miércoles, diciembre 8, 2021

NUESTRA “TRI”

Eddy Arrobo Rodríguez

La actividad futbolística es algo más que un deporte popular, pues, también es la mayor empresa industrial y comercial del espectáculo, que tiene cada cuatro años, como gran vitrina la celebración del Mundial de Fútbol; siendo la mejor oportunidad que tienen los países clasificados para darle valor mediático y ofertar la marca país a nivel mundial.

En un país futbolizado como el nuestro, donde el fútbol es parte del estilo de vida de un gran porcentaje de su población, cada fecha disputada de las eliminatorias rumbo al mundial Qatar 2022, trae consigo sensaciones diametralmente opuestas como euforia, entusiasmo y satisfacción, como así también, desazón, enfado y contrariedad.

El objetivo deportivo del país apunta a una nueva clasificación mundialista, pero hay que tener presente que el fútbol no es individual, sino, colectivo. No son solo cuerpo técnico, jugadores, buenos y malos resultados. De ahí, la necesidad de sensatez de dirigentes, medios de comunicación y afición deportiva, quienes sin apasionamiento, sectarismo ni regionalismo, deben luchar por el mismo fin y que la “TRI” sea el punto de encuentro, no de desencuentro, y así conseguir los resultados idóneos para rematar de la mejor manera este duro proceso clasificatorio.

Vale recordar que hace un año, iniciamos estas eliminatorias con pugna de dirigentes, con técnico nombrado a vísperas del comienzo del primer partido de eliminatorias, con jugadores sin ese sentimiento sublime por vestir la tricolor; por eso, es bueno refrescar la memoria de la afición, para ser mesurados en la victoria y en la derrota, ya que cuando hay una mala presentación de nuestro combinado, nos convertimos en los sepultureros, en vez de seguir alentando este recambio generacional que se viene dando en el seleccionado.

ear1267@live.com

Artículo anteriorDignidad y libertad
Artículo siguienteEspectáculos públicos

Noticias relacionadas

La Hora TV