91% de asaltantes de buses quedan en libertad

Este 2022 trae muchas sorpresas en cuanto a materia de seguridad, un dato alarmante es que el 91.6% de los delincuentes salen en libertad y sólo un máximo de 30% de los ciudadanos asaltados denuncian el hecho en Fiscalía.

Las historias sobre robos en buses son pan de cada día en diversas provincias del Ecuador, creando naturalmente un ambiente de inseguridad a la clase trabajadora que día a día sale en transporte público rumbo a sus trabajos y regresan a su hogar en el mismo.

Guayaquil y Quito por su mayor capacidad poblacional aumenta el índice de frecuencia en estos hechos, sin embargo es un fenómeno que pasa a nivel nacional, el pasado 50 de Mayo una historia publicada en el comercio sobre un robo a pasajeros en una parada de Guamaní causó repudio por tan violento acto, “Con cuchillo y pistolas desvalijaron una veintena de pasajeros en menos de tres minutos”, una de las víctimas aún cuenta con pesadillas de lo sucedido.

En Quito, solo el trolebús y la Ecovía tienen su propia entidad que se encarga del monitoreo de robos y ataques a los pasajeros, esta competencia es responsable la Empresa Pública Metropolitana de Transporte de Pasajeros(Epmtpq).

Un trabajo conjunto con (Epmtpq y policía nacional) reporta la detención de 250 ciudadanos por delitos de robo y hurto en los circuitos responsables de la institución Epmtpq, lo lamentable es que sólo 21 personas fueron procesados, hecho que fue confirmado en la cadena de televisión TVC, basado en esa información representa que quedan en libertad más del 91% de los delincuentes, justifican las autoridades que los delincuentes quedan en libertad por falta de denuncias ciudadanas.

“Si no hay denuncia de ellos, los delincuentes están al siguiente día operando en otro lugar y riéndose de nuestro trabajo”, insiste. En su experiencia ha notado que solo el 20% o 30% de víctimas de estos casos termina denunciando lo sucedido en la Fiscalía.

Sin duda, la rapidez y la frecuencia de los robos, demuestran que ya es hecho delictivo con mucha práctica.

El Código Orgánico Integral Penal (COIP) sanciona el hurto con prisión de seis meses a dos años.
El robo con fuerza, en cambio, se penaliza con tres a cinco años de cárcel. Y el robo con violencia contra las personas, de cinco a siete años.(IA)

Cámaras de seguridad de buses no funcionan

SITUACIÓN. Los usuarios del transporte público dicen que la inseguridad se ha incrementado.

Con el regreso a la normalidad en los buses de transporte público en Ambato, también volvieron los robos, ya sea por amenazas o hurtos que asustan a los usuarios, sobre todo en horas pico.

Los testimonios se parecen, donde las víctimas han sido amenazadas con cuchillo, amedrentadas con advertencias de quienes los asaltan sobre qué son expresidiarios o simplemente les metieron la mano a los bolsillos.

Algunos de estos delitos no se denuncian, pero además no se graban en algunas unidades de transporte, porque las cámaras de seguridad no funcionan y en las unidades renovadas carecen de estas.

 

Realidad

Christian Lara perdió por segunda vez su celular, la primera vez se lo sacaron de su bolsillo cuando se subía al bus, al intentar reaccionar vio al delincuente huir.

Para Lara, la segunda ocasión fue más traumática, cuando al sentarse en la penúltima fila del bus, un hombre de aspecto insospechado, le saludó, mientras le sacaba un cuchillo y le pedía su teléfono y su reloj.

 


El DATO
Según la Policía Nacional, el robo y el acoso son los 
principales delitos que se dan en los buses.

 

Desde entonces, se sienta adelante y cuando ve a alguien subirse a pedir colaboración se imagina lo peor.

Esta no es la única historia, María del Carmen Quispe, dijo que en el bus no solo le han robado cortándole la cartera, sino que en alguna ocasión el delincuente la abrazó y en voz baja le dijo que no dijera nada cuando fue testigo de cómo se llevaba una billetera.

Pero conductores como Luis Bustos, es muy difícil combatir estos hechos, pues lo único que pueden hacer es negarles la subida a quienes quieren ofrecer algún producto para vender.

