Amparo constitucional

ARMANDO DAZA QUIÑÓNEZ
ARMANDO DAZA QUIÑÓNEZ

Muchos juristas y tratadistas universales, hace mucho tiempo buscan defender los derechos humanos, con tal propósito se incorporó en el sistema constitucional una figura en el Ecuador inicialmente llamada Amparo Constitucional y, que ahora se conoce como Acción de Protección; fundamentalmente defiende derechos vulnerados de los ciudadanos. El Constitucionalista Nino Bobio ha manifestado, que los derechos ciudadanos nacen con el hombre, por lo tanto mas nos debe preocupar las garantías. porque son los mecanismos, a través de los cuales se pueden hacer cumplir esos derechos vulnerados, incluso valiéndose de la fuerza pública.

Las acciones de protección tienen vigencia perpetua puesto que estas sentencias son de último ratio o última razón. El Sistema Jurídico Ecuatoriano lamentablemente no encuentra todavía la fórmula mágica del respeto a los derechos humanos, y son los asambleístas que en legitima obligación deben aprobar leyes que obliguen a ese respeto.

Resulta increíble que en el siglo veintiuno que vivimos   el Alcalde de Atacames, se burle de la sentencia emitida por la Corte Constitucional, re victimizando a ciudadanos que han ganado juicios, para favorecer su legitimo derecho al trabajo, cuando atropellando derechos humanos arrastro un kiosco  ubicado en el malecón de Atacames, causando nuevamente daño a la víctima y sus familiares; y lo que es peor la Jueza competente de primera instancia, se niega a cumplir con su obligación de hacer cumplir los derechos humanos del ciudadano victimizado quien se niega a actuar, como es su obligación, de conformidad con lo   dispuesto en el artículo 21 de la L.O.G.J.C.C..

El escritor Miguel de Cervantes Saavedra dijo: “Luchemos frente a tres gigantes: La injusticia, la ignorancia y el miedo ” a esos tres gigantes nosotros aumentamos uno mas poderosos que los tres, juntos que se llama corrupción y, transformándose en inseguridad jurídica, esta es la causa esencial por la que el Ecuador se encuentra estancado y quebrado. armando.1941.28@gmail.com