sábado, noviembre 27, 2021
Editorial Columnistas Regionales Lo urgente y lo importante

Lo urgente y lo importante

A seis días de la posesión del nuevo presidente de Ecuador nos enfrentamos a situaciones que van desde lo económico, salubridad, político, gobernabilidad, corrupción; temas con los cuales debe aprestarse a resolver el señor Lasso.

Algunos temas debe abordarlos desde lo urgente, para otros, darles un tratamiento a mediano  y largo plazo, así como lo hizo en oferta de campaña. Lo urgente es la vacunación contra el Covid-19 a toda la población, ya que se trata además de la vida de las personas, es el primer capital con el que cuenta una nación.

Luego de resolver la salud del pueblo, de la grave amenaza del nuevo virus, implementar como acto importante, una fórmula de erradicación de la corrupción en todas las instituciones; este es el mal del siglo, casi de todos los gobiernos, desde Sixto, pasando por el innombrable Mahuad, Bucaram, Alarcón, don Rafa y su colega que deja la presidencia (Moreno), con más pena que gloria, con una Asamblea de ineptos, que vergonzosamente se va a su casa con un nivel de aprobación del 2%, el más bajo de nuestra historia republicana.

El país demanda un acuerdo nacional de gobernabilidad que permita una agenda mínima como son la eliminación de huelgas y paros por un lapso de 20 años, cadena perpetua a todo funcionario que robe al estado o cometa actos de corrupción, reforma integral en toda la función judicial y fiscalía, que permita el ingreso de nuevos valores con criterio ético, que permita brindar seguridad jurídica, tanto al interior del país como al exterior, para garantizar a nacionales y extranjeros las condiciones necesarias para invertir en el Ecuador para crear trabajo y riqueza. Eliminación de los grupos que hacen lobby e intermediación en los negocios petroleros, telefonías y otros por ser lesivos a nuestros intereses. No ha la creación de impuestos por lo menos durante diez años, en virtud de la precaria condición económica de los ecuatorianos; que se cumpla con lo ofrecido, de subir el sueldo básico a $ 500, se fortalezca al IESS, se brinde un agresivo apoyo al agro-pecuario e industrial y al turismo como fórmula de reactivación económica, y, por último, se prohíba la adquisición de todo tipo de armamento e inversión militar por lo menos durante 30 años.

dazaq@yahoo.com

 

Artículo anteriorEl PSC sin pan ni pedazo
Artículo siguienteLa política ecuatoriana

Noticias relacionadas

La Hora TV