En la isla Costa Rica quieren clases semipresenciales

PLANTEL. La Unidad Educativa Ciudad de Guayaquil cuenta con 107 estudiantes y 11 docentes.

ZONA 7. Para llegar a la isla Costa Rica, parroquia Jambelí del cantón Santa Rosa – El Oro, una alternativa es llegar en vehículo a Puerto Hualtaco y de ahí viajar durante 30 minutos en lancha.

En el lugar funciona la Unidad Educativa Ciudad de Guayaquil con 107 estudiantes y 11 docentes. Durante la pandemia, se ha trabajado con medios tecnológicos, pero los problemas de conexión dificultan la tarea, además de los cortes periódicos del servicio de energía eléctrica.

A esto se suma que la comunidad está formada por pescadores. Las pesadas faenas en el mar y en los manglares limita que puedan ayudar en el proceso de aprendizaje de sus hijos.

Gilmer Cruz Alvarado, presidente del Comité de Padres de Familia, considera que es necesario que los niños, niñas y adolescentes, reciban clases semipresenciales. “El profesor tiene la vocación para enseñar y mucho mejor si es en el aula”.

Del diálogo mantenido, con los padres, Gilmer comenta que el 85% está de acuerdo en el retorno, siempre y cuando se cumplan las medidas de bioseguridad.

Magda Salazar, coordinadora Zonal 7 de Educación, pidió al rector del plantel, Alexander Amaya, que complete los aspectos pendientes del Plan Institucional de Continuidad Educativa (PICE), garantizando especialmente el buen estado de las baterías sanitarias.

Ginger Cruz, madre de familia, sugiere que el retorno sea durante dos días a la semana. “La verdad es que a nosotras se nos hace difícil ayudar en los deberes. El docente está preparado para esa tarea”, añadió.

Glenda Cruz coincide: “Estoy segura de que con las clases semipresenciales mi hijo aprenderá más”. El Ministerio de Educación trabaja para la reactivación de las instituciones educativas, planes de reinserción escolar y nivelación, brindando los insumos para reactivar la infraestructura educativa a escala nacional.

 

TOME NOTA

En la Zona 7, 314 instituciones educativas tienen aprobado el PICE.

Plan piloto de retorno presencial en la UTPL

RETORNO. Hoy vuelven a clases presenciales en la UTPL los estudiantes de: Bioquímica y Farmacia, Enfermería y Medicina.

El plan piloto de retorno progresivo para las actividades académicas presenciales de la UTPL iniciará con tres carreras.

 

La Universidad Técnica Particular de Loja iniciará su proceso de retorno progresivo voluntario a las actividades académicas presenciales correspondiente a las carreras de: Bioquímica y Farmacia, Enfermería y Medicina, de acuerdo a lo aprobado por el COE Institucional UTPL, COE Cantonal y COE Nacional. Aplicando las siguientes fases:

– Fase 1. Preparación del 7 al 13 de junio del 2020: incluye la revisión y preparación de espacios por parte de la Unidad de Seguridad en el Trabajo y Salud Ocupacional, conjuntamente con la Gerencia Administrativa.

– Fase 2. Inicio de actividades académicas presenciales del componente práctico-experimental, a partir del lunes 14 de junio de 2021.

Los miembros de la comunidad universitaria deberán cumplir obligatoriamente con lineamientos de actuación y protocolos establecidos para el retorno progresivo voluntario a los laboratorios académicos del Departamento de Ciencias de la Salud, a fin de procurar la seguridad y bienestar de los estudiantes y el personal que ahí labora.

Para más información, puede ingresar a: covid19.utpl.edu.ec/soy-mas

Las demás carreras mantendrán sus actividades académicas bajo la modalidad virtual como se ha venido desarrollando hasta el momento.

