Cierre de la refinería de Esmeraldas

    JOFFRE DAZA QUIÑÓNEZ
    JOFFRE DAZA QUIÑÓNEZ

    No hay ciudad en el mundo donde existan refinerías dentro del perímetro urbano, obviamente, a ninguna autoridad con mediana salud mental, se le puede ocurrir instalar una industria de esa magnitud que contamina todo lo que esta a cinco kilómetros a su alrededor, todo lo envenena, la vegetación, en general todos los seres vivos son afectados.

    No existen estadísticas de cuántas personas en la ciudad de Esmeraldas han sido afectadas en las vías respiratorias, con enfermedades catastróficas, trabajadores que han fallecido sin beneficio de inventario, sin indemnización, producto de asimilar venenos como el benzeno, azufre, y otros elementos químicos.

    Tratándose de la industria más importante del país, por tanto la que mayor cantidad de dinero produce para el Estado, no ha brindado el aporte económico para que Esmeraldas se desarrolle, a tal punto que siguen los problemas de siempre, falta de obras de infraestructura como alcantarillado, agua potable, pavimentación, educación de buena calidad, carreteras, etc.

    De hecho que la pésima educación que recibimos tiene adormecidos a los esmeraldeños, nos acostumbramos a ser maltratados, a vivir de manera miserable, con afectaciones graves, como la industria petrolera a la que hacemos referencia, recibir pésima educación en todos los niveles, malos servicios; donde por decir nada, falta todo, no hay espacios recreativos, servicios de atención médica de calidad, que decir de la existencia de producción y productividad, a tal punto que los productos comestibles todos vienen de la sierra y en gran porcentaje del Perú.

    El nuevo presidente, que vemos que esta actuando con responsabilidad, debe pensar seriamente en un proyecto a mediano plazo de cerrar la refinería de Esmeraldas, y construir otra en algún lugar alejado de los centros poblados, donde no haga daño a seres humanos. Es necesario transparentar con responsabilidad la información sobre las emisiones de gases venenosos de la refinería de Esmeraldas, y decirle al pueblo la realidad sobre la contaminación provocada. Queremos una Esmeraldas libre de contaminación! .

    jdazaq@yahoo.com