La vacuna llegó para 10.000 personas

SALUD. Ministro de Salud Camilo Salinas, visitó el colegio María Auxiliadora para constatar el proceso de vacunación que se realiza hace dos semanas.

Camilo Salinas visitó la provincia para revisar que el Plan de Vacunación en los cantones se desarrolle con normalidad.

 El ministro de Salud, Camilo Salinas,  recorrió varios puntos de vacunación ayer viernes, 07 de mayo, para garantizar que el Plan Vacunarse se cumpla de manera efectiva y oportuna en los cantones Esmeraldas y Atacames.

También, observó la inmunización en el colegio María Auxiliadora y en la Unidad Educativa Atacames, así como la brigada de vacunación domiciliaria y entrega de ayudas técnicas a personas con discapacidad en el sector Granada del cantón Atacames. Luego, recorrió el hospital  Delfina Torres de Concha, para constatar disponibilidad de insumos en esta casa de salud y la óptima atención que se brinda a los pacientes.

Grupo prioritario

Salinas indicó, que el objetivo del recorrido es fortalecer la Red Nacional de Salud Pública, y que los grupos prioritarios considerados en la primera fase de vacunación reciban la atención adecuada.

En cuanto a la falta de medicamentos para tratar la Covid-19 en el hospital Delfina Torres de Concha, la autoridad sanitaria manifestó que se ha destinado 120.000 dólares  para la entrega de medicina de manera prioritaria en toda la red hospitalaria, la cual se dará en los próximos días.

El director distrital de Salud, Hardy Morales, indicó que alrededor de 10.000 personas entre adultos mayores y personal de primera línea, han sido inmunizadas en el proceso de vacunación.

La gobernadora de Esmeraldas Cecilia Angulo, manifestó que este proceso se ha trabajado conjuntamente para que los grupos prioritarios sean inmunizados.

Inmunizados en visita

En el punto de vacunación del colegio María Auxiliadora, estuvo Teresita Arias de 72 años de edad, quien recibió su primera dosis. “Había esperado el llamado del Ministerio de Salud Pública y hoy se dio la oportunidad de acceder a este beneficio. Me siento aliviada porque ahora estoy protegida, pero con la responsabilidad de seguir usando la mascarilla”, expresó.

Asimismo, Luis Andrade, del personal de Limpieza del Municipio de Esmeraldas, fue inmunizado en su primera dosis. “El proceso es transparente, ágil y rápido. La vacuna contra la Covid -19 nos brinda la oportunidad de seguir laborando en beneficio de la ciudadanía, a la cual nos debemos”, finalizó.

Reapertura del Delfina Torres

Según el Ministro de Salud, el antiguo hospital  Delfina Torres de Concha, se convertirá en un hospital Del Día, y para ello requiere de una inversión de 940,000 para la primera fase.

Por su parte, la alcaldesa de Esmeraldas Lucía Sosa, dio a conocer que el proceso de la obra para el mejoramiento en su primera fase del hospital Del Día, ya está en fiscalización para empezar con la repotenciación, luego, empezará el proceso de contratación de personal en salud, para su posterior apertura al público. “Una vez adjudicada la obra tienen 45 días para la entrega de la primera fase”.

33.000 dosis diarias se aplicarán en 78 puntos a nivel nacional

FIGURA. Camilo Salinas, ministro de Salud, dio breves declaraciones durante un evento público este 12 de abril de 2021.

El Gobierno asegura que este 13 de abril de 2021 alcanzará la cifra más alta de vacunación contra la Covid-19, desde el inicio del plan. 

Desde el 21 de enero de 2021 hasta el 12 de abril, los resultados del plan de vacunación son 274.160 personas con la primera dosis y 183.300 con la segunda. Es decir, el promedio llega, en el mejor de los casos, a los 6.500 vacunados diarios.

La meta de 50.000 significa aumentar ocho veces la capacidad, lo que no se podrá lograr si no hay un aumento sustancial en el número de vacunadores y no se involucra a los gobiernos locales.

