio, menos cuando no está regularizado, dijo Miguel Ulloa, abogado civil.

Añade que esto solo puede terminar cuando las autoridades, en este caso municipales, retiren a estas personas del lugar para que se ubiquen en espacios autorizados. Esto permitiría el mejor ordenamiento de la ciudad, así como que dejen de cometerse actos ilegales en torno a estas ‘ferias’.

Este medio de comunicación intentó obtener la versión del director de Control y Orden del Municipio de Ambato, Fernando Torres, pero hasta el cierre de la edición no se obtuvo respuesta al pedido realizado. (CNS)

 

 

Otro problema

Comerciantes y moradores de las calles Primera Imprenta y Tomás Sevilla sostienen que los cobros no se harían únicamente por el espacio, sino también por los pagos a usureros, pero como no hay una denuncia en firme, la situación no mejora y contrario a ello se agrava con el pasar del tiempo.

Ante este particular Miguel Ulloa, abogado civil, recordó que en el artículo 309 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), se habla de la usura y se establece un período de privación de libertad de cinco a siete años, a la persona que otorgue un préstamo directa o indirectamente y estipule un interés mayor que no está permitido por ley.

Por ello hizo un llamado a quienes se sientan afectados por los usureros a que pongan denuncias en firme y las autoridades puedan actuar en derecho.

Mercado Municipal a punto de colapsar

DAÑOS. Hay filtraciones y espacios deteriorados por el abandono.

11 millones costó esta obra, pero también se invirtieron más recursos en reparaciones fallidas.

Cinco años han transcurrido desde la inauguración del Mercado Municipal en Santo Domingo. En su momento fue considerado como un proyecto emblemático e ideal para terminar con el comercio ambulante en las calles colindantes.

Las expectativas eran grandes hasta mediados de 2017, pero en la realidad resultó una obra cargada de problemas. Al principio muchos comerciantes recorredores ingresaron para trabajar en este predio, pero la falta de clientes provocó que deserten pocos días después.

‘Selva de cemento’

En la segunda planta solo quedan rótulos de varias tercenas que en su momento funcionaron ahí. Los locales cerraron hace varios años, sus estructuras permanecen llenas de polvo y en algunos casos estos pasillos son ‘improvisados’ como baños públicos por personas de conducta inadecuada.

Un tiempo funcionó la dirección municipal de Mercados en este piso, pero al igual que los comerciantes también migró. Ahora pretenden habilitar las oficinas de Epmapa, aunque en el proyecto inicial este espacio jamás fue diseñado para la atención de instituciones públicas, sino para la comercialización de cárnicos.

Arreglos fallidos

Con la administración actual se realizaron ‘mejoras’, pero tampoco dieron resultados. Se instalaron escaleras eléctricas de adorno, pues, funcionaron pocos meses y en la actualidad permanecen inhabilitadas.

“Da pena decir que es un edificio nuevo, parece que lo han parchado por partes. Esta estructura no vale nada, me da vergüenza que se hayan aprovechado para hacer esta obra de desperdicio”, dijo Victoria Celi, dirigente de los comerciantes.

Reveló que durante los últimos cinco años recolectaron cerca de 32 mil dólares entre los comerciantes del mercado. Los rubros fueron para las obras de mejoramiento pero tampoco aguantaron.

“Las escaleras eléctricas se quemaron con las goteras y había riesgo de que la gente se electrocute. Además, el ascensor está dañado”, expresó Celi.

Inundados

El problema es general. Sin embargo, en la actualidad los más afectados son aquellos comerciantes de mariscos y cárnicos que se ubican en la primera planta.

La tubería de aguas servidas colapsa en la parte de los comedores y esto provoca filtraciones en la zona baja. No hay caída y según entendidos el diámetro de los tubos no es el adecuado para un lugar ocupado por centenares de personas.

Shirley Carpio pide soluciones inmediatas para no perder a la poca clientela que aún les queda. “Se van a quedar en la calle Ambato comprando, porque este trabajo de tuberías está mal hecho, cae agua sucia y apestosa”.

