El impacto de las nuevas modalidades de contratación todavía es bajo

    PROBLEMA. El sector del turismo es uno de los más afectados por la pandemia.

    En promedio, 18 empleos diarios se han creado con los cuatro nuevos contratos vigentes desde el 30 de octubre 2020.

    Según información del Ministerio de Trabajo, desde el 30 de octubre 2020 al 21 de enero 2021, se han firmado 1.613 contratos bajo cuatro nuevas modalidades: productivo, joven, turístico y cultural, y emprendimiento; es decir, un promedio de 18 contratos diarios.

    Esas modalidades, impulsadas a través de acuerdos ministeriales, permiten flexibilizar la distribución de las 40 horas semanales de trabajo, pactar jornadas consecutivas de entre 20 y 70 días, a cambio de más días de descanso; y en el caso de los emprendedores con hasta $5 millones en ventas, el contrato a un año se puede prorrogar hasta en cinco ocasiones antes de volverse indefinido. (Ingresa aquí para conocer más ventajas).

    Siguen en modo supervivencia

    Al momento, el impacto en la generación de empleo todavía es bajo. Según Alberto Izurieta, experto laboral, el promedio de 18 contratos diarios no es despreciable; sin embargo, tomando en cuenta que las actividades en sectores importantes, como el turismo y el emprendimiento, que fueron de los más afectados durante 2020, todavía están lejos de normalizarse y la reactivación depende directamente de la vacunación, tanto a nivel nacional como mundial.

    “Las modalidades están en la ruta correcta, pero la mayoría de los empresarios del país han estado, y continúan, en modo supervivencia; por lo que antes que generar nuevos puestos, la prioridad ha estado en mantener la mayor cantidad de trabajadores”, acotó.

    Hasta el cierre de esta edición, no se recibió respuesta por parte del Ministerio de Trabajo, sobre un desglose de cuántos contratos se firmaron por cada modalidad, con el fin de tener un panorama más claro de en qué actividades ha habido mayores resultados.

    El más usado

    Antes de esas nuevas modalidades, el Ministerio de Trabajo amplió la aplicación del contrato por obra o servicio específico, que antes solo podía aplicarse a proyectos de sectores estratégicos. Así, desde el 30 de julio 2020 al 21 de enero 2021, se generaron 27.322 nuevos puestos, es decir, alrededor de 157 empleos diarios.

    En actividades como la turística (alojamiento y servicio de comida) no se registran nuevos empleos, sino una pérdida de 37.828 contratos hasta el 21 de enero 2021. Mario Riofrío, pequeño emprendedor, comentó que la ventaja de ese contrato es que no tiene que firmarse por, al menos, un año, sino solo por el tiempo que duren las labores o la ejecución de obras determinadas.

    “Eso se adapta de mejor manera a la incertidumbre y las necesidades en medio de la pandemia y la crisis económica. El trabajador tiene derecho a la liquidación y el empresario no se tiene que preocupar del costo por despido intempestivo”, aseveró.

    Además, sin dejar de percibir los beneficios de ley, una persona puede trabajar con uno o más empleadores, siempre y cuando no afecte el desempeño de sus funciones. (JS)

    Mecanismos para flexibilizar la contratación

    Según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la implementación de acuerdos de trabajo flexibles puede ayudar a los empleadores a evitar aglomeraciones, aspecto clave en la pospandemia. Además, aumentar el número de personas empleadas; aunque por un salario menor.

    El organismo multilateral propone que, en esa línea, hay potencial en mecanismo como los horarios flexibles, el banco de horas, las semanas comprimidas, el trabajo parcial y el trabajo compartido. Sin embargo, eso requiere de cambios normativos integrales que también incluyan el teletrabajo, la regulación del empleo atípico (como el trabajo a través de plataformas digitales) y las regulaciones vinculadas al balance vida-trabajo (como las licencias parentales, la corresponsabilidad y el derecho a la desconexión).