Lasso se reunió con canciller mexicano: acuerdo comercial sigue en la mira

El encuentro es parte de la agenda del primer mandatario ecuatoriano durante su viaje a la posesión de Petro en Colombia. El acuerdo con México es la llave para el ingreso a la Alianza del Pacífico.

Como parte de la agenda del presidente de la República, Guillermo Lasso, en Colombia, se produjo una reunión con el canciller mexicano Marcelo Ebrard.

En su cuenta de Twitter, el primer mandatario dijo «Comenzamos el día con una reunión con el canciller de México para revisar los avances de las negociaciones del acuerdo comercial.  Su ratificación es un paso indispensable para nuestro ingreso como miembro pleno a la Alianza del Pacífico».

La finalización de las negociaciones se ha venido dilatando debido a que no se han hallado consensos con respecto a productos estrella ecuatorianos como el camarón y el atún

Sin embargo, Ebrard, durante unas cortas declaraciones, aseguró que el Gobierno mexicano ha estado de acuerdo con el ingreso de Ecuador a la Alianza del Pacífico desde 2019. Además, recalcó que en poco tiempo se podrán dar buenas noticias sobre la terminación exitosa de los diálogos y la firma de un acuerdo comercial entre ambos países.

La reunión entre Lasso y el canciller mexicano es parte de las actividades previas a la toma de posesión de Gustavo Petro como el primer presidente izquierdista de Colombia.

Antes de esa reunión, el pasado 6 de agosto de 2022, el primer mandatario ecuatoriano tuvo la posibilidad de tener un primer encuentro protocolario con Petro. Al respecto, Lasso afirmó : «Esta tarde tuve la oportunidad de reunirme con el Presidente Electo de Colombia, Gustavo Petro. Le expresé en nombre del Ecuador los mejores deseos en su gestión, a la vez que le reafirmé nuestra voluntad de seguir fortaleciendo la excelente relación entre nuestras naciones».

DATO.- La Alianza del Pacífico constituye un gran mercado comercial formado por Colombia, Perú, Chile y México.

Alianza del pacífico: Razones de falsedad


Revisé con el Consejero Comercial Fernando Martí, los logros de México en la Alianza del Pacífico; igual lo hice con funcionarios muy bien informados y empresarios Chilenos, Peruanos y Colombianos:

Lo primero y más sobresaliente de ese examen concluyó en que, ningún Acuerdo Comercial, bilateral o Multilateral en la Cuenca del Pacífico, ha impedido que el comercio y los negocios en particular de cada país o sector económico, se perjudiquen. Es una cuestión de madurez. Los Gobiernos, incluso de distinta procedencia ideológica, apuestan por el fortalecimiento de estos organismos y tratados bilaterales para afianzar el dinamismo de las relaciones comerciales, culturales y de turismo; se busca el beneficio de los ciudadanos y los productores locales y se avanza día a día en dicho objetivo según las cifras que lo confirman.

México por ejemplo, incrementó sus ventas en ciertos productos hasta en un mil por ciento; las cuatro naciones de la Alianza, integran permanentemente sus cadenas de valor; cada país se especializa y el esfuerzo de cada uno se convierte en un producto que va al mercado mundial; incentivados además, por la libre movilidad de las personas productoras y exportadoras que han traído circulación turística y cultural muy apreciada y sustentada en los viajes de negocios, los cuales a su vez incrementaron los vuelos aéreos y las inversiones.

Muchas empresas se han fortalecido en su accionar en la Alianza del Pacífico e incluso, como en el caso colombiano, han expandido sus negocios a través de México a países de otros continentes. Las rondas de negocios dentro del sistema han sido de éxito notable porque estructuran una suerte de Política Económica Regional que es lo que falta en América Latina.

Singapur es uno de los nuevos miembros de la Alianza del Pacífico; es un país de sobresaliente seriedad para los negocios en el mundo; un pueblo amparado en leyes que se orienta al perfeccionismo en sus procesos: ese país se adhirió al Acuerdo de Libre Comercio con la firmeza y el compromiso de trabajar en comercio electrónico, contratación pública, telecomunicaciones, servicios marítimos, cooperación, buenas prácticas regulatorias, PYMES, libre circulación de personas de negocios, acceso a mercados, procedimientos aduaneros, facilitación del comercio, obstáculos técnicos al comercio y medidas sanitarias.

