DE PERSEGUIDA POLÍTICA A PRESIDIR LA ASAMBLEA NACIONAL

Lasso: primer año
Personaje Eddy Arrobo

Eddy Arrobo Rodríguez

En la primera sesión de la Asamblea Nacional se evidenció un autodesenmascaramiento a través de una sólida alianza entre seudos adversarios. La denominada “alianza del mal”, por un lado, pretendía captar la presidencia para posteriormente crear una “comisión de la verdad” y conseguir amnistía e impunidad para sentenciados, y por otro, seguir al mando de las diferentes comisiones. Con este actuar deplorable el pueblo tiene claro quienes quieren mantener el status quo de corruptela, pues su actuar fue sin ninguna visión sobre el interés nacional.

A pesar de todo, la Abg. Guadalupe Llori, nacida en la provincia amazónica de Orellana, fue electa Presidenta de la Asamblea Nacional, convirtiéndose en la primera mujer indígena en presidir el poder legislativo. Ella pertenece al movimiento Pachacutik y ha ocupado cargos como la alcaldía y prefectura de Puerto Francisco de Orellana.

Hablar de Llori, es recordar su constante lucha, pues siendo prefecta, en el régimen de Correa, allanaron su domicilio, fue detenida y procesada penalmente por presunto sabotaje y terrorismo por las protestas en contra de las empresas petroleras en la parroquia Dayuma. Además, el expresidente la responsabilizó del paro y la calificó como la “Mama Lucha criolla”. Luego se sumó el cargo por presunto delito de peculado. Sin embargo, al no haber pruebas, y después de haber permanecido 292 días en la cárcel, fue absuelta. Su libertad se constituyó en un triunfo para los DDHH, paradójicamente, la mujer que un día fue perseguida hoy preside la Asamblea Nacional y la policía que un día la reprimió hoy le rinde honor. Lo que nos recuerda que el tiempo pone a cada quien en su lugar y que la justicia tarda pero llega.

ear1267@live.com