Entran por una ventana a robar 1.600 dólares en camarón

CASO. Los delincuentes se llevaron 500 libras de camarón.

De una casa ubicada en la calle Abdón Calderón, vía a La Paz en Patate, los ladrones se llevaron 1.600 dólares en camarón congelado.

Sucedió cerca de las 18:00 de este lunes 2 de mayo de 2022, el ilícito fue alertado al ECU 911.

En conocimiento del delito, policías del Móvil Sur 1, acudieron a la dirección antes señalada. Allí encontraron a una mujer que se identificó como Silvia M., de 33 años.

La ciudadana les contó a los uniformados que salió de su casa el domingo 1 de mayo y al retornar al día siguiente, se encontró con la desagradable noticia de que su casa fue visitada por delincuentes.

Del congelador de la vivienda, faltaban 500 libras de camarón grande. Fue ahí que decidió informar del hecho, pese a que las cerraduras y ventanas del lugar, no se encontraban forzadas o dañadas.

Sin embargo, al realizar un recorrido por el inmueble, se percataron que una de las ventanas que da a uno de los dormitorios estaba abierta.

Para no ser vistos, los ladrones arrancaron una de las cámaras de seguridad que estaba en la puerta externa de la misma casa.

Fue la misma denunciante, quien aseguró conocer quién le causó el perjuicio, suponiendo que podía ser alguien que reside cerca de ella. Agentes de la Policía Judicial (PJ) llegaron para tomar el procedimiento respectivo. (MAG)

Capturadas dos toneladas de droga en Guayaquil

Foto referencial. Este fin de semana se capturó más de 3 toneladas de droga en el país.

Dos cargas de cocaína fueron hallados el sábado rumbo a España e India. Y otra tonelada más más fue incautada la víspera rumbo a Países Bajos.

La Policía ecuatoriana informó de la incautación el sábado (2 de abril de 2022), de más de dos toneladas de cocaína que estaban escondidas en contenedores que tenía como destino final España e India.

En su cuenta de Twitter, la institución del orden indicó que el hallazgo se logró a través de técnicas de observación y perfilamiento de riesgo que «permitieron aprehender 1 tonelada 241 kilos de cocaína, que estaba oculta en un contenedor con comida de camarón, en uno de los puertos marítimos de Guayaquil.

En un video en la misma red social, añadió que un perro antidrogras de nombre «Basil» dio la alerta de una posible contaminación de uno de los contenedores y al abrir las puertas hallaron 19 bultos con 1.245 paquetes tipo ladrillo, con la droga.

Por otra parte, en otro caso también en uno de los puertos de Guayaquil, agentes antidrogas incautaron otros 1.244 bloques tipo ladrillo que contenían más de una tonelada de droga y que estaba escondida en un contenedor con metal, que tenía como destino final India, detalló otro vídeo colgado en Twitter.

Las dos incautaciones sacan de circulación más de 24 millones de dosis de droga, según la Policía.

Otro caso

Las nuevas incautaciones se suman a otra sobre la que informó el viernes (1 de abril) la Policía referente a tres toneladas de cocaína encontradas cuando eran trasladadas en un tráiler dentro de cajas de banano para ser embarcadas en un buque rumbo a los Países Bajos.

La droga estaba acondicionada en paquetes rectangulares identificados con una «C» de color rojo, que habían sido cubiertos en cada una de las cajas que transportaba el pesado vehículo, interceptado por los agentes cuando se dirigía a unos de los puertos de ciudad de Guayaquil (suroeste).

Este gran cargamento de droga fue descubierto por acciones de inteligencia e identificado gracias a que el contenedor que transportaba el tráiler no contaba con los sellos ni los candados autorizadas.

El conductor del camión fue detenido por la Policía, y tras su identificación se constató que contaba con antecedentes por varios robos en años pasados así como por tráfico ilícito de drogas, y un proceso judicial abierto por haber conducido anteriormente en estado de ebriedad.

Guayaquil se ha convertido en los últimos años uno de los principales trampolines de la cocaína hacia Europa y Norteamérica, incluso con presencia de cárteles de la droga de México y Colombia, según apuntan las autoridades locales. EFE

¿Qué ha llevado a que el camarón ecuatoriano sea el rey?

El sector genera más de 250.000 empleos directos e indirectos en Ecuador.

El sector ha sufrido varias crisis a lo largo de los años, pero se ha levantado con investigación, inversión y sin buscar dádivas del Estado.