Un aliado más que, sumado a los 61 países observadores, podría servir a Ecuador para que sus productos tengan facilidad en el acceso a nuevos mercados con beneficios arancelarios: Singapur es un país con un Ingreso per cápita de 66.263 dólares, entre los más altos del mundo. Reunidos en la Alianza, tendremos mayores oportunidades incluso para atraer interés de capitalistas procedentes de esta Nación, quienes colocan inversiones directas en otras economías por un valor de 700 billones de dólares.

No veo razones para detener la búsqueda de soluciones en el marco de la cooperación Asia-Pacífico, incluso, temas de enorme complejidad que han impedido a Ecuador avanzar en su crecimiento productivo exportador relacionados con la acumulación de origen y de interés para la iniciativa como son los capítulos de cultura de industrias creativas; aceleradoras de STARTUPS para desarrollar productos y servicios de gran innovación requeridos por los mercados, son asuntos de actualidad en el trabajo de los países miembros de la Alianza del Pacífico que beneficiarían en mucho a los productores.

Los empresarios y funcionarios de los países miembros de esta Organización multilateral, coinciden en que sus empresarios se benefician del acceso a mercados y en el tratamiento institucional de sus asuntos de negocios; han incrementado la cooperación en ciencia y tecnología: los gobiernos han ampliado su relacionamiento en el tema de compras públicas. Se establecieron a favor de todos los participantes, sistemas de cooperación en el manejo de la economía digital, encadenamientos productivos, estrategias de comunicación y lo que ha sido más ventajoso, el trato a las reglas de origen, facilitación muy ágil del comercio y cooperación aduanera para ese efecto.

Además, la Alianza del Pacífico apunta a la solución de grandes problemas para la sociedad como son las cuestiones laborales, medio ambiente, tránsito de personas, PYMES, propiedad intelectual, servicios, ventanillas únicas de comercio y asuntos relacionados con el turismo de interés superior.

Los Acuerdos han traído un alivio a la población de esos países, mediante la eliminación de los aranceles y los efectos positivos de las cadenas productivas, son una realidad en el consumo y el valor, hasta tres veces menor, en bienes de uso normal de las familias, como vehículos, vestido, alimentos para hablar de lo básico.

Se distingue el bajo costo de los bienes importados en los países de la Alianza, comparado a los precios en Ecuador, gracias al beneficio del sistema de Libre Comercio con los Estados Unidos, Europa, Asia y ahora bajo el imperio de las Alianzas en el Pacífico; no llegaré a entender porque debería haber oposición, si como estamos, el ciudadano ecuatoriano debe pagar extravagantes precios que liquidan su economía familiar.

CUANDO SEA TARDE SOLO QUEDARÁN LOS LAMENTOS

En materia de sensatez, debemos comprender la razón de por qué Ecuador, no se puede someter a una Burocracia sindical incompetente y a ideólogos extremistas que proponen el aislamiento. Si pensamos que estas teorías caducas nos pueden llevar al progreso seguiremos equivocados; es evidente, hay que subsanar la descoordinación con las aspiraciones de la sociedad en cuanto a poner en operación nuevos sistemas de trabajo en el sector público y privado, que alienten la ampliación de nuestra penetración económica y comercial en regiones inexploradas en el mundo, usando profesionales ecuatorianos muy calificados e incentivando a las empresas exportadoras a trabajar con mayor decisión y, sobre todo, arriesgar su capital en exploración no tradicional.

El mundo ofrece oportunidades sin bandera ideológica: la Alianza del Pacífico y los acuerdos comerciales, de inversiones y de cooperación en general, son caminos intermedios para llegar a objetivos superiores de progreso y auge social. Hay retraso en el ingreso de Ecuador como socio de pleno derecho a la Alianza, por desentendimientos subsanables con México, referidos principalmente a temas puntuales de acceso a mercados; acumulación de origen y aceptación de productos pesqueros; nada que no pueda superarse si llevamos una negociación hábil y con sentido de practicidad política; sobre todo.

