Quito y Guayaquil están entre las 15 ciudades más caras de América Latina

La creciente inflación golpea el bolsillo de los ciudadanos y profundiza las ineficiencias estructurales de la economía ecuatoriana

La capital ecuatoriana ocupa el octavo puesto, solo superado por grandes urbes de la región como Buenos o Río de Janeiro. Por su parte, Guayaquil está en la ubicación trece, apenas un poco menos cara que Bogotá en el puesto 12.

Según el ranking sobre el costo de vida de la consultora internacional ECA, Quito es la octava ciudad más cara dentro de América Latina; solo superada por urbes como Buenos Aires, Río de Janeiro, Santiago de Chile y Lima. Por su parte, Guayaquil está en el puesto trece de la lista; apenas en mejor posición que Bogotá ubicada en el puesto doce.

Sin embargo, a nivel mundial, la capital ecuatoriana subió del puesto 141 al 134 entre 2021 y 2022; mientras el puerto principal pasó del 151 al 146.

El ranking de ECA calcula las posiciones de cada ciudad en función de varios factores, incluido el precio promedio de los alimentos básicos para el hogar, como la leche y el aceite para cocinar, el alquiler, los servicios públicos, el transporte público y la fortaleza de la moneda local.

Según el último reporte del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), la inflación anual en Ecuador, con corte al 31 de mayo de 2022, llegó al 3,38%. Es nivel es hasta tres veces menor que la media latinoamericana que está cercana al 10%.

En este sentido, Norma Villavicencio, economista e investigadora en temas de costo de la vida, explicó que la economía ecuatoriana acumuló altos niveles de encarecimiento y poca productividad entre 2008 y 2015. En ese periodo, la inflación nacional promedió más del 4% empujada por aumento exponencial del gasto público; pero a la par se desincentivó la mejora productiva y la inversión privada. El resultado es que el tejido empresarial y agrícola mantiene una estructura de costos ineficiente, la cual se traduce en un golpe más fuerte para el bolsillo de los ciudadanos.

» En los años de la segunda bonanza petrolera, Ecuador tuvo un aumento de precios mayor que en Estados Unidos. Esa acumulación es la que nos sigue pasando factura  y potencia la inflación que padecemos ahora. Por eso, aunque tengamos menos niveles de subida de precio, la economía ecuatoriana ya venía enferma de varios desequilibrios que se vuelve visibles en medio de la crisis mundial», puntualizó.

Buenos Aires es la ciudad más cara de la región

El encarecimiento de Buenos Aires es notable. Pasó del puesto 92 en 2021 al puesto 37 en el ranking de las ciudades más caras a nivel mundial. Eso representa una escalada de 55 posiciones y la ubica como la más cara de América Latina.

Ubicada sobre la orilla del Río de la Plata, la capital argentina es uno de los puertos más importantes de la región y una de las ciudades más pobladas (2.890.151 habitantes, según los datos disponibles más recientes del Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina), al lado de otras como Sao Paulo (11.253.503), en Brasil, o Ciudad de México (9.209.944) en México.

Según la página especializada Expatistan, el costos de la vivienda y de los alimentos básicos, por ejemplo, es hasta 40% más cara en Buenos Aires que en Quito, Este resultado es consecuencia de comparar no solo el nivel de precios, sino de los ingresos medios de una familia de clase media.

Las otras ciudades que más se encarecieron, y subieron en el ranking mundial son Rio de Janeiro que pasó del puesto 163 al 118; mientras Sao Paulo pasó del 176 al 138. (JS)

 

DATO.- La ciudad más cara del mundo es Hong Kong, seguida por Nueva York, Ginebra, Londres y Tokio. Asia es el continente más caro, con cinco ciudades (Hong Kong, Tokio, Shanghái, Guangzhou y Seúl) que se encuentran entre las 10 primeras.

 

Las presiones inflacionarias provocan un aumento de más del 4% en el precio de los alquileres en Ecuador

VALOR. El precio medio del alquiler en Quito es de $640 mensuales.

Aunque la subida es importante, el porcentaje es menor de la media regional del 8%.

Con corte a marzo de 2022, el costo del alquiler de una vivienda en Ecuador aumentó en promedio 4,4%. Ese porcentaje es menor a la media regional de más del 8%, excluyendo casos extremos como el de Argentina, donde se llegó a una subida de hasta el 57%.

A nivel general, según un estudio de Properati, la demanda de arriendos disminuyó en el último año. En Lima y Quito, por ejemplo, las búsquedas de apartamentos en arriendo cayeron con fuerza entre agosto y septiembre de 2021. Bogotá tuvo la mayor disminución a mitad del año pasado y en Buenos Aires fue un descenso paulatino. Bogotá y Buenos Aires son las únicas ciudades donde la demanda ha recuperado terreno en 2022.

