¡Estamos para servirle!

    Rocío Silva

    Contratar la prestación de servicios de telefonía móvil, de internet, de televisión satelital, de televisión por cable, es el proceso más simple y cómodo que puede existir; sin embargo, después de firmar el contrato y acceder al pago del mismo, a través de débito a la cuenta bancaria o tarjeta de crédito, es cuando arrancan todos los problemas para el usuario.

    Se entendería que, en la contratación de este tipo de servicios, todo está definido y es preciso con nuestras aspiraciones; pero, lo que nos sucede es que en el momento de firmar el contrato, empezamos por perder la libertad, pues, desde las compañías de telefonía celular, independientemente, de la que hayamos contratado, nos bombardearan a cada instante, sin respeto alguno a horarios y privacidad, con ofertas de mejoramiento de plan, de cambio de equipo, de promociones, de esto, de aquello, y demás..

    La situación se agrava, cuando al momento de la facturación, aparecen rubros,  sobre los cuales, jamás se dijo nada de parte de la empresa proveedora de servicios: seguros contra robos de equipos -que nunca funciona-, porque para empezar el número de acceso siempre está bloqueado; así también el aumento de megas, que no se sabe en que momento dejó de ser promoción para pasar a ser un incremento de servicio. Entonces, es una cuestión de paciencia llamar al servicio al cliente y rogar porque atienda un empleado o empleada, a quien hay que recordar una y otra vez que como clientes tenemos derechos, mientras continúa ofertándonos novedades, planes, equipos.

    Y qué decir, si ya no se requiere del servicio de telefonía, internet o TV por cable del CNT, sí, de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones, como usuarios en salida nos volvemos depositarios, de todas las contradicciones, hasta las más imposibles, verbigracia: solicitar personalmente la supresión de servicios (estamos en pandemia), recibir una llamada de confirmación en 24 horas (pasan meses y no se recibe la llamada), entregar personalmente los equipos en las oficinas en tal horario (los técnicos no los retiran), etc., etc. Continuará…

    rsilvamayorga09@gmail.com