Contingencia

Élber Loor, administrador del Mercado Municipal, aceptó que hay problemáticas en el sitio y analizan el informe emitido por Obras Públicas para impulsar las reparaciones.

“Estamos haciendo gestiones para los correctivos. Hay que reconocer que son soluciones temporales porque el problema va más allá y se está levantando el proceso para cambiar la tubería con un diámetro más grande”, dijo el funcionario. (JD)

PANORAMA. La segunda planta luce abandonada.
PANORAMA. La segunda planta luce abandonada.
Proyección
El alcalde Wilson Erazo manifestó que el diseño es ‘feo’ y que las inundaciones son por problemas de infraestructura. “Hay que hacerlo funcional, vamos a adecuarlo para que el mercado cobre el sentido verdadero·.
El dato
Fue inaugurado el 16 de junio de 2017. Cada comerciante cancela 35 dólares mensuales por concepto de alícuota.
CIFRA
200 comerciantes laboran en el sitio, aproximadamente.

PANORAMA. La segunda planta luce abandonada.

Los procesos de condonación de deudas han sido ineficientes para ayudar a los pequeños agricultores y comerciantes durante los últimos 30 años.

Acuerdos. El 18 de julio pasado se cerró la mesa de diálogo para establecer alivios financieros

Pese a los alivios financieros extraordinarios,  los problemas económicos y productivos siguen sin solucionarse.

En las últimas tres décadas, cada tres a cuatro años, los esquemas especiales de condonación y moratoria en el pago de deudas vencidas, sobre todo con la banca pública, han sido la típica respuesta ante las continuas crisis económicas y productivas en sectores como el agro y el comercio minorista.

Sin embargo, Gabriela Torres, economista y exconsultora en organismos multilaterales, explicó que este tipo de medidas han demostrado ser ineficaces para mejorar las condiciones laborales e incluso familiares de campesinos y microempresarios.

“Las condonaciones solo esconden y borran el problema a corto plazo, pero sin real inversión en riego, acceso a tecnología y asistencia técnica, sobre todo para los agricultores, en poco tiempo la situación económica es igual o peor que antes de la medida del perdón crediticio”, dijo.

Aproximadamente, se han gastado más de $500 millones en perdonar deudas en los últimos años, pero ese dinero pudo invertirse en caminos vecinales, mejores sistemas de agua potable, maquinaria, entre otros.

Al inicio de las mesas de diálogo, el movimiento indígena tenía pretensiones desmesuradas sobre condonaciones generales y moratorias de al menos un año en el pago de intereses en todos los créditos de hasta $10.000 en el sector público y privado. Esto hubiese provocado un serio daño a sectores como el de las cooperativas.

“Al final, los acuerdos son más mesurados, pero no tocan los problemas centrales de por qué varios cultivos están desapareciendo porque ya no son rentables o por qué no se impulsa la asociatividad para eliminar intermediarios en favor de los pequeños productores. Las reestructuraciones son mejores que las condonaciones porque mantienen el compromiso de pago, pero se necesita más”, añadió Torres.

Las condonaciones le cierran la puerta de futuros financiamientos formales a los supuestos beneficiarios, los cuales tienen una alta probabilidad de caer en el chulco y endeudarse aún y en peores condiciones.

El resultado en el sector agropecuario, por ejemplo, es que su peso en el PIB nacional está estancado desde hace años. Además, se han postergado inversiones necesarias en el sector rural, lo que provoca más problemas sociales, políticos y económicos.

Movimiento indígena quiere más

Los acuerdos entre el Gobierno y el movimiento indígena establecieron dos tipos de alivios financieros: condonación de saldos vencidos de hasta $3.000 en la banca pública; y reestructuración de saldos vencidos entre $3.000 y $10.000 tanto en la banca pública y privada.

Vilma Salgado, exgerente de la AGD y asesora de los indígenas, ha explicado que quedaron temas pendientes. Por un lado, se exigen mayores alivios de la banca privada y que se precise el alcance de las ayudas ya acordadas. Incluso algunos dirigentes buscan una reunión directa con los representantes del sector privado.