Autor: Embajador Patricio Suquilanda
Doctor en Jurisprudencia, Ex. Ministro de Relaciones Exteriores, Consultor Internacional.

Alianza del pacífico: Dilema complejo

La arquitectura del desarrollo económico y comercial establecida entre los países asiáticos y americanos se convirtió para los Gobiernos en Ecuador, en una fórmula misteriosa desde finales de 2005.

Es un va y viene, que los ejecutivos del país no han logrado consolidar como instrumento de desarrollo nacional, llevándonos en un camino de pérdidas millonarias en comercio e inversiones, así como, en retrasos científicos y tecnológicos, desaprovechamiento de modernos sistemas laborales, desperdicio del uso de técnicas innovadoras en el manejo y protección del ambiente, en métodos de progreso cultural y adiestramiento en artes, significado de bienestar en la vida contemporánea.

La localización geográfica de Ecuador; privilegiado en una gigantesca cuenca en el océano Pacífico; la región más rica y próspera del mundo, no es sino, ser dueños de un pase que nos permite actuar en el escenario de mayor éxito planetario. Aprovechar ese beneficio, apalancados en la enorme cantidad de ventajas que ofrecen las plataformas organizadas por las economías que operan en este colosal y exuberante territorio, es aún, un hecho no cumplido, debido a nuestra escasa visión y falta de responsabilidad con las expectativas de la población, por hallar nuevas formas de mejorar su vida.

ALINEAMIENTO DE LOS INTERESES NACIONALES EN EL AREA DEL PACÍFICO

Los empresarios, la academia y gremios de turismo, al iniciar la década del 2.000, tuvieron un destello de creatividad; lograron convencer al sector público de lograr la membresía en el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico APEC, inspirados en ideas de planificación mundial de cooperación y desarrollo: se concretaba en aquella época la integración física sudamericana que tuvo en Lima el año 2010, el compromiso del BID, Centro de Pensamiento Estratégico Internacional CEPEI y Universidad del Pacífico, para visualizar en el mapa, la conectividad de América del Sur con el continente asiático: Ecuador, avanzaba con muy paso en su participación en organismos como el Consejo Económico de la Cuenca del Pacífico PBEC; Foro de Cooperación Económica del Pacífico PECC y el Foro de Cooperación de América Latina y el Caribe FOCALAE, a fin de integrarse finalmente, como socio activo en el APEC.

A mediados de 2005 se destruyó todo el trabajo; Ecuador dejó de interesarse en este sistema de desarrollo continental y abandonó, sin explicación, la idea de vincularnos a la acción compartida en la región del Asia-Pacífico que representa el 54% del Producto Interno Bruto mundial y 44% del comercio en el planeta. Renunciamos a pertenecer activamente a un medio natural de desarrollo hemisférico en el cual, habríamos conseguido la liberalización del comercio e inversiones; la facilitación para hacer negocios: en donde la cooperación técnica ofrece resultados concretos para incrementar y certificar los flujos de la economía.

No deseo pensar que la promoción a rajatabla que realiza el APEC sobre la transparencia y el establecimiento de mejores prácticas en los procedimientos y reglamentos relacionados con la circulación de bienes, servicios y capital, hayan detenido el ánimo político de los anteriores gobiernos. Quiero considerar que actualmente, de manera positiva, intentamos retomar un espíritu de certidumbre y confianza con los actores económicos de esta inmensa región para hacer negocios a favor de la sociedad ecuatoriana.

¿UN NUEVO MENSAJE CON LA ALIANZA DEL PACÍFICO?

La Alianza del Pacífico fue iniciativa del ex Presidente Alan García; resaltada este año de 2022 por el Canciller César Landa de Perú, como un importante logro de integración profunda y, una magnífica plataforma de proyección al mundo, principalmente en la Cuenca del Pacífico.

Por supuesto, no hay que rendirse jamás; la situación ha cambiado y hoy intentamos mantener la fuerza y el empuje para integrarnos como socios activos en la llamada ALIANZA DEL PACÍFICO es un buen indicador de la ruta que deseamos seguir y el tiempo que debemos recuperar, acosados por la necesidad extrema de mejorar mercados, en provecho de la producción exportadora, la cual compite a brazo partido con otras economías del mundo, aventajadas por “aranceles cero” en su ingreso a los mercados más atractivos por su capacidad de compra.

