Riesgos de la Cadena de Suministro

Gabriel Nuñez

En el año 2019 hubo importantes repercusiones en las cadenas de suministro causadas por las protestas políticas a nivel nacional. Muchas de estas protestas ya se han extendido al 2022 y pueden aumentar y prolongarse durante todo el año. A medida que las manifestaciones ganan fuerza y se amplía el alcance de las reclamaciones, los gobiernos (anterior y este) luchan por abordar y sofocar eficazmente los disturbios.

Ahora bien, es fundamental que las empresas sean conscientes de los posibles estallidos de disturbios sociales y elaboren planes detallados de continuidad de negocio que tengan en cuenta los retrasos en el transporte, los bloqueos de las carreteras y el aumento de la inseguridad. Desde 2019 se observó los efectos dramáticos en las cadenas de suministro de Brasil, Chile y Colombia como resultado de grandes manifestaciones y disturbios ocurridos en esos países.

Como resultado, las empresas han debido lidiar con roturas de stock por falta de inventario para echar a andar sus líneas de producción, el método just in time (JIT), que ha sido desarrollado para lograr eficiencia en las cadenas productivas, se ha tenido que dejar de lado, en fin… Esto no es nuevo, es un problema actual en todas partes, las cadenas de suministro están muy tensas en este momento.

Todas estas movilizaciones sociales son un nuevo bache que influye, y mucho, en los flujos de una cadena de suministro nacional y global ya inestable, desde los estragos causados por el coronavirus en el 20 y 21 en este sector. Finalmente, todos los actores que protagonizan y se mueven en esta industria de Supply Chain, tienen y deben tomar las medidas necesarias y prever (o acostumbrarse) estos acontecimientos que en nuestro país se vuelven más frecuentes con el pasar de los años.

Planificación vs improvisación

Guillermo Angamarca

Guillermo Angamarca Izquierdo

En ninguna actividad humana civilizada se evidencia más la necesidad de planificar que en la gestión pública. Omitir, o improvisar, puede conducir al caos y experiencias nocivas para el desarrollo de las sociedades.

Se entiende por improvisación, según la Real Academia Española (RAE), hacer algo súbitamente, sin estudio ni preparación. Entiéndase, en la gestión pública, sin proyectos ni presupuestos previamente debatidos y aprobados.

Por el contrario, la planificación del accionar gubernamental representa la previsión ordenada, estudiada, plasmada en sendos documentos habilitantes. En el Ecuador estos se llaman Plan Operativo Anual (POA), a corto plazo, y el Plan Estratégico Institucional (PEI) a largo plazo.

En cuanto a la gestión pública territorial del GAD-Quevedo, más allá de la consideración de la conveniencia o no de los puentes deprimidos y elevados de reciente factura, y del puente que enlazará las parroquias urbanas San Camilo con la Nicolás Infante Díaz (NID), es innegable que debió estar contemplada en el Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial (PDOT). No debe olvidarse que esta es la herramienta principal de planificación de los niveles descentralizados y que el GAD-Q estaba obligado a realizarlo.

Este plan debió seguir puntualmente las fases básicas: diagnóstico, propuesta y modelo de gestión. En lo relativo a la propuesta concreta del nuevo puente San Camilo-NID, debió socializársela debidamente a nivel de todos los estamentos sociales involucrados. Debe haber evidencia de la ejecución de esta fase.

Respecto de la fase del diagnóstico, debieron considerarse los factores concomitantes del entorno. Vale decir, se entiende que el propósito del puente es que los vehículos que ingresan a la ciudad por la vía Valencia no atraviesen sus arterias y prosigan –a través del nuevo puente-  por la hermosa avenida de cuatro carriles, vía a Quito. Pero si los transportes son públicos, tendrán obligadamente que ingresar a la ciudad, porque el terminal terrestre está dentro de sus límites. Y luego salir de él hacia la vía Quito. Con ello devendría el problema de un inevitable caos vehicular.

Ergo, para solucionar tal problema, habría que cambiar la ubicación del terminal terrestre y llevarlo más allá de la rotonda (Monumento a los héroes del Cenepa), donde accede la vía desde el puente, o éste no cumpliría su objetivo. Eso también debió planificárselo.

Una idea que cambió todo

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, está lejos de ser una celebración, de recibir flores y bombones, hoy más que nunca estamos conscientes de eso, es una invitación a recordar la historia y trabajar propositivamente en las brechas que aún tenemos.

