El Esfuerzo demanda de atención de las autoridades

PETICIÓN. Dirigentes del gobierno parroquial expusieron sus necesidades.

‘Hace mucho tiempo que las obras y el apoyo no llegan a nuestra parroquia’.

Alcantarillado sanitario, alumbrado público, mantenimiento del malecón y de las lagunas de oxidación, son parte de las obras que los dirigentes junto a la comunidad exigen se cumplan al Municipio de Santo Domingo. Sumado que no cuentan con un mercado, ni un cuartel del Cuerpo de Bomberos, Segundo Castillo, vocal principal del gobierno parroquial, manifestó que algunas de estas obras no les han entregado las competencias, como el malecón y las lagunas de oxidación.

“Hace mucho tiempo que las obras y el apoyo no llegan a nuestra parroquia, es por eso que se está gestionando con las autoridades de turno para que den paso a un presupuesto, y se obtengan beneficios”, sostuvo.

Indicó que el presupuesto designado por el Estado es de 180 mil dólares al año, cantidad que tan solo les alcanzan para gastos administrativos y no para ejecutar proyectos en beneficio de la comunidad.

Otro de los malestares que sufren a diario, dijo que es el mal estado de las calles internas y las vías de acceso a la parroquia, lo que les perjudica, ya que el 80% de los habitantes se dedican a la agricultura y ganadería, sacan sus productos a vender hasta Santo Domingo y sus alrededores.

Compromiso

Ayer, lunes 31 de mayo, se realizó una reunión con dirigentes del gobierno parroquial y Macarena Jiménez, vicealcaldesa de Santo Domingo, para exponerles las necesidades.

Jiménez indicó que se ha tomado en cuenta las peticiones, señalando que es importante la gestión que realicen como autoridad en la zona rural.

“Hicimos un recorrido y constatamos que tienen muchas necesidades, todo esto le expondré al Alcalde, para poder realizar las respectivas gestiones”, dijo.

Otro de los compromisos es facilitarles un vehículo municipal, para que los dirigentes de la parroquia puedan movilizarse a realizar diferentes trabajos. (IJ)

El dato
El Esfuerzo es una de las siete parroquias rurales del cantón Santo Domingo.