Cargamos con graves desventajas que atentan contra nuestra decisión, al haber echado al tacho de basura la negociación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos; el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea; la Ley de Preferencias Andinas ATPDA; no haber suscrito Acuerdos de Libre comercio e Inversiones con países altamente consumidores y desechar la membresía en el APEC, fueron actos de agresión económica que pesan a la hora de negociar el ingreso como miembro pleno de esta organización.

LOS DESAFÍOS REQUIEREN FORTALEZA

En franca inocencia, los detractores de los acuerdos internacionales de comercio e inversiones, no han apreciado como, en el mundo real de los hechos, en México por ejemplo, hay opositores pero no asesinos del Acuerdo con Estados Unidos y Canadá. Sus gobiernos, sucesivamente, aprovecharon complementar la economía con los procesos productivos de sus países asociados; lograron facilitar el intercambio millonario de bienes, servicios e insumos y, sobre todo, la captación de enormes inversiones. A nadie en México, sea de cualquier tonalidad política, se le ocurrió atacar el acceso a estos poderosos mercados que le permiten enviar una diversidad de productos y servicios sin barreras comerciales y, además, recibir tecnología para elevar el vigor de su oferta.

Lo mismo sucede con Chile, Perú y Colombia; nuestros potenciales socios en la Alianza del Pacífico: todos beneficiados del TLC con los Estados Unidos; todos miembros del Foro de Cooperación del Asia-Pacífico APEC y sus éxitos económicos: Ecuador ni lo uno ni lo otro; desde mediados de 2005 hasta comienzos de 2021, las posibilidades de integrarnos y progresar con cadenas de negocios y economías más fuertes, fueron bloqueadas con el falso argumento de que los productores nacionales serían perjudicados en sus limitados negocios locales.
Autor: Embajador Patricio Suquilanda
Doctor en Jurisprudencia, Ex. Ministro de Relaciones Exteriores, Consultor Internacional.

Colombia: Alianza del Pacífico se mantendrá igual pese a cambios de gobiernos

La vicepresidenta y canciller de Colombia, Marta Lucía Ramírez, habló sobre las ventajas que tienen los países que son parte de este bloque. EFE

En Colombia hay un gran compromiso para que la adhesión de Ecuador al bloque se haga realidad.

BOGOTÁ. La vicepresidenta y canciller de Colombia, Marta Lucía Ramírez, aseguró que la Alianza del Pacífico se mantendrá igual con los cambios de Gobierno en la región porque «es un mecanismo de integración regional que se ha caracterizado por ser abierto, flexible y pragmático» en el que sus miembros están comprometidos con avanzar.

Ramírez dijo que todos los miembros de la Alianza del Pacífico están «comprometidos con avanzar en la libre movilidad de bienes, servicios, capitales y personas, pero siempre con la finalidad esencial de promover el crecimiento económico, el desarrollo y la competitividad de todos los países miembros».

«En este sentido, si bien a lo largo de estos 11 años de existencia de la Alianza del Pacífico hemos presenciado cambios de gobierno en todos los países, incluyendo gobiernos de diferentes orientaciones ideológicas, el avance de las iniciativas en el marco de la Alianza del Pacífico no se ha detenido», expresó.

El bloque comercial se constituyó formal y jurídicamente el 6 de junio de 2012 con la suscripción del Acuerdo Marco y, a diferencia de otros mecanismos regionales, como el Mercosur, la Alianza del Pacífico se ha concentrado en políticas comerciales pragmáticas.

Sin embargo, afirmó la canciller colombiana, «la Alianza del Pacífico no se limita a los temas comerciales o de inversión», pues ha ampliado «su agenda a otros temas fundamentales como intercambios académicos, igualdad de género, medio ambiente y sostenibilidad, cultura, economía creativa, creación de empleo, jóvenes«, entre otros.

