Angela Merkel se pronuncia en contra de la invasión a Ucrania tras meses de silencio

Merkel salió del Gobierno hace seis meses.

Luego de meses de su salida del Gobierno alemán, la excanciller Merkel habla sobre la invasión rusa. «Hay un rayo de esperanza», asegura. 

La ex canciller alemana Angela Merkel ha roto su silencio y ha calificado el ataque ruso contra Ucrania como «una violación flagrante» del Derecho Internacional y una «ruptura profunda» en la historia de Europa después de la Segunda Guerra Mundial.

En su primer discurso público en seis meses, Merkel, quien se ha mostrado reacia a intervenir o comentar en actos públicos, ha expresado su solidaridad este miércoles con el pueblo de Ucrania, que «ha sido atacada e invadida por Rusia», y «merece su derecho a la autodefensa».

La excanciller alemana por cuatro mandatos ha indicado que apoya los esfuerzos emprendidos por el actual Gobierno alemán, liderado por Olaf Scholz, así como el papel de la Unión Europea, Estados Unidos y los aliados de la OTAN, el G7 y también la ONU «para asegurar que esta bárbara guerra de agresión de Rusia se detenga».

Merkel ha hablado frente a 200 invitados en un evento de despedida en Berlín para el dirigente sindical Reiner Hoffmann, quien recientemente renunció como presidente de la influyente Confederación Sindical Alemana, y ha indicado que las consecuencias de la guerra serán «de largo alcance», especialmente para el pueblo ucraniano, pero también para el continente.

Además, ha hecho hincapié en los abusos de Derechos Humanos perpetrados contra civiles en territorio ucraniano. «Bucha es representativo de este horror», ha señalado, refiriéndose a las masacres en cientos de suburbios de Kiev.

Finalmente, Merkel ha precisado que hay «un pequeño rayo de esperanza» en «esta tristeza infinita» debido al enorme apoyo a los ucranianos que muchos países vecinos han mostrado, como Polonia y Moldavia. «Nunca debemos dar por sentadas la paz y la libertad», ha zanjado. (Europa Press)

Educación superior

ARMANDO DAZA QUIÑÓNEZ

La educación es uno de los derechos humanos más notables. Es cultura que nutre al individuo de conocimientos y estimula la imaginación, la ética y la moral; es la máxima expresión humana, y es el fundamento para el desarrollo y crecimiento del individuo, la Familia y de los Estados; permitiendo convivir en un medio ambiente limpio, respeto mutuo, y desarrollo socio económico.

 La epistemología permite el desarrollo científico y tecnológico, que son elementos básicos para la vida productiva, que da origen al crecimiento económica y al equilibro social de la humanidad. Ángela Merkel Canciller alemana, respondió a los médicos, quienes le pidieron aumento de sueldo, que  “No puedo subir el sueldo a ustedes porque nadie puede ganar más que los docentes, ellos les enseñaron a leer a ustedes”.  Este criterio de justicia deberían aplicar todos los gobernantes del mundo.

Referencias históricas señalan que casi todos los políticos se convierten en verdugos de sus pueblos; en Ecuador Rafael Correa, con argumentos mezquinos y pobres, restauró el examen de ingreso, luego el señor Guillermo Lasso como oferta de campaña ofreció el ingreso libre a la universidad, pero como discípulo bien aprovechado engañó al pueblo y ahora, cientos de miles de bachilleres no pueden ingresar a la universidad, por la barrera dañina del examen de ingreso; estas; que se permita el libre ingreso a la ‘U’, que se aumente el presupuesto para la educación superior, y se contrate a docentes competentes, con laboratorios que permitan hacer investigación científica.

El pensador Griego Pitágoras dijo: “Un buen gobierno empieza por la Educación”. Señor Presidente Lasso, cumpla con su oferta de campaña, elimine el examen de ingreso a la Universidad, actué como  estadista, marque el cambio de rumbo  del Ecuador, recordando que nuestro país irá donde vayan las universidades . Si hay educación, hay desarrollo.

armando.1941.28@gmail.com

Angela Merkel cierra una época con más claros que oscuros

PROYECTOS. La química y política de 67 años ha señalado que no tiene proyectos concretos para su futuro. En principio planea no hacer nada y esperar.

La canciller alemana por 16 años deja el cargo este miércoles 8 de diciembre de 2021. En su mandato enfrentó varias crisis; la mayoría le valieron elogios.

Redacción BERLÍN

«La vida sin crisis es más fácil, pero cuando llegan, hay que afrontarlas», dijo el 22 de julio de 2021 Angela Merkel para resumir su forma de actuar.

