El Supremo niega archivar una investigación contra Bolsonaro vinculada a las elecciones

Jair Bolsonaro, durante un acto proselitista, en Río de Janeiro (Brasil). EFE

La investigación se abrió en agosto de 2021 después de que Bolsonaro divulgó  informes reservados sobre la Justicia Electoral de Brasil.

BRASILIA. Un juez de la Corte Suprema de Brasil rechazó este 5 de agosto de 2022 archivar una investigación en curso contra el presidente del país, Jair Bolsonaro, por divulgar informes policiales secretos en el marco de su campaña para desacreditar el proceso electoral.

El magistrado Alexandre de Moraes negó una petición de la Fiscalía General, que solicitó enterrar el caso pese a la opinión de la Policía Federal, que apuntó que el mandatario ultraderechista incurrió en un delito al divulgar documentos bajo sigilo judicial.

La investigación se abrió en agosto de 2021 después de que Bolsonaro divulgó en sus redes sociales informes reservados referentes a un ataque informático, sin consecuencias, a los sistemas de la Justicia Electoral ocurrido en 2018, meses antes de que Bolsonaro ganara los comicios de ese año.

El gobernante compartió esos documentos dentro de su agresiva campaña para deslegitimar el sistema electrónico de votación, que funciona en Brasil desde 1996 y acostumbra a ser elogiado por observadores internacionales, aunque Bolsonaro lo considera, sin prueba alguna, una fuente de «fraudes».

La Policía concluyó entonces que la divulgación de esos informes tuvo como «propósito» la «difusión de información reconocidamente falsa, con repercusión dañina para la administración pública«.

Sin embargo, dejó en manos de la Fiscalía General presentar formalmente cargos contra el capitán de la reserva del Ejército, que en octubre aspira a renovar su mandato por otros cuatro años.

El Ministerio Público no vio indicios de delitos y pidió archivar la causa, lo que fue rechazado por De Moraes, a quien Bolsonaro acusa de actuar en favor del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, con vistas a las elecciones del próximo 2 de octubre.

Lula, quien gobernó Brasil entre 2003 y 2010, es el candidato favorito para los comicios presidenciales, según todos los sondeos publicados hasta la fecha, que le otorgan alrededor de un 45% de los votos, frente al 30% que obtendría Bolsonaro.

Con las encuestas dándole la espalda, el líder ultraderechista ha endurecido sus ataques y sembrado más sospechas sobre las urnas electrónicas, que llegó a trasladar incluso a medio centenar de embajadores en una reunión fuertemente criticada por sectores empresariales, políticos y sociales.

Según integrantes de la oposición, esa campaña de descrédito, que cuenta con respaldo de algunos sectores de las Fuerzas Armadas y grupos de ultraderecha, podría esconder la supuesta intención de desconocer el resultado de los comicios en caso de que Lula se imponga. EFE

Pancho en campaña: EL PAÍS Y NO EL PAISAJE

Una reunión de trabajo, en 1.982, me llevó a conocerlo. Hasta ese momento, Pancho no era, para mí, más que un rostro conocido porque que aparecía en los periódicos.

La noticia llegó de improviso. En su amada Guayaquil había fallecido Francisco Huerta Montalvo, quien, luego de graduarse de médico en la Universidad de Guayaquil, prefirió olvidarse de los libros, los hospitales y las clínicas en las que podía atender e intentar cuidar y curar a unas cuantas personas, y dedicarse a la política donde podía hacerlo a cientos de miles, a millones de seres humanos que ocupan la quebrada geografía de nuestro país, esperando que sus enfermedades y miserias humanas sean atendidas con inteligencia y corazón.

Una reunión de trabajo, en 1.982, me llevó a conocerlo. Hasta ese momento, Pancho no era, para mí, más que un rostro conocido porque que aparecía en los periódicos. Había sido electo como Alcalde de Guayaquil y a los poco meses fue defenestrado por la dictadura de Velasco Ibarra. Como demócrata convencido protestó por el atropello cometido a la Constitución y la dictadura se ensañó contra él: fue enviado como preso político a un destacamento de nuestro ejército en algún punto abandonado de la selva oriental. Desde allí salió como uno de los líderes políticos, ya no solo de su ciudad, sino del Ecuador.

