La tensa calma regresa a San Lorenzo

DIC, 11, 2018 |

Como en cualquier otro lugar del Ecuador la gente camina, ríe, se enoja, pelea, vende productos, asesina, le reclama a la policía y se reconcilian. Pero solo en el cantón San Lorenzo, a norte de Esmeraldas, está por ahora el antecedente de un atentado con un carro bomba a un cuartel policial; 27 de enero de 2018.

El general Juan Jaramillo, jefe de la Zona 1 de la Policía Nacional, conoce con claridad del atentado, repercusiones, grupos disidentes, y las estrategias policial para recuperar la tranquilidad de la población de la frontera norte con 735 km de extensión desde Sucumbíos hasta Esmeraldas.

El atentado generó un antes y un después es la forma de contralar la frontera norte, desde su ámbito ¿qué se está realizando para darle nuevamente la tranquilidad la población?

Ese ‘bombazo’ no hizo cambiar la estrategia y, tal vez despertar. En territorio tenemos unidades tácticas como GOE y GIR, además de Inteligencia. Realizamos controles en puntos fijos como en el Km 3.8 vía a Mataje, Lita (límite Esmeraldas-Imbabura) en ambos lugares el trabajos en combinado por las Fuerzas Armadas. Otro está es el Control de Armamentos, Munición y Explosivos (Camex).

Esos controles van en repuesta a grupos subversivos ¿cómo protegen a la población y funcionarios del cantón San Lorenzo?

No nos hemos despreocupado de la seguridad ciudadana. Es  decir el componente de policía para orden y seguridad, hacen sus patrullajes en territorio. A ellos se suman los equipos tácticos.

En el caso de las autoridades, la seguridad policial va en función a un análisis de riesgo que hace la Dirección Nacional de Inteligencia (DGI). No se lo protege exclusivamente porque es autoridad. Los fiscales y jueces tienen protección por los casos que manejan y el nivel de riesgo. 

¿Cómo cuantificar su trabajo?

La medición de homicidios desde el 2014 hasta la fecha bajó considerablemente. En 2014 la tasa era del 63,1% por cada 100.000 habitantes; en 2015, 36.1%; 2016, 20,20%; el 2017, 21,20% y en el 2018 que ocurrió el atentado, llegamos al 10,2%.

Bien por la reducción. Pero en comparación con tasa nacional 3.34%; la Zonal 5.95% y de la provincia de Esmeraldas 9.03%, la cifra que usted presenta de San Lorenzo sigue alta…

Sí es alta. La meta es llegar al 5.6%. Vale aclarar que San Lorenzo por ser una población pequeña en comparación a la fórmula: equis  número de homicidios por cada 100.000 habitantes, da como resultado una tasa muy alta. Por ejemplo, en Sucumbíos la tasa en 13,61%, la más alta del país.

En San Lorenzo se reportan nueve muertes violentas en lo que va del año, cuatro de ellas de los militares del atentado.

Retomando el tema de los atentados ¿contra quienes luchan?

Existen grupos que dejaron las armas en Colombia y se dedicaron al narcotráfico. Ellos se disputaron terrenos. Los que están frente a nosotros  (de Tumaco a Mataje) es el Grupo Oliver Sinisterra de ‘Guacho’, se conoce que son unos 180 en armas.

También está las Guerrillas Unidas del Pacífico que operan en Tumaco que es parte del Departamento de Nariño. Conocemos del Frente Comuneros del Sur; del Ejército de Liberación Nacional (ELN) que tiene dos compañías: ‘Elder Santos’ y ‘José Luis Cabrera Ruales’, ellos están en los municipios de Barbacoa, Ricauter y Tumaco.

Se suma al grupo alias ‘Sinalor’  en Puerto Asís y San Miguel, en la zona que limita con Sucumbíos; ‘La Constru’ que tiene de cabecilla a ‘El Gallero’ que está detenido. Uno de los grupos más grandes, 250 hombres, el grupo ‘Rodrigo Cadete’.

¿Y en el territorio ecuatoriano cuántos grupos y qué cantidad de sembríos de coca han detectado?

Nosotros (los policías) aquí (en Ecuador) no hemos encontrado ningún tipo de guerrillas, tampoco plantaciones de coca. Conocemos que en Colombia existen 171.000 hectáreas de hoja de coca distribuida en toda la frontera  desde Tumaco, Puerto Asís, Putumayo de Colombia. Como resultado, por ejemplo, en el Distrito San Lorenzo hemos decomisado 14 toneladas de drogas también explosivos que luego de la judicialización lo hemos destruido. 