En este sentido, Marco Rodríguez, presidente ejecutivo subrogante de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca), ha puntualizado que no se puede establecer el número de beneficiarios y los montos, porque eso dependerá de las solicitudes que hagan los clientes.

Asimismo, recordó que, si bien las reestructuraciones se establecieron en montos vencidos de entre $3.000 y $10.000, el sistema financiero privado está abierto a refinanciar operaciones por debajo o por encima de esos valores, sin necesidad de que eso se haya incluido en los acuerdos.

“Durante la parte más dura de la pandemia se hizo una reestructuración de aproximadamente $10.000 millones. Aproximadamente el 36% de la cartera de la banca. Mirando caso por caso las necesidades de los clientes. A la presente fecha, $3.450 millones siguen siendo objeto de refinanciamiento y reestructuración. Más de 300.000 clientes son beneficiarios”, aseveró.

Otro punto pendiente, y que inquieta a los indígenas, es establecer mecanismos para que las tasas de interés lleguen a niveles mucho más bajos de los actuales. Pero, este tema se sale del enfoque de la mesa de diálogo.

En este contexto, Salgado ha declarado que, los acercamientos con el Gobierno fueron valiosos e interesantes, pero para evitar que se reavive el conflicto, y para tratar nuevas medidas, se deberían implantar nuevas reuniones entre las partes por lo menos una vez por año. (JS)

Durante lo más duro de la pandemia, siete de cada diez dólares de la cartera total de microcrédito se refinanciaron a través del sector financiero privado.
2% del total de $36.000 millones de cartera de crédito en el sector privado está vencido. Eso equivale a $720 millones.

Banca pública entregó más de $400 millones en créditos en el último año

Desde el 1 de junio de 2021 hasta el 7 de julio de 2022, se otorgaron aproximadamente $480 millones a través de Banecuador. Los beneficiarios fueron 105.000 personas con un promedio de $4.000 por operación

“Desde el punto de vista práctico más del 80% de la cartera entregada en Banecuador es agrícola y pecuaria. Y se suma el pequeño comercio se llega al 95%”, puntualizó Iván Andrade, presidente del Directorio de la Corporación Financiera Nacional (CFN).

A esos recursos ya entregados y los presupuestados desde inicios de 2022, se sumarán al menos $540 millones más en nuevas líneas de crédito acordadas dentro de los diálogos entre el Gobierno y el movimiento indígena.

Asociación de comerciantes mayoristas de mariscos celebra un aniversario más

ALGARABíA. Los emprendedores disfrutaron de las actividades.

Con el desarrollo de varios actos sociales, culturales y deportivos, la asociación de comerciantes mayoristas de mariscos 25 de Julio, celebró un aniversario más de creación.

El presidente del gremio, Néstor Orellana, destacó los logros conseguidos en los 23 años de vida jurídica, en donde ha sido fundamental el aporte de instituciones, entre ellos el Municipio con el adecentamiento y asfaltado de las calles circundantes al mercado propio localizado en la Camilo y Arévalo y puente Sur, en San Camilo.

“La ciudadanía está concurriendo y eso nos da méritos para seguir luchando en beneficio de la Asociación”, expresó Orellana.

aniversario comerciantes mayoristas mariscos| Diario La Hora

Los programas de este lunes 25 de julio de 2022 empezaron con una misa de acción de gracia en memoria de cinco compañeros fallecidos. “Ellos no están con nosotros, pero solo nos queda el recuerdo y la lucha constante de que fueron socios fundadores”, acotó el dirigente.

Además, hubo juegos tradicionales, entre los que constan:  cuarenta, palo encebado, carrera de ensacado, huevo en la cuchara, entre otros coordinado por las comisiones respectivas organizadoras. (DLH)

Comerciantes del Mayorista denuncian corrupción en adjudicación de puestos

CASO. Los puestos, a decir de los comerciantes, son adjudicados a personas que han pagado por ellos.

