La contaminación está liquidando al río Esmeraldas

SEP, 17, 2019 |

REALIDAD. Todo tipo de contaminación está ‘matando’ al río Esmeraldas, el que ha perdido y sigue perdiendo su caudal.

Llantas viejas, pedazos de madera en descomposición, todo tipo de basura plástica y lodo podrido se observa con la marea baja en la bahía del barrio Propicia 1, lo cual evidencia el grado de contaminación que cada día liquida al río Esmeraldas.

En medio de ese ambiente afectado por las aguas servidas y los desechos que las estatales Termoesmeraldas y refinería, los niños y adultos caminan en el entorno, pues, a ellos, al parecer, los anticuerpos adquiridos por la perversa relación, los ha vuelto ‘inmune’ a la afectación.

Otra realidad que revela este panorama, es que el principal afluente de la provincia de Esmeraldas ha perdido y sigue perdiendo su caudal. En la década del 60 por la profundidad del río, hasta los barcos llegaban al sector ‘La Chamera’, en la ahora  Propicia 2, para cargar banano y llevarlo a los barcos de cabotaje que esperaban en el sector Las Palmas, pero ahora solo es un recuerdo.

Anticuerpos

La tarde de ayer, más de 10 personas entre adultos y niños, bañaban alegremente en la aguas del Esmeraldas en el barrio Propicia 1, acción que la hacen todos los días sin sufrir inconvenientes en sus cuerpos.

Johnny Salcedo, moradores del sector, dijo que cuando llegan personas de otros barrios de la ciudad a bañarse en el río Esmeraldas, salen del agua con picazón en el cuerpo, incluso hasta con afectaciones en la piel.

“Eso refleja que quienes vivimos en los barrios de la ribera del Esmeraldas hemos desarrollado anticuerpos, por eso, no nos enfermamos, pese a que el agua está contaminada por descargas de empresas estatales y aguas servidas que vienen desde Quito y Santo Domingo”, comentó Salcedo.

Arena contaminada

A sus 79 años, Pedro Charcopa Tamayo, tiene 45 años trabajando en la extracción de materiales pétreos desde el fondo del río Esmeraldas, afirma que el afluente ha perdido el 50% del caudal que tuvo hace décadas, pues, ahora está más angosto, prueba de ellos son los asentamientos de personas en rellenos hechos sobre la ribera.

Recuerda que antes la arena y el lastre azul para la venta, los extraían frente al barrio Propicia 1, trabajo que lo hacían utilizando una canoa de madera, un canalete y una palanca. Ahora deben recorrer con un motor fuera de borda, río arriba hasta unos nueve kilómetros para llegar a la parroquia San Mateo, y en la playa que está debajo del puente colgante extraer arena limpia.

“Frente a la Propicia la arena está contamina, es muy gruesa y está con residuos de rocas, así no sirve para la construcción. Esto se da por la contaminación que soporta el río Esmeraldas, situación que ha afectado nuestra fuente de trabajo de muchos años con la cual hemos sustentado a nuestras familias”, afirma Pedro Luis Charcopa Tamayo.

Para saber

La planta de captación de agua para distribuir a Esmeraldas, no está dentro de la zona de alto impacto contaminante.

Especies han

desaparecido

Con mucha alegría Pedro Charcopa Tamayo, recuerda que hasta los años 80 y 90 era todo un espectáculo observar volar las filas de aves como las piuras, los chogozos (pelikanos) y las gaviotas. Mientras que en el agua a los cuervos y los patillos se los veía comer peces.

Estas especies de aves ahora poco se las ve volar sobre el afluente, pues, la razón es que no tienen que comer, porque la larva de camarón la no sube por las orillas del río. Además, peces como la cagua, la tibunga, el mongolo, el sábalo, la canchimala, el gualajo y el barbudo han desaparecido.

Precisa que hasta hace unos 10 años, las personas capturaban estos peces con trasmallos, atarrayas y hasta con anzuelos, ahora esa acción es imposible, porque la contaminación los está exterminando, incluidos los camarones llamados macho y alonso.

‘Con la reforestación ayudaríamos’

El biólogo, Omar Montaño, afirma que el río Esmeraldas por décadas viene recibiendo contaminación de diferentes fuentes, como las aguas residuales e industriales de Quito, las cuales desembocan al río Machángara, al Guayllabamba y luego al Blanco, el Quinindé, el Esmeraldas y va a parar al Océano Pacifico.

Explicó que también se suman las aguas contaminadas de Santo Domingo, por eso la carga contaminante es grave, incluso esa sería la causa de ciertas enfermedades que padece la población esmeraldeña.

Ya en lo local, el profesional afirma que la afectación al río Esmeraldas y al Teaone, la provocan empresas como Termoesmeraldas y refinería, sumado a ello, también las aguas residuales de la ciudad que todas va a parar al afluente, sin que se les dé el tratamiento adecuado.

Para Montaño otra causa que afecta a la contaminación es la desforestación de las cuencas altas y  en los ríos, lo que aumenta la sedimentación y provoca la reducción de la cantidad y calidad del agua.

Además, hay que sumar los químicos que utilizan en las palmicultoras, lo que mata las especies acuáticas. Considera que una forma de mitigar el problema de la contaminación es la reforestación de las cuencas hídricas, y que a través de políticas del Estado, las empresas procesen las aguas residuales.

“Antes, al filo del río capturábamos toda clase de peces, ahora las especies han desaparecido, las que existen, al capturarlas y abrirles la barriga están contaminadas”.

Pedro Charcopa Tamayo

Morador de la Propicia 1

“La contaminación del río Esmeraldas también afecta nuestra fuente de trabajo, la arena sale sucia, por todos los desechos que son arrastrados por el afluente, desde las descargas de aguas residuales de Quito y Santo Domingo”.

Johnny Salcedo.

Morador de la Propicia 1

“A más de la contaminación que generan al río Esmeraldas y el Teaone las empresas Termoesmeraldas y refinería, hay que sumar las cargas residuales de las parroquias y la ciudad”.

Omar Montaño,

Biólogo.

Más Noticias De Noticias Esmeraldas

Complementos que mejoran esencia cultural de los chachis

Sábado, 19 de octubre de 2019 | | Lucrecia Añapa Tapuyo, es de las artesanas que apoya a las mujeres de su comunidad Chachi.

Autoridades y la comunidad apuestan a huertos orgánicos

| Es un proyecto del Ministerio del Ambiente en coordinación con el de Educación. En dos años ya existen 46 huertos.

Educación preventiva desde la niñez para reducción de riesgos

| Un simulacro de evacuación por terremoto y tsunami por mes, cumplen los planteles educativos.

Operativos contra la especulación de precios

| Los precios de los productos se mantienen dentro de los valores normales.

Demetrio Reasco, digno ejemplo de superación

| Cuando tenía solamente 11 años despachaba gasolina en Servicentro Rex

‘Ilumina tu barrio’ cambia imagen en parroquia La Unión

| “Nos sentimos muy satisfechos porque se está atendiendo las zonas rurales para mejorar el alumbrado. Son muchos los beneficios de tener una buena iluminación en nuestras calles”.

David Zambrano, medio siglo cortando cabellos

| Como peluquero ha conocido a mucha gente, quienes son sus mejores clientes.

Agentes de cambio contra la violencia

| Reunión con las familias y la comunidad donde se desarrollarán temas como mejorar la comunicación, medidas preventivas en temas de violencia intrafamiliar, abuso sexual.

COLUMNISTAS