Es por esa razón que el domingo 7 de marzo del presente año, un grupo de mujeres convencidas de que unidas podemos lograr los cambios que necesita nuestra sociedad, rompiendo estereotipos y haciendo historia nos subimos en bicicletas con vestidos de colores, tacones y sombreros, otras con pantalones, cascos, moños y de cabello suelto, no hubo lluvia ni crítica que nos detenga. Teníamos un mismo objetivo: visibilizar a la Mujer unida, empoderada y libre.

Todas fuimos un equipo, no importaba si no nos habíamos visto nunca o si nos conocíamos pero ya ni saludábamos, en ese momento todas rodábamos en una misma dirección, manejando con cuidado de no cometer una maniobra que ponga en riesgo la seguridad de las demás y la propia.

Mientras conducía pensaba sí en la cotidianidad actuáramos así, más concentrada/os en nuestro comportamiento que en el de los demás. Si toda/os entendiéramos la vida como esta cicleada cuán lejos llegaríamos.

Quienes participamos de la Rodada de Altura 2021 dejamos un mensaje muy claro, necesitamos espacios públicos seguros, vías accesibles, que nos permitan disfrutar de una mejor convivencia ciudadana. Fue gratificante ver liderazgo y sororidad frente al modelo de competencia que se nos atribuye a las mujeres.

Junto a la prefecta Johanna Núñez, Irina Ortiz y Marianella Sánchez en una pequeña actividad demostramos que la alianza entre mujeres lo cambia todo. “No hace falta ser antihombre para ser promujer” (J. Galvin).

Vocación patriótica

Debemos «revocar mandatos» de modo personalizado. Las grandes manifestaciones son inservibles, si no se cuenta con el poder militar. Miren Venezuela: reiteradas movilizaciones masivas, y no pasa nada, porque allá, la fuerza pública está totalmente corrompida, adoctrinada para defender el narco-comunismo, los convirtieron en lacayos del eje Irán-Cuba, traicionaron a su Nación.

El Ecuador se endereza en tres minutos, que es el tiempo que se tarda el CCFFAA y el mando de la PPNN en decir: (Juramos defender la Nación de enemigos externos e internos. Mientras exista duda sobre el proceso electoral.

La fuerza pública de la Nación, para proteger los derechos, libertades y garantías de los ciudadanos. Desconocemos los resultados electorales, en uso de nuestro derecho a elegir, contenido en el Art. 62.2 de la Constitución de la República.

Anteponemos el interés general de la Nación, de conformidad con el Art. 83.7. En tal razón, retiramos el apoyo a los funcionarios del Estado, mientras no se practiquen el examen especial dispuesto por la Contraloría General del Estado, la experticia ordenada por la Fiscalía General del Estado, al sistema informático electoral; y el reconteo general de la votación, tanto de la elección presidencial, como de asambleístas, en el plazo de 30 días, contados desde hoy, estableciendo responsabilidades. Protegemos las garantías constitucionales, defendemos la soberanía nacional y mantenemos el orden público, observando el mandato constitucional preceptuado en el Art. 158 de la Constitución de la República.)

Pasan a la historia, como modelo a seguir en América, sin alterar el marco jurídico, no desconocen la autoridad constituida, requieren como ciudadanos, la legitimidad de su votación. La forma del reclamo difiere: la sociedad civil sale a protestar a las calles; la fuerza pública, retira el apoyo a los funcionarios que se oponen, hasta que realicen sus exigencias constitucionales. ¡Primero mi Patria!

Lucha histórica que se conmemora

El 08 de marzo está lejos de ser un día festivo, para ello es importante conocer su origen.
En la fábrica Cotton de New York el 08 de marzo de 1908 ciento veinte y nueve mujeres murieron en un incendio. Las obreras buscaban reducir la jornada laboral a 10 horas y solicitaban un salario igual al de los hombres. En 1910, dos años más tarde de lo sucedido, se proclamó el día Internacional de la Mujer.

Actualmente sabemos que la pérdida de estas vidas sentó un precedente para el reconocimiento y ejercicio de derechos fundamentales que durante años nos fueron negados.

Que esta fecha sea ocasión de reflexión y análisis de lo logrado, de lo pendiente y de lo injusto que aún convive con nosotros.

Ciento trece años después luchamos para que la sociedad destruya todos los estereotipos que tanto daño hacen al progreso del país y del mundo, violencia sexual y política, injusticia, machismo, brecha salarial y desigualdad de género son construcciones sociales que perduran, no podemos esperar que transcurran otros cien años para ver con nostalgia las vidas perdidas bajo pretexto de la cultura.

