Lasso es el presidente que protagoniza una transición

ANIVERSARIO. El presidente de la República, Guilermo Lasso en el día de su posesión en la Asamblea.

A pesar de las dificultades derivadas de la violencia, la inseguridad y de gobernar con una Asamblea en contra, Guillermo Lasso mantuvo la popularidad alta en los primeros meses de su administración. Hay una millonaria entrega de dinero en bonos.

Este 24 de mayo de 2022 se cumple el primer aniversario desde que Guilermo Lasso asumió la presidencia del Ecuador. El mandatario ha tenido un año lleno de cambios y desafíos, especialmente en materia de salud, seguridad, política y economía. También asumió el reto de marcar distancia de su antecesor, Lenín Moreno, con el que se puso fin a catorce años de línea correísta.

Lasso, quien fue candidato del movimiento Creando Oportunidades (CREO), en fórmula con Alfredo Borrero como aspirante a la vicepresidencia, asumió la primera magistratura del país tras ganar en segunda vuelta electoral, celebrada en abril de 2021 con el 52,51% de votos, quedando por encima del binomio encabezado por el candidato del correísmo, Andrés Arauz, quien alcanzó el 47,49% en el balotaje.

Así, con el máximo representante de la centroderecha, se iniciaba otro ciclo histórico para Ecuador, dejando atrás el que correspondió a la denominada revolución ciudadana.

Apenas a unos días de su toma de posesión, el mandatario lanzó una acelerada campaña de vacunación contra la COVID-19, en un país que enfrentaba una crisis económica que se agravó por la pandemia.

En los primeros 100 días de gestión, destacaba como el primer logro de su administración haber superado ampliamente los 8.4 millones de personas inmunizadas con el esquema completo, por lo que el Ejecutivo confiaba en alcanzar la meta fijada de inocular a nueve millones en los siguientes días.

Esto ocurría en momentos en que la pandemia dejaba más de 30 mil fallecidos y miles de contagiados en el país.

Para el régimen, el plan de inmunización era estratégico para encaminar hacia la reactivación económica al país de alto déficit fiscal.

Cuando Lasso asumió el poder, las proyecciones más optimistas sobre la economía apuntaban a un crecimiento del 2,4% en el Producto Interno Bruto (PIB).

Sin embargo, el exitoso plan de vacunación y los primeros resultados de los contratos de inversión, produjeron una reactivación económica mayor a la esperada.

Bancos de inversión como Barclays, Bank of América o Fitch han resaltado que el 4,2% de crecimiento del PIB era impensable el 24 de mayo de 2021.

Según el Banco Central del Ecuador, ese resultado también se debió al aumento del crédito en el sistema financiero privado y a los niveles históricos de remesas de los migrantes.

El ministro de Economía, Simón Cueva, también apunta al impulso dado desde el Gobierno cuando se comenzó a pagar deudas heredadas con proveedores privados, Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) e instituciones como el IESS. Aunque, el funcionario reconoció que todavía hay pagos por cumplir.

Para 2022, cuando la previsión oficial del Banco Central del Ecuador (BCE) es un aumento del 2,8% en el PIB, un incremento en la inversión pública, que ha sido anunciado por el mismo presidente Lasso, la concreción de más contratos de inversión y de Alianzas Público- Privadas para proyectos de infraestructura y energía, podría disparar el porcentaje a un 4,5%. Todo depende de la capacidad de gestión del Gobierno.

Seguridad, el lado vulnerable

Tras 14 años de gobierno del movimiento Alianza País, con los exmandatarios Rafael Correa (2007-2017) y Lenín Moreno (2017-2021), Lasso recibió una compleja situación económica, social y sanitaria. Pero también heredó una grave crisis de seguridad.

Una de las vulnerabilidades con las que se ha enfrentado el régimen en estos primeros doce meses de gestión, justamente, está relacionado con este tema.