Valoración positiva

Desde que surgió, la Alianza del Pacífico, en opinión de Ramírez, «ha logrado resultados en todos los objetivos del proceso de integración» y citó como ejemplo el protocolo comercial con el que se «ha desgravado el 98% del universo arancelario» y se «llegará al 100% en 2030, permitiendo además la acumulación de origen de las mercancías entre los cuatro países».

De esa forma recalcó que se logró «la interoperabilidad de las Ventanillas Únicas de Comercio Exterior» para «el intercambio en tiempo real de documentos comerciales» y así ahorrar tiempo y costos, y también «acuerdos de armonización regulatoria» en varios sectores «que simplifican trámites y facilitan las exportaciones«.

También valoró que se suprimiesen las visas de turismo y negocios de corta duración entre los ciudadanos de los países miembros de la Alianza del Pacífico para promover «la libre circulación de personas«.

«Tenemos acuerdos de asistencia consular de los otros miembros donde Colombia no cuenta con representación diplomática y creamos la figura de sedes compartidas, que nos permite llegar a países donde no teníamos representación diplomática y fortalecer el trabajo colaborativo con nuestros socios de la Alianza del Pacífico en esos países», aseguró.

Por ello, Ramírez cree que el organismo ha sido exitoso y eso ha llamado la atención de todo el mundo, «pues a la fecha la Alianza cuenta con 61 Estados observadores de los cinco continentes y procesos abiertos para el ingreso de Australia, Canadá y Nueva Zelanda como Asociados».

Adhesión de Ecuador

La Alianza de Pacífico es un mecanismo de integración regional creado por Chile, Colombia, México y Perú, y del cual Ecuador, que tiene estatus de observador, aspira a convertirse en el quinto socio pleno.

Para alcanzar ese estatus, el país aspirante tiene que tener acuerdos comerciales con cada uno de los socios plenos, por lo que Ecuador, que ya los tiene con Chile, Perú y Colombia, necesita cerrar la negociación con México, que comenzó en agosto pasado.

Concretar la entrada de Ecuador en la Alianza del Pacífico es uno de los grandes objetivos de Guillermo Lasso, quien asumió la Presidencia en mayo del año pasado.

Al respecto, la vicepresidenta colombiana aseguró que «Ecuador puede sumar mucho a esta Alianza del Pacífico en la búsqueda de nuevos mercados y oportunidades para la ciudadanía, al tiempo que se puede ver muy beneficiado con las ventajas que le otorgaría la Alianza».

«Así que desde Colombia estamos muy comprometidos con que esta adhesión se haga realidad cuanto antes», señaló.

Finalmente, Ramírez espera que la Alianza del Pacífico no se politice como ya pasó con otros mecanismos de cooperación regional y resaltó que en los países miembros ha habido «cambios políticos», con «mandatarios de diferentes pensamientos y orientaciones ideológicas».

«Hasta el momento la Alianza del Pacífico ha mantenido su avance firme en el logro de sus objetivos principales», concluyó. EFE

El cierre del acuerdo comercial entre México y Ecuador se aplaza

El ingreso del banano ecuatoriano es uno de los puntos de conflicto

La ronda de negociaciones, desarrollada entre el 23 y 27 de mayo de 2022 en Quito, no será la última. Aunque las autoridades no dan mayores detalles, se prevén más rondas porque todavía hay temas sensibles por resolver.

Durante la semana del 23 al 27 de mayo de 2022, se llevó a cabo en la ciudad de Quito, la novena ronda de negociación del llamado  acuerdo comercial o de integración entre México y Ecuador. Esa ronda, según las previsiones iniciales del Gobierno de Guillermo Lasso, debía ser la última, sin embargo, el Ministerio de Producción anunció este lunes 30 de abril de 2022 que la meta se aplaza.

En otras palabras, que los equipos negociadores de ambos países evaluarán los avances obtenidos y los temas pendientes en áreas como acceso a mercados, reglas de origen, pesca sustentable, defensa comercial, asuntos institucionales y en materia de servicios e inversión.

Luego esa evaluación, de acuerdo con las autoridades ecuatorianas, se sabrán cuántas rondas adicionales se necesitarán para completar todo el proceso y llegar al documento final.

“Las siguientes rondas se planificarán de manera coordinada entre los dos gobiernos y ministerios”, afirmó el Ministerio de Producción a través de un comunicado .