CONOCER AL PERSONAJE

Por aquellos días en que estreché su mano, por primera vez, dos eran los temas que ocupaban sus pensamiento: una infame acusación le había llevado a comparecer ante la justicia como responsable de haber firmado, como representante legal de la fundación FEDESARROLLO, con el Estado, lo que, según sus acusadores le impedía ser candidato a la presidencia de la república.

Esa acusación llevó al Tribunal Electoral de 1.978, a negar la inscripción de su candidatura presidencial y llevando a su partido, el Liberal a inscribir al Dr. Raúl Clemente Huerta, tío de Pancho, como candidato presidencial. Luego de que habían transcurrido cerca de cinco años, se acercaba el momento de una nueva campaña y Pancho pugnaba por ser candidato.

Mientras el juicio se ventilaba en los juzgados, quería producir de una serie de programas de televisión que llevaría como nombre: “Ecuador, biografía inédita”, en la que, según sus palabras, quería mostrar el Ecuador más allá de su paisaje, frase con la que buscaba contestar a Nicanor Parra, el extraordinario poeta chileno quién afirmaba que “creemos ser país y la verdad es que somos, apenas, paisaje”.

Un día, mientras trabajábamos en la provincia de Cotopaxi le llegó la noticia de que debía presentarse, al día siguiente, ante el Juez que llevaba la causa de Fedesarrollo. Debía retornar a Quito esa misma tarde. Le propuse quedarme en Latacunga mientras él podía llevarse mi jeep safari, y que luego de la audiencia regresara. Con una sorda carcajada me respondió que no sabía conducir puesto que nunca había aprendido y que no quería hacerlo ya que prefería tener la libertad de contemplar la geografía, saludar y conversar con hombres y mujeres, con jóvenes y con adultos mayores con los que pudiese encontrarse en el camino.

LA SENTENCIA

Así es que debimos suspender las labores del día y emprender el retorno inmediato a Quito. Ya en la capital, salió a comprar un terno, camisa y corbata para asistir al día siguiente a la audiencia que definiría su vida política. Lo de la camisa y la corbata fue fácil, lo difícil fue encontrar un terno adecuado para su talla, ya que el superaba el metro ochenta y cinco centímetros y pesaba más de doscientas libras.

Esa misma noche retorné a Latacunga, a continuar con las grabaciones del programa. Nos volvimos a encontrar el fin de semana para preparar el trabajo de la semana siguiente. En ese encuentro me comentó que la sentencia había sido breve, declarándole inocente del cargo que le imputaban y por lo tanto, podía presentarse como candidato presidencial a las siguientes elecciones. Decidió fundar un nuevo partido: el Demócrata. Su tarea, entonces, fue triple: conseguir los adherentes para el nuevo partido, recorrer el país en campaña electoral y proseguir con la producción del programa de televisión.

UN NUEVO PARTIDO

La conformación del nuevo partido le fue tarea relativamente fácil, sus antecedentes políticos, sus contactos y su carisma se pusieron de acuerdo para que, en algo más de tres meses, consiga el número de afiliados necesarios para que el Tribunal Supremo Electoral, lo reconociera como un partido político y le otorgara el número 3.

La campaña, por su parte, tomó vuelo gracias a que muchos ecuatorianos se acercaron al candidato a ofrecerle su apoyo. Pancho no aceptaba dinero, pero si lo hacía cuando esos aportes eran en especies, es decir: un local donde funcionaría la central de campaña o las sedes de la campaña en los diferentes cantones del país. Alguien puso a disposición un vehículo blaser, mucho más cómodo que mi jeep safari, y apto para las movilizaciones del candidato. Otro partidario le ofrecía la impresión de carteles. Otra persona pagaba al personal que recorrería tal o cual ciudad pegando dichos carteles. Así, poco a poco se fue conformando una infraestructura de la campaña que cubrió todo el territorio nacional.

LA CAMPAÑA NO ES SOLO RECORRER EL ECUADOR

Con el candidato, entonces, iniciamos un recorrido por todo el Ecuador. Gracias a nuestros viajes anteriores teníamos conocimiento de las carreteras, de los locales y sitios a donde dirigir nuestros pasos. Así, fue, que en la gerencia de la campaña pudimos diseñar el calendario de las visitas a casi todos los cantones del país, las rutas y horarios de viaje, aunque, como siempre sucede en estos casos, los imponderables obligaban a modificar lo pautado.