Clase presencial

MARÍA LUISA GÓMEZ DE LA TORRE GÓMEZ

Aunque no es general  la apertura de centros educativos, anhelamos que jardines de infantes, escuelas, colegios y universidades logren su objetivo, recibir a estudiantes en las aulas de clase y contar con la presencia del o la docente ejerciendo el principio de autoridad dando las normativas diarias del buen vivir, del buen hacer, haciendo que brille

en alto la disciplina y excelente formación educativa dentro y fuera del plantel, en los espacios públicos y privados,  en el hogar, con propios y extraños. Sabemos que la educación decayó considerablemente y hay que retomar lo bueno y excelente que nos inculcaron y enseñaron los doctos maestros que tuvimos, mejor dicho, educadores de lujo por su sapiencia, modales finos, distinción a toda prueba, empezando por la forma distinguida de vestir ofertando la exquisita  imagen.

A muchos centros educativos llegaban los mejores profesionales, cultos y educados que normaban el proceso enseñanza aprendizaje con óptimos resultados, cómo evoco esos tiempos y qué bueno sería que volvieran.

En los tiempos actuales hay que enfrentarse a muchos estudiantes que descuidados del hogar de donde proceden llegan con malos hábitos y malas costumbres, se sientan como les place, no saben formarse, guardar silencio, tomar distancia, lucir con decoro el uniforme, la mayoría grita y no habla.

Tantas normas bellas que se perdieron y corresponde luchar para implementarlas, e incluso, a los padres de familia en ciertos casos también hay que normarlos puesto que ellos son los primeros educadores del hogar. No olvidemos que el hijo o hija es lo que aprende en su casa.

Si bien es cierto, el maestro es el amigo diario del alumno, se lo debe corregir en todo y exigirle al máximo para formar al hombre y a la mujer del mañana. Hay que recordar que no a todos se le puede decir «señor», hay quienes no lo ameritan al igual que a la fémina. Que el ambiente educativo oferte las expectativas de buena presentación, ambiente agradable, jardín cultivado, nitidez y respeto para todos.

Estudiantes retornaron a clases presenciales en Loja

Situación: Algunos estudiantes en Loja ya volvieron a las aulas a recibir clases presenciales.

En la provincia, varios planteles abrieron las puertas a los estudiantes en medio de una pandemia.

 

Con la mascarilla, cumpliendo el distanciamiento social y el alcohol en mano, ayer, cerca de 3.425 de un total de 125.000 estudiantes, regresaron a las clases presenciales, tras estar por más de 15 meses de forma virtual. La jornada de labores académicas se cumple en diferentes horarios y con un aforo restringido.

Para ingresar al plantel, a cada estudiante se le tomó la temperatura y se le colocó alcohol en sus manos, luego cada docente revisó el uso de la mascarilla, uso del gel y el distanciamiento entre uno y otro estudiante. Al final les mostraron la señalética para que tengan en cuenta las medidas de bioseguridad. Los grifos de agua y detergentes están habilitados para el lavado constante de manos.

Dentro de la provincia de Loja cerca de 185 planteles regresaron a las clases semipresenciales, de los cuales 107 pertenecen al régimen Costa y 78 al régimen Sierra. En el cantón Loja, 55 centros educativos abrieron sus puertas en barrios periféricos y parroquias rurales como: Taquil, Malacatos, Jimbilla, entre otras, cumpliendo los protocolos de bioseguridad, como la desinfección y el lavado constante de manos.

María Jaramillo, madre de Familia, expresó que ya envió a su hijo a clases, porque la situación es compleja en la casa, no tiene internet ni mucho menos un celular para cada uno de sus hijos, que estudian tanto en la escuela como colegio. “Nos pidieron que vayan con doble mascarilla, y con un gel, y eso les entregamos para que se protejan y así evitar el virus, aunque es difícil controlar un contagio masivo”, dijo.

De igual forma, Norma Lalangui, manifestó que el regreso a clases es un alivio porque no cuentan con los equipos tecnológicos, sin embargo, también existe el riesgo del contagio, debido a que los niños no miden las consecuencias ni la magnitud de esta pandemia. Temen por lo que pueda pasar a futuro, debido a que evitar la aglomeración será difícil, más aún en pequeños, que lo que quieren es compartir y jugar con sus amigos y compañeros.

