El cáncer de cuello uterino es un mal prevenible

129
JORNADA. De 300 mujeres que se sometieron a exámenes, cuatro resultaron con cáncer de cuello uterino, en Quevedo.

Un chequeo anual puede salvarle la vida a muchas. Pues este cáncer es la segunda causa de fallecimiento de las mujeres en el país.

Redacción Quevedo

Cada 26 de marzo se conmemora la lucha contra el Cáncer de Cuello Uterino, que se define como una enfermedad de tipo oncológica, es decir, maligna, que se origina en el tracto genital femenino, especialmente en la región del cuello uterino.

Según cifras presentadas en el 2017, por la Sociedad de Lucha contra el Cáncer (Solca), en el país el cáncer de cuello uterino se ubica en el segundo con mayor incidencia, seguido del
cáncer de mama.

Desarrollo

En el cantón Quevedo, desde hace tres años el Club Rotario desarrolla jornadas de prevención de detección de este cáncer, y el de mamas, junto a profesionales de Solca.

La presidenta de la institución, Mayra Catagua, manifestó que cada tres meses se atiende a un total de 300 mujeres, de diferentes sectores. Los profesionales han podido detectar cuatro casos positivos, unos en etapa más avanzada que otro, los mismos han sido derivados a Solca. “Son cifras alarmantes, por ello realizamos jornadas de atención, para ayudar a la mujeres a prevenir esta enfermedad”,
agregó Catagua.

Profesional

El ginecólogo Jean Otero, líder del Centro Obstétrico del hospital del IESS, explicó que no existe edad promedio para que se desarrolle el cáncer, pero está descrito que, prácticamente desde que una mujer inicia su actividad sexual, comienza a tener factores de riesgo. Está relacionado con el inicio de la vida sexual, y con la promiscuidad sexual, en la mayoría de los casos. Además, en un alto porcentaje esté relacionado con el virus del
papiloma humano.

En cuanto a cuáles son los síntomas, indicó que hay varios serotipos, hay unos que producen verrugas externas, que son muy visibles. Mientras que otros ni producen verrugas externas, sino que lesiones en el cuello uterino. “Si la mujer no se hace su papanicolaou al año, no se va a detectar, y cuando logra hacerse después de 6 o 7 años, ya no sale la enfermedad por VPH, si no que ya es un cáncer”, agregó Otero

El profesional resaltó que el papanicolaou es necesario para las mujeres que iniciaron su actividad sexual. (LRU)

Atención: El IESS tiene planes de prevención del virus del papiloma humano, planes de detección precoz del cáncer de cuello uterino, a través de la consulta de ginecología, realización de colposcopia, papanicolaou toma de biopsias que son procedimientos de consultorio. No hay que hospitalizarse, ni pasar días en el hospital. Se toma el turno se realiza el procedimiento y posteriormente se emiten resultados.

Vacunación: Según datos, del Ministerio de Salud Pública (MSP), el cáncer cervicouterino, asociado al Virus del Papiloma Humano (VPH), es la segunda causa de mortalidad en mujeres. Es por eso que, desde el 2014 el MSP inició con la campaña dirigida a las niñas de 9 años. Con esta vacuna, que se aplica en dos dosis, y se encuentra incluida en el esquema básico de vacunación, se busca reducir la incidencia y mortalidad por este tipo de cáncer.

909 MUJERES murieron en el 2019 a causa de cáncer de útero, en el país.

El 26 marzo de cada año se conmemora el Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Cuello Uterino a modo de establecer acciones de concientización e información sobre la importancia de efectuarse controles ginecológicos.