Enfrentemos la pandemia

    24

    La aceptación y aprecio por nosotros mismos unidos al sentimiento de capacidad y valía personal, son valores que llevamos dentro y que se desarrollan mientras vivimos.

    Valorar nuestro comportamiento, asimilar y apreciar la opinión de los demás nos fortalece y nos impulsa para seguir adelante. La motivación para alcanzar metas y objetivos ayuda a superar las dificultades, fortalece nuestra personalidad, nos hace creativos y mejora nuestras relaciones interpersonales.

    Una baja autoestima resta creatividad y rendimiento, y amplía las dificultades, sin que se puedan resolver situaciones conflictivas. Conocer nuestras fortalezas y debilidades para enfrentar los desafíos da sentido a nuestra existencia; la edad y la cultura son importantes.

    Evaluar cualidades y defectos orienta nuestras acciones para enfrentar los problemas y corregir errores, aceptarnos como somos y hacer lo que nos agrada en el momento oportuno nos protege junto a nuestras familias. Saber escuchar a todos, especialmente a los que más saben nos hace virtuosos.

    La comprensión se basa en experiencias pasadas. Las ideas, opiniones y percepciones permiten valorar nuestras cualidades personales. Llevar a la práctica pensamientos positivos con disciplina y constancia ayudarán a enfrentar la pandemia. Nuestra actitud, memoria, imaginación, pensamiento, inteligencia y razonamiento refuerzan el comportamiento social. Atemorizarse ante los problemas impide buscar soluciones; por el contrario, sentimientos de arrogancia arrastran consecuencias negativas.

    Para enfrentar la pandemia, la OMS hace varias recomendaciones: informarse de fuentes oficiales, lavarse y desinfectar las manos, el hogar y el lugar de trabajo; evitar viajar, hacer un ángulo con el codo o usar pañuelos desechables para estornudar, cuidar de los adultos mayores, consultar con el médico de confianza, no automedicarse, no compartir cubiertos y mantener un estilo de vida saludable, relajación y ejercicio. Cuidar de nuestra salud física y mental será nuestra fortaleza; el coronavirus vino para quedarse, no sabemos hasta cuándo. Seamos responsables.