“Cuando pasan estos hechos, los mismos usuarios se quedan impávidos por el temor de que sean agredidos y lo que como conductores podemos hacer es muy limitado”, dijo Bustos.

 

TOME NOTA
Los artistas de la calle que cantan en los buses piden al Municipio 
ser catastrados y carnetizados para que la ciudadanía les permita 
trabajar en las unidades de transporte.

 

 

Kits de seguridad que no funciona

‘El transporte seguro’, que se promueve en Ambato, incluía desde hace más de 10 años un kit con cámaras de seguridad que registraban los hechos suscitados en las unidades  de servicio. Estas se activaban y era más fácil ubicar a los delincuentes que buscaban a sus víctimas.

Sin embargo, esta herramienta quedó inválida, al menos en algunas unidades que tienen dañados los equipos, por lo que los transportistas pidieron a las autoridades (Agencia nacional de Tránsito y Municipio de Ambato) reestablecerlas, manifestó, la comunicadora de la Unión de Cooperativas de Transporte Público, Andrea Marín.

Según Marín, hay unidades que no cuentan con este dispositivo debido a que fueron renovadas un año antes de la pandemia, por lo que los equipos aún no se han instalado.

Diario La Hora quiso conocer cifras reales de cuántas unidades cuentan con estas cámaras bajo la voz oficial del presidente del Transporte Público de Ambato, Manuel Zamora, sin embargo, no brindó declaraciones a este medio. (CNS)

 

El DATO
Según la Dirección de Tránsito y Transporte de la Municipalidad, 
al menos 50 mil vehículos circulan en las calles y avenidas 
de la ciudad durante los días de feria.

 

Campañas que buscan la seguridad

Mientras tanto, ya se han manejado varias campañas de seguridad en los buses, que a decir de los usuarios no funcionan, porque el problema continúa aunque están conscientes que no se puede delegar un policía por cada bus para dar seguridad.

Desde abril de este año, se inició con la colocación de afiches como parte de la primera fase de la campaña ‘Muévete seguro’, que es promovida por las asociaciones de transporte urbano y la Policía Nacional.

 


EL DATO
Ambato cuenta con 475 unidades de transporte urbano.

 

Son 475 unidades que llevan dicho afiche  y que transmite el mensaje: ‘En este bus no se suben…’ y así proteger la seguridad de los ciudadanos, quienes en varias ocasiones han sido víctimas de la delincuencia dentro de los buses, especialmente mujeres y estudiantes.

Aunque esta campaña no relaciona al Municipio de Ambato, la seguridad hace parte de los temas que se tratan en las mesas técnicas para garantizar el buen servicio, respecto de las peticiones de los transportistas como el alza del pasaje, sin embargo, sigue en análisis, dijo el concejal Manuel Palate, presidente de la Comisión de Transporte y Movilidad de Ambato.

Urge fiscalización a la delegación del transporte urbano

PARADAS. Cierre de la parada de la Av. Universitaria y Miguel Riofrío. Aquí, los buses dejan a sus pasajeros en las veredas y no utilizan la infraestructura.

El presidente del Consorcio de Transportistas, Edgar León, estuvo invitado al programa, pero mediante comunicación por chat afirmó: “…no puedo ir el día sábado a su entrevista porque en realidad no queremos darle importancia a este señor, todo fluye bien, con normalidad, de lo que es el transporte, por favor discúlpeme”.

Es urgente la auditoría a la transportación urbana de la ciudad, cuyas competencias están delegadas al Municipio de Loja, pedido que coincidieron Oscar Pineda, activista ciudadano, y Marcos Quishpe, presidente de la Federación de Barrios de la Campiña Lojana (Febacalo), en el programa Expresión Polítika, que se transmite los sábados a las 07:30, por radio Planeta 106.1 FM, SR. Radio y Diario La Hora.

Oscar Pineda argumenta la necesidad de ir a una transportación Municipal como se la realiza en otras ciudades, para lograr una integración de todos los barrios de la ciudad y los que se están creando.

