Convenio para instalar cámaras en San Lorenzo

ALIANZA. Gleen Arroyo y Álex Estupiñán firmaron un convenio interinstitucional para la colocación de cámaras de videovigilancia en el cantón San Lorenzo, zona norte de la provincia de Esmeraldas.

El alcalde de San Lorenzo, Gleen Arroyo, y Álex Estupiñán, jefe  del centro operativo local del ECU 9 11 de Esmeraldas, la mañana de ayer, 21 de abril, firmaron un convenio de cooperación interinstitucional para la instalación de cámaras de videovigilancia que permitan fortalecer la seguridad ciudadana en norteño cantón fronterizo.

No se especificó el número de cámara a instalarse ni se precisó la fecha. El Alcalde, dijo que será un número importante de dispositivos que se colocarán en diferentes sectores del cantón y empezarán por la zona urbana. Para ello, coordinará con los dirigentes barriales y la Policía para identificar los puntos más conflictivos y convertirlos en sitios seguros.

Por su parte, Álex Estupiñán, resaltó la gestión del Burgomaestre, y dijo que  como ECU 9 11 están preparados tecnológicamente para dar soporte a la instalación de nuevos puntos de videovigilancia y prestar los servicios que desarrollan con las instituciones articuladas.

 

Instalan cámaras a servidores en plan piloto

PRUEBA. Las cámaras serviran para detectar problemas de infracciones, anomalías o agresiones al personal municipal.

A través de un plan piloto, que se prueba en estos días como medida de seguridad, se implementa un sistema tecnológico para monitorear y grabar las funciones que ejercen los agentes de control  en tiempo real, frente a los ciudadanos para detectar infracciones o agresiones que se puedan dar en el diario vivir.

El objetivo es contar con un respaldo de audio y video, para que los Agentes Civiles de Tránsito y de Control Municipal puedan cumplir su trabajo con mayor seguridad por el bienestar de ellos y la ciudadanía.

Según el coronel Fernando Torres, representante de la Agencia de Control y orden esta prueba piloto se realizará por unos días, para que en el caso de ser aprobado y viable, se pueda equipar con 300 cámaras a los servidores de esta área y así cumplir con el objetivo de brindar mayor seguridad en las calles de Ambato.

Una vez que se califique como factible este plan piloto se prevé instaurarlo en el primer cuatrimestre del año donde se implementará una oficina para evaluar en tiempo constante el material captado en el equipo.

Barrios tienen sus propias medidas de seguridad

Realidad. Los vecinos deben cuidarse con las herramientas que tengan a mano

Las rondas de vigilancia y las asambleas barriales quedaron en pausa con esta nueva realidad, los vecinos buscan por responsabilidad propia cuidarse de la delincuencia.

Ya es un año que no pueden organizarse de manera presencial para tomar decisiones frente a casos de robo o asaltos en sus zonas, por lo que optaron por colocar más alarmas comunitarias, utilizar el botón de pánico o la instalación de cámaras se hicieron más frecuentes debido al incremento de robos.

Alex López, morador del barrio El Madrigal, aseguró que la responsabilidad de cuidarse queda por cuenta propia debido a esta pandemia y que ventajosamente la tecnología ayuda para pedir auxilio o al menos que quede en evidencia los delitos que suceden y así pueda viralizarse y tomar mayores precauciones.

Por su parte el ECU 911 recepta las llamadas y envía elementos policiales cuando hay algún auxilio que atender, aunque se reconoce que la organización de los barrios es fundamental para que se pueda trabajar corresponsablemente.

Los representantes de los grupos sociales pueden asesorarse a través de plataformas con el ECU para trabajar de una manera más organizada en temas de seguridad a través de espacios que les permitan estar en contacto en esta nueva modalidad de vida debido a la pandemia por el Covid-19.