Por su lado, Mónica Balbuca Castillo, rectora de la Unidad Educativa Fiscomisional Educare de la Fundación Cisol, manifestó que el plantel retorna a clases presenciales, luego de haber sido autorizado por el COE Nacional y el Ministerio de Educación en la ciudad de Loja. Durante el primer día se realizó una minga de limpieza y organización de las aulas y espacios de recreación.

La institución cuenta con 233 niños, pero no todos regresan a las aulas, sino solo quienes necesitan refuerzo y aquellos que no tienen conectividad en casa, es decir, cerca de 95 alumnos. Ellos recibirán clases en diferentes horarios y días, unos asistirán de lunes a miércoles en dos jornadas, de 08:00 a 10:30 y, de allí un receso. El otro grupo entrará de 11:00 a 12:30. Durante el receso se hará la limpieza y fumigación de todos los espacios para evitar la propagación del virus.

Los 16 docentes deberán cumplir el protocolo de ingreso, tomarán la temperatura, colocarán alcohol, uso de mascarillas y lavado de manos. En las aulas existe un distanciamiento, no ingresarán más de 10 alumnos. No habrá recesos, ni entrega de refrigerios, cuando termine la clase deberán retirarse de inmediato a sus hogares.

 

EL DATO

Para ingresar a los planteles educativos primero deben tomarse la temperatura y, colocarse el alcohol y mascarilla.

TOME NOTA

3.425 estudiantes regresan a las clases en Loja, de un total de 125.000. Alrededor de 343 docentes estarán activos en los planteles.

Cuarenta planteles volvieron a clases en Pichincha

Tras 15 meses en la virtualidad, los alumnos del colegio Eduardo Salazar Gómez volvieron a clases.

A escala nacional, 1.301 instituciones educativas tienen aprobados sus planes de retorno a actividades de tipo presencial y semipresencial.

Alison Sánchez cursa tercero de bachillerato en el colegio Eduardo Salazar Gómez, ubicado en la parroquia de Pifo (oriente de Quito), en Pichincha.

Este 7 de junio de 2021, Alison se reencontró con sus compañeros y docentes luego de 15 meses de clases virtuales.

La joven cuenta que sus padres sentían temor de mandarla al colegio, por miedo del coronavirus. “Mis padres tienen mucho miedo, pero confiamos en que todo salga bien. Yo he pasado muy angustiada por mi futuro porque las clases virtuales no son lo mismo”.

Alison es una de las estudiantes de los 40 colegios de Pichincha que retornan a las aulas de manera progresiva; es decir, que asisten dos o tres días a la semana en horarios escalonados y con grupos reducidos; esto según designe cada institución.

1.301 aprobados

María Brown, ministra de Educación, dice que 1301 instituciones pueden volver a las aulas, pero es decisión de cada una hacerlo.

En el Régimen Sierra y Amazonía-que termina clases el 30 de junio de 2021 -existen instituciones que esperarán al siguiente año lectivo (septiembre) para retornar.

Pablo Ponce, gerente del colegio Johannes Kepler, dice que hasta finalizar el año harán ensayos de cómo funcionan las burbujas sociales y cada grupo que, para su retorno a las aulas, se reduce a la mitad. “Faltan a penas 15 días para terminar clases. Estamos cogiendo las fallitas que puede haber para en septiembre estar 100% listos”, agrega.

Para quienes no se sienten listos de enviar a sus hijos a las escuelas “la misma clase que reciben los que están en presencial, la reciben los que están on-line. Al mismo tiempo”, detalla Ponce.

Bioseguridad

Antes de ingresar al colegio, una persona se encarga de tomar la temperatura a los alumnos que portan, cada cual, su frasco de alcohol.

Samir Panamá, de 17 años, está consciente de que volver a las aulas no será igual que antes. “Debemos tener dos metros de distancia, usar doble mascarilla y no prestarnos las cosas, ni compartir alimentos”.

Cada 15 días, los colegios entregarán un informe de su estado epidemiológico y el COE nacional, junto al Ministerio de Educación evaluarán si mantienen o no el retorno presencial.