La meta

 Camilo Salinas, ministro de Salud, explicó que este 13 de abril 2021 se alcanzará los 33.000 vacunados diarios contra la Covid-19, la cual sería la cifra más alta desde el inicio del plan.

Según el funcionario, quien está apenas cinco días en el cargo, la meta es llegar a los 50.000 inoculados durante el próximo lunes 19 de abril. Con ese promedio, se lograría administrar 2 millones de dosis hasta la cuarta semana de mayo.

En stock, para el próximo Gobierno, de Guillermo Lasso, quedarían 2 millones más de vacunas de Pfizer, Astrazeneca y Sinovac. Así, entre el final de la actual administración y el inicio de la siguiente se inocularía a los 2 millones de ecuatorianos, lo que corresponde al 20% de la población.

Sin estrategia clara

 Salinas aseguró que este último fin de semana se pulió el plan estratégico y se establecieron varios puntos adicionales de vacunación. Sin embargo, no dio mayores detalles, solo puntualizó que las 33.000 vacunas se suministrarán el 13 de abril a través de 78 puntos a lo largo de todo el país.

Salinas dijo, además, que del cargamento de 700.000 dosis de Sinovac, que arribó al país el 10 de abril, 269.000 irán para docentes y 80.000 más para odontólogos, laboratoristas y otros médicos de primera línea del sector privado.

También, sin especificar la cantidad, aseguró que se destinarán vacunas para personas con enfermedades catastróficas como diabetes, cáncer, diálisis, VIH y tuberculosis. (JS)

El Gobierno ha negociado 20 millones de dosis de la vacuna contra la Covid-19. No hay un cronograma claro, pero todo debería llegar hasta el 31 de diciembre de 2021.
 160.000 vacunas irán para inmunizar a personas con discapacidad, con el programa ‘Médico del barrio’.

El proceso de vacunación se hunde en medio de decisiones políticas y falta de planificación

CONTRARRELOJ. Moreno y el nuevo ministro Salinas tienen un mes y medio para cambiar el rumbo de la vacunación.

Los cambios de ministros, y las decisiones sin planificación, complican la inoculación lo que significaría más muertes y pérdidas económicas.

En apenas 42 días, desde el 26 de febrero de 2021, Ecuador ha tenido cuatro ministros de salud. En otras palabras, la cabeza del proceso de vacunación contra la Covid-19 ha cambiado, en promedio, cada 11 días.

Esta inestabilidad ha ido de la mano, según Ernesto Carrasco, exviceministro de atención integral en Salud y expresidente de la Federación Médica Ecuatoriana, del cometimiento de errores imperdonables.

Uno de esos errores, por ejemplo, y que le costó el cargo a Mauro Falconí fue el cambio de última hora, durante la madrugada del 7 de abril de 2021, de vacunas Pfizer a Astrazeneca en el proceso de vacunación de adultos mayores en Quito.

Esta decisión provocó retrasos de horas y largas filas de personas vulnerables en los centros de vacunación. Entre el exministro y la gerente de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), Martha Moncayo, se pasan la responsabilidad de esa decisión y se acusan de injerencia.

Además, Falconí también ha dirigido sus quejas, a pocas horas de dejar la cartera de salud, a influencias externas reñidas con “la técnica y la toma de decisiones en un ministerio de salud pública. Sin dar mayores explicaciones, se refirió como una de las principales de estas influencias a la vicepresidenta María Alejandra Muñoz.

Carrasco recalcó que son evidentes la falta de coordinación, manejo técnico de las decisiones en el ministerio de salud y el proceso de vacunación. Además, aseveró que altos funcionarios pueden influir, pero al final del día, el único que autoriza a quién se vacuna, a quién no y cómo se lo hace es el ministro.

“La mala gestión es responsabilidad del funcionario que estuvo al frente de la cartera de salud en cada momento. Eso le pasó al exministro Zeballos que tomó decisiones por su cuenta. Asimismo, el exministro Falconí decidió trabajar de la mano de CNT”, puntualizó el exviceministro.

