El Estado frente a jóvenes consumidores

    Por: Diego Albán

    El consumo de drogas en los jóvenes, es un tema y problemática social de gran importancia en el Ecuador, pues ocupamos el cuarto lugar de jóvenes que oscilan entre los 12 a 20 años, consumidores de sustancias catalogadas sujetas a fiscalización, en la región. Consumos originados por distintos factores, tales como problemas familiares, influencias de amistades, o por curiosidad. A consecuencia de la adicción a las distintas drogas, han desatado problemas familiares; de convivencia social; y graves daños a su integridad y salud.

    La rehabilitación y la reinserción de jóvenes adictos debe ser primordial para el estado, esto a través de políticas públicas que no trate únicamente de prevención, como se ha venido dando desde hace varios años atrás, ejecutando programas en instituciones educativas, centros médicos y otros medios de fácil y gratuito acceso para los jóvenes. Que si bien es cierto, estos programas preventivos, de una u otra manera han ayudado a controlar el alto índice de consumo de este grupo, pero más allá de aquello, se requiere abordar políticas desde una perspectiva de rehabilitación y reinserción a la sociedad, mediante tratamientos de calidad y en instalaciones de primera.

    El estado ecuatoriano identifica la adicción y consumo de sustancias catalogadas a fiscalización como problema de salud pública, y por ende es responsabilidad exclusiva del estado garantizar su tratamiento y rehabilitación, y la no criminalización. Así lo determina nuestra Constitución de la República, en su artículo 364. En tal virtud, concluyo, que se debe prestar más atención a esta problemática para rescatar y no seguir perdiendo más jóvenes en la adicción de drogas, pues somos el presente y el futuro de la sociedad ecuatoriana.

    diego.alban.96@hotmail.com