Recuerdo una vez que debimos viajar a Tulcán. La prisa demandaba su presencia antes de las 09h00 del día siguiente. No existía vuelos comerciales y alquilar una avioneta, no era posible porque a más del costo, el viaje debía ser inmediato. La decisión fue entonces, viajar esa misma noche.

Salimos de Quito cerca de las 02h00 de la madrugada, luego de varias reuniones. Alrededor de las 06h00, en la fría provincia del Carchi nos afectó el hambre. Debíamos buscar algún sitio donde comer algo y saborear alguna bebida caliente. Llegamos a San Gabriel y entramos a la ciudad a recorrerla. En una calle alejada del centro, encontramos un local donde sus dueños habían empezado la jornada. Supongo que la toda la familia estaba en la labor de asearlo al momento de que nosotros entramos en el salón. Claro, el padre reconoció al candidato y amablemente nos dijo que no tenían preparado nada y no podría atendernos. La señora, desde atrás, donde supongo estaba la cocina, gritó que esperáramos un instante. Salió y luego de saludarnos nos dijo que había quedado del día anterior uno poco de papas con cuero y que, si lo esperáramos, ella lo calentaría. Claro que esperamos, y mientras lo hacíamos, fueron llegando otros ciudadanos de dicha ciudad. ¿Cómo se enteraron de que Pancho Huerta estaba en ese lugar? No lo se, pero de pronto el local estaba invadido de partidarios que querían conocerlo, mientras otro grupo estaban fuera del mismo.

Cuando la señora, amablemente, puso en nuestras manos el plato caliente y apetitoso, yo miraba algún sitio en donde Pancho pudiera sentarse a comer y atender a los visitantes. De pronto, el candidato tomó una silleta y la sacó del local, la colocó en la vereda y allí mismo empezó a comer y a conversar con todos ellos. Creo que ese gesto de humildad y amistad del candidato conquistó más votos que los que hubiera podido si se hubiera realizado un mitin político con discursos y fanfarria.

LA ABURRIDA RUTINA

Las reuniones diarias que mantenía con diversos sectores y líderes locales eran lo que más consumía su tiempo. Los comités encargados de los diversos temas y propuestas que alimentaban la redacción de un plan de gobierno debían recibir su aprobación, lo que en ocasiones causaba molestia entre sus integrantes. Recuerdo, por ejemplo, que jóvenes economistas profesionales y estudiantes universitarios de los últimos años, acudieron a la central de campaña acompañados de la más alta tecnología; unas enormes computadoras alimentadas con unos delgados discos de similar tamaño a los de 45 rpm, que demostraban con sus datos, los problemas de las finanzas públicas y sus hipotéticas soluciones.

Luego de escucharlos atentamente, Pancho les sugirió que validaran esos datos con gente de los barrios marginales y con campesinos de la Costa y de la Sierra.

Los proponentes argumentaron que los interlocutores propuestos no entenderían nada de las políticas y acciones que ellos proponían, porque no habían estudiado; a lo que Pancho les contestó: “es verdad, ellos no han estudiado, pero ellos viven los problemas que ustedes pretenden solucionar con sus propuestas”.

Mítines, viajes, cambios de clima y de ciudades, comidas, búsqueda de personas para que conformen las listas y, sobre todo, diálogos directos con los hombres y mujeres del pueblo fue la tónica de la campaña del candidato.

RESULTADOS

Al final, los ecuatorianos no le entregaron su confianza como para que sea su presidente. Al parecer, el caso Fedesarrollo, a pesar de la sentencia absolutoria, había hecho mella en su imagen, al igual que el haber aceptado la cartera de Salud en el gobierno que terminaba su mandato.
Nunca más intentó emprender otra campaña presidencial. Encontró su camino de servicio a su país en otras actividades: Ministro, Embajador, Catedrático universitario y periodista agudo y sagaz. Desde allí vislumbró el futuro de su país.

Por mi parte, luego de la campaña empecé a comprender el contenido de la frase del Dr. Francisco Huerta Montalvo, “hay que mirar el país donde habita su gente hasta que el paisaje sea solo un escenario”.

Autor: Fausto Jaramillo Y.

Culmina violenta campaña electoral en Colombia

Redacción BOGOTÁ

La campaña electoral en Colombia, a tres días de los comicios legislativos, ha dejado, en un año, 188 víctimas de violencia política, de las cuales la mayoría han sufrido amenazas y 22 personas han sido asesinadas, según el último reporte de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares) publicado ayer.

