El Zepelin I

Rocío Silva

La exposición pictórica “Vida y Color”, del artista plástico Freddy Castro, nos adentra en las prácticas cotidianas de nuestra heredad tungurahuense, solo que desde los umbrales de la metáfora kinestésica  del lienzo, el óleo,  la técnica y el talento, ahí su bodegón con peras cimbreantes para probarlo, que con sus  tonalidades encarnadas se suspende en el tiempo cortado por el deseo y la nostalgia, siempre vivo, nunca ausente, que emerge a suspiro tendido, y se entrega a los aromas cromáticos en el desenfreno de las  modalidades  de comunicación y significación, porque gritan y susurran, porque conjugan  quimeras con  ensueños; y como espectador no queda más camino y debes  declararte vencido, pues la magia del color y la sombra, te han subyugado, y sabes a ciencia cierta, que no tienes que entender nada, que tu camino es el disfrute, porque  a la vez que te sabes noble, te sientes dominado por las formas, por las texturas.

Freddy es el argonauta que ha arribado a un bodegón, y que propone establecer el más dulce idilio con las sirenas-flores, y sólo está en ti volverte el creador de símbolos, porque detienes  épocas, pétalos y follaje, lo cual supone que deberás asumir: por un lado, la relación del hombre con la naturaleza, y por otro la relación de la divinidad con el artista,  y  todo depende de la barca que tomes para la expedición en pro de tus designios, podría ser que hasta puedas conocer y compartir, el camino andado, que como cazador clandestino relatas en un lenguaje compartido por todos, el de las experiencias logradas en la sobrevivencia de la pandemia, porque aprendimos en este tiempo, a sortear la lágrima frágil que oscila entre la vida y la muerte.

La emoción desatada al contemplar la experiencia estética lograda por Freddy, es como estar ubicado en un zepelín, desde donde todo será posible, con sobrevolar las magnificencias del azul-añil, y tus emociones serán teñidas del granate con el ámbar, se enjugarán en las formas del cristalino yacente en la calma de la madera; el amarillo es “excéntrico, luminoso y cálido”, mientras que el azul es “concéntrico, oscuro y frío” …

rsilvamayorga09@gmail.com