Huesos de muertos pueden costar hasta $20

Fabián tiene por costumbre encender velas de colores según el día de la semana, ya que estimulan las peticiones.

Los utilizan como amuletos, se les piden favores y de no cumplirles empiezan a penar.

En la sala de su casa, en una funda plástica y sobre un platillo blanco, Fabián (nombre protegido) tiene cuatro huesos de muertos.

No recuerda con exactitud a quienes pertenecían ni de qué parte del cuerpo eran, pues ya pasaron más de tres años que los adquirió con el objetivo de pedirle un solo favor.

Recordó que su abuela (85 años de edad en la actualidad) al ver que en su negocio le iba mal (venta de prendas de vestir y calzados en una de las bahías de El Empalme) le dijo que los consiga ya que eran efectivos para todo, pero aquello que le ofrecía a cambio debería cumplirlo al pie de la letra, de lo contrario empezarían a penar.

 Y así fue, movido más por la necesidad que por la creencia contactó a un amigo que en alguna ocasión le comentó que sabía de alguien que le podía conseguir lo que quería.

En horas de la tarde, su conocido lo llamó y le dijo que el “negocio estaba listo y debía pagar $20”.

“En ese momento fui a la casa de ese pana y me entregó los huesitos, los llevé a mi casa y a cambio de que mi negocio mejorara les dije que todas las semanas les rezaría un Padre Nuestro y un Ave María mientras les ponía una velita”.

Agregó que las primeras semanas crecieron sus ventas, hasta que hizo arreglos en su vivienda y en ese trajinar perdió sus amuletos, nadie le daba razón e incluso pensó que la mascota de su casa (un gato) se los había comido.

“Por las noches sentíamos que alguien caminaba, pero solo estábamos mi mujer, mi suegra y yo”, ni por más que rezábamos los ruidos no paraban”, indicó.

Hasta que los recuperó 

Dos o tres semanas después, por casualidad halló sus huesos en el fondo de un cartón donde almacenaba facturas.

En ese momento optó por guardarlos como una reliquia y desde entonces cumple a cabalidad con los rezos y las velas.

“Mi negocio tiene días buenos y malos, pero igual confío mucho en ellos (huesos), todos los días hago por lo menos para la comidita”, dijo Fabián.

Gabriel (nombre protegido) señaló que en ocasiones  apoya en el cementerio general ‘Humberto Rodríguez’ de manera especial cuando hay que cambiar osamentas a una caja o bóveda nuevas y es allí que “aprovecha” para quedarse con algunos huesitos los cuales comercializa entre $10 y $20.

“No se le hace daño a nadie, además, la gente no los pide para hacer maldades, sino para pedir que les cuide le casa, les vaya mejor en algún negocio o algo así”, finalizó.

El DATO:

Según ciertas creencias, a los huesos se les debe rezar los lunes ya que es el día de las ánimas benditas.

Uvas y prendas de color amarillo se venden para despedir el año

TRADICIONES. La ropa interior amarilla es para obtener riquezas en el año venidero, según los creyentes.

De a poco empezaron a venderse los artículos para el fin de año. Hay gente que cree en las supersticiones.

Desde esta semana, decenas de familias empezaron a adquirir vino, uvas y prendas de color amarillo y rojo para el 31 de diciembre, a fin de despedir el año 2021 y recibir el 2022 con buenos augurios. Según las creencias de algunas personas, en esta fecha no pueden faltar estos artículos para que el nuevo año sea lleno de éxito, riqueza, salud y amor en cada uno de los hogares.

El movimiento de las personas en los centros comerciales, tiendas y mercados, empezó a incrementarse. Los comerciantes se encuentran satisfechos con sus ventas, debido a que son las mejores fechas para vender su mercadería, principalmente las novedades para despedir el 2021 y recibir el 2022. Lo que también se empezó a comercializar son los monigotes, caretas, pelucas y vestimenta para las denominadas ‘viudas’.

