El nocivo machismo

EL 8 de marzo fue el día Internacional de la Mujer, día en el cual se reivindica la falta de acción frente a la reducción de la desigualdad entre hombres y mujeres. Es un día en el que se pone más de manifiesto los problemas que causa esta desigualdad y el machismo.

Se cree, erróneamente, que el machismo solo afecta a las mujeres. Sin embargo, el problema cultural del machismo incide en la salud mental de los hombres, ya que, al exigírseles “ser hombres”, no puedan expresar sus emociones, impidiéndoles buscar ayuda para tratar enfermedades psicológicas como la ansiedad o la depresión.
El machismo conlleva una sobrecarga mental al considerarse como el cabeza familiar al hombre, viéndose presionados en abandonar la escuela para empezar a trabajar; o sacrificar el ocio, y la vida familiar, por el trabajo. Cualquier otro comportamiento lo convierten al hombre en un “fracaso” bajo este estereotipo. Se entiende el “ser hombre” como un ser violento, sin debilidades, e incluso lo lleva a considerar como normales conductas de riesgo, como el consumo de alcohol o comportarse de forma agresiva, para demostrar esta “virilidad”.

Estos estereotipos influyen sustancialmente en los siguientes problemas: en Ecuador, los hombres se suicidan 4 veces más que las mujeres; la población carcelaria es mayoritariamente masculina; el abandono escolar se suscita más en niños; los actos de violencia son perpetrados más a hombres; y las personas sin hogar son en gran mayoría varones.

El porqué menciono una serie de problemas que afecta a los hombres en unos días en dónde todos mencionan los que atraviesan las mujeres es debido a que, aún hay una gran parte de la población masculina que no toma conciencia sobre esta problemática. Quizá, al ver de qué manera nos afecta también a los hombres, se unan en acabar con este machismo que nos afecta tan perniciosamente a ambos géneros.

oliverbri94@gmail.com