Se busca dar refuerzo a la seguridad

La reunión se cumplió en Quito. Se anuncia firma de un convenio marco de cooperación.

Con la firma se busca concretar la entrega de 10 vehículos patrulleros y cinco UPC móviles. Además se analiza la propuesta de la construcción de un nuevo Centro de Rehabilitación Social de Babahoyo.

BABAHOYO • El prefecto de Los Ríos, Johnny Terán, se reunió con el  viceministro de Gobierno, Max Campos, con quien busca concretar la firma de un convenio marco de cooperación, entre las instituciones que ambos representan.

Este acuerdo consistirá, inicialmente, en la entrega de 10 vehículos patrulleros y cinco unidades de Policía Comunitaria (UPC) móviles. Esto sería parte del Proyecto de Seguridad Integral para la provincia.

Por otro lado, con el director nacional encargado de la  Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores, (SNAI), Fausto Cobo, se analizó la propuesta de la construcción de un nuevo Centro de Rehabilitación Social de Babahoyo.

Se informó que esta obra se ejecutaría en terrenos que donaron la Prefectura de Los Ríos y la Alcaldía de Babahoyo.

Además, se planifica la construcción en su fase inicial de un Centro de Retención para los privados de libertad, a cargo de la Prefectura. (DLH)

Gobierno dice que las cárceles están ‘bajo control’

Intervención policial y militar es necesaria para controlar las cárceles.

Desde la matanza del 28 de septiembre de 2021, cerca de 3.000 militares y policías han realizado requisas en las cárceles. Hallaron fusiles, pistolas y droga.

Para Alexandra Vela, ministra de Gobierno, y Tannya Varela, comandante general de Policía, la situación carcelaria del país está ‘bajo control’.

Vela detalló, este 3 de octubre de 2021, que en los centros de privación de libertad, a nivel nacional, se encuentran miembros de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas (aproximadamente 3.000 funcionarios), estableciendo el orden.

“Es la primera vez, desde el 2019, cuando ocurrió la primera crisis carcelaria, que las dos instituciones trabajan de manera conjunta actuando bajo la base del estado de excepción decretado por el Presidente el 29 de septiembre pasado”, dijo Vela.

Sin embargo, las autoridades no se refirieron a los disturbios que se presentaron el fin de semana, donde reos quemaron los techos de la cárcel del Guayas, o en Quito donde se fugaron cuatro presos.

Armas y fusiles

Por su parte, Varela dijo que han logrado controlar la violencia en la penitenciaría del Litoral. Fue ahí donde el 28 de septiembre de 2021 murieron 119 presos, debido a un amotinamiento.

“En la intervención se decomisaron 13 armas, de las cuales 6 son fusiles y 7 son pistolas, 1.136 municiones de diferente calibre, 250 armas blancas, 5 granadas, 60 celulares, 6 kilos de droga”, manifestó Varela.

«Vamos a utilizar todas las opciones que nos da la ley para enfrentar a las organizaciones criminales en esta lucha”, dijo Vela al informar que la Policía Nacional entregará toda la información sobre la matanza en la penitenciaría del Litoral a la Fiscalía, para que se inicien los procesos penales en contra de los responsables.

Cárceles fuera de control pese a estado de excepción

Presos mostraron carteles en los que piden no ser trasladados, este 2 de octubre de 2021, en Guayaquil. (Foto: EFE)

Pese al estado de emergencia en las cárceles, la situación está fuera de control. El fin de semana se registraron fugas, disparos, incendios… 

El 28 de septiembre de 2021, 119 presos murieron, durante un amotinamiento, en la penitenciaría del Guayas. Al menos 101 cuerpos han sido reconocidos y, aunque el Gobierno declaró estado de emergencia, en las cárceles no se logra tener el control.

El sábado 2 de octubre de 2021, cerca de 1.000 militares y policías ingresaron a los centros de detención de Guayas y fueron recibidos con disparos. 

Aunque lograron neutralizar la acción, durante una requisa se encontraron armas de fuego como pistolas y fusiles.

Pero eso no fue todo. Desde las afueras de las prisiones del Guayas, la agencia EFE constató que tras el ingreso de policías y militares, había reclusos en los patios y en los techos, donde una columna de humo salía desde el interior.

En el techo de la cárcel de máxima seguridad, unos reos alzaban unas telas con mensajes en los que exigían no ser trasladados a otras prisiones y donde aparece el nombre de la comandante general de Policía, Tannya Varela.

A estas acciones se suma la fuga de cuatro presos en la cárcel del Inca, en Quito. Hasta las 10:00 del 3 de octubre de 2021, dos de ellos habían sido recapturados.

Alimentación suspendida

Además, el SNAI informó que, el 2 de octubre de 2021, se suspendió la alimentación de los presos en la penitenciaría del Guayas, hasta establecer el orden, por lo que no hubo desayuno, almuerzo, ni cena.

Detallaron también que cuando las condiciones de seguridad sean optimas los proveedores de comida retomarán sus labores. (AVV)

Cuatro presos se fugaron de la cárcel del Inca, en Quito

La cárcel del Inca está ubicada al norte de Quito.

Los reos hicieron un hueco en el techo y bajaron por una cuerda hecha de forma artesanal. 