Si en el camino, los padres ya se sienten listos para enviar a sus hijos a clases deben comunicarse con cada institución y realizar el trámite.

El retorno no es obligatorio, como tampoco la compra de uniformes o de libros extras a los que ya tenían los estudiantes en la modalidad virtual. (AVV)

Dato:

El 90% de los docentes ha sido vacunado.

Dato:
Los docentes que no ha recibido la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19, puede ir a un punto de inoculación los fines de semana.

Dato:
Aproximadamente 120.000 alumnos volvieron este 7 de junio de 2021, a las aulas, a escala nacional.

Nota relacionada:

Cuándo es conveniente llevar a mi hijo a clases

Padres de familia rechazan decisión del Gobierno de retornar a clases presenciales

Educación: Padres de familia y médicos rechazan el anuncio del retorno a clases presenciales.

En el sector urbano no están de acuerdo con la Ministra. Hoy retornan algunos planteles del sector rural.

 

El anuncio de la ministra de Educación, María Brown, de retornar a clases presenciales, desde este lunes 7 de junio, en la provincia de Loja es rechazado por algunos padres de familia, quienes piden garantías para los niños y jóvenes, considerando que la pandemia continúa y es tiempo de seguir evitando las aglomeraciones y reuniones masivas. Médicos también refutan medida del Gobierno.

Juan Antonio Carvallo, presidente del Comité General de Padres de Familia de la Unidad Educativa “Santa Mariana de Jesús”, señaló que en esta institución no se tiene ninguna fecha definida de regreso a clases, según el Plan Institucional de Continuidad Educativa (, la mayoría de representantes no aprobaron el retorno, por la peligrosidad del virus. En este plantel se ha trabajado en la implementación de medidas de bioseguridad como la ubicación de equipos de ozono y adecuación de espacios para controlar el distanciamiento social.

El regreso se tornaría complicado, porque los niños y jóvenes no tienen noción de la gravedad de la enfermedad, por lo que el trabajo debe duplicarse entre docentes, administrativos y padres de familia. Este año lectivo concluye de forma virtual, sin embargo, el próximo 2021-2022 podría empezar de forma presencial, pero únicamente con los padres de familia que opten por enviarlos a las aulas.

A su criterio personal, por más medidas que se implementen en los planteles no se garantizará que los niños o jóvenes no se puedan contagiar del virus. “Es un riesgo latente, pero la decisión la tendrán los padres de enviarlos o no, según su criterio o dependiendo cómo esté el número de casos en la provincia”, alegó.

Por su lado, Roberto Ochoa Herrera, presidente del Comité de Padres de Familia de la Inmaculada, agregó que la situación de las familias tanto en el sector urbano como rural es diferente. El Ministerio y las autoridades deben dar las garantías necesarias para los niños, pero el problema se torna en la aglomeración que pueda darse, y considerando que el uso de la mascarilla por mucho tiempo produce efectos leves.

En el sector rural con unos 20 o 30 alumnos será fácil, pero en el urbano con más de 1.000 alumnos será difícil. Un aula con más de 25 estudiantes se tornará un foco de contagio masivo, no solo para los niños sino el virus se trasladará a casa y los afectados serán los adultos y personas mayores. En este plantel, según el PICE, también hubo una negativa del retorno a lo presencial.

Para el médico especialista, Claudio Abendaño, primero se debe vacunar y después volver a clases presenciales, considerando que las nuevas cepas del coronavirus tienen la facultad de afectar a niños y adolescentes y es justo este grupo el que no ha sido vacunado, por lo que si se contagian no tendrían un cuadro grave, pero llevarán a sus hogares el virus y eso sí sería fatal.

A su criterio se debe esperar al menos la inmunización de los 9 millones de personas en los primeros tres meses, caso contrario podría suceder lo mismo que en Francia, donde se perdió a varios ciudadanos, en Ecuador no se garantizará el transporte seguro, tampoco se certifica hasta qué punto los niños mantendrán las medidas de bioseguridad.