Venta ilegal de puestos, adjudicaciones fraudulentas, malos tratos, entre otras situaciones, son parte de las denuncias que comerciantes del mercado Mayorista, específicamente de la nave de cebollas, hacen respecto a la actual administración de la Empresa Pública.

Mariana Quinatoa, presidenta a la Asociación Unión, Esfuerzo y Trabajo, que corresponde a las expendedoras de cebolla, aseguró que han sido testigos de diferentes irregularidades que, al parecer, se estarían dando en el sitio.

Es que la ciudadana sostiene que existen comerciantes de su Asociación, que han sido extorsionadas a cambio de la asignación legal de un espacio para trabajar, así como de otro caso en el que una mujer fue despojada de su puesto, pese a haber pagado las multas que le fueron impuestas.

Quejas

“Estamos muy decepcionados de tantas cosas, indignados de que se violen nuestros derechos, el gerente no nos escucha, no sabemos porqué el señor Mario Mayorga interviene en la ‘transferencia de puestos’”, dijo Quinatoa.

Javier Ortiz, gerente de la Empresa Pública Mercado Mayorista, sostuvo que, “es lamentable este tipo de información, los reclamos deben ser legales, si tienen conocimiento de irregularidades que pongan la denuncia, pero no lo hacen. Conozco claramente los procesos que se han dado aquí, no existe violación de derechos a nadie. Verbalmente se pueden decir muchas cosas sin pruebas”, aseguró el funcionario.

Cuando las comerciantes protestaban por esta situación, intempestivamente, el servidor se negó a seguir escuchando el pedido de las comerciantes, quienes aseguraron que siempre tiene la misma actitud. “El nunca escucha”, mencionó una de las vendedoras.

DATO

Según los comerciantes, no han sido escuchados por las autoridades.

Malestar latente

Luz Caluña, vendedora de cebolla, aseguró que existen anomalías en las adjudicaciones. “Hemos hecho escritos, hemos llegado hasta la Alcaldía y no tenemos ningún resultado, por eso estamos aquí. Esta administración no nos ha dado oídos, hay varias personas de las mismas familias con puestos”, denunció.

Patricia Acosta, comerciante, aseguró sentirse atemorizada por los diferentes problemas que, a decir de ella, ha tenido con el actual Gerente.

“Siento pena y temor, he venido luchando por un puesto, me pidieron una fuerte suma de dinero para adjudicarme, lo hizo una persona que trabaja con el señor Mario Mayorga, no pude darle lo que me pidió, le ofrecí algo a mi voluntad, pero me dijeron que ya me habían negado y que (el puesto) está dado a otra persona”, sostuvo.

Indignación

“Yo soy sola, cuando pasó lo de la pandemia no dejaban entrar a personas adultas mayores. Luego me contagié de covid, así me atrasé de los pagos, cuando quise volver ya no me devolvieron. Me hice un préstamo para pagar los 10 meses que debía, pero no me reintegraron. El señor Mayorga me dijo que podía ocupar un pedazo del puesto que tiene botado, pero la señora presidenta me dijo que ocupe el puesto 36, y es mi sorpresa que ha llegado el nuevo dueño y botaron mi carga a un lado”, dijo sollozante otra comerciante.

Guadalupe Zarzosa, también vendedora dijo que “si una no viene a trabajar uno o dos meses le quitan el puesto, el señor Mario Mayorga fue nuestro compañero de venta de cebolla y no ocupa, porqué no pueden quitarle, tiene mallas ahí, qué corona tiene”, agregó. (MAG)

 

Asociación

Mario Mayorga, presidente de la Asociación de Comerciantes del mercado Mayorista, desmintió que se estén realizando adjudicaciones fraudulentas de puestos y cobros, además, dijo que lo denunciado no es más que el anhelo de perjudicar su imagen y a la actual administración de la entidad pública, asimismo, sostuvo que su puesto sí es utilizado y que nunca se ausenta de sus labores. “La boca de mis compañeros comerciantes es de miedo”, agregó.

