Abaten a uno de los líderes de las FARC en Arauca

Entre los abatidos, se menciona a uno de los integrantes más antiguos de las FARC. (Foto: Archivo)

En la frontera entre Colombia y Venezuela, entre seis abatidos, los militares y policías colombianos dieron de baja a uno de los líderes históricos de las disidencias de las FARC.

BOGOTA.- Uno de los cabecillas de las disidencias de las FARC en el departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela, junto a otros cinco miembros de su grupo, murieron en una operación conjunta de las Fuerzas Militares y la Policía colombiana, según informó el ministro de Defensa, Diego Molano.

Según Molano, entre los abatidos está Hilahin Mahecha, conocido con el alias de ‘Jaime Chucula’, quien tenía «más de 25 años de trayectoria criminal» y era uno de los cabecillas del Frente 10 de las disidencias, conocido también como Frente Martín Villa.

Con la operación, que tuvo lugar el 29 de abril de 2022 en una zona rural de la localidad de Puerto Rondón (Arauca), se logró «‘quebrar el espinazo’ de las disidencias de las FARC», indicó Molano, quien agregó que el Frente 10 ha asesinado «a más de 150 personas y desplazado a familias obligándolas a abandonar sus hogares y comunidades».

A ese grupo armado se le atribuye el asesinato de decenas de personas en Arauca, como parte de una guerra de las disidencias de las FARC contra la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) por el control territorial de esa región fronteriza con el estado venezolano de Apure.

Según el Ministerio de Defensa de Colombia, el Frente 10 de las disidencias es liderado por Néstor Gregorio Vera Fernández, conocido con el alias de ‘Iván Mordisco’, uno de los guerrilleros más buscados del país.

Van contra todos

Molano añadió que Mahecha «se sentía tranquilo delinquiendo desde la frontera con Venezuela, pero gracias a la burbuja especial de inteligencia de la Policía Nacional, se le siguió su trayectoria», ya que «buscaba incursionar en Colombia para liderar la estructura criminal de las disidencias» tras la «neutralización» de alias ‘Arturo’, agregó el ministro.

El ministro, que se desplazó hasta Arauca, dijo que con el Plan de Estabilización puesto en marcha en enero en ese departamento para restaurar el orden ante la ola de violencia de los dos grupos guerrilleros, «ya son 91 bandidos neutralizados; seis de ellos cabecillas de las disidencias de las FARC y del ELN».

«La ofensiva contra las dos estructuras del ELN y las disidencias de las FARC es permanente, por eso mantenemos a 7.000 hombres de la fuerza pública con un trabajo articulado y con el objetivo de desmontar a los cabecillas y debilitar las estructuras (grupos armados)», aseguró.

El principal de Defensa también anunció que se actualizó el cartel de los más buscados en Colombia, por los que se ofrecen recompensas de hasta 500 millones de pesos (unos 126.500 dólares) para quien proporcione información que permita su ubicación o captura. EFE

130 muertos en la frontera colombo-venezolana

Vista de los daños causados por la explosión de un carro bomba en un sector comercial, en Saravena (Arauca).

Una comisión mixta de la ONU y la Iglesia registró el aumento de la violencia en la zona de Arauca, donde luchan el ELN y la disidencia de las FARC.

Redacción BOGOTÁ

Una comisión conformada por la ONU y la Iglesia católica colombiana denunció que la violencia que azotó a comienzos de este año al departamento colombiano de Arauca por la guerra entre el ELN y las disidencias de las FARC ha dejado más de 130 muertos.

Los representantes del Sistema de las Naciones Unidas y de la Iglesia informaron en un comunicado conjunto que «visitaron conjuntamente el departamento de Arauca ante la preocupación por el recrudecimiento de la violencia en el departamento, donde más de 3.000 personas se han desplazado forzosamente».

La delegación destacó la importancia de «fomentar diálogos asertivos y respetuosos, la necesidad de crear y fortalecer espacios institucionales que permitan dar respuesta a la situación humanitaria y proteger a la población civil».

También pidieron el fortalecimiento de las políticas de prevención de la violencia, de la estigmatización, y de impulso de la implementación en Arauca del acuerdo de paz firmado entre el Gobierno colombiano y las entonces guerrilla de las FARC. (EFE)

Nuevo atentado en Arauca deja un muerto y cinco heridos

La guerrilla del ELN lucha con los disidentes de las FARC en la frontera entre Colombia y Venezuela.

La explosión ocurrió en el centro de la ciudad de Saravena. Desde inicios de año en Arauca recrudeció el conflicto entre el ELN y las disidencias de las FARC.

BOGOTÁ. Al menos una persona muerta y cinco heridas dejó la explosión de un carro bomba en el centro de la ciudad colombiana de Saravena, en el departamento de Arauca, donde desde comienzos de año recrudeció la guerra entre la guerrilla del ELN y disidentes de las FARC.