Compras de Fin de Año

Luis Fernando González, desde el norte de la ciudad acudió al Centro Comercial para comprar algunas prendas de vestir para su esposa e hijas. “Ellas creen en las supersticiones desde hace años, en el amarillo para la riqueza y el rojo para el amor, pero yo no, la idea es pasarla bien en familia y hacer las cosas adecuadas nada más. Mi mente y espíritu están en hacer bien las cosas y todo tendrá su recompensa tarde o temprano”, dijo.

De igual forma, en los centros comerciales y centros de abasto también hubo quienes ya compraron las uvas para comer el fin de año. “Nosotros tenemos la costumbre en la familia de comer 12 uvas a las 00:00 del 1 de enero, es decir, recibiendo el nuevo año para que nos vaya bien en los 12 meses del año venidero. Son prácticas que las llevamos desde nuestros abuelos y seguiremos disfrutando con nuestros seres queridos”, reveló.

COMERCIO. Se comercializan las uvas y vinos en los mercados y supermercados de Loja.

Ventas

Magdalena Jácome, comerciante, expresó que desde el miércoles algunas familias ya compraron las uvas, debido a que es costumbre comer a la media noche para tener suerte en el próximo año. La libra oscila entre un dólar, y las dos libras por 1.50, según el tamaño y la calidad. “No se ha vendido mucho, esperamos que hoy la gente se acerque y adquiera al mayor, porque en el 2020 las ventas fueron bajas, ahora esperamos que sea mejor”, destacó.

Para Rosa Lalangui, comerciante, la venta de prendas de vestir aumentó desde el domingo pasado, algunas mujeres empezaron a llevar principalmente interiores y brasieres de color amarillo y rojo como costumbre para vestirse el 31 de diciembre. Los costos varían en el centro comercial, van desde los tres dólares, aunque en las boutiques y locales varían de acuerdo a su calidad y marca.

Despedida del año

Pero eso no es todo, otras personas, en cambio, tienen sus supersticiones propias como: colocar un anillo de oro en una copa de champán para atraer la suerte; comer 12 uvas a la par de los campanazos de las 00:00; dejar las puertas y ventanas abiertas de la casa durante la noche del 31; entrar a casa con el pie derecho; ropa interior al revés, dar la vuelta con la maleta por la casa, nevera y cartera llena, pedir tres deseos, entre otras.

 

EL DATO

La costumbre es comer 12 uvas a las 00:00 para tener suerte.

TE PUEDE INTERESAR

El coronavirus bate récord de contagios a escala mundial

El coronavirus bate récord de contagios a escala mundial

Nuevas cábalas y ritos para iniciar el 2022

Deseos. Las personas encienden velas para atraer la prosperidad.

El fin de año, exactamente el 31 de diciembre, se marca como una fecha especial para quienes ven esta fecha como el momento preciso para hacer el cierre de una etapa y el comienzo de una nueva.

Así para el Fin de Año y Año Nuevo se generan un sinnúmero de manifestaciones culturales, propias y adquiridas, que abren las puertas y canales para tener un futuro próspero en los siguientes meses.

 

Ritos

Para lograr este cometido muchas personas hacen algunos rituales para atraer la buena suerte, el amor y el dinero durante el próximo año.

Zonnia Núñez, especialista homeópata, explicó que las cábalas son una tradición que se dan año tras año, pero estas se renuevan y se generan nuevas tendencias que se ven marcadas por las circunstancias con las que se termina el año y los anhelos que se tiene para el siguiente.

“Así, por ejemplo, este año predomina una fusión de colores vivos, desde rojo y azul para generar una buena vibra que aleje todo lo malo, como el coronavirus”, dijo.

Añadió que todos los rituales deben prepararse con anterioridad para que el 31 de diciembre todo esté listo para atraer las buenas vibras.

TOME NOTA
Sin importar la cábala que elija hay que recordar que siempre es bueno 
empezar el nuevo año pensando cosas positivas, vistiendo bien y brindar 
buenos deseos a los demás.

 

Para amor

Una de las acciones más recomendadas es que a las 24:00 en punto del 31 de diciembre, la persona se ubique debajo de una mesa para que llegue una nueva pareja.