Versión del Comisario del mercado Mayorista

Ítalo Acosta, comisario del lugar desde hace más de 10 años, aseguró que no conoce sobre las adjudicaciones, pues lo maneja una comisión específica, pero hizo énfasis en el hecho de que estas denuncias de irregularidades son frecuentes entre los comerciantes.

“Tenemos conocimiento de las quejas, las hemos recibido, se han hecho apelaciones, pero de parte de arriba no hay contestación”, dijo el Comisario, quien además, aseguró que “al señor Mayorga no se le ha visto en el puesto. Nosotros como funcionarios hemos querido actuar, pero no se ha podido hacer nada, he presentado informes pero el espacio se mantiene cercado”, mencionó.

 

Gerente dice que todo es transparente

Javier Ortiz, gerente de la Empresa Pública Mercado Mayorista, dijo que los puestos son adjudicados en comisiones y que la última de hecho, se realizó con la fiscalización de Cristina Pérez, concejal.

“Hemos contestado legalmente a todas las quejas, el reintegro de las personas a puestos que han perdido por falta de pagos y demás, no es un derecho que esté normado”, indicó.

Ortiz fue enfático en el hecho de que los puestos son bienes del Estado y no se venden. “Si han sido víctimas de estafas deben poner la denuncia en la Fiscalía para que se investigue”, agregó.

Víctimas de los extorsionadores realizan marcha en Babahoyo

Llevaron un pliego de peticiones a la Gobernadora, pero solo los recibió el guardia de seguridad de dicha entidad gubernamental.

BABAHOYO • Como una falta de respeto calificaron un grupo de al menos 50 comerciantes, la ausencia de las autoridades en la Gobernación de Los Ríos, luego de llevar algunas peticiones por escrito, tras la marcha por la paz, la cual fue convocada desde la semana anterior.

“Queremos trabajar y queremos seguridad”,  fueron las consignas que se escuchaban en la marcha, la cual recorrió las principales calles de Babahoyo, hasta concentrarse en los exteriores de la Gobernación.

“No solo debemos reclamar quienes hemos sido víctimas de las extorsiones. Debemos unirnos porque esto nos afecta a todos. Esto no es político, es el clamor ciudadano. Ya es hora que la Gobernadora (Génesis Blum)trabaje por este pueblo, nos sentimos abandonados e inseguros. Hoy hemos llegado aquí y ninguna autoridad nos da la cara”, sostuvo María Rodríguez, comerciante de la localidad.

Poca Concurrencia

Ana Arias, presienta de la Cámara de Comercio, quien encabezó el recorrido, sostuvo que es hora de que las autoridades se unan para encontrar alternativas ante la inseguridad.

“La poca asistencia se debe al temor, los comerciantes estamos viviendo en zozobra, queremos libertad, de pronto la Gobernadora debe estar ocupada, pero necesitamos seguir coordinando acciones”, mencionó la dirigente.

Atentado

Uno de los últimos atentados se registró la noche del lunes 11 de julio de 2022, aproximadamente a las 20:00.

En esta ocasión la Farmacia SanFarma, del grupo Ronquillo, fue incendiada su puerta, sujetos en moto no les importó ser vistos por los transeúntes, y lanzaron gasolina y fuego a la botica.

Cabe indicar que este sería el cuarto atentado a los negocios de Fernando Ronquillo, incluso el gimnasio Ímpetu de su propiedad ha sido baleado, también quemadas sus puertas al igual que la farmacia. (DLH)

Comerciantes utilizan préstamos para convertirse en chulqueros

REALIDAD. Muchas personas vieron en el chulco una forma de generar recursos de manera informal.

Economía informal, así le llaman los especialistas a la usura o chulco que pese a ser un delito, este ha crecido en Ambato, al punto que los emprendedores y comerciantes empiezan a hacer préstamos en entidades financieras para dedicarse a esta actividad ilícita.

 

Historia

Mercedes es comerciante de pollos pelados y la pandemia la dejó en la quiebra, al punto que se endeudó en 7 mil dólares con usureros para salvar su local.

