Chile insiste en su reclamo para sacar a Ecuador del Mundial

El defensa Byron Castillo asiste a uno de sus compañeros durante un partido eliminatorio a Catar 2022.

La federación de fútbol de ese país asegura que el caso sobre la presunta nacionalidad colombiana del defensa de la ‘Tri’ y de Barcelona sigue abierto, a pesar de la sentencia judicial emitida en Ecuador el año pasado.

SANTIAGO DE CHILE. La Federación Chilena de Fútbol (ANFP) insistirá en su reclamo sobre la presunta alineación indebida del defensor de la selección de Ecuador Byron Castillo, pese a la sentencia judicial y a las alegaciones de su homóloga ecuatoriana (FEF) al considerar que el caso todavía está abierto.

El equipo legal de la ANFP cree que el recurso al ‘habeas data’ no despeja las dudas que existen sobre el origen de Castillo, que habría nacido en la localidad colombiana de Tumaco el 25 de julio de 1995, y no en la ecuatoriana de General Villamil el 10 de noviembre de 1998.

«Nosotros de ninguna manera rechazamos el contenido de la sentencia. Por el contrario, la reconocemos en respeto a las autoridades judiciales de Ecuador», explica el documento explicativo de la defensa de la ANFP.

«Sin embargo, lo que queremos hacer presente de forma muy clara es que lo que alega la FEF no está declarado en la sentencia. Conforme explicamos, el alcance del habeas data es limitado por la Constitución y leyes de Ecuador», agrega.

«No existió una apreciación legal acerca de las pruebas relacionadas al fraude en el certificado de nacimiento, pues la propia sentencia dijo que esto debería ocurrir en procedimiento legal oportuno, cuya competencia sería de la justicia penal, ya que falsificación de documento público está calificada como crimen», continúa el texto.

La ANFP presentó el pasado jueves una denuncia ante la FIFA contra la Federación Ecuatoriana de Fútbol y el jugador Byron David Castillo por «uso de un certificado de nacimiento falso«, y exigió a la Comisión Disciplinaria de FIFA una sanción contra este país, que logró clasificar al Mundial de Catar 2022 como cuarto de las eliminatorias sudamericanas.

«Existen innumerables pruebas de que el jugador nació en Colombia (…). Las investigaciones realizadas en Ecuador, entre ellas, un informe jurídico de la Dirección Nacional de Registro Civil, declaró la existencia de inconsistencias en el certificado de nacimiento presentado por el jugador», afirmó la ANFP.

«Todo eso, obviamente, era de total conocimiento de la FEF. El mundo del fútbol no puede cerrar los ojos ante tantas pruebas«, concluyó.

Nada más conocerse la denuncia ante la FIFA, Ecuador emitió un comunicado en el que califica las alegaciones de Chile de «infundados rumores esparcidos por la opinión pública» e insiste en que Castillo es legalmente un ciudadano ecuatoriano.

«A todos los efectos legales, tanto en la esfera civil como en la deportiva, encontrándose debidamente inscrito en la autoridad nacional competente y contando con toda la documentación en regla», agregó la FEF antes de subrayar que está dispuesta a colaborar con la FIFA y a presentar toda la documentación que se le requiera

La ANFP basa su caso en el juicio celebrado el pasado mes de abril en Quito durante el que el abogado Luigi García presentó una supuesta partida de nacimiento registrada en Tumaco, localidad del departamento colombiano de Nariño, que correspondería al futbolista bajo el nombre de Bayron Javier Castillo Seguro, con fecha de nacimiento en el 25 de julio de 1995.

Sin embargo, tras varios años de investigaciones, la nacionalidad ecuatoriana de Castillo fue acreditada el año pasado por la Justicia ecuatoriana con una sentencia que ordenaba que el jugador, de padres colombianos, fuera registrado como Byron David Castillo Segura, nacido el 10 de noviembre de 1998 en la provincia costera de Guayas.

Una posible sanción de la FIFA que implicara una resta de puntos a Ecuador por los partidos que Castillo jugó podría lograr que Chile fuese en el grupo A de Catar 2022 junto a los anfitriones, Países Bajos y Senegal. EFE