Blindaje político

ARMANDO DAZA QUIÑÓNEZ
ARMANDO DAZA QUIÑÓNEZ

En todo Estado existen funcionarios estratégicos y comprometidos, por lo que los gobernantes los cuidan como mina de oro, en razón que con ellos realizan grandes negociados que los transforma en millonarios; ese hecho tiene un nombre que se llama corrupción, es un virus epidémico acorazado en el Ecuador desde el gobierno de Juan José Flores, perfeccionado y mejorado en el decurrir de todos los gobiernos, pero tecnificado con astucia y perspicacia por Rafael Correa, y el sencillo Lenin Moreno Garcés; así pues, Alexis Mera y Jorge Glass cada uno en sus altas funciones, cumplían actos estratégicos que beneficiaban a su patrón, entre esos actos en su orden estaban arreglar los asuntos legales y, negociar los contratos petroleros de todo orden con la China, con Odebrecht; además cometían abusos con funcionarios sin competencia legal, por esta razón gozaban de blindaje político, sin embargo la justicia ecuatoriana los tiene condenados en prisión.

De igual modo el excontralor Pablo Celi, con otro mecanismo que era desvanecer glosas millonarias a empresas poderosas, también gozaba de esa garantía política, sin saber quien diablos eran los beneficiados. Esta banda de ladrones tiene quebrado al Ecuador y a diversas instituciones, como el IESS, ahora no existe dinero para atender la salud ni las pensiones jubilares de sus afiliados. En la última campaña política el actual presidente de la república señor Guillermo Lasso, ofreció aplicar procedimientos adecuados para recuperar los valores robados y para evitar la corrupción, le hemos tomado la palabra y estamos pendiente para que este ofrecimiento se cumpla. El termino innovación no solamente debemos usarlo en el ámbito industrial y comercial sino también en el sistema conductual de los seres humanos, ya es tiempo de limpiar nuestra conciencia para enrumbar nuestro país por el camino de la superación. William Shakespeare dijo “ningún legado es tan fuerte, como la honestidad” este pensamiento nos obliga a cambiar.

armando.1941.28@gmail.com