De su parte, Marcos Quishpe considera la urgencia de articular un plan de movilidad que articule la conectividad entre la ruralidad y lo urbano, “por ello, es necesario que el Municipio tome en serio esta planificación y no se deje manipular por un consorcio privado de la transportación, el mejor ejemplo es la ruta Sauces Norte hasta la Argelia, donde el Municipio invirtió en toda la infraestructura y el Consorcio privado de transporte, nada”, argumentó.

PROGRAMA. Oscar Pineda, activista ciudadano, y Marcos Quishpe, presidente de la Febacalo, analizaron el tema de movilidad en Loja.

Transporte público o privado

El Consorcio de Transporte, no es un sistema de movilidad, es un grupo de empresarios que trabajan en transporte y brindan servicio a los lojanos. El Consorcio se ha atribuido, mediante monopolio, la logística del transporte urbano a nombre de la ciudad, es el criterio de Expresión Polítika.

Oscar Pineda puntualiza la necesidad de que se involucre a más sectores en la prestación del servicio de transportación pública, por ejemplo, deberían estar las universidades que faltan, con un transporte universitario y este sería un aporte significativo a la movilidad de los estudiantes, el mismo Municipio debería pensar en rutas ecológicas, esa es la parte fundamental para ingresar a más actores y debatir estos temas de las nuevas formas de movilidad en Loja.

Marcos Quishpe sostiene la necesidad de tener estudios técnicos que deberían ser socializados por la ciudadanía y se pueda constituir un gran sistema de movilidad, argumentó: “el Municipio invirtió más de $2 millones en las estaciones de transferencias que no cumplen su función”.

Movilidad Urbana y Cohesión Social

Loja debe construir un sistema de transporte y modelos para el desplazamiento, para una convivencia civilizada en la ciudad, con puntos fuertes de organización que eviten la desigualdad social y se establezca una cohesión social, acotó Marcos Quishpe.

Oscar Pineda señala la necesidad de otorgar alternativas ciudadanas para que decidan y seleccionen la forma de desplazamiento que más se ajuste a sus necesidades y realidades económicas para acceder sin restricciones a los servicios y oportunidades de transporte que ofrece la ciudad.

El sistema de transporte que considere restricciones de movilidad, genera obstáculos y dificultades para realizar actividades ciudadanas y limitan la oportunidad de desarrollo, acotó.

PARADAS. Cierre de la parada de la Av. Universitaria y Miguel Riofrío. Aquí, los buses dejan a sus pasajeros en las veredas y no utilizan la infraestructura.

De las fisuras al abanico de posibilidades del transporte urbano

Abrir el abanico de las posibilidades de inversión económica para mejorar el sistema de transporte urbano del cantón Loja, es tema prioritario y de gran envergadura para el Municipio del cantón, en función de restablecer la dignidad del usuario del transporte, frente a los excesos administrativos y operatividad del Consorcio del Transporte, quienes, con ordenanza en mano, obligan a la compra de una tarjeta para uso de transporte urbano, violentando derechos constitucionales y humanos del ciudadano.

La falta de claridad legislativa cantonal, que permite el manejo a discreción del sistema de movilidad de la ciudad, mediante un monopolio, cuyos intereses particulares han llegado a establecer la obligatoriedad de comprar una tarjeta, cuyo costo es de casi $2, son asumidos por el usuario, caso contrario, no puede utilizar el transporte.

Regulaciones, de este tipo, deben cumplirse al pie de la letra, caso contrario existen sanciones por desobediencia. No se legisla en hacer prevalecer el derecho y necesidad del ciudadano de contar con movilidad eficiente mediante un sistema de transporte bien diseñado y estructurado, donde la garantía constitucional no sea socavada por lo moderno, frente a la moneda en curso u oficial que establece la Constitución.

Estas fisuras motivan a preguntar a concejales y autoridades municipales de abrir el abanico a inversiones para mejorar el transporte, mediante sistemas de movilidad bien planificados, bien socializados y especialmente sostenibles con la economía, con el medio ambiente y con los mismos ciudadanos.

La realidad de edificar un sistema de transporte municipal y de otros sectores de la economía y ciudadanía, están en el escritorio de análisis en las mesas de la gobernabilidad y de la legislación cantonal; permitir ello, es abordar la problemática existente con responsabilidad política y legislativa de la movilidad del cantón Loja.