La detonación tuvo lugar antes de la medianoche del miércoles (19 de enero de 2022) en un sector comercial, al lado de la Fundación de Derechos Humanos Joel Sierra, que ha denunciado la difícil situación que se vive en Arauca, departamento fronterizo con Venezuela que fue visitado el pasado domingo por el presidente colombiano, Iván Duque.

«La onda explosiva destruyó en su totalidad la sede del ICA (entidad agropecuaria estatal), comprometió toda la estructura del edificio Héctor Alirio (sede de al menos cinco organizaciones sociales) y la zona de comidas, bares y residencia también fueron afectadas», denunció la Fundación de Derechos Humanos Pasos.

Según las primera versiones, la persona muerta por la explosión al parecer es el vigilante del ICA.

«El miserable atentado terrorista con un carro bomba en Saravena, Arauca, es un ataque que rechazamos todos los colombianos. Nuestra fuerza pública seguirá fortaleciendo el control territorial en la zona para acorralar a estos grupos armados y garantizar seguridad de la población», manifestó el presidente en Twitter sobre el ataque.

El domingo, en su visita a Arauca con la cúpula militar y policial para evaluar la situación que se vive en ese departamento donde más de 30 personas han sido asesinadas este año en la guerra entre el ELN y disidencias de las FARC, Duque dijo que «en Colombia no hay zonas vedadas» al Estado.

Sin embargo, el mismo día, mientras el presidente visitaba Arauca, la capital regional, en las calles del caserío de La Esmeralda, que pertenece al municipio de Arauquita, aparecieron miembros del ELN armados con fusiles en una aparente acción de control territorial.

A raíz de la violencia guerrillera de comienzos de año el Gobierno envió dos batallones del Ejército a Arauca para reforzar la seguridad en «puntos críticos» donde se presentaron confrontaciones y afectaciones a la población civil, según dijo el ministro de Defensa, Diego Molano. EFE

NOTAS RELACIONADAS

Disidencia de las FARC y ELN luchan por territorio y drogas

Lucha entre las FARC y el ELN afecta también a Venezuela

La guerra no cesa en Colombia pese al acuerdo de Paz

Ex FARC y ELN luchan por territorio y drogas

La disidencia de las FARC intentan reingresar a zonas en las que su guerrilla matriz hacía y deshacía antes del acuerdo de paz firmado en 2016.

En el primer fin de semana de 2022, enfrentamientos entre miembros de ambos grupos guerrilleros dejaron, al menos, 24 muertos, en el departamento de Arauca.

Redacción BOGOTÁ

Al menos 24 personas murieron el fin de semana en violentas disputas entre disidencias de las FARC y guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en tres municipios del departamento colombiano de Arauca, fronterizo con Venezuela. Fuentes venezolanas señalan que también hubo enfrentamientos en ese lado de la frontera, en el estado de Apure.

En el caso de Colombia, la ola de violencia ocurrió en las localidades de Tame, Fortul, Saravena y Arauquita.

En el departamento de Arauca hay fuerte presencia del ELN, disidencias de las FARC y bandas de narcotraficantes, que se disputan el control territorial.

Arauca es un departamento petrolero y agropecuario donde hace décadas se hizo fuerte el Frente de Guerra Oriental del ELN, el más poderoso de esa guerrilla, fuerza ahora desafiada por el Frente 10 de las disidencias, que ocupó espacios dejados por las antiguas FARC y que se financia principalmente con extorsiones, secuestros y narcotráfico.

«El centro del conflicto es el territorio; tanto las FARC como el ELN llevan mucho tiempo ahí. Ambos llevan cuatro décadas en ese territorio, lo conocen, y desafortunadamente las FARC han vuelto a tener una dinámica en el territorio», dijo a Efe Luis Eduardo Celis, analista del conflicto armado y asesor de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares). (EFE)

Droga en la frontera con Ecuador

En la frontera entre Colombia y Ecuador, el narcotráfico también mueve dinero e intereses.

Un informe de la revista ‘Semana’ señala que el negocio lo maneja, en buena parte, el cártel de Sinaloa. Hasta principios de 2021, la zona entre Tumaco (Colombia) y Esmeraldas (Ecuador), era dominada por el grupo ‘Óliver Sinisterra’, disidente de la FARC. Sin embargo, ‘Los contadores’, más del agrado de Sinaloa y sin pasado guerrillero, empezaba entonces a filtrarse y a dominar el área.

Allí operaría también la disidencia ‘Guerrillas Unidas del Pacífico’, apoyada por el cártel de Jalisco.

En la parte selvática, en el límite entre Putumayo (Colombia) y Sucumbíos (Ecuador), el control está en manos de la Segunda Marquetalia (también disidente) y otros grupos, a las órdenes del cártel del Golfo. (LAG)