El interés que pagaba era del 25% y le cobraban cada viernes, reconoce que le advirtieron del peligro de hacer un préstamo con estas personas, pero no tenía otra opción.

Cansada de pagar un alto interés fue hasta una cooperativa para pedir un préstamo de 15 mil dólares.

El justificativo que puso fue para agrandar su negocio y esta vez se lo concedieron, porque lo sacó a nombre de su hija y con eso pudo pagar la deuda que hizo por usura.

Con el saldo empezó a prestar dinero a sus conocidos, muchos de estos compañeros de plaza, como ella los llama, y asegura que es “consciente” por eso cobra al 12% de interés como en los bancos, para que nos sea difícil para nadie recuperar el dinero.

 

Lo que dice la ley sobre la usura

En el artículo 309 del Código Orgánico Integral Penal 
(COIP) se menciona que: La persona que otorgue un préstamo 
directa o indirectamente y estipule un interés mayor que el 
permitido por ley, será sancionada con pena privativa de 
libertad de cinco a siete años”. 
También se puntualiza que “cuando el perjuicio se extienda 
a más de cinco personas, será sancionada con pena privativa 
de libertad de siete a 10 años”. 
Así también “la persona que simule la existencia de 
un negocio jurídico y oculte un préstamo usurario, será 
sancionada con pena privativa de libertad de cinco a siete años. En estos casos se ordenará la devolución a la víctima de lo hipotecado o prendado y la restitución de todo lo pagado de manera ilegal”.

 

 

Otros casos

Carlos es otro que vio en la usura una manera de subsistencia porque con esto no solo se ha mantenido luego de perder su taller de calzado, sino que dice que ayudado a otras personas.

Él cuenta que aprovechó que su buró de crédito para obtener un préstamo y fue entonces que incursionó en el chulco como una forma de generar recursos.

Carlos asegura que el interés varía de acuerdo al monto que le piden.

La forma de pago también depende, hay quienes le pagan hasta cinco dólares diarios o esperan a un día específico, sus ‘clientes’, son personas que tienen negocios pequeños o son informales conocidos que trabajan cerca de los mercados del centro de Ambato.

En cambio, Luz pertenece a un banco comunal y aprovechó un préstamo que le hicieron de mil dólares para comprar mercadería, sin embargo, ella decidió prestar dinero y así pagar el interés en el banco comunal. (CNS)

 

EL DATO
Los chulqueros cobran hasta el 25% y 30% de interés mensual.

 

¿Qué hace que la usura sea vuelva un negocio rentable?

Para el economista Santiago Mosquera esta actividad ilícita crece indiscriminadamente debido a que nadie la controla y a que las entidades financieras tienen requisitos para obtener préstamos que muchas personas no pueden cumplir.

El chulco es ‘un arma de doble filo’, dijo Mosquera, pues aunque se accede más rápido a montos altos en la economía informal, los intereses y pagos son exorbitantes.

Aunque la recomendación es que las personas busquen créditos formales, el especialista afirma que las facilidades para acceder a estos préstamos deben ser mejores y así acabar con la usura que presenta una factibilidad falsa.

Respecto al porqué los comerciantes toman la usura como una actividad extra, Mosquera aseguró que al tener un negocio estable, pueden manejar fondos que les permite sostener su economía en caso de que perdieran al prestar el dinero.

Comerciantes riosenses exigen volver a la normalidad

Víveres. En los mercados de Quevedo los productos de primera necesidad ya se evidencian de a poco.

La paralización le pasa factura a las personas que viven del día a día, es decir, los que se dedican a las ventas informales.

Los comerciantes exigen volver a la normalidad, debido a que con 17 días de paralización las ventas han declinado considerablemente. El presidente de la Cámara de Comercio de Quevedo (CCQ), Marco Franco, le dijo a LA HORA que otro obstáculo que afecta al comercio local, es la delincuencia, dado a que los propietarios de negocios se han visto en la necesidad de cerrar sus puertas a las 17:00, mientras que antes cerraban con normalidad hasta las 19:00, por los múltiples asaltos y robos a  mano armada «y ahora los saqueos que se dan en las manifestaciones» «Los negocios no pueden ejercer sin seguridad» señaló.