Replantear los marcos jurídicos de ordenanzas poco claras sobre movilidad y transporte del cantón y cambiar el modelo de la administración de tránsito a una verdadera Dirección o Secretaria de Movilidad, Conectividad y Transporte del cantón Loja.

 

TOME NOTA

Último programa de Expresión Polítika: https://bit.ly/3NaOLAK

EL DATO

Siga el programa Expresión Polítika en esta página: https://bit.ly/3LawUbO

Artistas de la calle piden carnets para poder trabajar en los buses

Representantes de la música de la calle piden a los transportistas y autoridades del cantón que se den garantías para su derecho al trabajo en el transporte público.

Jeny Bautista del Colectivo Cultural Houtemakaci, con el apoyo del grupo musical Pan de Agua y la Fundación El Patio, se reunieron con los transportistas para pedir apoyo y poder subirse a los buses con una identificación.

Según Bautista, la necesidad de protestar se debe a que la ciudadanía cree que artistas o vendedores que se suben a los buses son delincuentes, es por ello que se exigen identificativos.

“Nosotros sentimos la discriminación porque en los carteles que se ponen en los buses incluyen imágenes no solo de delincuentes, sino de artistas que se suben a los buses y eso hace que la ciudadanía nos rechace”, dijo Bautista.

Klever Peñaherrera, director del Concejo Cantonal de Protección del Municipio de Ambato, dijo que se debe hacer algo para no estigmatizarlos, pues se atenta al derecho del trabajo de estas personas.

Los representantes del transporte dijeron que analizarán las posibilidades y que, a partir del 20 de mayo, que se mantendrá una segunda reunión, podrán dar declaraciones de las resoluciones a las que lleguen.

Mientras tanto, los artistas sugirieron que se realice un proceso de catastro e identificación mediante un carnet que los identifique para que puedan ejercer su trabajo.

Ellos dicen que se mantendrán al pie de la lucha para fomentar el arte y generar así una fuente de economía. (CNS)

 

Nueva ruta de transporte urbano desde Ambato hasta Alobamba

Aporte. El servicio está funcionando bajo un plan piloto, la permanencia depende de la aceptación ciudadana.

Luego de un largo proceso de gestión de dirigentes comunitarios de Alobamba y San Cristóbal en Tisaleo, así como también de sectores altos de Montalvo de Ambato, se extendió el servicio de transporte público urbano.

El servicio está a cargo de la Cooperativa de Transportes Tungurahua, la misma que se encuentra sirviendo con frecuencias en diferentes horarios.

En la mañana, desde las 06:00, el bus saldrá desde Alobamba al centro de Ambato. A las 06:45 partirá desde Ambato hasta Alobamba.

A las 12:15 el bus empezará su recorrido desde el centro de Ambato. En la tarde a las 18:45 los buses saldrán desde el centro de Ambato y también desde Alobamba.

El recorrido se desarrolla de manera directa desde el centro de Ambato y llegará hasta el Camino Real, en el límite de Alobamba de Tisaleo y la parroquia Montalvo, retornando por el sector de San Jacinto.

A decir de los dirigentes del Cabildo de Alobamba, los acercamientos con los representantes del transporte urbano se realizaron con apoyo de la comunidad.

El costo del pasaje desde Alobamba hasta el centro de Ambato será de 35 centavos, los recorridos estarán a prueba por varias semanas. (FCT)

Largas filas para personalización de tarjeta SITU

SITU. Largas filas de personas buscan una tarjeta personalizada en Loja.

Actualmente llegan al 65% de usuarios, en comparación al 2019. Se estima que 70.000 personas se movilizan de manera diaria.

Desde el martes 3 de mayo, fecha en que arrancó la obligatoriedad del uso de la tarjeta SITU en el transporte urbano, largas filas de personas se observan en la parada de la calle Mercadillo, en busca de adquirir y personalizar la tarjeta de media tarifa. El costo del dispositivo es de $1.75.