Desde el 13 de marzo de 2021, cuando comenzó el año electoral, Pares registró 144 hechos de violencia, en los que estuvieron implicadas 188 víctimas, aunque algunas de ellas sufrieron violencia en varios meses.

La mayoría de los hechos se produjeron en febrero de 2021 y en septiembre del año pasado, y fueron, sobre todo, amenazas (166), aunque 22 personas han sido asesinadas.

Durante febrero, Pares destaca algunos hechos «especialmente graves» como los ataques dirigidos a los candidatos a las llamadas curules de paz (16 escaños de la Cámara de Representantes que serán ocupados por víctimas del conflicto armado y elegidos en las zonas rurales más afectadas). (EFE)

Guillermo Lasso cierra oficialmente su campaña sobre el Río Guayas

MOMENTO. Guillermo Lasso junto a su familia y equipo en el cierre de campaña.

El candidato de CREO, Guillermo Lasso, finalizó la campaña electoral en Guayaquil, en las orillas del Río Guayas.

Este 8 de abril de 2021 es el último día en el que los candidatos a la Presidencia del Ecuador podrán hacer proselitismo.

Guillermo Lasso, cerró su jornada a las orillas del Río Guayas, acompañado de su familia, equipo de campaña y decenas de pescadores en sus balsas, portando la bandera del Ecuador.

Del evento participaron familias de la Isla Puná, Puerto Roma, Punta de Piedra, La Unión, Daule y Durán. “Es para mí un motivo de agradecimiento que cientos de ecuatorianos nos hayan acompañado al pie del Río Guayas, para con entusiasmo llevar nuestro mensaje del Ecuador del encuentro”, dijo Lasso.

Discurso

“Este 11 de Abril, el país nos necesita unidos. El domingo iniciamos una nueva etapa de progreso en la que todos podamos vivir mejor”, agregó. “Les pido que me den la oportunidad de servirles y todos juntos construir el Ecuador del encuentro”.

Este evento se realizó a las 13:00 del jueves 8 de abril. Para el resto de la tarde no se prevén otras actividades por parte de Lasso.

Resultados en primera vuelta

El candidato de la alianza CREO-PSC pasó a la segunda vuelta con un 19,74% de los votos en los comicios del 7 de febrero, mientras que el candidato correísta Andrés Arauz pasó con el 32,72%.

DATO:

Este domingo 11 de abril, más de 13 millones de ecuatorianos acudirán a las urnas para elegir al nuevo presidente del país.

Una ‘prueba de amor electoral’ para las Primeras Damas

El conteo regresivo inició. Quedan pocos días para que Ecuador conozca al nuevo Presidente de la República.

Fueron cinco meses de intensa campaña. Tuvieron el apoyo de sus coidearios, equipos de campaña y asesores, pero sin duda, no se compara al de sus esposas.

Sus compañeras han estado junto a ellos en caravanas, debates y entrevistas durante la primera y segunda vuelta electoral. María de Lourdes Alcívar y Mariana Véliz caminaron al lado de sus esposos, Guillermo Lasso y Andrés Arauz, respectivamente.

¿Cuánto sabes de ellas? Te ponemos a prueba para ver si conoces su vida profesional y personal.

¡Haz clic y responde las preguntas de los test!

 

Recta final en campaña de un balotaje con «pronóstico reservado» en Ecuador

POLÍTICA. Andrés Arauz y Guillermo Lasso se disputan la presidencia del Ecuador.

Redacción Quevedo

La campaña electoral en Ecuador de cara al balotaje del 11 de abril entra en su recta final con un «pronóstico reservado» sobre la lucha de los candidatos Andrés Arauz y Guillermo Lasso por suceder, desde mayo, a Lenín Moreno en la Presidencia.

En la primera vuelta celebrada el 7 de febrero, Arauz, de 36 años y heredero político del expresidente Rafael Correa (2007-2017), ganó el 32,72 % de los votos escrutados, mientras que el centroderechista Lasso, de 65 años, se hizo con el 19,74 %.

La campaña de ambos ha estado restringida por las exigencias de distanciamiento social a causa de la Covid-19, y se ha concentrado en conquistar a los indecisos y a quienes votaron nulo en febrero.