El 12 de abril de 2022, en una entrevista con periodistas, Guillermo Lasso, admitió esta problemática. “Estamos trabajando en temas de seguridad. Tengo que reconocer que allí hemos tenido problemas, porque la información con la que contábamos sobre el Ecuador, era una información de delincuencia común, pero no estos delitos transnacionales de narcotráfico. Un Gobierno que prácticamente pactó con ellos y otro que fue indiferente, pero nunca fuimos informados que había un problema de narcotráfico en Guayaquil”, indicó el mandatario.

Para el Gobierno, este es un problema “muy antiguo” que por lo menos tiene 14 años y que ha mostrado su peor cara en los últimos meses.

“Ahora estoy haciendo un esfuerzo, quisiera resolverlo de la noche a la mañana, pero no me pueden pedir que en diez meses resuelva el problema creado por la indiferencia de autoridades que nunca nos contaron la gravedad del problema”, expresó el mandatario.

A pesar de ello, en 2021 se incautaron más de 210 toneladas de droga,  lo cual  fue calificado como un “récord histórico”.

Luego sobrevino la reacción de los jefes de pandilla que se amotinaron en las prisiones de Cotopaxi, Guayaquil, y Turi que llevaron al desenlace de más de 300 reos asesinados.

Tendencia a la baja

A pesar de las dificultades derivadas de la violencia y la inseguridad, Lasso mantenía en los primeros meses de su administración una alta popularidad. Esto, mientras gobernaba con una Asamblea Nacional dominada por sectores de izquierda que le bloquearon la aprobación de leyes, y acusaciones del Partido Social Cristiano (PSC) de un presunto pacto con el correísmo.

Esto ocurrió después de que el 10 de abril de 2022, Jorge Glas, exvicepresidente de la República, saliera de prisión beneficiado de un recurso de habeas corpus, pero que fue revocado por el Tribunal de Santa Elena el 20 de mayo. El exfuncionario volvió a ser recluido.

“¿Cuál pacto?”, cuestionó visiblemente inquieto el Jefe de Estado el 12 de abril de 2022, durante su espacio “Encontrémonos por la ciudadanía”, donde responde preguntas de los periodistas.

“Yo me sonrío un poco y digo: ¿Pacto con el correísmo? ¿Qué pacto hemos tenido? Si lo único que hace es bloquear al Gobierno en la Asamblea, crearle problemas al plan de Gobierno. Por lo tanto, no ha habido ni habrá ningún pacto. En mayo de 2021 denuncié unilateralmente ese pacto y CREO se retiró”, subrayó.

El vaivén de la aprobación

Al inicio de su gestión, en 2021, Lasso llegó a captar más del 80% de aprobación entre la población, pero eso cambió radicalmente en los últimos meses.

Las cifras empezaron a evidenciar un descenso desde enero de 2022, cuando los números  bajaron  al 52%; en marzo se ubicó en 42%, y a mayo fue el  29%.

Según una encuesta difundida por la firma Click Report realizada entre el 14 y 15 de mayo de 2022, con 760 encuestas (380 en Quito y 380 en Guayaquil) y con margen de error de +/- 3%, la tendencia es a la baja con un promedio de 10 puntos menos por mes.

El director de Click Report, Francis Romero, explica que esto responde a la falta de acción para solucionar los dos principales problemas del país: la inseguridad y la situación económica que enfrentan los hogares. Actualmente, siete de cada 10 familias no tienen una fuente de ingreso permanente.

Las preguntas

La calificación de la gestión en general del Presidente ahora es de 28,82% de tendencia positiva, contra un 71,18% negativa.

La encuestadora preguntó: ¿Cómo califican a Guillermo Lasso en el manejo de la pandemia? Este rubro fue el que mejor calificación tuvo con 66,05%.

Pero cuando se le consultó sobre educación, el nivel de aprobación solo fue del 25,79%; en salud, 25,40%; política internacional 23,82%; vivienda 21,05%.