Situación

Edgar León, presidente del Consorcio de Transportistas Urbanos de Loja, mencionó que las largas filas de personas en la Mercadillo buscando una tarjeta personalizada no es nada nuevo, “es común en los lojanos que todo dejen al último”. Esta ordenanza y obligatoriedad ya rige desde el 2020 en la ciudad, pero la gente no ha comprado los dispositivos, pese a que se han venido dando prórrogas tras prórrogas. Se estima que el 95% de estudiantes ya cuentan con la tarjeta.

Indicó que con el pasar de los días el número de personas irá bajando, porque cada vez son más los que cuentan con una tarjeta personalizada. Esta es obligatoria para estudiantes, personas con discapacidad y adultos mayores. Para agilitar el proceso, en la Mercadillo existen tres puestos de atención, con horarios hasta las 18:30 de lunes a viernes y los sábados hasta el mediodía, ante la presencia masiva de personas.

Paradas

En el caso de las paradas de buses también avanza la reapertura, tras estar cerradas desde el inicio de la pandemia. El martes 3 de mayo, aperturaron las paradas en el Mayorista, con dirección al norte, y desde el miércoles 4 de mayo la del Parque Simón Bolívar, en el mismo sentido de sur a norte. Hasta la fecha están habilitadas completamente las de la Terminal Terrestre y calle 10 de Agosto, sumado a la del parque Bolívar y la del Mayorista, en un solo sentido.

En la próxima semana se habilitarán dos paradas más, la apertura se da progresivamente, todo depende de los recursos, ya que los equipos son nuevos, antes funcionaban con tickets y ahora es con tarjeta. La meta en este mes es tener las 12 paradas de mayor concurrencia habilitadas, para luego ver la nueva tarifa y empezar a abrir las demás.

 

TOME NOTA

Para personalizar una tarjeta se necesita la foto del usuario y la copia de la cédula.

Buseros descartaron paralización el 28 y 29 de abril

VISITA. Transportistas urbanos esperan a Lasso en Loja con más pedidos.

Según los transportistas, trabajan a pérdida desde el incremento del diésel. La reactivación no supera el 75% de ingresos, dicen.

Los Transportistas Urbanos de Loja tenían previsto paralizar las actividades el próximo 28 y 29 de abril, durante la llegada del presidente Guillermo Lasso a Loja, como medida de presión para solicitar el alza del pasaje en la ciudad, sin embargo, luego de un diálogo con el Gobernador la medida queda descartada. Ahora piden a las autoridades del Municipio que tomen decisiones inmediatas.

Situación

Rolando Hurtado, vocero de los transportistas urbanos de Loja, mencionó que ayer mantuvieron una reunión con Mario Mancino, gobernador de la provincia, para solicitarle una audiencia con el presidente Guillermo Lasso y hablar de que en Loja no ha habido una revisión a la tarifa de los buses urbanos. “En la Unidad de Tránsito hay un quemeimportismo, no han hecho nada, pese a que existe la Resolución 067 que garantiza el nuevo valor a través de una metodología para la fijación de tarifas para el transporte público de pasajeros en el ámbito intracantonal urbano, fijado por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y Agencia Nacional de Transito (ANT)”, dijo.

Según Hurtado, aquí se acordó que las actividades el 28 y 29 se cumplirán con normalidad en los diferentes trayectos y horarios, no habrá interrupción de los servicios, ya que los únicos que perderían serían las personas y no las autoridades. “El Gobernador de manera inmediata llamó a la alcaldesa para sugerirle que se agiliten los estudios y se pueda solucionar el problema del transporte urbano. Acordamos en desarrollar una Mesa Técnica para en 15 días tener el documento y que pueda ser discutido en el Cabildo por los concejales y tengamos una nueva tarifa oficial en Loja”, recalcó.

Reactivación y gastos

Para el representante, los transportistas urbanos no pueden seguir cada día trabajando a pérdida, debido al alza del combustible de un dólar a $1.90, y con una ausencia notada de pasajeros, debido a la pandemia del COVID-19. “Lo que pedimos, adicionalmente, es que se focalice el combustible y que se abra una línea de crédito en el Banco del Estado para que los transportistas puedan cubrir las deudas que tienen con la banca privada. Esto no es solo para los urbanos, sino para todos los transportistas que prestan un servicio público”, reveló.