Vacunación podría tardar hasta 2023

El médico epidemiólogo de la Secretaría de Salud del Municipio de Quito, Francisco Pérez, aseguró que el mal manejo, con una gran carga de influencias y decisiones políticas, podría causar, si no hay un cambio de timón radical, que el proceso de vacunación demore hasta 2023, lo que significaría más muertes y pérdidas económicas.

Además, el aparecimiento de nuevas variantes y una mayoría de población no inmunizada, provocaría que la efectividad de las vacunas se reduzca con el tiempo.

“La fase para inmunizar a la primera línea está incompleta. No hay claridad sobre cuántas vacunas llegarán y en qué fechas”, afirmó.

Coinciden los economistas entrevistados por La Hora que, en este sentido, antes que seguir dando palos de ciego, el nuevo ministro de salud, Camilo Salinas, debería parar el proceso, ver con qué realmente cuenta y tener un panorama global y real. A partir de eso, reiniciar todo de forma ordenada y sistemática con el apoyo de los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD).

Inoculación local

El ministerio de salud está a la deriva y no tiene la suficiente capacidad operativa para hacer solo el proceso de vacunación. Los Gobiernos locales tienen mapas de calor de los sectores con más contagios y pueden implementar de mejor manera el proceso.

Sin embargo, la política tampoco permitió concretar los acercamientos que hizo el exministro Falconí.  Pérez lamentó que el acuerdo de vacunación se haya firmado con Guayaquil, pero se haya dejado fuera a última hora a Quito.

“Como municipio no tenemos idea de a cuántos quiteños se ha vacunado. Para levantar esta información se debe tener una plataforma digital operativa”, dijo.

Metas irreales de vacunación diaria

Desde el ministerio se hablan de metas de vacunación diaria sin sustento en la realidad operativa del país. El exministro Mauro Falconí aseguró que el plan que dejó establece 45.000 inmunizados cada día.

Sin embargo, el médico epidemiólogo de la Secretaría de Salud del Municipio de Quito, Francisco Pérez, puntualizó que solo Quito necesitaría una inversión de $11 millones y la contratación de casi 1.000 vacunadores para llegar a la cifra de 20.000 cada jornada.

“Lo que se necesita en Quito se debe replicar en todo el país. No es posible llegar a las metas del ministerio. Ni siquiera se ha podido articular pruebas masivas, solo hemos llegado recién al millón en una población de más de 17 millones”, recalcó

Cambios sin sustento en ministerio de salud

Otro factor que influyó en el poco tiempo de Mauro Falconí como ministro de salud fue que removió, casi inmediatamente después de su posesión, a coordinadores zonales, distritales y gerentes hospitalarios.

“Lo hecho por el exministro Falconí es impresentable. Se sacó a autoridades que llevaban un año o más en funciones, pero sin la revisión de los informes de gestión de cada área. Además, se comenzó a llevar los puestos con gente que no tenía la preparación para enfrentar la situación”, denunció Ernesto Carrasco, exviceministro de atención integral en Salud y ex presidente de la Federación Médica Ecuatoriana.

Ampliar las prioridades de vacunación

Roberto Viteri, médico epidemiólogo, dijo que está bien priorizar a adultos mayores, médicos, policía, fuerzas armadas, maestros, pero se debe ampliar la mira porque hay otro tipo de sectores de primera línea que están completamente desprotegidos.

“Se debe analizar quienes están en más riesgo de exposición dentro de la fuerza laboral y que luego se convierten en vectores de la enfermedad. Por ejemplo, empleados fábricas y de la producción alimenticia están en constante riesgo y si se enferman contagian a su círculo familiar”, acotó.

$11 millones y contratar a casi 1.000 vacunadores necesitaría Quito para inmunizar a 20.000 personas cada jornada.

El ministro Falconí cuando asumió dijo que no había plan de vacunas y que lo hizo en 72 horas. No entendemos cómo se lo hizo sin apoyo de la academia ni epidemiólogos”.

Francisco Pérez
Médico epidemiólogo de la Secretaría de Salud (MDQ)