Durante 2021, las exportaciones de camarón sobrepasaron las 1.600 millones de libras; y su calidad ha posicionado a la producción ecuatoriana como la mayor a escals mundial por encima de China, Vietnam, India, Indonesia, Sudamérica, México, Centroamérica, Estados Unidos y Europa.

Hace 10 años, los ingresos de ese sector no superaban los $1.100 millones; pero en el último año se generaron más de $4.100 millones. La revista especializada Aquaculture estableció que Ecuador es el primer país en llegar a esos volúmenes de producción.

Las dos principales claves del éxito, pero no las únicas, son una apuesta por la innovación y buscar mejores formas de producir; además, el sector se ha beneficiado de que el Estado no le haya puesto el ojo para llenarlo de requisitos, trámites y regulaciones ineficientes que quitan tiempo y recursos valiosos; es decir, hay poco intervencionismo estatal.

Sobreviviente de varias crisis

Desde que inicio la producción camaronera, hace aproximadamente 50 años, el sector ha sufrido varias crisis. Primero fue la alta mortalidad del camarón, que provocaba enormes bandas de gaviotas atacando las nacientes piscinas de cultivo del crustáceo.

Luego vinieron enfermedades y plagas como el llamado síndrome de Taura y la mancha blanca. Esta última fue uno de los factores decisivos que impulsaron la tragedia productiva y económica vivida en 1998. Las quiebras se multiplicaron y las exportaciones cayeron a menos de 300 millones de libras.

Ese panorama fue un desencadenante, entre muchos otros, de la crisis bancaria de 1999. Para recuperarse de todos estos problemas, el sector camaronero ha tenido que apostar por una fuerte inversión en tecnología, innovación y mejoras formas de producción.

Según la Cámara de Acuacultura (CNA), el volumen actual de exportaciones es el resultado de un largo proceso de ajuste en los sistema de nutrición, manejo y tecnificación de los cultivos.

Ese largo proceso incluye innovaciones como el desove de camarones hembras en laboratorio mediante la ablación de un ojo; pasando por la la reproducción en laboratorio; así como la investigación y desarrollo de mejores alimentos balanceados.

En los últimos tres años, con una renovada ola de inversiones, también se han introducido tecnologías como máquinas inteligentes que permiten una producción más eficiente.

Al momento, las principales empresas del mundo tienen laboratorios en el país

La recuperación, luego del gran desplome de 1998 tomó 8 años; es decir, recién se retomaron las condiciones iniciales en 2006.

Menos intromisión estatal

Walter Spurrier, economista y editor de Análisis Semanal, explicó que otro factor diferenciador del sector camaronero es que ha estado lejos del afán intervencionista, tramitológico y entorpecedor del Estado.

«La actividad camaronera se benefició de largos años de no estar sobrerregulada», aseguró.

Incluso en los setenta del siglo pasado, cuando la lógica era que el desarrollo de todo debía dirigirse desde planes estatales, la naciente industria se quedó fuera de esos afanes; mientras la producción de banano y la pesca tradicional se llenaron de regulaciones y trabas.

«En los setenta, el Estado intervenía en todo. Algunos de los flamantes empresarios camaroneros eran hasta entonces bananeros y vivían bajo la espada de Damocles de la reforma agraria: había el peligro latente de que les expropiaran o confiscaran sus tierras. Pero la acuicultura camaronera se da en salitrales no aptos para la agricultura, por lo que no regía para ellas la reforma agraria», puntualizó Spurrier.

Actualmente, la producción bananera, a pesar de seguir entre las principales exportaciones del país, tiene taras que reducen su desarrollo como controles de precios desde el Estado e incluso un sistema impositivo particular, en donde se le cobran impuestos sobre las ventas y no sobre las utilidades.

En el caso pesquero, las regulaciones incluyen especificaciones de cómo deben estar integradas las empresas, y hasta de cuánto de la producción debe dirigirse a la exportación y cuánto a mercado interno. (JS)

TE PUEDE INTERESAR:

Solo 1% de los grilletes electrónicos comprados por Ecuador está disponible

Sector automotriz creció en 2021 hasta niveles de prepandemia

Cifra de contagios ha aumentado cinco veces en Quito desde septiembre

Minería y camarón, las exportaciones que más crecieron

Las exportaciones mineras a gran escala empezaron a finales de 2019

En el primer semestre 2021, los minerales sumaron ventas al exterior por más de $700 millones; mientras que el camarón superó los $2.000 millones.

Hasta junio 2021, las exportaciones no petroleras crecieron un 12%, en comparación con igual periodo de 2020. Los dos productos estrella, con el mejor desempeño, son los minerales y el camarón.