Muchos repiten que se ha ganado mucho, me pregunto si saben cuántas familias aún lloran por sus hijas, madres y amigas que nos dejaron por rechazar el sistema o fueron víctimas de femicidio; muchos repiten que el feminismo es extremista, me pregunto si se han detenido a escuchar que lo único que se busca es igualdad de derechos y oportunidades; muchos repiten que exageramos, me pregunto si saben que ningún país del mundo ha alcanzado la igualdad de género.

Necesitamos cambios, no podemos heredar un mundo violento a nuestros hijos e hijas, no podemos heredar miedo y desigualdad, no podemos heredar estereotipos que siguen limitando la participación de mujeres en espacios laborales y políticos.

Concienciación nacional y mundial, porque no se puede cambiar lo que no se conoce.

El Estado frente a jóvenes consumidores

El consumo de drogas en los jóvenes, es un tema y problemática social de gran importancia en el Ecuador, pues ocupamos el cuarto lugar de jóvenes que oscilan entre los 12 a 20 años, consumidores de sustancias catalogadas sujetas a fiscalización, en la región. Consumos originados por distintos factores, tales como problemas familiares, influencias de amistades, o por curiosidad. A consecuencia de la adicción a las distintas drogas, han desatado problemas familiares; de convivencia social; y graves daños a su integridad y salud.

La rehabilitación y la reinserción de jóvenes adictos debe ser primordial para el estado, esto a través de políticas públicas que no trate únicamente de prevención, como se ha venido dando desde hace varios años atrás, ejecutando programas en instituciones educativas, centros médicos y otros medios de fácil y gratuito acceso para los jóvenes. Que si bien es cierto, estos programas preventivos, de una u otra manera han ayudado a controlar el alto índice de consumo de este grupo, pero más allá de aquello, se requiere abordar políticas desde una perspectiva de rehabilitación y reinserción a la sociedad, mediante tratamientos de calidad y en instalaciones de primera.

El estado ecuatoriano identifica la adicción y consumo de sustancias catalogadas a fiscalización como problema de salud pública, y por ende es responsabilidad exclusiva del estado garantizar su tratamiento y rehabilitación, y la no criminalización. Así lo determina nuestra Constitución de la República, en su artículo 364. En tal virtud, concluyo, que se debe prestar más atención a esta problemática para rescatar y no seguir perdiendo más jóvenes en la adicción de drogas, pues somos el presente y el futuro de la sociedad ecuatoriana.

diego.alban.96@hotmail.com

Cambiar de régimen

El sistema presidencialista durante cien años ha causado los mayores fracasos no solo al país, a toda Sudamérica provocando la ingobernalidad de la región. No se puede dudar que el mayor desengaño se debe a la incapacidad política, del presidente, no tiene un rumbo claro, y el gabinete no asume la afinidad necesaria para gobernar al país, es un gobierno fragmentado, producto del régimen presidencialista.

Los problemas de los gobiernos presidencialistas no se presentarían bajo un régimen parlamentario, que por aserto genera gobiernos unificados, el jefe de gobierno se elige por una mayoría absoluta de los diputados. Tiene mejores probabilidades para impulsar programas, reduce los conflictos entre poderes y cuenta con mecanismos eficaces para resolverlos.

Bajo un sistema semejante, se hubieran podido resolver exitosamente conflictos tan graves como los que hemos visto en, Ecuador, Perú, Haití y, desde luego, Venezuela, sin necesidad de confrontaciones callejeras, derrame de sangre y pérdida de vidas humanas.
En Venezuela, hemos visto las enormes dificultades para realizar un plebiscito revocatorio, la gran cantidad de firmas certificadas que se requiere reunir, y las trampas e negaciones jurídicas para acreditarlas o desconocerlas.

En un régimen parlamentario la remoción de jefe de gobierno inepto o abusivo es más sencilla; puede bastar con un voto de censura emitido por una mayoría parlamentaria.
Pero de lo que sí podemos estar seguros es de que el sistema presidencialista simple no funciona, al menos no en condiciones democráticas. Lo hemos atestiguado durante años, los intentos para instaurar un presidencialismo democrático han fracasado una y otra vez, obteniendo democracias frágiles, y presidencialismos autoritarios y corruptos.

