En la recta final

    32

    Este domingo 7 de febrero tiene lugar las elecciones presidenciales marcadas por el descontento social hacia los actuales y futuros gobernantes. Y es que, pese a haber 16 candidatos, parece que no hay ni uno solo que logre cumplir nuestras expectativas. En este contexto, elegir presidente se ha convertido en una empresa bastante ardua. Hasta el día 26 de enero, según la encuesta del Instituto de Estudios sociales y de la Opinión Pública, el 26% de los encuestados no va a votar por ninguno de los 16 candidatos, o va a votar nulo.

    Se puede constar la indecisión por parte de la ciudadanía ecuatoriana. Todos los esfuerzos de los presidenciables en estos pocos días que quedan antes de las elecciones se concentran en atraer al mayor número de votantes indecisos. Se van a ver abrumados por las numerosas ofertas populistas, demagogas y carentes de toda credibilidad. Van a surgir noticias a última hora de dudosas fuentes acusando a uno u otro candidato. En fin, estamos en el momento de la campaña más sucia por parte de los presidenciables. Todo sea por obtener esos votos indecisos.

    Si usted se encuentra en este gran porcentaje de votantes indecisos o decantados por el nulo, la única recomendación de parte de este humilde servidor es que simplemente se aleje de este ambiente nocivo y contraproducente. Trate de informarse directamente de los planes de gobierno y de la trayectoria de los candidatos. No es del todo cierto que tenemos gente nueva, todos han tenido su acercamiento a la política de alguna u otra manera y, con ello, ya han dejado señales muy claras de sus perfiles como gobernantes. Algunos, hasta han ocupado cargos de alta relevancia en la política ecuatoriana. Nos encontramos en la sociedad de la información, ya depende de cada uno el uso que le dé a tan valiosas herramientas. Sin embargo, qué mejor momento para hacerlo que para elegir a quién dirigirá el país los próximos cuatro años.

    oliverbri94@gmail.com