A pesar de solo tener dos minas a gran escala, y una producción que en más del 60% es pequeña y artesanal, el sector minero aportó con $705,5 millones de ventas al exterior. Ese monto es tres veces más que lo conseguido el año pasado; y seis veces que los niveles de 2019.

En este contexto, los minerales se han convertido en el principal rubro de exportaciones no tradicionales; incluso superando a los enlatados de pescado ($635 millones) y flores ($491 millones).

Si el negocio minero sigue al mismo ritmo, hasta diciembre 2021 se podría llegar a más de $1.400 millones. Eso significaría casi el 25% de las exportaciones no tradicionales, sin tener una industria consolidada todavía.

Por otro lado, dentro de los productos ya con largo recorrido, el camarón sigue creciendo al 13%, y es la principal exportación tradicional con $2.222 millones hasta junio 2021. Este ritmo se logró aunque persisten los problemas en el mercado chino.

A inicios de este mes de agosto 2021, el Gobierno de ese país asiático volvió a suspender la importación del camarón de dos empresas ecuatorianas, debido al hallazgo de trazas de Covid-19 en los empaques.

Sin embargo, hasta finales de año se espera que las ventas de ese producto, en todos los destinos internacionales, lleguen a por lo menos $4.000 millones.

Así, entre camarón y minerales se concentraría casi el 40% de las exportaciones no petroleras del país.

Banano y madera se contraen

En 2020, en medio del primer golpe de la pandemia, banano y madera fueron de los productos con mayor crecimiento en ventas la exterior. Pero en lo que va de 2021, la situación es la opuesta.

Así, las exportaciones bananeras sumaron $1.804 millones hasta junio de este año, lo que representa casi 12%. La situación se agrava por los problemas no resueltos de informalidad, baja productividad y la presencia del hongo fusarium.

Ese hongo destruye cultivos, pero solo el 13% de las fincas productores tiene sistemas eficientes de protección.

Asimismo, las exportaciones de madera se dispararon casi un 90% el año pasado, debido a una demanda inusual desde China; pero en lo que va de 2021, las ventas han caído más del 10%, hasta un valor de $283 millones.

Esa caída se prevé como un fenómeno constante porque desde el país asiático ya no se va a necesitar tanta balsa para el desarrollo de proyecto de energía renovable (eólica).

Industria aumenta sus exportaciones

Entre las ventas al exterior con mayor dinamismo hay varios bienes industriales. En lo que va de este 2021, por ejemplo, aumentaron en un 87% las manufacturas de metal ($244 millones); y 67% las de cuero y plástico.

También, existe un salto del 97% en las exportaciones de harina de pescado; y del 46% en químicos.

Según información de la Federación de Exportadores del Ecuador (Fedexpor), los mercados con mayor crecimiento son Estados Unidos (20%) y la Unión Europea (15%).

TE PUEDE INTERESAR:

Hay 28 puntos de vacunación habilitados en Quito

Créditos se redujeron para sectores más afectados por la crisis

Autoridades piden a la gente no creer en medicinas contra la Covid-19

El 50% de los principales productos de exportación generaron menos ingresos a inicios de 2021

IMPORTANCIA. A pesar del mal inicio de año, el banano sigue siendo el principal producto de exportación.

En los primeros meses de 2021, productos como el banano y camarón enfrentaron reducciones de hasta el 17% en el precio, mientras la demanda mundial sigue contraída.

Según cifras del Banco Central y la Federación de Exportadores del Ecuador (Fedexpor), el inicio de 2021 no trae buenos resultados para el comercio exterior ecuatoriano.

Con una demanda mundial todavía contraída y un proceso de vacunación muy dispar en todas las regiones, las exportaciones no petroleras cayeron un 6% en comparación a 2020.

En total, en enero de 2021, se generaron $108,9 millones menos de ingresos. La principal razón de esa situación es que el 50% de los principales productos de exportación enfrentaron un menor consumo y precios más bajos. Es el caso del banano y el camarón, que cayeron 16% y 17%, respectivamente.

Felipe Ribadeneira, presidente ejecutivo de Fedexpor, explicó que gran parte del mercado de esos bienes (banano y camarón) no son solo los supermercados, sino también actividades y sitios con alto relacionamiento social como restaurantes, hoteles, eventos y turismo en general.

Por su parte, la Cámara Nacional de Acuacultura aseguró que otro factor que influyó en las menores ventas de camarón tiene que ver con que ya no se lo envía entero, debido a un cambio en el consumo de los mercados europeo y asiático.

