“En pandemia muchos sacrificamos a la familia”

33

Redacción Quevedo

Baba• Todos los profesionales de la salud se esforzaron y tuvieron restricciones durante los meses más fuertes de la pandemia, ellos debían aislarse después de sus respectivos tunos, y pasaron alrededor de cuatro meses sin ver a sus familias, por miedo al contagio. Ariana Suárez, de 32 años de edad, médico de profesión, labora en el hospital de IESS de Quevedo, oriunda de la Isla del Bejucal, parroquia del cantón Baba, durante toda la pandemia trabajó tanto en emergencia Covid, como en cuidados intensivos Covid.

“Cuando empezó la pandemia, como a todo el mundo nos dio miedo, a pesar de los cuidados y la ayuda de instituciones como el Municipio de Quevedo y la Fundación Reina de Quevedo, tenía temor por contagiar a mi hijo de tres años, y a mis padres” expresó Suárez.

A pesar de todos los cuidados y protocolos que debían de seguir los profesionales de la salud, algunos se contagiaron e incluso murieron, según cifras del Ministerio de Salud, hasta finales de 2020, en Ecuador cerca de 200 galenos han fallecido, y aproximadamente seis mil profesionales de la salud se han contagiado.

“Al inicio, el miedo me invadía, pero yo me formé como médico para ayudar a la gente. No podíamos salir corriendo en la primera dificultad que se presentaba. Rogaba mucho a Dios para ser una luz e iba con todos los ánimos al Hospital. No sé si estuve o no contagiada, pero presenté sintomatología respiratoria, me hicieron la prueba PCR y salió negativa”, manifestó la galeno. La profesional acotó que, las mujeres tienen la capacidad y el potencial de resolver cualquier dificultad que se les presente, al igual que los hombre. (MAC)