«Existe una indolencia por parte de las autoridades al cerrar locales» dijo , señalando que los comerciantes han tenido que elevar sus precios debido a que los manifestantes cobran un ‘peaje’ para poder pasar con los alimentos a los diferentes destinos. «los comerciantes pagan $60 dólares para poder pasar, encareciéndole la vida a los quevedeños». Manifestó que por esa razón muchos comerciantes han preferido agotar sus stock y dejar de vender hasta que el paro culmine. Del mismo modo enfatizó que está a favor del descontento nacional pero, las manifestaciones sólo dejan más zozobra.

«Paralizar y destruir no es la solución para la pobreza, sólo se genera más pobreza», expuso el presidente de la cámara de comercio, también dijo que los productores de cacao no tienen compradores, y por ello se han visto en la necesidad de despedir personal, generando un gran número de desempleados, siendo los más afectados aquellos que trabajan al diario, y los comerciantes informales.

Comerciantes del mercado ‘el rio’ indicaron a LA HORA, que los productos están llegando con más regularidad y que los precios de igual manera se ajustan a lo que se vendían antes del paro, del mismo modo comunicaron que al momento se encuentran abastecidos e invitaron a la ciudadanía a realizar sus compras allí. Por otro lado, varios locales se encuentran cerrados y han decidido unirse a las manifestaciones.

Comerciantes de la Terminal Terrestre de Quevedo registran pérdidas

CERRADOS. La mayoría de los locales ha cerrado, solamente se encuentran activos el 20%

La economía mantiene en constante estado de preocupación a las familias quevedeñas, por causa de la paralización de la Conaie. Los comercios se quedan sin compradores.

En Quevedo la mayoría de los comerciantes han decidido cerrar sus puertas. Claro ejemplo, quienes laboran la Terminal Terrestre del cantón, debido a las grandes pérdidas que se han generado en sus ventas. Por otro lado, algunos continúan asistiendo a sus negocios con la motivación de no quedarse en casa,  pues mantienen la fe en que todo mejore.

«Mi negocio está quebrando, porque no hay circulante», clamó Rosa Tapia, quien se dedica a la venta de desayunos y almuerzos dentro de la Terminal, ella mostró preocupación porque es el sustento de su familia. «No logro vender ni 10 almuerzos, mientras que antes del paro yo vendía más de 60», por último la emprendedora afirmó que si la situación continúa así, cerrará su restaurante.

De igual manera, Nelly, comerciante de ropa en la Terminal hizo un llamado al Gobierno. «Le pedimos al Presidente Guiller Lasso que se ponga la mano en el pecho, estamos perdiendo todos con esta revueta», dijo. Asimismo, manifestó que la pandemia de por sí había acabado con los negocios de miles y millones de personas, y que recién el país se estaba reactivando, y con el paro se generarían miles de pérdidas de emprendimientos.

Entrevista

Por su lado, el director de la Terminal Terrestre, Nello Vidales, le dijo a LA HORA que la cifra de usuarios ha bajado considerablemente, antes del paro viajaban aproximadamente 6.000 personas diariamente, y que durante la tarde de este jueves 23 de Junio de 2022 solamente asistieron alrededor de 792 pasajeros, dado a qué están activas solamente nueve cooperativas de transportes de un total de 32, es decir, antes de la paralización salían aproximadamente 1.200 unidades, y ahora la cifra no llega ni a 300, mermando considerablemente la economía local.

«Los transportistas toman riegos, toman vías alternas consideradas peligrosas y aumentan las horas de viaje», expresó Vidales, debido a que las vías secundarias de la provincia vías están completamente habilitadas. Sin embargo, comunicó que las tarifas se mantienen con los precios normales y que se regulan junto la Agencia Nacional de Tránsito (ANT). (GA)