Si roban, roben bien

Mesias Mestanza

En estos días, los medios de comunicación social han dado cuenta de las expresiones vertidas por una legisladora ecuatoriana en un mitin político, al manifestar: “Si roban, roben bien”, haciendo con ello una apología del delito que fue motivo de ovación por parte de los asistentes, como si fuera un buen consejo dado a los ecuatorianos, en un léxico claro y fluido, que no admite ninguna otra interpretación contraria, porque incluso consta en audio y video. Esta es una infracción sancionada por el Art. 365 del COIP.

Lo expresado por la legisladora muestra el grado de podredumbre de nuestros representantes, y por supuesto, el bajo nivel de educación y cultura que poseen; motivo suficiente para que dé un paso al costado y para que los asambleístas encuentren la figura para su separación, pero, de lo que se escucha, parece que nada ha pasado y no pasará; no sé si sea por hacer espíritu de cuerpo, solidaridad, o simplemente por ser un hecho más de lo que sucede en la política del país, frente a hechos que han causado zozobra y mal ejemplo para la sociedad civil.

Si la Asamblea anterior terminó con el 2% de aceptación, qué podremos decir de la que comienza; pienso que es hora de que los Padres de la Patria se reivindiquen separando a la “compañerita”, sin perjuicio de que debería iniciarse la acción penal.

Cuando las palabras son claras, no hay motivo para consultar su espíritu; pues los aplausos no se hicieron esperar, lo que quiere decir que los asistentes al mitin también entendieron semejantes consejos que van contra la ética, la moral, la ley y las buenas costumbres.

Quizá estos hechos bochornosos, sirvan para que uno de los requisitos para ser elegidos a tan alta función del Estado, no solamente se les exija título de tercer o cuarto nivel, sino el de hacerles una prueba psicológica y demostrativa de su cultura y preparación. Pregunto al pueblo llano: ¿si la legisladora deberá seguir representándolos?

mesiasmestanza@yahoo.es