En Súa están molestos por el millón ofrecido, exigen de 5.5 millones

ENE, 12, 2019 |

DESOLACIÓN. Ayer, en el malecón de Súa no se evidenciaban turistas. Los únicos en el lugar eran los vendedores.

Maritza Girón se esfuerza por no llorar, al recordar el 22 de diciembre de 2018. Esa madrugada, una secuencia de olas destruyó su bohío, del que dependían económicamente sus dos hijos y ella.

El mar no tuvo piedad y se le llevó el refrigerador, 800 dólares en cervezas, equipos de sonido y las luces que adornaban la estructura de madera, caña guadúa y rampira. 3.500 dólares le costó hace tres años armar su puesto de trabajo.

“Estaba en casa, eran las 02:00 y me llamaron. Al llegar al malecón donde estaba mi bar, alcancé a ver cómo el mar se llevaba la mitad del local, luego de unos minutos… el resto. Solo saqué dos mesas y sillas plásticas”, recuerda los instantes previos a la tragedia.

Desde ese día su vida se desarrolla entre llantos, tristezas y la búsqueda incesante de volver a tener una fuente de trabajo. Ayer, al igual que en los últimos 20 días, se ha dedicado a buscar carpas, sillas, mesas y dinero para reactivarse económicamente, pero no lo ha logrado.

Gente de trabajo

Aquello –revela- Maritza Girón le genera molestia y frustración, por tal razón, con orgullo de emprendedora exclama: “¡La situación económica está difícil en Súa, pero saldremos adelante. Nosotros sabemos trabajar!”, su frase la envía a las autoridades gubernamentales.

La molestia radica porque el miércoles pasado se reunieron los del Comité de la Reconstrucción con autoridades esmeraldeñas y habían resuelto entregar un millón de dólares para atender a Súa y así responder a la tragedia provocada por el oleaje del 22 de diciembre.

El monto, desde la visión de quienes tenían los 18 bohíos y los dueños de 15 de tiendas, restaurantes y hoteles, es de 5.5 millones de dólares para construir un nuevo malecón con cinco rompeolas, espacios peatonales y más allá un lugar para que se ubiquen los operadores turísticos.

“Lo penoso es que un técnico de la Secretaría de la Reconstrucción nos dice: “¿qué más quieren? esos no son los términos que se deben aplicar. Acá en Súa, incluso, todavía hay 75 casas por ser atendidas por el terremoto de 2016, de las cuales cuatro están frente al mar y tienen que ser demolidas”, afirmó el presidente del Gobierno Parroquial de Súa, Fernando Arcos.

‘Nos han tomado el pelo’

Y critica, además, que, pese a todos los cambios que les pidieron hacer al proyecto del malecón, no se haya asignado el dinero calculado. “Todos nos han tomado el pelo. Empezando desde la Gobernación, la Secretaría de la Reconstrucción y otras entidades. E incluso los de la Secretaría dijeron que tenían guardados 7.7 millones de dólares con los que se preveía financiar el malecón, pero solo nos asignan un millón”, agregó el representante parroquial.

Mientras tanto, Maritza Girón, la mujer que perdió el 100% de su local, centra su atención diaria en cómo darle de comer a sus hijos y lograr conseguir una carpa, sillas, mesas y dinero para reactivar su negocio de diversión para turistas y lugareños.

PARA SABER

Entre cuatro asociaciones se agrupan 45 operadores turísticos en la parroquia Súa, cantón Atacames.

‘Nos sentimos

burlados’


La presidenta del sector productivo ‘Luz de América’ de Súa, Romina Angulo Bone, tiene varios calificativos luego de los incumplimientos en su comunidad: “Nos sentimos burlados y abandonados”, lo resume.

Y agrega: “Tenemos tres prioridades en Súa: que se apruebe y construya el malecón; que los bancos nos den refinanciamiento y que se promocione más el balneario”, precisó la dirigenta, quien tiene un hotel donde ayer no habían huéspedes.

‘No estamos

pidiendo limosna’


Ximena Paladines, dueña de un local de venta de ropa de playa, ubicado frente al malecón de Súa, centra su preocupación en las deudas bancarias, gastos familiares y en la poca afluencia de turistas, por ello pide al Gobierno Nacional que les ayude.