Los parlamentarismos modernos en Europa y otros países como India o Japón surgieron mucho más tarde, ya cuando nuestros países se habían comprometido, con el rígido modelo presidencialista. En tanto sigamos aferrados al sistema presidencialista, nuestras democracias latinoamericanas quedarán empantanadas, o de plano se vendrán abajo como ya empezó a suceder en más de un país. Somos, por naturaleza, incapaces de darnos cuenta del problema y del daño causado.

jorgegilberto@yahoo.com

Tutela judicial efectiva

Magistrados, jueces, fiscales y abogados hablamos todos los días de este tema, quizá sin entender la hermenéutica legal y su importancia en todo proceso judicial y administrativo; entonces, la doctrina se ha encargado de explicarnos, sosteniendo que la tutela judicial efectiva es el derecho que tienen las personas para recurrir al órgano jurisdiccional para obtener una respuesta legal y constitucional a sus pretensiones. Pues, nada más bárbaro sería recibir una sentencia judicial contraria a la razón y a la ley.

Para cumplir su cometido, la tutela judicial efectiva se nutre del derecho a la defensa y del acceso gratuito a la justicia, siguiendo el trámite establecido en el ordenamiento jurídico para cada reclamación, esto es, aplicando el debido proceso, en el que, el principio de igualdad sea el denominador común en la justicia ecuatoriana, porque sólo así se garantizará la seguridad jurídica.

Debemos entender que el más alto deber del Estado consiste en respetar y hacer respetar los derechos garantizados por la Constitución de la República del Ecuador, para que la vida, la integridad personal, el honor y el patrimonio estén garantizados, y, de esta manera se contribuya a una convivencia pacífica entre ciudadanos.

Parte fundamental de la tutela judicial es la inmediación o presencia de los litigantes, testigos, peritos y fiscal frente al juzgador, donde se judicializan las pruebas que servirán para dictar el fallo; de vital importancia es también la celeridad de la justicia, porque si ésta es tardía, no tiene mayor importancia, ya que los litigantes han agotado su tiempo, sus energías, su dinero y en muchas ocasiones han abandonado sus causas; consecuentemente la justicia tiene que ser rápida y oportuna, a efecto de que los justiciables tengan su respuesta fundamentada por medio de una sentencia debidamente motivada bajo los principios de razonabilidad, comprensibilidad y lógica, para que de esta manera las partes procesales se den cuenta de su error o acierto y puedan conformarse o interponer los recursos correspondientes.

mesiasmestanza@yahoo.es

¿Tenemos Futuro?

El país atraviesa una época de incertidumbre, de pesimismo, fruto de políticas elitistas tradicionales, que desde siempre abandonaron a su suerte al pueblo llano, generando una ola de inconformidad evidenciada por la elección de presidentes demagógicos que ofrecieron cambiar la historia, pero cayeron en las garras de la corrupción e instauración de un narco Estado, obedeciendo consignas maliciosas extranjeras, creando estructuras delincuenciales, que compiten con las otras, ya existentes.

El resultado es lo que hoy vemos. Una lucha entre grupos políticos, caras visibles de intereses inconfesables, que no pueden, ni quieren, proponerle al país lo que en realidad se requiere para su desarrollo.

Los unos han lucrado económicamente de los recursos del país oligopolizándolos, apoyados en una perversa central de riesgos que los protege, en desmedro del progreso de la gente en sus emprendimientos, rematado por unos costos financieros que ensombrecen sus emprendimientos.

Los otros, con mentalidad de comuneros, revanchistas ante siglos de explotación, cuyas aparentes buenas propuestas, se chocan con la mentalidad aguerrida y sectaria de sus adláteres.

Y tenemos a los que proponen continuar con el despilfarro de recursos ajenos, y el regreso de este grupo señalado por la justicia como estructura criminal, sin un plan de reactivación económico sostenible en el tiempo, manteniendo el Estado obeso, y hostigando al empresario generador de empleos sostenibles.

Este desastroso cuadro, es producto de la degeneración de nuestra política, de la inclusión de personas de bajos instintos en el manejo de la cosa pública, con honrosas excepciones. El malintencionado voto en plancha, facilitó que cualquier tipo persona haya sido electa. Y todos pagaremos la factura.

A los Mandatarios les toca desafortunadamente, obedecer consignas grupales elitistas. Los Ministros tienen límites para hacer una gestión transparente y efectiva. Las mafias se reparten los botines y defienden sus espacios. La podredumbre está por doquier. ¿Algún candidato podrá convencernos de lo contrario?

Difícil encrucijada.

eduardochiribogapuntoverde@hotmail.com