¡Sálvese quien pueda!

Miguel Méndez Guerrero

Han sido las epidemias propicias para llegar a nuestro País, así durante el Siglo XIX en la región costera, Guayaquil sufrió la fiebre amarilla que dejó un considerable número de fallecidos, que fue controlado en parte por la mano dura del presidente Rocafuerte, tanto en medidas profilácticas como en reprimir a los especuladores que abusaron de este mal en su beneficio.

En el Siglo XX la presencia de la fiebre española, pero en este caso ya fueron algunos medios de comunicación los que alarmaron el mal cuyo dramatismo ocasionó los grandes titulares ¡Sálvese quien pueda! Contribuyendo a crear el miedo en sus habitantes.

Son factor importante para el logro de frenar estas pandemias la firme decisión de sus mandatarios aquí la presencia de dos eminentes médicos como Isidro Ayora y Aurelio Mosquera Narváez.

Hoy es una pandemia llamada Coronavirus-Covid-19 y tenemos en próximos días un Presidente que esperamos tome los correctivos y emprenda la tarea de llevar adelante sus propuestas en ellas la salud; con mano firme para castigar a los corruptos que solo vieron sus intereses y el premio a quienes si trabajan con amor y dedicación como es el caso en nuestra provincia de la Dra. Lorena Baque que en poco tiempo ha triplicado su trabajo.

Si bien existen varios comentarios sobre las vacunas pero que en fin de cuenta en algo apaciguan el pánico y miedo creado en torno a esta pandemia que ya ha cobrado miles de vidas.

Igual las medidas que tome el COE, pero también a nosotros los ciudadanos que entendamos que hay que cuidarnos, y no en forma irresponsable convertir los días de confinamiento en fiestas barriales, cierto es haciendo deporte, pero primero es la salud. O será de repetir los titulares ¡Sálvese quien pueda!

milibromendez@gmail.com