La pelotita de Moreno

El pasado domingo tuvo lugar el debate entre los dos presidenciables, Andrés Arauz y Guillermo Lasso. El debate resultó en una serie de ataques por parte de los dos candidatos durante casi dos horas. Entre estos agravios, se destacaron las acusaciones por parte de cada uno de los presidenciables de estar vinculados al gobierno actual de Lenin Moreno. Y es que no es de extrañar, según la encuestadora Perfiles de Opinión, en este mes, un 45,23% de la población ecuatoriana califica de muy mala la gestión del presidente Moreno; y un 42,59% la califica de mala.

Para intentar determinar a qué candidato se ha mostrado más afín el gobierno de Moreno, resulta interesante revisar los planes de gobiernos de CREO y Alianza País (AP) de las anteriores elecciones del año 2017. Empezando por el programa de gobierno de AP, se evidencian escasas medidas concretas, siendo, en su mayoría, verborrea insustancial. Por ello, solo se materializan algunas de las ofertas en campaña dirigidas a la asistencia social, como la Misión Ternura o Mis Primeros Años, de escasa relevancia en el presente gobierno.
Por otro lado, en el gobierno de Moreno se aprobó La Ley de Simplificación y Progresividad Tributaria, que consta en la página 14 del programa de gobierno de CREO; se realizó la Consulta popular sobre el rol del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (pág. 16); se derogó la Ley de Comunicación (pág. 18); se reformó el examen de ingreso a las universidades (pág. 25); se flexibilizó el mercado laboral con la Ley Humanitaria (pág. 39); entre otras. Además, de aprobarse la Ley de Defensa de la Dolarización, se cumpliría la medida de buscar la independencia del Banco Central (pág. 6). Con lo que se evidencia que el actual gobierno se ha apegado esencialmente más al plan de gobierno de CREO.

oliverbri94@gmail.com