domingo, noviembre 28, 2021
Esmeraldas El ruido en los barrios, un ‘enemigo silencioso’

El ruido en los barrios, un ‘enemigo silencioso’

En Esmeraldas la Ordenanza Municipal establece una multa de uno a tres salarios básicos unificados  por la emisión de ruidos originados en la ciudad.

Los constantes escándalos generados por la música a alto parlante, interrumpen la tranquilidad y el descanso de una madre de familia que tiene que todos los días salir a trabajar. La mujer, que prefiere mantener su nombre en reserva por temor a represalias, habita en la cooperativa San Carlos  del valle San Rafael, al sur de la ciudad de Esmeraldas.

Comenta que no es necesario que sea fin de semana para que algunos de sus vecinos saquen los parlantes a los portales, o a las ventanas y empiecen a competir para saber cuál de los aparatos tiene mayor volumen. No puede ver ni escuchar la televisión, dice, que por reiteradas ocasiones ha llamado al 911, sin obtener respuestas. Desconoce a qué autoridad acudir para que realicen controles a fin de que llegue la tranquilidad a su barrio y a su hogar.

Ordenanza y decomiso

Sin embargo, en el cantón Esmeraldas existe una ordenanza municipal emitida en el año 2016 para controlar la contaminación acústica, originada por la emisión de ruidos.

La directora de gestión ambiental de la Alcaldía, Daniela Celi,  aseguró que esta ordenanza no busca generar un impacto negativo en la ciudad, sino más bien prevenir esa contaminación acústica que provoca malestar y afecta a la salud de la población.

 “Hemos recibido últimamente denuncias sobre este problema, hasta el momento se han decomisado 10 altoparlantes”, agregó.

Diferentes organizaciones y entidades han realizado en años anteriores campañas puerta a puerta contra el ruido, socializando la ordenanza y dando a conocer los problemas de salud que atrae la contaminación auditiva, con el objetivo de garantizar el bienestar y salvaguardar la salud ciudadana, asimismo concienciar y educar a la comunidad esmeraldeña, en torno a la agresión que genera la contaminación ambiental originada por la emisión de ruido.

Sin embargo, “los ciudadanos piensan que es mentira y que nunca serán sancionados, por ello ahora realizamos controles más exhaustivos para erradicar el ruido molestoso que se cumple los días viernes, sábado y domingo en horario de la noche y madrugada”, sostuvo Celi.

Según la Dirección de Gestión Ambiental, en lo que va del año existen alrededor de 50 personas sancionadas por incumplir la Ordenanza Municipal establecida, muchos de los ciudadanos tienen que pagar una multa entre 400 y 1,200 dólares, dependiendo del grado del ruido y si ha sido reiterado.

Llamadas diarias

Según Álex Estupiñán, jefe operativo del Ecu 911, en la entidad de vigilancia se reciben alrededor de 10 llamadas diarias por ciudadanos, que denuncian el alto ruido en sus barrios por sus vecinos. Los fines de semanas se triplican.

¿Quiénes controlan el ruido?

Esta actividad se la cumple en coordinación con el ECU 9 1 1, la Policía Nacional y Agentes Municipales, que junto con el personal de la Dirección de Gestión Ambiental llegan a constatar las denuncias que se formulan por parte de los vecinos, que en su gran mayoría no quieren inconvenientes en su sector.

Sanciones

El protagonista de la emisión del ruido que no cumpla con la sanción correspondiente, dichos valores serán recargados a la cancelación anual de los predios urbanos de su vivienda.

El último caso registrado fue de Mauricio M., quien infringió los límites del ruido en uno de los barrios del sur de la ciudad de Esmeraldas y, ahora tiene que pagar USD 700 como sanción y, además le tocó cumplir con trabajo comunitario establecido por un juez, ayer martes en la Isla Luis Vargas Torres.

Sectores más ruidosos

Un estudio realizado por la Dirección de Ambiente establece que son varios los sectores donde el ruido supera los límites permitidos y, son denunciados por sus vecinos. Por ejemplo, las riberas del río Esmeraldas, Tripa de Pollo, barrio Chone, Codesa, Esquina del bochinche, San Martín de Porres, Casa Bonita, Tercer Piso, Nuevos Horizontes, Bendición de Dios y, entre otros barrios, tienen niveles que van entre los 55,4 a 59,7 decibeles durante el día, cuando lo normal es 50 dB, en un periodo diurno, y 35 dB en un periodo nocturno.

Enemigo silencioso

A criterio de la doctora Andrea Ortiz, la ciudad está intoxicada por el ruido. “Yo le he llamado un enemigo silencioso porque no somos conscientes del daño que nos está causando, ya que si no se controla con eficacia el problema, a corto plazo serán más evidentes las enfermedades relacionadas con el ruido”.

Recomendaciones

para Combatir el Ruido:

  • Procure no hacer ruido, respete el derecho de los demás de estar en un ambiente tranquilo.
  • No use la bocina del automóvil innecesariamente.
  • Cuando escuche música o mire televisión en un lugar público, procure que el volumen no sea excesivo.
  • No es necesario que grite, module su voz, para que no moleste a los demás.
  • No cierre las puertas bruscamente.
  • Limite el uso de auriculares, puede afectar su salud.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la contaminación acústica es uno de los factores ambientales que provoca más problemas de salud.

Noticias relacionadas

La Hora TV