Por otra parte, la oferta de arriendos creció significativamente en Lima hasta tocar techo en agosto de 2021, de ahí en adelante disminuyó. Mientras tanto, en Bogotá, Quito y Buenos Aires hubo una cantidad de anuncios de alquileres relativamente estable durante los primeros meses hasta la mitad del año 2021, pero desde ahí comenzó a disminuir.

El alquiler medio en Quito se ubicó en $640,16. Eso, según Yolanda Almeida, analista de mercados inmobiliarios, quiere decir que la mitad de los inmuebles en renta a lo largo de la ciudad se cotizan en ese valor o menos; mientras la otra mitad están en un rango que va desde ese valor o más.

“ En la metodología de empresas como Properati se toman en cuenta sobre todo viviendas de nivel medio para arriba. Dentro de ciudades como Quito hay una gran dispersión. Bien al norte o bien al sur, por ejemplo, los costos de las viviendas promedian entre $30.000 y $50.000, por lo que los arriendos pueden encontrarse entre un poco más de $300 y $500. Sin embargo, en otras zonas como el Valle de Cumbayá y Tumbaco, o en Iñaquito, los costos de las viviendas superan largamente los $70.000, y los arriendos son hasta más del doble de los encontrados en los barrios más populares”, añadió.

Por su parte,  en Lima, el arriendo medio llegó a $786,18, y en Bogotá a $772,15. Uno de los niveles más caros está en Santiago (Chile), donde la media se ubicó en $793,85.

Inflación y sueldos

Joan Proaño, vocero de Constructores Positivos, explicó que, aunque el precio de compra de una vivienda recién terminada bajó un promedio de 2,1%, los alquileres están al alza debido a la inflación general y al impacto por la subida del Salario Básico.

En 2020, los propietarios se vieron obligados a reducir los costos, porque la demanda se desplomó durante el primer golpe de la pandemia. Sin embargo, con los mayores niveles de venta y de precios en toda la economía, ahora se produce un ajuste que compensa la caída inicial.

Además, luego en los dos años previos casi no se modificó el Salario Básico, este 2022 hubo un incremento del 6%; y en 2023 se espera otra subida de 6%. En otras palabras, un encarecimiento acumulado del 12%, el cual impacta directamente en los costos indirectos del sector de la construcción e inmobiliario.

“En el peor de los casos, vamos a terminar este año con un 5% de inflación general. Así es difícil que los precios de las casas, los alquileres y los materiales de construcción bajen. Muchos contratistas han tenido que ajustar al alza, solo los que tenían stock sin vender han podido mantener costos. Esto es un fenómeno mundial. Por ahí escuché a un asambleísta que decía que el Gobierno debe poner control de precios. Eso no tiene sentido y lo único que se va a provocar son mercados paralelos y escasez”, puntualizó Proaño. (JS)

¿En qué ciudad de Ecuador está el arriendo más caro?

Si se toma como ejemplo un departamento de 85 metros cuadrados, el precio promedio en zona de nivel medio y alto en Quito es de $640 mensuales. Sin embargo, ese precio aumenta hasta $750 en Guayaquil. Por su parte, el valor en Cuenca alcanza una media de $540.

En el puerto principal, el precio del arriendo representa, en promedio, hasta más del 45% del presupuesto familiar. Por su parte, el peso llega al 40% en Quito y al 35% en Guayaquil.

Las tres principales ciudades ecuatorianas, con todas sus diferencias, no están entre las 20 ciudades con el costo de vida más caro en América Latina. Sus ubicaciones fluctúan entre los puestos 20 y 25.

El sector inmobiliario se contrajo a inicios de 2022

Luego de tener un repunte durante gran parte de 2021, la situación del sector inmobiliario se deterioró a inicios de 2022.

Las reservas para comprar vivienda cayeron 11% hasta marzo; y las visitas a las obras también se redujeron un 22%.

Andrés Romero, constructor, explicó que en un inicio se esperaba que en 2022 se retomaran los niveles de 2018; pero eso no ha sucedido. A los crecientes costos de construcción (más de 15%) de aumento, se suma un mercado donde todavía un gran porcentaje de familias no ha recuperado sus ingresos prepandemia.

“Hay todavía un 30% de stock sin vender, pero se espera una mejora en el segundo semestre de 2022. El mercado ecuatoriano es cíclico. El menor movimiento en la venta de departamentos nuevos también empuja al alza el costo de los arriendos”, puntualizó