El mayor nudo de conflicto está en la negociación de tres productos estrella ecuatorianos al mercado mexicano: banano, camarón y atún.

Actualmente, Ecuador no exporta banano a ese país. El producto tiene que pagar un arancel del 12% en ese mercado, y eso, según Richard Salazar, presidente de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano (Acorbanec), ha impedido el ingreso.

Al sector bananero le interesa que el acuerdo abra la puerta a una entrada rápida sin aranceles como una oportunidad para potenciar la venta de banano en los países que forman parte de la Alianza del Pacífico.

Por su parte, Ecuador tampoco exporta camarón a México, debido a un alto arancel que va del 9% al 13%; pero, además, por que se necesita aprobar un protocolo sanitario. Los productores acuícolas mexicanos temen un impacto importante en su volumen de negocios si ingresa el camarón ecuatoriano, por lo que buscan plazos muy largos de desgravación de aranceles y otros tipo de compensaciones.

Los mismo temores se repiten con respecto al atún en lomos. Ecuador si exporta una pequeña cantidad de este producto a México, pero el arancel también llega hasta el 9%.

Las negociaciones han sido complejas desde el inicio, a pesar de la voluntad política de los presidentes Guillermo Lasso y Andrés López Obrador para que los tiempos se acorten y los plazos se aceleren.

Durante la más reciente ronda de diálogos, el ministro de Producción , Julio José Prado, había anunciado que se logró sacar del acuerdo a la leche y la carne. Con esto, se calmaban los temores del sector cárnico y lechero ecuatoriano que veían una clara amenaza para la ya complicada industria nacional.

Las exportaciones a México sumaron $168 millones en 2021, lo que lo convierte en uno de los 20 destinos más importantes para las ventas nacionales en el exterior. Los principales son cacao en grano, enlatados de pescado, otras manufacturas, metales y extractos, aceites vegetales y derivados de petróleo. Sin embargo, en ese mismo periodo, las importaciones llegaron a $666 millones desde México, según datos del Banco Central.

Es decir, Ecuador tiene una balanza comercial deficitaria, la cual busca ser revertida, entre otras cosas, con el ingresos de los productos estrella que todavía están en la mesa de negociación.

DATO.- Con la firma del acuerdo con México, el Ecuador cumplirá el último requisito para solicitar su ingreso pleno como miembro de la Alianza del Pacífico (México, Colombia, Perú, Chile).

 

México abrirá el camino

México será el primer país con el que el Gobierno firme un acuerdo comercial, el primer eslabón de una nueva política internacional al que supuestamente le seguirán muchos más. Es, sin duda, una elección osada; Ecuador mantiene una relación deficitaria con su nuevo socio.

En el último año, Ecuador le compró cuatro veces más de lo que vendió a México, su industria es incomparablemente superior a la nuestra y los productos ecuatorianos globalmente competitivos —camarón y banano— no entrarán con las mejores condiciones.

Pero también hay que ver el otro lado de la moneda. Poco representa el mercado ecuatoriano a los exportadores mexicanos; su interés viene más de sectores privados que quieren poder acceder a bienes ecuatorianos a menor precio. Al mismo tiempo, el mercado mexicano es diez veces mayor al ecuatoriano y su población ocho veces mayor, con mayor poder adquisitivo; significa una oportunidad inigualable para nuestros productos. Además, en los últimos años la economía mexicana experimentó un sorprendente proceso de modernización y tecnificación; la afinidad cultural e idiomática —así como la relación histórica— hace que sea más probable que Ecuador se beneficie de transferencia de conocimiento en esos campos.

A la larga, los principales beneficiarios de todo acuerdo comercial son los consumidores, pero ante un mercado tan grande los mayores ganadores entre los exportadores serán sectores inesperados que hoy no alcanzamos a vislumbrar. Por último, se entiende que esto pavimentará el ingreso del país a la Alianza del Pacífico, un anhelo de larga data. No tiene sentido seguir cerrados al mundo para proteger a sectores que, pese a décadas de beneficios, no se han vuelto competitivos.

Ecuador avanza en acuerdo con México, clave para ir a Alianza del Pacífico

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso.