Luego, en caso de no haber un cumplimiento de las autoridades, no descartan paralización de actividades, ya que en el Municipio ha habido cambio de funcionarios y los acuerdos han quedado sin validez. “Nosotros no estamos bien, la afluencia de pasajeros es baja, únicamente en horas pico hay gente, pero son estudiantes que pagan solo media tarifa y los gastos operativos del vehículo son altos cada día”, finalizó.

 

EL DATO

El 28 de abril, los transportistas esperan al presidente Guillermo Lasso, tienen dos pedidos puntuales.

TOME NOTA

Piden mejorar las vías, hay daños en los vehículos como la rotura de parabrisas en más de dos unidades.

Usuarios se quejan por ‘correteos’ de los buses para tomar pasajeros

La calidad del servicio de transporte urbano es uno de los temas que entrarán en revisión para considerar un alza de pasajes.

Tema que aún está en observación por parte de la Dirección de Tránsito de Ambato.

Sin embargo, la ciudadanía dice que el servicio no es óptimo y más desde que eliminaron las restricciones, pues los buses retomaron las carreras sin respetar el rango de la velocidad permitido, ni la seguridad de sus usuarios.

 

Testimonios

Melida Tene tiene 56 años, ella vive en Totoras y asegura que en los últimos meses volvieron las ‘competencias’ entre buses lo que pone en sustos e inseguridad .

“Ellos corren y a veces se gritan con sus compañeros peleando por los pasajeros, mientras que a nosotros nos toca pedir que vayan despacio y así quieren subir el pasaje”, comenta Tene.

Esta no es la única historia, Natahalia Rodríguez, viaja todos los días desde Izamba al centro y, a pesar de ir con tiempo, los conductores no respetan los límites de velocidad.

Ella asegura que los transportistas, en su afán por llegar a marcar la hora de sus turnos, corren sin considerar la seguridad de los usuarios, de ellos y otros conductores.

 

El argumento

Leonardo L. es chofer de transporte urbano y asegura que marcar el tarjetero es una medida obligatoria y cuando hay retraso las cooperativas les cobran una multa de hasta un dólar por cada minuto de atraso.

“No corremos, pero estamos preocupados porque además, de que algunas frecuencias no tienen muchos pasajeros, nos toca pagar esas multas y eso no es rentable”, contó Leonardo.

El transportista afirmó que si tuvieran una caja común dentro de la cooperativa se podrían cubrir este y otros gastos inesperados que suceden en los trayectos.

Al respecto, Manuel Zamora, presidente de la Unión de Cooperativas de Transporte Urbano de Tungurahua, dijo que la caja común es decisión de cada operada como lo establece la Ley de Tránsito.

Esto hasta que concluya el análisis en mesas técnicas que hace la Comisión de Transporte y Vialidad y la Dirección de Tránsito de Ambato, dijo Zamora.

Respecto de las supuestas multas afirmó que no conocía del hecho y aclaró que el transporte público es monitoreado todo el tiempo por un GPS que permite conocer quien infringe los límites de velocidad.

Sobre las sanciones explicó que cada cooperativa las estipula, entre ellas están llamados de atención hasta la separación del elemento en caso de ser reiterativo.

Además, afirmó que se mantienen reuniones para analizar la posible alza de pasajes, esto de acuerdo a los estudios técnicos que reflejen la factibilidad.

 

Respecto de la caja común

El concejal Manuel Palate y presidente de la Comisión de Tránsito, dijo que la opción de caja común no es una medida  que entre por el momento en análisis.

“Mediante las mesas de trabajo se valorará la posibilidad de considerar un alza en el pasaje urbano, además, dependerá de lo que se estime en la Agencia Nacional de Tránsito”, afirmó Palate.

Según la Dirección de Tránsito, Transporte Terrestre y Seguridad Vial del Municipio de Ambato, se dijo que a la entidad le compete elaborar análisis sobre la actualización de los costos operacionales del transporte urbano.

Una vez que este proceso se realice, el informe final será entregado al Alcalde de Ambato y al Concejo Municipal del cantón, lo que ayudará inclusive a determinar si existe o no un alza de pasajes pedida por los transportistas urbanos. (CNS)

 

 

Obligaciones del Municipio de Ambato en tema de transporte

La competencia de las autoridades municipales, que asumieron en el 2015, es la capacitación sobre atención y buen servicio al usuario.