La noche del 2 de octubre y madrugada del 3 de octubre de 2021 se activaron protocolos de seguridad en Quito, en conjunto con la Policía Nacional, ante la fuga de cuatro presos de la cárcel del Inca, en Quito. 

«Al momento se confirma la recaptura de dos PPL (personas privadas de la libertad)», señala el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores del Ecuador (SNAI). 

 

¿Cómo se escaparon?

La fuga se dio mediante un hueco realizado entre el techo y la loza en el lado norte del pabellón. «Los PPL habrían descendido mediante una cuerda artesanal», detalla el SNAI.

Esta fuga se suma a los problemas carcelarios que vive el Ecuador en las últimas semanas, donde más de 100 presos fueron asesinados. (AVV)

(Noticia en desarrollo)

Reos dispararon a policías durante requisa

El hecho se dio en la cárcel de Guayas. Los uniformados lograron establecer el orden.

Este 2 de octubre de 2021 se reportaron nuevos ataques armados en la cárcel de Guayaquil, tras la matanza de 118 presos. Militares ingresaron a tomar el control del lugar.

La matanza de 118 presos en un enfrentamiento entre bandas en la ‘Penitenciaría del Litoral’, no fue suficiente. Este 2 de octubre de 2021, durante la intervención de la Policía Nacional, en la cárcel de Guayas (CPL Guayas No. 1), los uniformados fueron recibidos con disparos por los presos.

“De inmediato neutralizamos esta acción”, señaló la institución policial, en un sus redes sociales, al informar sobre el suceso.

Según detallaron, dentro del operativo la Policía logró requisar armas de fuego, entre ellas dos fusiles y tres pistolas, municiones, celulares.

REQUISA EN LA CARCEL DE GUAYAQUIL, 2 DE OCTUBRE DE 2021
Durante las requisas se encontraron armas, como fusiles.

Desde los moradores de la zona, en la vía a Daule, se reportó que los presos estaban subidos en los techos de la cárcel, así como el sonido de detonaciones y la presencia de tanquetas de militares.

(Noticia en desarrollo)

Intento de amotinamiento en la cárcel de Tulcán

El control de la cárcel se retomó inmediatamente.

La situación no pasó a mayores y pudo ser controlada por personal policial, militar y seguridad penitenciaria.

El descontrol momentáneo de los presos causó alarma en el centro de rehabilitación social de Tulcán, la tarde de hoy, jueves 30 de septiembre de 2021.

Policías y militares se trasladaron al centro carcelario para intentar controlar la situación, con el antecedente de peligro por el estado de excepción que rige en todas las prisiones del país.

La situación no pasó a mayores e inmediatamente pudo ser restablecido el orden en las celdas y uno de los patios, principalmente en dos pabellones, donde se habría llevado a cabo la quema de colchones.

Desde la dirección del centro carcelario se afirmó que el descontento de los privados de libertad, precisamente, se da por las medidas de control implementadas para evitar el ingreso de objetos prohibidos.

En esta cárcel, solo en lo que va de septiembre de 2021, se han hecho requisas que han dejado decomisos de armas corto punzantes, celulares, droga, dinero en efectivo, licor…

Hacinamiento

En Tulcán, capital provincial de Carchi, el número de presos bordea los 900, pero la capacidad del centro carcelario es para 360 personas.

Según José Obando, director de esta prisión, más del 85% de detenidos son por casos referentes al tráfico de drogas, donde alrededor del 60% son extranjeros.

Bandas tendrían relación con asesinatos en CRS Quevedo

MASACRE. En la cárcel de Quevedo se vivieron momentos de zozobra el jueves pasado.

De acuerdo a versiones policiales, tres de los seis fallecidos habían sido de la seguridad de ‘Don Naza’ y habían tenido disputas con agrupaciones.

QUEVEDO. El pasado jueves 12 de agosto, en el Centro de Rehabilitación Social (CRS) de Quevedo, se desató una balacera que terminó con la vida de seis personas privadas de la libertad (PPL) y dejó a tres heridos.

Según la Policía, de los fallecidos, tres habían sido de la seguridad de Miguel Ángel Nazareno, conocido como ‘Don Naza’.

Tres de los fallecidos estaban recluidos en ese centro penitenciario por ser los presuntos coautores de la masacre que se suscitó en julio pasado en la parroquia Venus del Río.

SITUACIÓN. Según el director del SNAI, el hacinamiento contribuye con la inseguridad que se vive en el CRS.

De acuerdo a Fausto Herrera, comandante policial de la Zona 5, estos sujetos estaban involucrados en la muerte de dos ciudadanos más en la parroquia San Carlos, suscitado días después de la balacera en ‘La Venus’.

Lo que habría ocurrido

Según la Policía, las bandas ‘Los Choneros’ y ‘Los Lobos’ son los responsables de las muertes ocurridas la semana pasada en el CRS de Quevedo.

Aseguran que ‘Los Choneros’ estaban en el patio del reclusorio cuando atemorizaron a los guías penitenciarios y uniformados, a quienes incluso le arrebataron tres armas de fuego.

Los victimarios ingresaron al área de los choferes, donde estaban los de la seguridad de Nazareno. Allí dispararon repetidamente contra los reos ahora fallecidos y heridos. (DLH)