Las negociaciones se realizarán hasta el viernes. El objetivo es lograr el cierre técnico previo a la firma del trato comercial.

QUITO. Ecuador y México iniciaron este 23 de mayo de 2022 en Quito una nueva ronda de negociaciones para concretar un Acuerdo Comercial bilateral que es también clave para el ingreso de los ecuatorianos en la Alianza del Pacífico, del cual forman parte el país azteca, Colombia, Perú y Chile.

En esta nueva ronda, que se extenderá hasta el próximo viernes, se pretende dar un impulso en las conversaciones con el fin de alcanzar, eventualmente, un cierre técnico de las negociaciones dirigidas a la firma del acuerdo comercial.

Los equipos negociadores de los dos países avanzarán en mesas de conversación relacionadas con temas como: acceso a mercados, reglas de origen, defensa comercial, servicios y asuntos institucionales, precisó el Ministerio ecuatoriano de la Producción y Comercio Exterior en un comunicado.

Esta ronda se concretó tras una conversación mantenida entre los mandatarios de ambas naciones, el ecuatoriano Guillermo Lasso y el mexicano Andrés Manuel López Obrador, quienes dispusieron avanzar en el proceso a fin alcanzar un cierre técnico de las negociaciones, afirmó la fuente.

El encuentro estará liderado por los jefes negociadores de cada país y los coordinadores técnicos de las diferentes mesas, además de los viceministros de Comercio Exterior, quienes se reunirán al final de la ronda.

El proceso de negociación, que busca delinear un acuerdo que beneficie a las dos naciones, dispondrá también del mecanismo llamado «cuarto adjunto», un espacio en el que participarán sectores productivos ecuatorianos, que también tendrán oportunidad de dialogar con sus pares mexicanos.

El acuerdo entre Ecuador y México supone un paso decisivo en el interés de Quito por ingresar en la Alianza del Pacífico, considerado uno de los espacios de integración comercial con mayor proyección de la región.

Según la cartera de la Producción, México está en el puesto 15 como mayor destino de las exportaciones no petroleras ecuatorianas, así como el octavo mayor origen de sus importaciones, sin considerar el comercio petrolero.

Además, México se ha constituido en los últimos años como uno de los principales orígenes de la inversión extranjera directa que recibe Ecuador. EFE

Este 16 de mayo entró en vigencia el acuerdo comercial entre Ecuador y Chile

Lasso y Boric tiene el reto de implementar un acuerdo comercial firmado por sus antecesores.

El tratado comercial es otro paso hacia el objetivo final de que Ecuador sea miembro pleno de la Alianza del Pacífico. Se amplía las oportunidades para las exportaciones nacionales y para importar más barato productos como harina de trigo y aceites.

A través de Twitter, Daniel Legarda, viceministro de Comercio Exterior, anunció que desde este 16 de mayo de 2022 entró en vigencia el acuerdo de integración comercial entre Ecuador y Chile.

«Acabamos de mantener una reunión con la secretaría de relaciones internacionales de Chile. País con el que el día de hoy estamos celebrando la entrada en vigencia de nuestro acuerdo de libre comercio. Este acuerdo permitirá profundizar el acceso a mercados para varios productos ecuatorianos a Chile, y de chilenos al mercado ecuatoriano. Pero además ampliar las oportunidades de negocio y cooperación en materias como comercio electrónico, equidad de género y medioambiente», dijo el funcionario.

Legarda recalcó que este paso pone al Ecuador más cerca del ser miembro pleno de la Alianza del Pacífico. Con la vigencia del acuerdo con Chile, el siguiente paso para ser parte de ese bloque comercial es cerrar las negociaciones con México. La última ronda de esas negociaciones iniciarán el 23 de mayo de 2022 en Quito, según información del ministerio de Producción.