El combate a la corrupción tuvo un nivel de aprobación de 17,37%, inversión pública 16,97%; creación de empleo 16,58%; costo de la vida 15,26% y seguridad 12,76%.

¿Qué es lo mejor que ha realizado Lasso como presidente?  El 48,24% destaca el plan de vacunación, el 32,11% dice que no ha hecho nada bueno, y solo un 7,90% se pronunció por la reactivación de la economía.

Entre las cifras también se destaca que el 32.11% se pronunció en torno a que no ha cumplido su plan de Gobierno, y un 9,21% de los  encuestados dijo que no ha generado empleo.

La visión social que no se ha publicitado

Guillermo Lasso ha ratificado que su salario como presidente no será para él, sino que se donará a organizaciones de la sociedad civil que lo necesiten. El sueldo del mandatario es de 5.635 dólares.  De acuerdo con lo dicho por Lasso, su esposa y primera dama, María de Lourdes Alcívar decidirá a qué fundación se destinarán esos recursos.

La idea de donar su sueldo no es nueva. En abril de 2021, a dos semanas de ser elegido como presidente, Lasso ya había anunciado que no se beneficiaría ni del salario durante su periodo, ni de la pensión vitalicia que obtienen todos los exmandatarios ecuatorianos. “Voy a donar (mi sueldo). Va a ser un proceso familiar. Voy a ponerme de acuerdo con María de Lourdes (esposa) a qué fundaciones vamos a donar el sueldo”, dijo en aquel momento.

La Fundación Diagnóstico, Rehabilitación de Integración del Niño Especial (FUDRINE), ubicada en Quito, es una organización privada sin fines de lucro con más de 20 años de experiencia en el trabajo con niños y niñas con parálisis cerebral y síndrome de Down.

Este es el perfil de la fundación a la que el Presidente dona su sueldo. A esto se comprometió poco antes de asumir la Presidencia.

Según su sitio web, esta Fundación tiene como misión promover la plena inclusión y el mejoramiento de la calidad de vida de los niños con parálisis cerebral y síndrome de Down y sus familias, mediante la atención terapéutica integral especializada. Ellos realizan terapia de lenguaje, fisioterapia, estimulación temprana, entre otros.

El Presidente realizó la entrega formal de su sueldo en febrero de 2022 en el Palacio de Gobierno. “Poco antes de asumir la Presidencia, me comprometí a donar mi sueldo. Hoy he formalizado aquel ofrecimiento con la entrega del acumulado de los primeros seis meses de gobierno a Fudrine, cuya causa es admirable. Y así lo seguiré haciendo en los próximos años”, escribió Lasso en esta ocasión en su cuenta oficial de Twitter.

Más de $1000 millones en bonos

En el primer año de gestión, el Gobierno invirtió $1.016’065.951 para la entrega de los bonos de Desarrollo Humano, Joaquín Gallegos Lara, para la pensión del adulto mayor, para el programa ‘Mis mejores años’, para las personas con discapacidad, entre otros.

Asimismo, para los servicios de Desarrollo Integral Infantil, Personas con Discapacidad, Protección Especial, la cifra invertida alcanza los $270’474.912. (ver gráfico). Los programas que lleva a cabo el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), entre ellos el denominado ‘Abrazo de la adopción’, que se lanzó el 1 de diciembre de 2021, ha dado como resultado 76 adopciones (71 nacionales y cinco internacionales).

“Desde el MIES buscamos agilizar los tiempos del proceso para que las niñas, niños y adolescentes tengan una familia adoptiva idónea”, destacó el ministro del ramo, Esteban Bernal. (SC)

El MIES también garantiza el derecho a la protección económica de adultos mayores con la tabla de pensiones alimenticias mínimas.
La iniciativa ‘Impulso Violeta’ fue lanzada el 19 de noviembre de 2021.  En el primer año de gestión se han beneficiado 19.200 mujeres y técnicas del MIES. La proyección a 2025 se estima en 138.358 mujeres