«Es una final de pronóstico reservado», aseguró a EFE el politólogo César Ulloa pues «no se sabe cómo se definirá la situación» la próxima semana, ya que ambos muestran tendencias al alza y tienen «una diferencia corta».

Final desdibujado

La campaña electoral se ha desdibujado tras un incidente el viernes cuando Lasso intentó penetrar en la localidad de Guamote.

Según el candidato, el alcalde de Guamote, Delfín Quishpe, bloqueó la carretera de acceso a un evento y presuntamente lanzó piedras a los automóviles que lo acompañaban.

No obstante, Quishpe denunció un supuesto «atentado» en su contra por parte de seguidores de Lasso.

Pero días atrás, ya la campaña había caído en una «guerra sucia» que se ha viralizado a través de las redes sociales, donde circulan todo tipo de denuncias.

Investigador de la Universidad de las Américas, Ulloa sostiene que era previsible esa campaña pues los candidatos ya han agotado todo su abanico de ofertas en los temas más relevantes en este momento: empleo, salud y seguridad.

Y cuando ya no hay más que ofrecer, la campaña cae en «cosas escabrosas» que buscan obtener impacto en medio del escenario polarizado que vive Ecuador, dijo.

«En las redes sociales, el mayor porcentaje de información que circula es compartido sin ser contrastado», anotó Ulloa, para quien la campaña terminó tras el debate presidencial del pasado 21 de marzo, y a partir de allí ganó terreno la campaña «que busca sensacionalizar la política sobre la base de emociones perversas».

Para el analista, ahora no hay tendencias muy definidas por lo que es difícil presumir quién vencerá el 11 de abril en Ecuador, donde su población está sumida en «una fatiga cívica» porque no encuentra respuestas institucionales para resolver problemas inmediatos, como la vacunación contra la Covid-19.

¿Época de incredulidad?

Para el politólogo, la población ha entrado en «una época de incredulidad total» y gane quien gane, «nadie está convencido de que aquello que se ofertó, efectivamente se cumpla».

Ve una población golpeada por la crisis económica, afectada por el confinamiento, agobiada por la incertidumbre y sumida en el «sálvese quién pueda».

«No hay legitimidad en quién pueda convocar a una marcha. Hay un desgaste progresivo de los trabajadores, educadores, jubilados, de la coordinadora de organizaciones y movimientos sociales», comentó al indicar que la incredulidad ha llevado a la individualización.

Por ello «cada cual se queja en el Facebook, Twitter, WhatsApp, pero no pasa de ahí», señaló al insistir en el hartazgo de la población ante la política.

También el analista y columnista Lolo Echeverría cree que la población está «absolutamente decepcionada», con poca fe en los políticos, «desesperada y sin saber cómo reaccionar».

«La población vota porque es obligatorio, si fuera libre, iría un 20 % máximo», subrayó Echeverría, director de la revista Criterios.

El voto nulo

A tenor de los resultados de la primera vuelta, Echeverría dijo a Efe que los dos candidatos tienen «un alto nivel de rechazo» y por ello el balotaje se les presenta complicado pues deben conquistar al electorado que no los apoyó y al 9,55 % que optó por el voto nulo.

El movimiento indígena Pachakutik promueve el voto nulo en la segunda vuelta y ha convocado a los ecuatorianos a un proceso de «lucha y resistencia» contra el supuesto fraude electoral que creen se cometió contra su candidato, Yaku Pérez, quien quedó tercero (19,39 %) entre los 16 aspirantes a la Presidencia.

Al tiempo que no se sabe cómo responderá el electorado a ese llamamiento, algunos de los miembros de esa agrupación ya se han decantado por alguno de los dos candidatos, como la misma Virna Cedeno, excandidata a la Vicepresidencia, como segunda de Pérez. (EFE)

Prohibición de caravanas no influiría en el voto ciudadano

MOMENTOS. Andrés Arauz y Guillermo Lasso durante sus recorridos territoriales.

Las concentraciones de toda índole, incluyendo política, están prohibidas por la pandemia a una semana de las votaciones.

Los mítines y caravanas políticas fueron prohibidos durante el feriado. Cantones del perfil costanero y, algunos de la Sierra, resolvieron vetar toda actividad que implique concentraciones masivas, lo que frena el proselitismo a una semana de las elecciones.