Además, se pueden ubicar tres velas rojas, en forma de triángulo en un lugar apartado de la casa y encenderlas a las 00:00 del 1 de enero.

Si no se consigue estas velas, se puede variar con rosas rojas si se busca un amor ideal o blanco si se busca sanar una relación.

 

Para la prosperidad

Luego de la pandemia varios negocios, emprendimientos y empleos se perdieron, por ello una de las mayores preocupaciones es que el año nuevo venga con prosperidad.

Para ello a las 00:00 se debe colocar en una copa de champán 12 monedas dentro y dejarla reposar hasta el 2 de febrero, mientras que de la misma botella que se sirvió esta copa se debe brindar con la familia.

Otro ritual es un baño de prosperidad que sirve para todos los signos, allí se necesita una infusión de lavanda, sándalo, almizcle, luego se agregan 12 uvas rojas, 12 uvas verdes, una manzana roja, amarilla y una verde cortadas en 12 pedazos cada una, una botella de champán y 12 rajas de canela.

Todo esto se pone en una olla lo suficientemente grande para que hierva.

Luego se coloca el preparado en una tina y cuando esté tibia se empieza el baño con un jabón dulce, se realizan tres enjabonadas.

Finalmente se enjuaga con el preparado utilizando cada pedazo de fruta como un jabón más, al terminar todo esto se seca solo con las palmas de las manos y se usa la ropa de color claro que atrae las buenas vibras.

De esta forma los ritos y cábalas van variando, pero los expertos aseguran que lo que realmente da resultado es que cuente con buenas energías y predisposición para que realice el ritual de su preferencia y se sienta mejor con usted mismo y su entorno. (FCT)

Confían en las cábalas para la buena suerte

Las tradiciones de las cábalas se mantienen vigentes.

Usar vestimenta amarilla, comer uvas, salir con una maleta, colocarse una moneda en el zapato son las principales tradiciones en estas fechas. 

Con la llegada del 31 de diciembre también salen a relucir las creencias en las famosas “cábalas”.

Hay quienes confían en estas tradiciones pues aseguran que les dan buena suerte e incluso señalan que sí les ha ido bien.

Por esa razón, ya es común como poco a poco a los diversos lugares donde se comercializan prendas de vestir llegan personas, la mayoría mujeres, que buscan el famoso calzón amarillo.

Una de ellas fue Lucibel Rosales, moradora del recinto El Banco, cantón Mocache. Ella arribó hasta uno de los locales situados en la avenida Guayaquil, en El Empalme,
provincia del Guayas.

“Cada año compro un calzón amarillo, para mi representa prosperidad y buena suerte”,  dijo entre risas. Comentó también que el jueves saldrá a adquirir uvas para comer una por cada campanada que anuncie la terminación del 2021.

Luis Vélez, comerciante, dio a conocer que para este año trajo a vender 100 interiores amarillos, de los cuales hasta ayer ya había vendido 15.

Otras creencias

Pero usar este tipo de prendas no es la única cábala. Narcisa Olaya, manifestó que acostumbra a armar su maleta para recorrer la manzana a las 24:00.

“Son siete años seguidos que hago lo mismo, espero que mi suerte cambie para el próximo año y logre viajar más lejos”, indicó.

Quien también tiene fe en estas fechas es Luis Mendoza, mecánico. “En silencio pongo una monedita en mi zapato y unos cuantos billetes entre mis prendas, no me ha ido mal”, refirió.

Por su parte, Rodolfo Soledispa, párroco de la iglesia Nuestra Señora de Fátima, manifestó que las cábalas no existen y que solo hay que tener fe en todo lo que se quiere.

“Son los buenos deseos y las sanas acciones los que nos permitirán estar bien y conseguir lo que se quiere, jamás se puede perder la fe”, finalizó. (JO)

Hay otras cábalas en que las personas tienen confianza, entre ellas:

Consumir lentejas
Representa abundancia, economía y prosperidad.

Colocar un billete dentro del zapato derecho. 
Significa que el dinero no faltará en el próximo año.

Encender velas de colores
El azul representa la paz, el amarillo la abundancia y el rojo la pasión.