¿Cruzan información con las Fuerza Pública de Colombia?

La semana anterior estuvimos en Colombia e intercambiamos información de Inteligencia y los trabajos de acá (Ecuador) de allá (Colombia) analizamos cómo los podemos solucionar, judicializar, es buenos saber a quiénes nos enfrentamos.

Contemporáneamente al primer atentado del 27 de enero se registraron otros en la parroquia Borbón, cantón Eloy Alfaro y Viche del cantón Quinindé, lejos de la frontera norte ¿a qué lógica responde?

Nos quisieron vender la idea de que no solamente nos podían molestar en línea de frontera.

En los exteriores del Comando de Policía donde ocurrió el primer atentado están tanquetas, policías en vigilancia permanente, pero no en lugares como Fiscalía y otras entidades no sucede lo mimos ¿temen que ocurra en nuevo ataque en el Comando?

Siempre tenemos que aplicar las medidas de seguridad. Luego de la explosión tuvimos varias amenazas. Una de ellas, según Inteligencia, se lo haría en contra del hotel donde estaban hospedados los élites.

No olvidemos que estamos en frontera. No buscamos blindarnos, pero sí tomar las medidas de seguridad, lo que hacemos es disuasivo. En el caso de la Fiscalía y otras instituciones, el hecho que se retire un policía no significa que se dejó de contralar; se lo hace de otras formas como los patrullajes.

¿Al dejar los hoteles confirma que el Comando está terminado?

La obra está en un 90%. Quedó mejor que antes: el comedor tiene air acondicionado y las camarotes están mejor acondicionados. Otro de los aportes del Estado luego de atentado para la subzona Esmeraldas son dos helicópteros.

¿Cómo está la vinculación con la comunidad?

Lo que queremos es la comunidad confíe en su Policía Nacional y Fuerzas Armadas. Que no nos vean como la gente que solo tiene un fusil, deseamos que vean que detrás de ese uniforme está un ser humano.

El miércoles (mañana) haremos un agasajo para los niños de la parroquia Palmarreal, también con una brigada médica, peluqueros. Queremos que  nos tengan como amigos que somos seres humanos que cree en Dios y en meses como diciembre en Papá Noel.

Para saber

En comunidades de la frontera norte se tiene chat comunitario y botones de seguridad que alertan a la Policía Nacional.

Más Noticias De Noticias Esmeraldas

La Fiscalía investiga delitos de extorsión

| Policía Nacional y entes migratorios harán el control del estatus legal de los llegados a Esmeraldas.

Protesta y un plantón contra violencia a la mujer

| En 2018 más de 88 casos de femicidio se reportaron en el país, ocho de ellos se perpetraron en Esmeraldas.

Empieza hormigonado de vía desde el puente hasta Imbauto

| Los trabajos se iniciarán desde las 20:00 de hoy. La obra se estima estaría lista en 30 días.

Universitarios coreanos participaron en minga de limpieza en Atacames

| La minga de limpieza es uno de los ejes de este grupo de voluntariado universitario cristiano a nivel del mundo.

‘La Policía Nacional sí está preparada en temas de rehenes’

| Durante 90 minutos, un grupo de policías y curiosos de Ibarra, provincia de Imbabura, observaron cómo un hombre con chaqueta roja, venezolano, y con un cuchillo en mano, secuestró y mató a Diana, su pareja sentimental embarazada de cuatro meses.

Realizan campañas contra el machismo

| La Unidad Técnica de Género del Municipio de Esmeraldas, lleva a cabo por varios años la campaña ‘Llorar también es de hombres’.

Exponen muestra sobre biodiversidad

| Desde hoy y hasta el 26 de enero, la escuela de Gestión Ambiental de la Universidad Católica de Esmeraldas (PUCE) en coordinación con el Instituto Nacional de Biodiversidad del Ecuador (Inabio), presentarán una colección de la diversidad de flora y fauna que existe en la provincia de Esmeraldas.

Conservatorio clausura curso de danza y ballet

| Cerca de 400 niños y niñas culminaron los cursos de ballet dictados durante el periodo 2018, por el Municipio de Esmeraldas a través del Conservatorio Municipal.

Aguajes podrían afectar zona costera

| La Capitanía del Puerto de Esmeraldas informó que para el 22, 23, 24 y 25 de enero, se prevé un estado del mar con intensidad agitada.