viernes, julio 23, 2021

País El comercio internacional de crudo ha sido un foco de ineficiencia y...

El comercio internacional de crudo ha sido un foco de ineficiencia y corrupción

Se debe trabajar en reducir la discrecionalidad, transparentar los castigos al petróleo ecuatoriano y depurar la nómina.

Solo en los casos de corrupción judicializados en Estados Unidos como: Vitol, Gunvor, las Torres, y otros relacionados con preventas de crudo a Petrochina, se acumulan más de $200 millones en sobornos y pérdidas de ingresos para el Estado de más de $3.000 millones.

El departamento de comercialización de Petroecuador, tanto para exportación de crudo como para importación de combustibles, está en el ojo del huracán y se ha convertido en un botín político para el manejo de “gente de confianza” de los presidentes de la República, ministros de Energía y gerentes de turno.

Aunque se han hecho ciertos esfuerzos por cambiar la situación, sobre todo en los últimos dos años, el próximo gobierno tiene una tarea urgente para transparentar las operaciones de ese departamento.

1. Menos discrecionalidad

Desde el inicio del Ecuador petrolero, hace más de 50 años, pero con mayor fuerza a partir del 2000, las decisiones de compra y venta de petróleo y combustibles se quedan entre la Presidencia de la República, el Ministerio de Energía, el Gerente de Petroecuador y un número reducido de funcionarios.

Fernando Reyes, vicepresidente del Colegio de Ingenieros Petroleros explicó que se necesita urgentemente el establecimiento de una instancia independiente que revise las operaciones y contratos. Esa instancia, que podría ser parecida al antiguo directorio de Petroecuador, debería tener la participación de gremios, academia y jóvenes escogidos en base a méritos.

Además, la transparencia en el comercio internacional no se puede quedar solo en transmitir en vivo la apertura de los sobres de los concursos, sino también en la publicación de todas las facturas de los contratos.

“En mis muchas décadas como petrolero, solo he visto una vez esas facturas. Así es imposible saber si el precio y el volumen pactado son los adecuados de acuerdo con las condiciones de mercado”, acotó.

2. El agujero negro del castigo al crudo nacional

La falta de transparencia y de control previo de la contraloría sobre los contratos, ha hecho que, en los últimos 20 años, el crudo ecuatoriano haya tenido castigos de entre $2 y hasta $15 por barril. Es decir, el precio efectivo que recibimos se reduce en esos montos con relación a la cotización internacional, sin que se explique qué factores influyen y si esos descuentos son técnicos.

Ese agujero negro permitió, por ejemplo, que se establezca un castigo de hasta $4 por barril en las preventas negociadas con Petrochina, lo que al final generó más de $2.000 millones de ingresos pedidos entre 2009 y 2017.

Petroecuador abrió sobres para la venta de 2,16 millones de barriles de crudo Oriente y 2,16 millones de crudo Napo. Los castigos de las empresas calificadas, entre ellas Petrochina, fluctuaron entre los $2 y $5.

3. Autonomía financiera y depuración de personal

El presidente electo, Guillermo Lasso, ha asegurado que hará una depuración integral de todo el personal de Petroecuador, con especial énfasis en el departamento de comercio internacional.

“Tienen que ser hábiles en detectar cuáles son los lunares negros en la gestión económica. No desvincular al ingeniero que está ganando $1.500, 0 $1.200, sino apuntar a los que están vinculados a los negocios. Se sabe que cada empresa proveedora tiene a su gente de confianza dentro para facilitar sus contratos”, puntualizó Reyes.

Un funcionario operativo de Petroecuador contó a este medio que la discrecionalidad no solo es comercio internacional. Así, por ejemplo, recientemente se instaló un sistema de generación térmica en pozos de la Amazonía, a pesar de que hay ya un sistema interconectado. “Ante los cuestionamientos, la respuesta es que es una decisión superior y listo”.

A la par de la depuración de nómina, el próximo Gobierno tendría que comenzar por cumplir la Ley y la Constitución, en donde dice que Petroecuador es financieramente autónoma. Sin embargo, lo que ha sucedido es que la petrolera entrega todos sus ingresos al Ministerio de Economía, y esta dependencia le da recursos a cuentagotas. (JS)

Depurar el listado de compañías calificadas

Actualmente, alrededor de 40 empresas están calificadas para realizar operaciones de compra y venta con Petroecuador. En los últimos meses se ha sacado de la lista a Vitrol o Gunvor, pero solo luego de que avanzaran los procesos penales en Estados Unidos.

Sin embargo, para reducir el riesgo de tramas de corrupción, se deberían aplicar medidas preventivas. En primer lugar, las compañías norteamericanas deben estar bajo la Ley Rico, que permite dar seguimiento a operaciones ilícitas. En el caso de otras nacionalidades, solo se debería calificar a las que tengan sistemas de control, reporte y seguimiento en sus países de origen. Finalmente, se tendría que descartar a las empresas con sede en paraísos fiscales.

Renegociar contratos de explotación

En promedio, se está pagando entre $36 y $41 a las empresas privadas que explotan crudo en el país. Esas tarifas son demasiado altas si se toma en cuenta que los costos de producción están entre $12 y $15, y el nivel de barriles diarios hace mucho tiempo no supera los 105.000.

Por eso, se deben renegociar los contratos y los ingresos adicionales que se consigan podrían invertirse en el desarrollo de las plataformas A y B del campo Isphingo en el ITT, y en otros campos más pequeños.

Noticias relacionadas

La Hora TV