«Esto va a durar mientras la pandemia no permita que nuestro tradicional segmento, el de hotelería, restaurantes, cafeterías, operen con total normalidad», indicó José Antonio Campusano, presidente de esa agremiación.

Hasta febrero, la caída en ventas del sector acuícola y pesquero llegaría, de acuerdo con estimaciones preliminares, hasta más de $100 millones.

Siguen a la baja

Los otros tres productos que decrecieron a inicios de 2021 son: madera y elaborados (9% menos), atún y pescado (9% menos), y aceites vegetales (36% menos).

Ana Verdezoto, experta en comercio exterior, comentó que el buen desempeño de las ventas madereras en 2020 se debió a un excepcional aumento de la demanda en China, pero este año ya no se prevé ese impulso atado al desarrollo de proyectos eólicos. (JS)

Los que sí crecieron

El golpe inicial en las exportaciones pudo haber sido mayor, pero el dinamismo de cinco productos mejoró el balance final. En primer lugar, el brócoli continuó con su consolidación y creció un 28%, lo que representa ventas de $13 millones.

En segundo lugar, el cacao mantiene el ritmo luego de un 2020 con récord de ventas. Este 2021, se registra un salto del 23%, con ingresos de $72 millones.

En tercer lugar, la otra cara de la medalla del camarón, dentro del sector pesquero, son los enlatados de pescado. El crecimiento fue del 21%, con ventas de $86 millones.

Finalmente, los jugos y conservas de frutas alcanzaron $8 millones (20% más), mientras las flores naturales, luego de un año previo lleno de sobresaltos, redondeó $72 millones (6% más).

Sector petrolero no se recupera

A pesar del aumento de los precios internacionales, las ventas de petróleo ecuatoriano cayeron 11% al inicio de 2021. En total, los ingresos llegaron a $599 millones, lo que representa $66 millones menos que 2020.

Sin embargo, la balanza comercial petrolera registró un saldo positivo de $276 millones, debido a que las importaciones alcanzaron los $323 millones como consecuencia de que la demanda de combustibles y otros derivados todavía no retoma los niveles pre pandemia.

Principales exportaciones

Producto                        Monto (USD)         Crecimiento                  Principal mercado

Banano                                330 millones              -16%                              Rusia
Camarón                              247 millones             -17%                               Estados Unidos
Enlatados de pescado           86 millones                21%                              Holanda
Cacao y elaborados               72 millones                23%                              Estados Unidos
Flores naturales                     72 millones                6%                                Estados Unidos
Madera y elaborados            46 millones                -9%                                China
Atún                                       23 millones                -9%                                Estados Unidos
Brócoli                                   13 millones                 28%                               Japón
Aceites vegetales                  11 millones                -36%                               Colombia
Jugos y conservas de fruta     8 millones                  20%                              Estados Unidos

$300 millones para mejorar la energía en el sector camaronero

ECONOMÍA. El sector camaronero es uno de los que más ingresos genera.

Se espera establecer una red de provisión de energía eléctrica a lo largo de 55.000 hectáreas de zonas rurales en cinco provincias.

Los ministerios de Energía y Recursos Naturales No Renovables y el de
Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca, junto a la Corporación
Nacional de Electricidad (CNEL), suscribieron un convenio que permitirá la inversión de $300 millones, aproximadamente, para la ejecución de obras que mejorarán la eficiencia energética del sector acuícola y zonas rurales en las provincias costeras.

El convenio, que tendrá una duración de dos años, se enmarca en el Plan de Electrificación del Sector, el cual cuenta con financiamiento a través de créditos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

La meta es impulsar la productividad de más de 2.300 empresas camaroneras, ubicadas a lo largo de 55.000 hectáreas de las provincias de Guayas, El Oro, Manabí, Esmeraldas y Santa Elena; asimismo, beneficiar con un adecuado suministro de energía eléctrica a más de 6.500 familias de comunidades rurales cercanas a las fincas.

El ministro de Energía, René Ortiz, informó que “en una primera etapa, se iniciará con la electrificación de más de 15.000 hectáreas, donde se asientan 526 empresas».

Por su parte, Diego Maldonado, Gerente General de CNEL, aseguró que uno de los objetivos de la iniciativa es que se reduzca el consumo de combustibles subsidiados en las actividades productivas. Esto se traducirá en ahorros para el fisco y el sector camaronero, el cual genera más de 260.000 empleos directos.

Actualmente, a pesar de ser uno de los que más aporta a las exportaciones nacionales, con más de $2.300 millones en 2020, no cuenta con toda la infraestructura necesaria y, en muchos casos, la provisión de energía llega a través de plantas térmicas y otros mecanismos.