Los países que conforman la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú) concentran el 35% de la población de América Latina y el Caribe (con 232 millones de habitantes) y el 37% del Producto Interno Bruto (PIB) de la región. Debido a ello, el bloque se constituye en un atractivo mercado para Ecuador, especialmente para el propósito de diversificación del comercio intrarregional

Los diálogos con Chile iniciaron en 2019

Durante los meses de febrero y marzo de 2019, Ecuador, a través del Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca (Mpceip), mantuvo una serie de reuniones de trabajo con sus contrapartes de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales de Chile (actual Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales de Chile), en donde acordaron profundizar sus relaciones bilaterales a través de la negociación de un nuevo Acuerdo Comercial de mayor alcance.

Luego de cuatro rondas de negociaciones, dos reuniones para la revisión integral del texto y diálogos bilaterales, se logró concretar el acuerdo. El documento fue firmado por los jefes negociadores de ambos países en febrero de 2020, pero posteriormente, todo fue refrendado por los expresidentes Lenín Moreno y Sebastián Piñera durante agosto de ese mismo año.

Según información del ministerio de Producción, el acuerdo, que cuenta con un total de 24 capítulos, en donde se «incluye disciplinas de última generación, propias de la agenda del siglo XXI y la era digital como estándares adicionales en facilitación de comercio, aspectos regulatorios, servicios, comercio electrónico, entre otras».

Además, incorporó nuevas materias con un enfoque inclusivo, tales como: género, micro, pequeñas y medianas empresas, medio ambiente, asuntos laborales, y cadenas de regionales y globales de valor, y encadenamientos productivos.

Más exportaciones

El acuerdo incluye beneficios arancelarios para 160 productos ecuatorianos, que se suman a los 1.000 que ya se intercambian con el país vecino. Unas 710 empresas se impulsarán con el instrumento. De inmediato, aceite de soya, azúcar, pastas alimenticias, maíz, panela, balanceado, carnes de ave y porcina tendrán nuevas condiciones de acceso al mercado chileno; es decir, 0% de arancel.

El tratado también ofrece facilidades para la importación de insumos chilenos como aceites y grasas vegetales, trigo, harina de trigo, pastas, edulcorantes, carnes de bovinos y semillas. Esos insumos entrarán al mercado ecuatoriano con menores impuestos.

De Chile, actualmente, ya se importan frutas, enlatados, productos químicos, cereales y metales. (JS)

Siete funcionarios acompañan al presidente Lasso en Colombia

El presidente Lasso antes de su partida para participar en la Cumbre de la Alianza del Pacífico.

Los viáticos de la comitiva que asiste a la XVI Cumbre de Presidentes de la Alianza del Pacífico correrán a cargo de la institución de cada funcionario.

El presidente Guillermo Lasso y una comitiva ya se encuentran en Colombia este miércoles 26 de enero de 2022 para participar como observadores de la XVI Cumbre de Presidentes de la Alianza del Pacífico. Días antes, el Mandatario emitió el Decreto Ejecutivo 332 en el que determinó cuáles son las personas para acompañarlo en estas actividades oficiales.

El 24 de enero, el Jefe de Estado declaró en comisión de servicios a la comitiva oficial que lo acompaña en la ciudad de Bahía Málaga, Colombia.

Esta misma delegación estará en la ciudad de Cartagena de Indias para asistir a la III Cumbre de Presidentes de PROSUR el 27 de enero de 2022.

La comitiva oficial que acompañará al Mandatario es:

1.-Juan Carlos Holguín, ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana.

2.-Julio José Prado, ministro de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca.

3.- Eduardo Bonilla, secretario general de Comunicación de la Presidencia.

  1. Coronel Wilson Sánchez, edecán del Presidente de la República.
  2. Teniente coronel Fernando Conde, jefe de Seguridad del Presidente.

Acompañan a la comitiva oficial, en calidad de personal de apoyo, las siguientes personas:

1.- José Ignacio Samaniego, Asesor

2.- María Mercedes Guevara, subsecretaria de Protocolo y Ceremonial.

En el Decreto 332 también se estableció que los viáticos y demás gastos que demanden estos desplazamientos se cubrirán con cargo a los presupuestos de las instituciones a las que pertenecen los integrantes de esta comitiva. (DPV)

TE PUEDE INTERESAR:

El IESS valida vía web certificados de reposo de hasta 30 días

Tasa de homicidios de 2021 fue la más alta en ocho años

Pandemia elevó los costos médicos 12% en Ecuador