La dirigente alemana enumeró ese día las cinco grandes crisis que tuvo que encarar durante los 16 años que actuó como canciller de Alemania: la crisis financiera de 2008, la pandemia del coronavirus, la crisis del euro, el flujo de refugiados sirios e iraquíes en 2015 y el calentamiento del planeta.

La decisión de acoger a los refugiados será sin duda la más emblemática de la era Merkel. Sus partidarios lo califican de acto de valentía.

La gestión de la crisis sanitaria también le valió innumerables elogios, especialmente al comienzo, aunque su despedida ocurre con Alemania en medio de la peor ola del coronavirus desde el inicio de la pandemia.

El manejo de otros temas, sin embargo, le resultaron más complicados y le valieron numerosas críticas. Esto ocurrió, sobre todo, con la situación económica griega en 2011. En aquel momento, Merkel mostró gran intransigencia, lo que llevó a Grecia al límite de la bancarrota y provocó recelo en Europa.

Pero a pesar de los claroscuros de su gestión, Merkel se aparta del poder dejando a una Alemania influyente, sobre todo en lo económico; Alemania es la economía más fuerte de la Unión Europea.

Al respecto, se ha debatido mucho si a Merkel no le interesaba otro tipo de influencia para su país. Y quizás por ello, coincidiendo con un importante aumento de los populismos, Merkel fue elegida por el New York Times la nueva «líder del mundo libre». (LAG)

El futuro de la Canciller

Redacción BERLÍN

Muchas veces le han preguntado a Angela Merkel qué hará tras dejar el poder. Y varias han sido sus respuestas. “Voy a entender muy rápidamente que todo esto es ahora responsabilidad de otro. Y creo que me va a gustar mucho esa situación”. “Nunca he tenido un día de trabajo normal y (…) naturalmente he parado de preguntarme qué me interesa más fuera de la política”. Pero la respuesta más clara ha sido: “¿Quiero escribir? ¿Quiero hablar? ¿Quiero hacer senderismo? ¿Quiero quedarme en casa? ¿Quiero ir a ver el mundo? He decidido no hacer nada para empezar y (luego) ver qué ocurre”. (LAG)

Angela Merkel, la ‘mamá’ de Alemania inicia su retirada política

SELLO. Analítica por su formación científica, Merkel nunca se apresuró a reaccionar a las crisis. A pesar de esta característica, ha dejado su sello en el país.

Las elecciones de ayer son el inicio del fin de su ciclo. Sin embargo, aún debe formarse un nuevo gobierno antes de que deje la Cancillería.

Redacción BERLÍN

Las elecciones generales celebradas ayer, domingo 26 de septiembre de 2021, en Alemania marcan el inicio del fin de la era de Angela Merkel. Sin embargo, no hay fecha definida para su adiós del poder, ya que seguirá en su puesto hasta que se forme el nuevo gobierno. Algo que, en su última coalición, ocurrió seis meses después de los comicios.

Lo que sí está claro es que el mandato de la ‘dama de hierro’ alemana dejará una marca en la política de su país.

Durante su permanencia en el poder, ha roto varios techos de cristal: como mujer, como ciudadana del este y como protestante en un partido -la Unión Cristianodemócrata (CDU)- de dominio católico.

Sus rasgos característicos han sido el consenso y la sangre fría. Prepara concienzudamente cualquier encuentro, analiza cada partícula de los problemas que se presentan, se deja asesorar y luego actúa, a menudo con exasperante lentitud.

Una analítica contumaz

Nunca se ha comportado como una líder visionaria, sino que se ha caracterizado por la reacción ante las crisis.A la de la zona euro reaccionó con la austeridad que desangró a los socios del sur y minó el tejido social y laboral alemán. En 2011 aceleró el apagón nuclear bajo el impacto de Fukushima.

La «dama de hierro» se metamorfoseó luego en la Merkel solidaria que, en 2015, no cerró sus fronteras a los refugiados. Alemania recibió ese año un millón de ellos. Por ello, la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), que en 2013 había quedado a las puertas del Bundestag, se convirtió en tercera fuerza nacional.

A pesar de que se le venía pronosticando ‘el ocaso’, ha sabido sostenerse. La Covid la revalorizó ante sus ciudadanos. Resurgió la Merkel científica, capaz de entender la pandemia mientras otros daban bandazos. Alemania no era inmune, pero salió de nuevo mejor parada que otros a una crisis global.
A Merkel se la ha apodado la canciller «teflón», porque todo le resbala, o la líder del mundo libre, como la llamó Barack Obama.
Para sus compatriotas ha sido la «Mutti» -mamá-. Una mujer sin hijos propios, que adoptó como tales a los 83 millones de habitantes del país. Su retirada impone la emancipación.

