Tiempos de política

Diego Albán Quishpe

A menos de seis meses el país celebrará los comicios y elecciones seccionales, donde las y los ecuatorianos en ejercicio de la democracia, acudiremos a las urnas para elegir prefectos, alcaldes, concejales, miembros de las juntas parroquiales; además, por segunda ocasión en la historia, también se escogerá a siete vocales consejeros y siete suplentes del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs).

 

Pese a que la campaña oficial arranca el 3 de enero del próximo año 2023 y las elecciones se realizarán el 5 de febrero del mismo año; desde ya, se perciben tiempos de campaña, o conocido comúnmente como PRECAMPAÑA, siendo esto una práctica común en la política ecuatoriana, donde las y los actores políticos oficializan sus candidaturas y dan a conocer sus perfiles y propuestas a fin de obtener un mayor número de simpatizantes que permitan asegurar el curul pretendido. 

 

Al tiempo actual, esta práctica -mayormente se lleva a cabo en medios digitales (redes sociales) a través de videos e imágenes con publicidad pagada. Lo que llama la atención es que, varios candidatos se alejan de hacer llegar su mensaje y propuesta política, pretendiendo llegar a la sensibilidad de las y los electores, publicitando actos de caridad en su mayoría a favor de grupos vulnerables que casualmente solo lo realizan en tiempos de política; aunque si bien es cierto, todo acto de caridad es digno o merecedor de un aplauso, no es menos cierto también, que valerse de aquello para obtener un curul es indigno. Otro error, es referirse mal de los demás aspirantes, llegando muchas veces a una violencia política, alejándose aún más de su máximo fin, que es proponer proyectos y demostrar cómo ejecutarlos, para así convencer y obtener votos. 

 

Estimado lector(a), exijamos propuestas ejecutables y con sentido humano, pero conforme a las competencias de cada curul. 

  

ab.diegoalban@gmail.com