 

EL DATO

Este lunes 7 de junio, en Loja retornarán a clases presenciales alrededor de 185 planteles educativos del sector rural.

TOME NOTA

Médicos advierten el peligro que podría ocasionar si se vuelve a las aulas ahora.

Clases serán semipresenciales

DECISIÓN. La mayoría de padres de familias desean que sus hijos sigan con clases virtuales.

La unidad educativa fiscal 26 de Noviembre del cantón La Concordia, está a espera de una respuesta del ministerio de Educación.  

En la provincia hay 406 escuelas fiscales, de la cuales solo una está aprobada para que sus estudiantes inicien clases semipresenciales, desde hoy, lunes 7 de junio, como lo dispuso el ministerio de Educación.

En la Zona 4 que agrupa a las provincias de Santo Domingo de los Tsáchilas y Manabí, existen hasta el momento seis instituciones aprobadas con los Planes Institucionales de Continuidad Educativa, (PICE).

Cinco son de Manabí y una de la provincia Tsáchila, siendo esta la escuela general básica ‘Ciudad de Quito’, perteneciente a la parroquia Alluriquín, que fue aprobada por el COE cantonal, luego que los padres de familia lo solicitarán, revisando las medidas de bioseguridad, y que en el sector no se registre un repunte de casos de Covid-19.

Horario

Desde la zonal de Educación se informó que las clases serán semipresenciales, de dos a tres días a la semana, con un horario estricto de dos horas diarias, un grupo de 08:00 a 10:00, una hora de desinfección y luego otro grupo de 11:00 a 13:00.

Se especificó que las clases semipresenciales son de manera alternada, paulatina y voluntaria por parte de los padres de familia. Si no desean que sus hijos apliquen a esta modalidad, continuarán recibiendo de manera virtual.

Socialización

Se dio a conocer que uno de los factores fundamentales para dar paso a las clases semipresenciales fue la socialización. El ministerio de Educación ha recibido varias peticiones para esta modalidad, es así que se está analizando la autorización oficial de más unidades educativas en Santo Domingo.

Otro centro educativo que podría retornar a clases en los próximos días, es la unidad educativa fiscal 26 de Noviembre del cantón La Concordia, esta semana se tendría respuestas.

Por parte de los padres de familias, hay criterios diversos, Gloria Farías, es madre de dos adolescentes, afirma que no está de acuerdo con esta modalidad, ya que aún no es seguro para los estudiantes.

“No permitiría que mis hijos asistan al colegio, que sigan virtualmente”, refirió. (IJ)

El dato
Padres de familia de diversos centros educativos fiscales se han unido en minga para limpiar las instalaciones.

 

Ecuador ante el dilema de volver a clases luego de 15 meses

Educación. A escala nacional empezará la reactivación escolar paulatinamente, será voluntaria.

La decisión de permitir el retorno a clases presenciales en 1.301 planteles abrió un debate sobre si colegios, profesores e incluso escolares están preparados

Desde este lunes, 7 de junio de 2021, 1.301 colegios tienen la posibilidad de retornar a clases de manera presencial.

La decisión del Gobierno ha abierto un debate entre padres y docentes. Hay quienes consideran que todo responde a presiones de organismos nacionales e internacionales, e incluso de padres que necesitan trabajar y no pueden hacerlo con sus hijos en las casas. Pero se preguntan sobre las posibles consecuencias de este retorno, que es voluntario.

«Podemos decir que sí estamos preparados, pero realmente no lo estamos», asevera a Efe la docente Grace Bermeo, que tiene toda una batería de dudas sobre el proceso y sus consecuencias; entre ellas la de cómo afectaría a los menores el convertirse en vectores de un eventual contagio de sus hermanos, padres o abuelos.

 

 

¿Una decisión apresurada?

De los 16.200 planteles de todo el país, podrán reabrir de forma «voluntaria«, «segura» y «progresiva» 1.102 en zonas rurales y 199 en urbanas.