Resultados de las elecciones alemanas

Los socialdemócratas alemanes de Olaf Scholz lograron una mínima ventaja sobre los conservadores de Armin Laschet, que sufrieron una gran pérdida de votos. El resultado de la CDU es el peor en toda la historia electoral de la unión desde 1949, cuando obtuvo el 25,2 % de los votos. Hace cuatro años logró el 26,8 %.

Ángela Merkel

JOFFRE DAZA QUIÑÓNEZ

Ángela Merkel, gobernó Alemania 18 años, sale con todos los honores de una gobernante honesta y sobria, el día que se retiró de sus funciones fue aplaudida calurosamente, desde las plazas, calles y ventanas de Berlín, con liderazgo singular, especialmente en los derechos humanos; dirigio a 80 millones de alemanes con competencia, destrezas, y sinceridad; la apodaron la Dama del Mundo, por sus caraterísticas de excelente ser humano e impoluta.

Durante su mandato, no asignó ningún cargo a sus familiares, nunca afirmó ser creadora de glorias, no recibió pagos millonarios, no permitió que animaran su actuación, no luchó ni persiguió a sus oponentes o predecesores, deja a su nación en las mejores condiciones políticas y económicas de todos los tiempos. La reacción de los ciudadanos alemanes no tuvo precedentes en la historia del país, toda la población, salió a los balcones de sus casas y aplaudió durante seis minutos seguidos, una ovación de pie a nivel nacional.

Ángela Merkel es físico química de profesión, académica, habla tres idiomas; durante sus 18 años de gobernante, usó un uniforme, de tal forma, no se dejó ilusionar ni por la moda, ni por las cámaras, no compró bienes raíces a su favor, autos, yates ni aviones privados.

A la pregunta de un periodista, que notaban hace 10 años usaba el mismo vestido?, soy empleada del gobierno, no soy modelo. La señora Merkel, vive con su esposo en un modesto departamento, en el mismo que usó antes de ser gobernante, y no tiene empleados domésticos, piscina, aún vive arrendando. En todos lados predicaba, que siempre hará las cosas, como a Dios le agradan, porque le temo y porque le sirvo con todos mis bienes y todo su corazón, porque hace algunos años, le abrió su vida y su corazón a Jesucristo, y desde entonces es cristiana, no solo de palabra, sino de hechos. Por esa razón, deja a Alemania con la economía más grande de Europa. Sin duda, Merkel, un ejemplo.

Son una vergüenza, aquellos gobernantes, especialmente latinos, que llegan a robar, y a comprar bienes para su disfrute; que vergüenza para aquellos alcaldes y prefectos, que llegan pobres, y salen ricos, con casas y haciendas, sin justificar, sus fortunas mal habidas.

jdazaq@yahoo.com

Merkel asume error y revierte restricciones para Semana Santa

Declaraciones. Merkel también alertó de una "nueva pandemia", por las mutaciones del virus, pero confió en que con la vacunación se ve "la luz al final del túnel".

La decisión de un «parón» entre el jueves Santo y el martes de Pascua, que prohibía las concentraciones públicas y obligaba a cerrar casi todo el comercio, creaba graves problemas legales y de aplicación, especialmente en el ámbito laboral e industrial.

«Éste error es sólo mío», afirmó la canciller alemana, Angela Merkel, al revocar la paralización de la actividad pública y económica para la Semana Santa, por la pandemia, asumiendo el «error» por una decisión que causó enojo y confusión, mientras las encuestas reflejan la caída de su partido en pleno año electoral.

Merkel se disculpó en primera persona ante la ciudadanía, pese a que la decisión se tomó conjuntamente entre el Gobierno central y los 16 Ejecutivos regionales, por haber contribuido a la incertidumbre en la pandemia: «Pido perdón a las ciudadanas y ciudadanos».

La decisión de este «parón» entre el jueves Santo y el lunes de Pascua, que prohibía las concentraciones públicas y obligaba a cerrar casi todo el comercio, había suscitado fuertes críticas en el país, donde la incidencia, los casos y la ocupación de los hospitales llevan varias semanas al alza.

Merkel señaló que «la idea tenía la mejor intención» con el objetivo de contener la tercera ola de la pandemia, pero que suscitaba problemas legales y de aplicación.

Tampoco se prohíbe misas presenciales

Al paso atrás y las disculpas este 24 de marzo de Angela Merkel, al siguiente día le siguió la rectificación de que el Gobierno alemán ha retirado su petición de renunciar a la celebración de misas presenciales en Semana Santa, una propuesta consensuada entre la canciller y los poderes regionales, que se había topado con críticas de la Iglesia.

En siete días, los nuevos contagios sumaron 89.940 en Alemania.