¿Qué hacemos?

    Juan Sebastián Vargas

    1

    La crisis de seguridad que vive el país debe convertirse en la prioridad número de uno de todos los poderes del estado, debemos dejar simpatías y antipatías, ya sabemos que esta situación es producto de malas decisiones del pasado y de ser blandos, pues ahora es momento de buscar alternativas de solución que nos permitan vivir tranquilos a los ecuatorianos, el problema tiene una raíz y es el narcotráfico, los cárteles internacionales son organizaciones criminales muy poderosas que ni siquiera cualquier ciudadano común y corriente como nosotros puede llegar a imaginarse la manera en cómo actúan estas mafias, en efecto, son capaces de amedrentar a los más altos rangos policiales o militares que ceden por temor más que por convicción y no se diga a los políticos que son los más fáciles de comprar porque muchos de ellos son iguales, con la justicia es similar, amenazar a un juez o a un fiscal es sencillo, es por todo esto que el crimen organizado es un cáncer que se va tomando la institucionalidad del país, eso paso en Colombia en los años 90 cuando el Presidente César Gaviria al verse acorralado por la mafia y desconfiado de todas las instituciones tuvo que golpear la puerta de la embajada de los Estados Unidos y pedir ayuda, es lo que nosotros también debemos hacer, probablemente ya no podemos manejarlo localmente debemos tener el apoyo internacional dejando a un lado nacionalismos absurdos por supuesto, si no tenemos acciones concretas y una estrategia de Estado no vamos a poder superar la crisis, que esto no se convierta en la Colombia de 1990 cuando el crimen se atrevió a asesinar a un candidato presidencial, a un ministro de justicia, a colocar coches bomba en las ciudades y a tener “narco senadores” en el Congreso como pasó con Escobar. De la misma manera debemos tener mucho cuidado de que se pretenda utilizar a esta crisis como una oportunidad de desestabilización política, hoy es tiempo de trabajar juntos.