Los Pandora Papers

    35

    La investigación periodística global realizada por alrededor de seiscientos profesionales deja al descubierto la baja calidad política – económica en que se encuentra nuestro país, pero detallemos la razón de tal investigación.

    Se ha descubierto que en países denominados “paraísos fiscales”, se esconde dineros que, por lo general, es para no declarar impuestos que deben ser pagados en sus territorios de origen, pero aquello lo hacen únicamente los millonarios porque, el crear una cuenta requiere de al menos diez mil a treinta mil dólares que deben ser cubiertos a consorcios jurídicos que se encargan de crear empresas fantasmas (empresas que no tienen actividad, solo son originadas en papel), y así poder desviar los dineros que ingresan a los países donde no se tributa (ejemplo, Panamá, Islas Caimanes, Dakota del Sur, etc.). Este tipo de sistema financiero creado por el capitalismo y el egoísmo social, tiene como finalidad aglutinar grandes fortunas sin ningún cobro de impuestos o, si lo hacen, obtienen una rebaja impositiva; pero, ¿es legal este mecanismo? La verdad, no, porque es parte de la soberanía de dichos países que consideran que los impuestos y un Estado obeso no funcionan adecuadamente, por el contrario, es el respeto a la libertad económica y la seguridad jurídica. Pero, en los países de donde salen estos grandes capitales, es ilegal, porque se evade el pago tributario y la declaración de su origen, perjudicándolo en sus fondos públicos.

    Es necesaria la transparencia y la verdad, sobre todo, buscando limpiar la imagen del Ecuador y, sobre todo de su máximo representante, porque de ello depende el desarrollo económico, más cuando se pide inversión extranjera, pero sus recursos se encuentran en otros países. Es el momento de demostrar el amor, la responsabilidad y respeto a un Estado cordial que, únicamente, busca el progreso de sus ciudadanos.