Además, la ejecución de campañas de concienciación a los usuarios para que respeten las paradas y hagan cola mientras esperan el bus.

Así como la ubicación de paradas multimodales en donde se instalarían cámaras de seguridad y pantallas para mostrar las rutas y frecuencias del transporte urbano.

En ellas debe proveerse de internet para los usuarios.

 

Compromisos del transporte públicos desde 2015

  • Cobrar el pasaje de transportes urbano y mantener el mismo valor para las parroquias rurales de
  • Establecer la tarifa preferencial del 50% para adultos mayores, estudiantes, personas con discapacidad.
  • Dar un buen trato a los usuarios en las paradas y dentro de las unidades.
  • Renovación de unidades que ya cumplieron la vida útil y que las nuevas unidades que se incorporen sean del año y cumplan requerimientos para personas con discapacidad como las rampas, parecidos a las unidades de transporte de la Universidad Técnica de Ambato.
  • Establecer asientos específicos para madres en gestación.
  • Instalar cámaras y botón de pánico para combatir la delincuencia.
  • Respetar las frecuencias y rutas asignadas por la Unidad Municipal de Tránsito.
  • Prestar servicio de transporte urbano e interparroquial solo sentados.
  • Mantener limpias las unidades con basureros en su interior.
  • Respetar la velocidad en lugares donde se encuentran centros educativos y evitar el exceso de velocidad y cambio de rutas cuando hay congestionamiento vehicular.
  • Toda unidad debe garantizar que el pasajero llegue a su destino en todos los horarios hasta cuando acabe el horario de servicio.
  • Denunciar los actos delincuenciales y alertar a los pasajeros para que cuiden sus pertenencias.

Usuarios denuncian a buseros por no respetar las paradas

PROBLEMA. Denuncian que en barrios los buses no hacen uso de algunas paradas y no recogen pasajeros.

En barrios periféricos como: Belén, Carigán, Sauces Norte, Jipiro, entre otros, algunas unidades de transporte urbano no respetan las paradas, ocasionando malestar en varios usuarios que no han podido trasladarse a tiempo al trabajo o a estudiar. El problema surge en horas pico, en la mañana y tarde, principalmente.

Problemática

Actualmente no existen medidas restrictivas, ni aforos para el servicio de transporte público, sin embargo, las unidades no trasladan a todos los pasajeros que se encuentran en las paradas. “En ocasiones, pese a alzar la mano no nos llevan, pasan a full velocidad, pese a existir bastante gente en ciertas paradas. Eso molesta, porque uno tiene horarios para llegar al trabajo y nuestros hijos a las escuelas y colegios, pero con ese retraso, en ocasiones toca pagar taxi para llegar pronto”, dijo Nelson Encalada, usuario del sector norte.

El problema no solo se ha presentado para Nelson, sino también para Alejandra Torres, estudiante de secundaria, quien reveló que en ocasiones el bus no ha parado al momento de ir a clases.

Trabajo

Diego Guerrero, gerente del Consorcio de Transportistas Urbanos de Loja, manifestó que los buses cuando no hacen uso de las paradas, es porque ya circulan llenos y no tienen espacio para más pasajeros o porque los pasajeros no están en las paradas autorizadas. No hay un aforo limitado actualmente, sin embargo, la capacidad de cada unidad es para 80 y 90 pasajeros, pero hasta la fecha no pasan del 90% de ocupación en comparación a lo que fue hasta antes de la pandemia.

En horas pico, desde las 06:00 hasta las 07:00, “las unidades circulan repletas, por lo que en ocasiones se torna difícil trasladar a todos los pasajeros que se encuentran en las paradas”. Actualmente, en horas pico laboran cerca de 225 unidades y en el resto del día solo 190 y 200 en el mayor de los casos, debido a que el combustible sigue con un costo alto y no hay revisión de la tarifa, recalcó Guerrero.

 

EL DATO

Cuando el bus circula vacío y no hace uso de la parada, el usuario puede denunciar.