Una vacunación consciente

Emely Cevallos Torres

A lo largo de la historia, la vacunación ha sido fuertemente cuestionada, esto en su mayoría debido a las implicaciones consecuentes de numerosas divulgaciones erráticas. Tal es el histórico caso de la publicación conflictiva que desató grandes especulaciones sobre la relación entre vacuna triple vírica con el autismo, el cual se basó en un conflicto de intereses e interpretaciones sesgadas, por lo que posteriormente fue retractado al identificarse como ilegítimo.

Sin embargo, ya había generado muchos cuestionamientos y preocupaciones, que ocasionó que muchas personas estuvieran en contra de las vacunas y potenció el aumento de la morbilidad infantil. Por ello, comparto criterio con Tedros Ghebreyesus: “La información errónea sobre las vacunas es tan contagiosa y peligrosa como las enfermedades que ayuda a propagar”.

En correlación con lo anteriormente mencionado, es indispensable informarse de fuentes fidedignas y entender cuál es el verdadero mecanismo de acción de las vacunas. Además, es necesario destacar que previo a la distribución amplia de vacunas, se lleva a cabo un largo proceso que implican ensayos clínicos para valorar su eficacia, seguridad y que, además, se mantienen en constante farmacovigilancia.

Sin duda, los beneficios que traen las vacunas, sobrepasan los riesgos de las mismas, y ahora que hay la oportunidad de acceder a ellas, es momento de hacerlo por beneficio propio y comunitario. Por ello, te invito a empoderarte de tu salud, adquirir conductas saludables y conscientes, y dejar los mitos atrás siendo muy escéptico respecto a los mismos. Estuvimos esperando durante mucho tiempo una solución ante esta pandemia, finalmente la tenemos disponible y es momento de aprovecharla.

alezrz17@gmail.com