Estas medidas se toman con la finalidad de proteger a la ciudadanía del contagio por Covid-19 y modifican las actividades de los candidatos. El analista político Edgar Allan García explica que las actividades de campaña en territorio son un componente importante. “No puede haber un ganador que no haya trabajado en territorio”, afirmó.

“Si todo se reduce a las redes sociales o a los medios de comunicación, la gente no se siente identificada con los aspirantes. Los electores necesitan manifestarse, presentar sus pedidos a los candidatos para sentir que son escuchados y que les darán una respuesta en lo posterior, si llega a ser electo”, explicó.

Hasta el 1 de abril de 2021, Manta, Sucre, San Vicente, Jama y Pedernales resolvieron prohibir eventos masivos religiosos, educativos, deportivos y también políticos.

Juan José Yúnez, alcalde de Samborondón y principal del COE cantonal, asegura que prohibieron el proselitismo “considerando la información recibida por parte de la Mesa Técnica de Salud, que nos indica un incremento considerable de casos de Covid-19 en las últimas semanas”, dijo.

A esto se suma el pedido de declaratoria de emergencia solicitado por el COE Nacional en las provincias de Azuay, El Oro, Esmeraldas, Guayas, Manabí, Pichincha, Santo Domingo y Loja.

Última semana de campaña

Quedan diez días para el las votaciones y solo hasta el 8 de abril de 2021, está permitida la campaña electoral. ¿Qué tan importante es esta semana para los candidatos?

Considerando las prohibiciones en territorio por la pandemia. Allan García, como experto, asegura que la afectación es evidente; sin embargo, a estas altura el voto ya debería estar decidido.

“De acuerdo con las encuestas, autorizadas por el CNE, el voto ya está decidido y difícilmente puede haber un cambio en los resultados finales”, dijo. “Todo es posible pero, al aparecer, la intención de voto ya está clara y en firme. Por lo que esta última etapa, sin un trabajo en territorio, incluso sin mítines o caravanas, no necesariamente va a influir en el resultado final de las elecciones”.

 “En este momento las candidaturas ya han puesto toda la ‘carne en el asador’ y han manifestado sus intenciones por llegar al Gobierno, han intentado deslegitimar a su adversario dentro de una tendencia que podríamos llamar campaña sucia; sin embargo, solo logran reafirmar la intención de voto de los electores y hasta en crear cierto un malestar entre aquellos que ven que alguien es atacado sin motivos de peso”, comentó. (LGP)

Distanciamiento en campaña electoral

El aumento de contagios actual se debe a la falta de restricciones sanitarias durante el feriado de carnaval y no tanto al día de votaciones de la primera vuelta. Así lo considera el médico epidemiólogo Daniel Simancas, director de Investigaciones de la UTE.

“El impacto que tuvo el feriado de carnaval, sin restricciones provocó el colapso del sistema sanitario y vamos acarreando los contagios de esas fechas. Lo veremos en unos dos meses”, aseguró.

Según el experto, las medidas sanitarias establecidas durante las elecciones del 7 de febrero lograron contener los contagios, pues en su mayoría se realizaron de manera ordenada, sin aglomeraciones. “Hubo excepciones, pero no provocó tantos contagios como el feriado”, agregó.

Sin embargo, un factor importante a considerar son las aglomeraciones en las campañas electorales. “Hay que sugerir a los candidatos evitar los eventos masivos. Si los hacen, que  busquen espacios abiertos, no mítines o caravanas”, detalló.

 Elecciones de América Latina penden de un hilo

Pese a la exitosa campaña de vacunación, el Gobierno de Chile aplazó la elección de los constituyentes que deben redactar una nueva Carta Magna. Estaba prevista para el 11 de abril, el mismo día de las presidenciales ecuatorianas, pero se trasladó al 15 y 16 de mayo

En 2020, Perú suspendió la aplicación de las elecciones primarias abiertas simultáneas y obligatorias, para los comicios de 2021. Las elecciones generales de ese país se llevarán a cabo el 11 de abril. El presidente interino de Perú, Francisco Sagasti, descartó posponer las elecciones debido al fuerte aumento de los contagios de Covid-19

Queda conocer qué pasará hasta noviembre, pues para ese mes están previstos procesos electorales en Honduras y Nicaragua, donde es posible que el presidente Daniel Ortega busque pasar el mando a su esposa Rosario Murillo.

También están pendientes las elecciones legislativas de México, con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, en junio; y, en octubre, en Argentina, con el presidente Alberto Fernández.