El presidente Guillermo Lasso, que llegó al poder hace dos semanas, aseguró que su objetivo es «lograr, en el menor tiempo posible, la normalidad» en la sociedad ecuatoriana. Pero docentes y padres se preguntan por qué tanta premura cuando las clases concluyen a fin de mes en el Régimen Sierra y Amazonía.

Ecuador tiene dos regímenes escolares: el de la Sierra y Amazonía, que se extiende de septiembre a junio, y el de la Costa, de mayo a febrero.

Ecuador suspendió la presencialidad en marzo de 2020 con los primeros casos de Covid-19, que en el país ha contagiado a más de 431.000 personas y matado a casi 20.800 (incluidos los fallecimientos sospechosos).

Desde entonces, las clases se han desarrollado virtualmente y un par de tímidos intentos por retomar la presencialidad han sucumbido ante las distintas olas de contagio.

Ante la nueva decisión, los padres no ven aún un plan que haga frente a preguntas como: ¿Qué pasará en casos de contagio? ¿Cómo se mantendrá la higiene pública? ¿Cómo se garantizarán los trasladados? o, incluso, ¿cómo podrá un profesor dar clases presenciales y virtuales a la vez?

90.000 fuera del sistema educativo

«Hacemos un llamado urgente para proteger el presente y futuro de la niñez», dijo a Efe el representante de Unicef en Ecuador, Joaquín González, con ocasión de la celebración el martes 1 de junio del Día nacional del Niño.

Según datos de esa organización, el cierre de las escuelas por la pandemia afecta en Ecuador a «4,4 millones de estudiantes«, mientras que al menos «90.000 abandonaron el sistema educativo en 2020».

«La educación en línea nunca puede sustituir a la educación presencial; lo que pedimos son al menos dos ó tres días a la semana, y dos a tres horas al día» de clases, subrayó González.

El daño para los menores, coincide la organización World Vision, es transversal: psicológico y educativo, pero también nutricional y sanitario, pues las escuelas rurales sirven para la prestación de derechos básicos.

«El 39% de los hogares que antes de la pandemia recibía alimentación escolar, actualmente no accede a ella», denunció la ONG en un informe en el que también menciona que entre el 80 y 90% de los menores en hogares de bajos recursos «asiste» a clases por el celular.

Preocupación en padres

Pero ni estos alarmantes datos parecen convencer a los padres de zonas urbanas, cuyos hijos están más expuestos.

«Deberíamos verificar si el Ministerio realizó algún análisis sobre qué establecimientos están capacitados para recibir a los alumnos», plantea a Efe Diego Ron, quien ve con recelo una reapertura cuando el número de contagios continúa creciendo en Quito y la provincia de Pichincha.

Y exige que le den explicaciones sobre cómo pretende garantizar el Ministerio de Educación que los niños no se quitarán las mascarillas, haya alcohol en las escuelas, desinfección y un transporte en el que «no estén un niño encima del otro».

Más aun, que les digan quién cubrirá los gastos de material sanitario, porque los que «tenemos 2 o 3 hijos, si nos ponemos a sumar, es bastante».

Menos tajante, Ximena Fernández ve con buenos ojos una reincorporación de su hija de 15 años, pero no la de 6 porque » (esta) no tiene claro aún que hay que respetar el distanciamiento o lavarse las manos».

Prefiere por ello que se espere unos meses a que se administren «el 70%» de las vacunas previstas, en relación con la promesa electoral de Lasso de inmunizar a 9 millones de personas hasta el 31 de agosto.

Ecuador ha administrado hasta ahora alrededor de 2,5 millones de dosis, pero la disponibilidad en el mercado no hace previsible que llegue a su objetivo hasta el 1 de septiembre.

No es obligatorio

El retorno de las 1.301 instituciones educativas es voluntario, ha enfatizado la ministra de Educación, María Brown.

La funcionaria recalcó que el inicio de actividades en las aulas no es obligatorio y podrá posponerse si el establecimiento lo considera pertinente. Si un establecimiento quiere obligar a sus alumnos a acudir, el padre de familia puede denunciarlo. (EFE)

¿Cuándo no es conveniente llevar a mi hijo a clases?