EE.UU. se ‘blinda’ contra ataques cibernéticos

    AMENAZA. El fiscal general, Merrick B. Garland aseguró, que el Estado hace todo lo posible contra los ciberataques.
    AMENAZA. El fiscal general, Merrick B. Garland aseguró, que el Estado hace todo lo posible contra los ciberataques.

    Redacción WASHINGTON

    EE.UU. presentó una web que centraliza la respuesta de las distintas agencias federales a posibles ataques cibernéticos. Esto luego de que varias empresas estadounidenses fueran afectadas por programas “ransomware” en los últimos meses.

    La web stopransomware.gov es parte del esfuerzo “para proteger a empresas y comunidades estadounidenses” de este tipo de ataques, señalaron en un comunicado conjunto el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) y el Departamento de Justicia (DOJ, en inglés).

    El portal consolida los recursos frente a las acciones con “ransomware”, como se conoce a los programas malignos que se apoderan de la información de los afectados para reclamar el pago de recompensas.

    Según la nota, unos $350 millones fueron pagados en 2020 en rescate como consecuencia de ataques con “ransomware”, lo que significó un aumento del 300% respecto del año anterior.

    La información advierte que, en lo que va de 2021, han tenido lugar “múltiples ataques” cibernéticos “destacados”, que señaló representan el 75% de los casos, pero admitió que aquellos que involucran a pequeñas empresas “a menudo pasan desapercibidos”.

    A comienzos de este mes, Kaseya, una empresa de software que brinda servicios a más de 40.000 organizaciones en todo el mundo, se convirtió en blanco de los piratas informáticos.

    Ese ataque tuvo repercusiones en más de 1.500 empresas en todo el mundo y llevó al presidente estadounidense, Joe Biden, a advertir a su homólogo ruso, Vladímir Putin, de que responderá a los ciberataques lanzados desde Rusia.

    Otras acciones similares han golpeado los sistemas de Colonial, la mayor red de oleoductos de Estados Unidos, y JBS, el procesador de carne más grande del mundo. EFE