“Vale dejar claro, acá no estamos mendigando ni pidiendo bonos, lo que pedimos es que nos construyan el malecón para que regresen los turistas”, enfatizó.

RIESGO. Cuatro de las 75 casas afectadas por el terremoto del 16 de abril de 2016 que están por repararse, se hallan frente a la playa de Súa. Algunas han sido apuntaladas con caña guadúa.

Reactivarse

previo a Carnaval

El violento oleaje del 22 de diciembre de 2018 que destruyó 18 bohíos del malecón de Súa, cantón Atacames, no hizo que los emprendedores se den por vencidos. En fin de año con el apoyo de la empresa privada, organizaron actividades recreativas en el parque de la población. También ofrecieron su gastronomía.

Ahora, en la víspera del Carnaval se volverán a unir. La idea es mantener limpia la parroquia, realizar actividades recreativas los fines de semana y abrir los negocios todos los días, pese a que hay poca concurrencia de turistas. Los empresarios insisten en la importancia que los turistas los escojan como su destino para la recreación.

“Todos nos han tomado el pelo. Empezando desde la Gobernación, la Secretaría de la Reconstrucción y otras entidades”.

Fernando Arcos,

Presidente del Gobierno Parroquial de Súa.

“Si las autoridades quieren realmente a Súa, que nos unamos en un solo puño para que se haga un nuevo malecón”.

Romina Angulo Bone,

Presidenta del sector productivo ‘Luz de América’ de Súa.

Ofrecimientos

incumplidos


3.000 metros cúbicos de piedra de escollera dispuso el Comité de Operaciones de Emergencias (COE) provincial para atender a las zonas afectadas por el oleaje del 22 de diciembre.

De esa cantidad, 500 eran para la parroquia Súa, de la cual, según el Presidente del Gobierno Parroquial, se han colocado 200, por lo que el Municipio tampoco ha cumplido con su ofrecimiento de adecentar el terreno y mejorar la imagen del malecón.

Por ese y otros incumplimientos, los operadores turísticos piensan en elaborar pancartas y mostrarle al presidente, Lenín Moreno, la semana próxima que se prevé visite Esmeraldas

Más Noticias De Noticias Esmeraldas

Fuga de agua causó pánico y zozobra

| Ocho familias resultaron afectadas por la corriente de agua potable.

Continúa el dilema del agua potable

| Está en ejecución un proyecto que bordea los 100 millones. Los plazos de entrega están vencidos.

Una familia está en riesgo de quedarse sin vivienda

| El terremoto del 16 de abril de 2016, afectó su casa que está a punto de desplomarse.

‘El agua, servicio que debe ser cuidado’

| Jóvenes realizaron una serie de recomendaciones para cuidar y evitar contaminar el planeta.

La Independencia festeja su fundación

| El baile popular será amenizado por la orquesta de ‘Don Medardo y sus Players’, el domingo 16 de junio.

Envasadora de agua pide más control e incrementos

| Basada en que algunas empresas envasadoras de agua en Esmeraldas no cumplen las normas hidrosantarias y que el costo de producción y distribución no se ajusta a la realidad económica actual, Érika Hertk hizo un pronunciamiento.

Derrumbe dejó incomunicados a varios recintos

| Hasta la tarde de ayer martes se esperaba tener habilitada totalmente la vía.

Menor agredida necesita ayuda para sus cirugías

| El rostro de Zarela, de 13 años, menor que fue agredida con una Gillette que le causó cuatros cortes en su rostro, el pasado lunes 3 de junio, en el recinto Las Piedras, de la parroquia Tachina, provincia de Esmeraldas, necesita ayuda.

Asambleísta: Con 20 millones se reactivarían Esmeraldas y Manabí

| Tres años dos meses del terremoto que afectó duramente a las provincias de Esmeraldas y Manabí, los comerciantes afectados siguen esperando la promocionada reactivación económica.

Jubilados no desmayan en su lucha por un nuevo hospital

| Ya son más de dos años desde que la Asociación de Jubilados y Pensionistas de Esmeraldas ‘Juan Pacheco Perdomo’, hizo suya la lucha para que Esmeraldas cuente con un nuevo y moderno hospital del IESS y que se reaperture el público ‘Delfina Torres’.